Compartir:

Moverse por Cuba

De cara a que elijas uno o varios medios de transporte para moverte por Cuba hay cuestiones importantes para tener en cuenta. Y es que descubrir la isla a fondo y visitar los lugares más pintorescos requiere que te dejes llevar y, dentro de que te planifiques, estés dispuesto a improvisar. Una es que los horarios no siempre son fijos y has de ser flexible y no estresarte si sufres algún retraso. Y otra es que los precios no son siempre cerrados. En ocasiones te verás obligado a negociar, y más aún al ser turista.

De cara a evitar comisiones elevadas, te explicamos qué son los jineteros y cómo puedes reconocerlos. Cuba es un país bastante seguro, pero la picaresca está a la orden del día, ya que muchos cubanos se ganan la vida gracias a los turistas. Los jineteros son autóctonos que se te acercan para ayudarte y ofrecerte sus favores como: conseguir alojamiento, un taxi, un coche de alquiler, guía para tus excursiones o darte indicaciones de dónde comer bien y barato, a cambio de dinero. Si te facilita tu estancia que te ayuden a cambio de una propina, es tu elección, pero no te sorprendas si después de acercarse amablemente y darte información, tienes que compensarles económicamente.

Moverse por Cuba en autobús. Difícil, pero no imposible

Aunque te sorprenda, moverse por Cuba en autobús resulta comparativamente más caro que en otros países. ¿Por qué? Sólo hay dos empresas de transporte de líneas de autobuses principales. Una es para los cubanos residentes y otras para los turistas. Obviamente, la más cara es Viazul, que es a la que tienen acceso los visitantes de la isla. Como punto a favor, Viazul tiene rutas establecidas que conectan las ciudades principales, además de tener varios horarios que puedes consultar en su página web e incluso comprar ahí tu billete. Eso sí, a los pueblos más escondidos no podrás llegar. Como dato, la tarifa de Viazul comparada con la de Astro (autobuses sólo para cubanos, a los que se les pide carnet de residencia) es el doble.

Alquilar un coche en Cuba es una muy buena opción

En contraposición al autobús, alquilar un coche no es excesivamente caro en comparación a otros países y te permite alejarte de los núcleos poblacionales y ser independiente a la hora de desplazarte. La única pega es que el alquiler suele ser por periodos largos, entre una quincena y un mes, así que, si visitas la isla por un tiempo similar, te interesa si vas con pareja, familia o un grupo de amigos para compartir gastos.

Muévete en camión como alternativa. ¿Quieres saber cómo?

Porque en Cuba hay diversidad de transportes, hay camioneros que, para sacarse un dinero extra, han acondicionado superficialmente sus camiones con unos tablones y algunos cojines para transporte de pasajeros. Es, con diferencia, el medio de transporte más barato para moverse por Cuba, pero, ojo: sus salidas son de puntos concretos que sólo conocen los cubanos, por lo que tendrás que informarte antes; además, parten muy temprano en la mañana y no cuentan con sistemas de ventilación muy buenos, por lo que tendrás que tener paciencia.

¿Sabías que en Cuba hay diferentes tipos de taxis?

El taxi minimalista y más moderno por su diseño ovoide es el cocotaxi, un cochecito biplaza para trayectos cortos si te mueves solo. También está el taxi colectivo, un vehículo amplio y muy antiguo. No nos referimos únicamente a tus acompañantes, sino a que una vez estés dentro, el taxi irá haciendo paradas sucesivas para subir y viajar viajeros que nada tengan que ver unos con otros.

Desplazarse haciendo autostop

Cuando escuches pedir o coger botella sabrás que se están refiriendo a hacer autostop o a coger autostopistas. Allí es más habitual de lo que puedas pensar, ya que hay escasez de vehículos particulares y los residentes tienen que viajar para hacer sus gestiones e ir a trabajar. Es tan carente el número de vehículos, que hay empleados contratados por el estado (les llaman amarillos por como van vestidos), que incluso tiene potestad para parar vehículos y priorizar la subida de viajeros a cambio de propinas. Así que, si os veis muy agobiados, acudid a un amarillo y pedirle que os ayude a regresar a vuestro alojamiento.

El tren para moverse por Cuba. ¿Bien o mal?

La red ferroviaria cubana es amplia, así que puedes llegar a muchos sitios de forma económica, precisamente. Lo malo es que las estaciones se organizan bastante mal, los horarios son irregulares y para comprar el billete hay que mostrar el pasaporte. Por lo demás, son trenes antiguos, pero cómodos en general. Los Los turistas mochileros usan bastante el tren para moverse por Cuba.

Anterior Lo que no sabías sobre la cultura maya
Siguiente El mejor mojito y cubalibre cubano

Categorías

Artículos relacionados