Ayuda Ayuda
Menú Menú

Lugares llenos de encanto

El país de las mil maravillas

Un buen lugar para empezar un variado recorrido por el país es Bariloche, sin duda uno de sus centros turísticos más estilosos. Desde siempre, San Carlos de Bariloche –este es el nombre completo- ha atraído a la elite argentina, aunque en los últimos tiempos es un lugar de encuentro para viajeros de todo tipo y condición. Y es que en Bariloche hay mucho que hacer. Los amantes del senderismo y la escalada tienen una enorme cantidad de opciones a su servicio para adentrarse en el Parque Nacional Nahuel Huapi. Prueba con el rafting, con las excursiones a caballo o los deportes acuáticos. Y si es temporada, ten en cuenta que tienes la mejor estación de esquí de la región a tiro de piedra.

¿Y adónde se marcharon los ricos de Buenos Aires? No muy lejos de allí, a La Recoleta. Es la zona de más alto nivel de la capital, como podrás comprobar dando una vuelta por la elegante avenida Alvear, donde las antiguas mansiones se alternan con las boutiques de marcas internacionales. Y no sólo eso, en La Recoleta encontrarás parques frondosos, espectaculares museos, elegantes edificios y preciosas iglesias –no te pierdas la de Nuestra Señora del Pilar, justo al lado del famoso cementerio del barrio-. Y recuerda que en la plaza Intendente Alvear se organiza la feria de artesanía más famosa de la capital. Para concluir esta peculiar ruta, nada mejor que visitar una de las catedrales más espectaculares de Argentina: la catedral de La Plata. Situada muy cerca de la plaza Moreno, este edificio neogótico empezó a construirse en 1885, pero no fue inaugurado oficialmente hasta 1932. Seguro que si has estado en Colonia (Alemania) o en Amiens (Francia) sufres alguna especie de déjà vu porque las preciosas vidrieras y los elegantes suelos de granito pulido recuerdan a sus predecesoras medievales. Si quieres, puedes subir en ascensor hasta el tejado para disfrutar de unas vistas sublimes de la ciudad.

No puedes perderte

De recuerdo, escoge entre dulce y anecdótico

Bariloche, entre otras muchas cosas, es la capital del chocolate en Argentina. Así que los amantes de este producto van a disfrutar de lo lindo. Otra buena opción para comprar un recuerdo típico de la ciudad es optar por un gnomo: en el centro los venden de todos los tamaños y posturas.

Un paseo y mucho más

San Telmo es un barrio para disfrutar paseando . Toma la plaza Dorrego como centro neurálgico –recuerda que los domingos alberga un famoso mercado de antigüedades-, no te pierdas la iglesia de Nuestra Señora de Belén y reserva algo de tiempo para alguno de sus excelentes museos, como el Histórico Nacional o el Penitenciario.

Horas y horas entre los muertos

La Recoleta tiene uno de los cementerios más espectaculares del mundo. De hecho, podrás pasarte una tarde entera dando un paseo entre impresionantes estatuas y sarcófagos de mármol. La elite de la ciudad, incluida la famosa Evita Perón, está enterrada allí.

Un museo para completar la visita

Además de admirar sus vidrieras y sus capillas y de subir a lo más alto de sus torres de 112 metros, completa la visita guiada con un paseo por su museo. El Museo de la Catedral de La Plata tiene una colección permanente con ornamentos religiosos y objetos que recuerdan la construcción del templo; y una sala temporal con interesantes exposiciones artísticas.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x