Compartir:

La Catedral de Berlín: una visita por criptas e historia prusiana

Berlín Hipster. Berlín histórica, cultural, artística o monumental. Son solo algunas de las caras de la ciudad más camaleónica de Europa, la cual también tiene su lugar dedicado al culto luterano que se materializa en la Catedral de Berlín.

Su cúpula de bronce verde se alza majestuosa sobre en marco inigualable que la rodea: frente al jardín Lustgarden y entre la isla de los museos.

Concebida en un principio como un bastión luterano para contrarrestar la influencia de la basílica de San Pedro en el Vaticano, hoy conforma el punto encuentro de Alemania –y el turista- con la fe y la devoción germana, que también forma parte su cultura. Pero no solo eso, además el templo tiene un gran valor arquitectónico e histórico.

¿Quieres ver Berlín a vista de pájaro desde su cúpula? ¿Y conocer su impresionante cripta? Entonces no lo dudes y pon rumbo a la Catedral de Berlín, una parada obligatoria en tu visita a la capital alemana.

Un poco de historia

De estilo neoclásico, fue proyectada por el arquitecto Julius Raschdorff y construida entre 1895 y 1905.

Como curiosidad, el templo se creó en un principio con el propósito de hacer frente a la Iglesia Católica y su basílica de San Pedro.

Por otro lado, también sirvió para dar cobijo al culto de la realeza, al encontrarse cerca del Palacio Imperial, por lo que se puede apreciar el lujo en su construcción.

La iglesia serviría a su propósito hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando quedó seriamente dañada por los bombardeos.

Su reconstrucción tardaría más de 30 años, hasta que finalmente se abrió en el año 2002.

En el interior de la Catedral de Berlín

En su interior, el misticismo del órgano se entremezcla con el mármol y ónix del impresionante altar o las antiguas lujosas escaleras de acceso de la nobleza prusiana. Este es solo un ejemplo del lujo barroco que inunda su interior.

La cúpula: un gran mirador

¿Sabías que se puede subir a la cúpula? Así es: desde los más de 270 peldaños podrás tener una vista privilegiada de la ciudad. No apta para personas con vértigo...

Una cripta de leyenda

En los sótanos se esconde el tesoro de la Cripta de los Hohenzollern, la dinastía homónima y que descansa en los subterráneos de la catedral.

Casi 100 tumbas donde se puede ver la imponente cultura funeraria de Branderburgo y Prusia.

La Catedral de Berlín en datos y curiosidades

- Mide 114 m de largo, 73 de ancho y 116 de alto, lo que la convirtió en la construcción más grande de su día en la ciudad

- Su estilo es neoclásico

- Aunque se trate de una catedral, nunca ha alojado un obispo católico

- En alemán su nombre es Berliner Dom

Visitar la Catedral de Berlín

Como verás, visitar la catedral se convierte en una experiencia inolvidable, y aún más si tienes la suerte de coincidir con alguno de los coros.

La música es uno de los fuertes de esta catedral, y por ello te recomendamos visitar su página oficial para estar al día de las citas musicales.

Se encuentra en Am Lustgarten 1, y se puede llegar fácilmente en tren por las líneas S5,S7,S9 y S75.

El precio de la entrada estándar es de 7€.

El horario varía según la estación, el día de la semana y si hay o no culto, por lo que te recomendamos ver esta información en su página oficial.

Sitios de interés cercanos: Museo de la DDR - Museo Antiguo de Berlín -Antigua Galería Nacional e Berlín - Museo de Historia Alemana.

Anterior ¿Cómo es el tiempo en Alemania?
Siguiente Cinco razones para viajar a Maldivas

Categorías

Artículos relacionados