Compartir:

Curiosidades de La Habana

La Habana es la ciudad mestiza de América Latina por excelencia tanto en su gastronomía, como en su estilo arquitectónico, su cultura y su música. Son infinitas las curiosidades de La Habana, sus leyendas e historias que sobre la capital cubana que podéis hallar y descubrir si os decidís por elegir Cuba como destino turístico. Encontraréis turismo urbanita y de playa, ya que las costas de Cuba son impresionantes. Y, por supuesto, la amabilidad, calidez y simpatía de sus gentes son su punto fuerte, haciéndoos sentir como en casa durante vuestra estancia.

Curiosidades de La Habana para visitar: La Casa Museo Hurón Azul

A raíz de una herencia que adquirió el famoso pintor y escritor Carlos Enríquez, la casa donde comenzó a habitar en 1939 se convirtió, poco a poco, en el mayor centro de intercambio intelectual y cultural de la época, para debatir la vanguardia artística nada más y nada menos que a nivel cultural. Carlos Enríquez fue un pintor de la corriente denominada Primera Vanguardia Cubana, y tuvo la genialidad de construir sobre la parcela que heredó una casa completamente original y genuina. Se decidió por el estilo colonial que tan de moda estaba en aquella época, pero con una peculiaridad: levantó una casa de madera, sí, inspirada en una estación de trenes de Pennsylvania (Estados Unidos). Allí vivió y generó gran parte de su obra, muy inspirado por la atmósfera tan genuina que le rodeaba. Y fue así como la Casa Museo Hurón Azul comenzó su colección: con la obra pictórica y literaria del propio artista.

Si puede proponerse un ejemplo de anfitrión, ese era Carlos Enríquez, quien recibía a sus amigos artistas con rica comida criolla y buen ron para debatir sobre los diferentes estilos que se iban generando en la Casa Museo Hurón Azul. Además, los intelectuales acudían no solo por el buen hacer del artista en cuanto a generosidad en sus tertulias, sino por la obra literaria tan magnífica, extensa y especializada con la que contaba en su biblioteca.

La Casa Museo Hurón Azul se abrió al público en 1987 y desde entonces los turistas pueden visitar la casa y taller de Carlos Enríquez. El recorrido engloba sus habitaciones, salones, e incluso el baño, pasando por detalles decorativos y, cómo no, su biblioteca. Además de ver su colección pictórica, también están exhibidos los bocetos de sus obras. Si os atrevéis, podréis incluso participar en las tertulias sobre diversos temas que aún a día de hoy se organizan allí. Y si lo vuestro son los museos, os dejamos alguna que otra recomendación sobre otros museos de interés en Cuba que no debéis perderos y que forman parte del patrimonio de curiosidades de La Habana que podréis conocer.

La influencia asiática: el Barrio Chino de La Habana

Como bien sabes, el mestizaje cultural de Cuba combina diferentes continentes incluso y Asia no queda fuera de la simbiosis cultural tan característica de la isla bonita. Aunque la llegada de la migración china fue muy posterior a la española, africana o francesa, la cultura asiática también ha ido impregnando a Cuba de su influencia. De la Real Junta de Fomento partió la propuesta de contar con mano de obra asiática para realizar ciertos trabajos y en poco menos de un siglo, ya eran más de 150.000 chinos los que hasta Cuba se habían desplazado. La mayoría eran utilizados para desempeñar labores agrícolas y en condición de solteros, poco a poco se fueron enraizando en el Caribe, instalándose allí para formar sus familias con mujeres autóctonas.

Pero no solo se dedicaron a casarse y a labrar el campo. Cansados de labrar durante largas horas sin apenas descanso en las plantaciones de azúcar, muchos emprendieron sus negocios en la ciudad y fue así como surgió el pequeño centro neurálgico de lo que hoy conocemos como Barrio Chino de La Habana, una estructura bien definida y la más numerosa como comunidad china de toda América Latina.

Más curiosidades de La Habana que puedes visitar

¿Sabías que en La Habana puedes encontrar la única biblioteca especializada en poesía de Cuba? Se inauguró en 1997 por el historiador Eusebio Leal y cuenta con más de dos mil títulos de poesía cubana, pero también extranjera. Cabe destacar entre otros poetas, los libros publicados por el famoso Pablo Neruda que allí mismo podrás encontrar.

Otra de las curiosidades de La Habana que puedes visitar es la perfumería Habana 1791. Y es que las fragancias que allí se crean toman como referencia la el estilo y vida de cuatro personalidades cubanas, generando esencias propias de cada uno de ellos. Curioso, ¿no? Es así como allí puedes comprar las fragancias recreadas en el hermano de Napoléon, la Condesa de Merlín o las escritoras Gertrudis Gómez o Fredrika Bremer.

Anterior Los lugares más paradisíacos de Bayahíbe
Siguiente La majestuosidad del Duomo de Florencia

Categorías

Artículos relacionados