Ayuda Ayuda
Menú Menú

Francia para niños

Descubre todos los parques de ocio para niños en Francia

París no es solo para viajar en pareja, la capital de Francia cuenta con una infinidad de museos, parques y actividades pensadas para ir en familia, aunque las actividades varían dependiendo de la edad de los niños y también de los gustos: se puede ir desde al zoo o al circo o subir a la torre Eiffel.

Si los niños son pequeños y van todavía en carrito la ciudad lo pone fácil pues hay entradas adaptadas y amplias avenidas por las que circular. Y para los más mayores todo puede resultar interesante si se planea bien o se alterna con los gustos de todos los viajeros, desde dar un paseo en barco por el Sena a merendar de crepe a modo de tentempié, por ejemplo. Si se trata de adolescentes en verano puede ser entretenido visitar el Aquaboulevard, un enorme parque acuático o bien el acuario de París con más de 10 mil especies marinas. Una buena opción es hacer una excursión al palacio de Versalles y visitar alguna de las antiguas granjas de Maria Antonieta y alquilar unas bicicletas. La Torre Eiffel, la Catedral de Notre Dame, el Museo del Louvre… pero también Futuroscope, el parque de Asterix, Le Puy du Fou… París es mucho más que Disneyland.

No puedes perderte

Futuroscope, bienvenidos a la imagen del futuro

Futuroscope consigue enseñar mientras te divierte. No es un enclave donde encontrar grandes atracciones en las que soltar adrenalina, sino un parque temático donde divertirse y aprender es posible. Está ubicado en Poitiers (en la región de Vienne) y es un sitio que presume de espectáculo visual con proyecciones en 6K, atracciones con imágenes y videos en 3 dimensiones. Además, ahora cuenta con una de las atracciones más sorprendentes de Europa: el Viaje extraordinario. Hay que instalarse en una plataforma que se inclina 90 grados, con los pies en el aire delante de una pantalla curva de 600 metros cuadrados y así se podrá sobrevolar un mundo que entremezcla de forma envolvente imágenes reales y digitales. Increíble, ¿no?

Puy du Fou, viaje al pasado

Puy du Fou es la viva imagen de una ciudad medieval que cobra vida. Reproduce las tiendas de la época, sus oficios y artesanos e incluye un laberinto natural, un parque de animales y espectáculos de tan alto nivel que lo sitúan como uno de los mejores parques temáticos del mundo. Existe una opción de alojamiento que pretende trasladar al visitante a otra época entre sus habitantes ataviados para la ocasión que le dan un mayor realismo. Vale la pena conocer el castillo de Puy du Fou con salas que parecen todavía hechizadas por su pasado. El reloj se ha parado en este pueblo y sus callejones, es toda una experiencia descubrir sus secretos.

Francia en miniatura, todo en uno

La torre Eiffel, Versalles, Vaux le Vicomte, St Tropez… o los monumentos más famosos de Francia juntos en un parque de 5 hectáreas, todo al alcance de la mano o del mismo recinto. Es una forma divertida de visitar el país o lo que más lo representa. Además, también hay atracciones y animaciones. Su tobogán con seis pistas, o la torre panorámica pueden ser el mejor colofón del viaje.

El Parque Astérix, el pequeño gran reducto galo

Ubicado a unos 30 kilómetros de París se alza el parque temático de Astérix y Obelix. Lo inauguraron, en pleno bosque, ya el año 1989 y desde entonces millones de personas han visitado este pequeño reducto galo. Astérix y Obelix son los protagonistas de una aventura en la que los diferentes personajes del cómic han dejado huella: desde los legionarios romanos a los antiguos egipcios. En un mismo recinto se presentan la Antigua Grecia y el Antiguo Egipto pasando por el Imperio romano. El parque se divide en hasta seis universos temáticos y cuenta con 36 atracciones para toda la familia. Permanece abierto desde abril hasta octubre.

Disneyland París, un sueño para todos

Todos los niños quieren ir alguna vez en la vida a Disneyland París. Desde el centro parte todo, allí se ubica el castillo de la Bella Durmiente, inspirado en el Neuschwanstein de Alemania. A partir de aquí hay diferentes zonas temáticas de atracciones: Main Street USA en la entrada, Adventureland para los más aventureros, Frontierland para los que van a la conquista del oeste, Fantasyland con toda la magia de las películas Disney y Discoverland que engloba los sueños del pasado, presente y futuro. En realidad, son dos parques porque al lado de Disneyland Park está Walt Disney Studios además de una zona comercial llamada Disney Village, así que la aventura promete. En verano o fechas señaladas suele haber mucha más gente, lo que implican más coles y tiempo de espera, pero hay que armarse de paciencia porque son inevitables. Las mejores épocas para visitar Disney son, climatológicamente hablando, primavera y otoño.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x