Compartir:

¿Qué visitar en la Selva Negra?

Misteriosa y profunda, la Selva Negra en Alemania es una oda a la magia de la naturaleza: un lugar donde entrar en comunión con el alma silvana del país germánico-que también lo tiene.

Valles multicolor, donde cada uno guarda una esencia única. Aldeas con entramados de vigas de madera por las que parece que no pasa el tiempo. Cascadas relajantes o relojes de cuco de ensueño. O amaneceres donde respirar el aire frío mientras se camina hacia un lago que parece sacado de un cuento de los hermanos Grimm. Si quieres saber qué visitar en la Selva Negra de Alemania solo sigue leyendo .

Paradas imprescindibles en la Selva Negra

Antes de nada... ¿Por qué se llama Selva Negra? Su curioso origen proviene de la épica de los romanos, los cuales, impresionados por la densidad de los bosques y la densidad de sus caminos, decidieron bautizar así esta región situada en el estado de Baden-Wurtemberg. Con nada más y nada menos que 6.000km² de zona boscosa que encierra dos núcleos urbanos. El resto es tan solo naturaleza.

Antes de nada...

¿Cómo recorrer la Selva Negra?

La ruta más típica consiste en ir en coche desde Baden-Baden hasta Friburgo, haciendo paradas en los pueblos más impresionantes y los lugares imprescindibles en la naturaleza. Incluso hay parques de atracciones para toda la familia, donde los más pequeños podrán disfrutar de actividades en la naturaleza en contacto con los animales.

Gengenbach, la joya de Alemania

Su plaza principal, donde confluyen sus calles y la vida social, en contraste con las coloridas casas y el entorno de infarto, convierte a este pueblo en uno de nuestros favoritos.

Te recomendamos pasear y dejarte llevar por el ritmo de sus calles que quizás te lleven a una de nuestras pastelerías favoritas: Dreher.

Triberg, cascadas y relojes de cuco

Así es, Triberg es famoso por sus salvajes cascadas y....relojes de cuco.

Un pueblo perfecto para practicar senderismo y hacer migas con las ardillas...las cuales están acostumbradas a los viajeros y se acercan para ver si pueden comer algo.

Friburgo, la puerta de la Selva Negra

Este pueblo es la mejor manera de entrar en una de las zonas más recónditas de Europa: canales donde poder darse un baño, una impresionante catedral gótica en contraste con las casas de cuento coloridas...así es Friburgo.

Baden-Baden, la Marbella de la Selva Negra

Y aquí llegamos al auténtico contraste: balnearios de lujo, elegantes casinos y noches en un castillo accesible a tan solo unos pocos. Ya sea para disfrutar desde dentro o ver de lejos, es una experiencia sin igual.

Balneario de St. Peter

¿Un balneario climático en un parque natural a pocos pasos de un monasterio benedictino? Así es...bienvenidos a St. Peter.

Otras paradas imprescindibles en el camino:

Minas de Plata

Lagos Titisee y Schuluchsee

Museo al aire libre de la Selva Negra

Sasbachwalden, el pueblo más bonito de Alemania

Los viñedos deDurbach

Ahora ya sabes qué visitar en la Selva Negra de Alemania. Es un lugar donde recorrer su lado más salvaje, sin olvidar la esencia de cuento de todas y cada una de sus casas.

Entre viñedos, castillos y cascadas pasarás tus horas en la Selva Negra.

No te pierdas nuestra guía de viaje de Alemania, donde encontrarás más información de este increíble destino.

Anterior ¿Qué ver en Dublín y alrededores?
Siguiente Mejores monumentos de Egipto

Ofertas Relacionadas

Frankfurt, Hamburgo y Berlín

8 noches
Desde 1.212 €
Consultar

Alemania al completo

13 noches
Desde 2.104 €
Consultar

Viena, Tirol y Baviera (Semana Santa)

7 noches
Desde 1.195 €
Consultar

Categorías

Artículos relacionados