Ayuda Ayuda
Menú Menú

Por su naturaleza

Paisajes exóticos que cautivan al instante

El noreste de Camboya es una región perfecta para los amantes del ecoturismo. En esta zona seremos testigos de la belleza que esconden algunos de sus rincones y contemplaremos bien de cerca paisajes tan espectaculares como las cascadas Bou Sra, lagos cargados de misticismo como el Yeak Laom y escenarios salvajes como el del Parque Nacional de Virachey.

Las especies de animales que nos encontraremos en este punto de Camboya varían entre los elefantes asiáticos, rinocerontes y ciervos, así como algunos tigres y leopardos. Pero también hay muchísimas especies de aves, como por ejemplo faisanes, pelícanos y cormoranes, así como cuatro variedades de serpientes: la cobra india, la real, el krait rayado y la víbora de Russell. Estos reptiles son bastante peligrosos, por lo que deberemos ir con especial cuidado y seguir todas las instrucciones del guía. El paisaje de bosques tropicales cambia muchísimo a lo largo del país. Si bien esta estampa de enormes árboles y frondosa vegetación la podremos observar en la zona del norte, a medida que vayamos bajando hacia el sur nos toparemos con otras imágenes de gran belleza, aunque bien diferentes, como por ejemplo las extensas terrazas de arrozales o las plantaciones de maíz.

No puedes perderte

Navegar por el río Mekong

El río Mekong es el duodécimo caudal más grande del mundo y el más largo del sudeste asiático. Nace en la cordillera del Himalaya, atraviesa China, Laos, Myanmar, Tailandia, Camboya y Vietnam y desemboca en el mar de la China Meridional. Este caudal es una fuente de riqueza para Indochina y en sus aguas hay alrededor de 1.200 especies de peces, entre ellas el delfín beluga del río Irrawaddy. Asimismo, este río también permite el riego de las extensas terrazas de arrozales, sobre todo en Vietnam.

Refrescarse en la Cascada Bou Sra

La naturaleza que esconde el norte de Camboya es alucinante. Una de sus joyas son las Bousra Waterfalls, en la provincia de Mondulkiri. Este punto se divide en dos saltos de agua y logra cautivar las retinas de todo aquél que se atreve a ir de trekking por este territorio. Una de las experiencias más enriquecedoras será la de refrescarse en las explanadas llenas del agua que cae de la cascada mientras contemplamos el entorno de la selva que nos rodea.

El espectacular lago Yeak Laom

La naturaleza de Camboya es sorprendente, y a cada paso guarda tesoros que dejan boquiabierto a todo aquel viajero deseoso de nuevas aventuras. Es en Ratanakiri, al noreste del país, donde nos toparemos con el lago Yak Loum, cuya superficie ocupa un cráter volcánico de unos 4.000 años de antigüedad. Su agua es de un color turquesa intenso y desprende un brillo que invita a sumergirse en ella. Este cráter está rodeado de una exuberante vegetación, en la que destacan enormes árboles, los hogares de aves exóticas.

Los elefantes de Mondulkiri

Los amantes de los animales encontrarán un bello refugio en Sen Monorom, capital de la provincia de Mondulkiri, y lo harán en el Elephant Valley Project. Se trata de una reserva que se encarga del cuidado de los elefantes, y su objetivo es mejorar la salud y bienestar de estos grandes mamíferos. Los cuidadores de estos animales se llaman mahouts y permiten a los turistas bañar, dar de comer y pasear con los elefantes. Eso sí, siempre desde el respeto y evitando cualquier tipo de explotación, ya que los elefantes viven libremente en este refugio.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x