Ayuda Ayuda
Menú Menú

La ciudad de Christian Andersen, el dios Odin y el Bluetooth

La tercera ciudad más grande de Dinamarca

Odense, está ubicada en la isla de Fiona. Su nombre deriva de "Odins Ve Odense" que significa "santuario de Odin" ya que la zona era antiguamente un santuario y lugar de culto del dios nórdico Odin: el dios de los dioses y de la sabiduría y la poesía.

En esa misma rama, la poesía, Odense fue el lugar donde nació el célebre escritor y poeta Hans Christian Andersen cuyo hogar, hoy convertido en museo, puede visitarse. Fue originariamente área de comercio vikingo. Estaba formada por una gran fortaleza vikinga construida por el rey Harald Blåtand en el S.X. Harald fue rey de Dinamarca aproximadamente desde 958 hasta su muerte y rey de Noruega a partir de 970. Fue quien quien convirtió a todo su reino al Cristianismo. Su nombre fue pronto conocido en toda Escandinavia y llegó a ser un importante personaje del norte de Europa. De hecho, la serie Vikingos está inspirada en su historia. Harald no era el prototipo de hombre nórdico, la gente lo llamaba Blåtand, Blå por su piel morena y pelo oscuro, y Tand que significa gran hombre. Al traducirlo al inglés, Blåtand se interpretó como Bluetooth (diente azul). Once siglos después, la compañía Ericsson puso el nombre de Bluetooth a una nueva tecnología en memoria de Harald. De hecho su logotipo une las grafías nórdicas (H y B), las iniciales del rey.

Si después de esta extraordinaria “conexión” no tienes claro que Odense es un destino más que interesante aquí te contamos qué más te ofrece esta increíble ciudad. Odense se divide en dos zonas. La zona peatonal, conocida como Vestergade, que es la actual zona comercial y la zona de Nedergade que destaca por sus casas de madera de diferentes colores del S.XVI y donde actualmente se sitúan las galerías de arte, anticuarios y el museo de Hans Christian Andersen. El museo, abierto desde 1908, está dedicado a la vida y obra del escritor. Aquí podrás explorar el mundo de Andersen a través de artefactos, recuerdos y exhibiciones. Y lo más importante: acceder a la casa de su infancia donde vivió desde 1807 a 1819. El parque Munke Mose es ideal para relajarse después de un largo día. Aquí también se pueden alquilar barcas durante el verano. Es el lugar favorito de los locales para disfrutar del buen tiempo.

Qué más te ofrece esta increíble ciudad

Art Hall

Anteriormente fábrica textil, el Art Hall es actualmente el principal centro de artes y cultura de la ciudad. Con una extensión de 1.600 metros cuadrados, el emplazamiento es en sí una pieza de arte. En las habitaciones, que alguna vez albergaron hilanderías y telares, podrás encontrar impresionantes pinturas, esculturas y una variedad de obras de arquitectura, diseño o artesanía.

Museo Møntergården

Este museo de historia local fue un antiguo almacén construido en 1646. El complejo incluye casas típicas del antiguo Odense de los siglos XVI y XVII, así como un almacén barroco. Los edificios están decorados con interiores de varios períodos, y hay colecciones de trajes locales, cerámica, arte eclesiástico, juguetes, plata, relojes o monedas.

Castillo de Egeskov

Vale la pena alejarse unos kilómetros del centro de la urbe para descubrir otras dos joyas de la ciudad. El castillo de Egeskov, a menos de 30 minutos, parece sacado de un cuento de hadas y es uno de los fosos-castillo mejor conservados de Europa. La estructura actual fue construida por Frands Brockenhuus y completada en 1554 para la defender la ciudad.

Pueblo de Fiona

A menos de cuatro kilómetros del centro de la ciudad se encuentra el encantador pueblo al aire libre de Fionia. Recomendamos visitarlo para explorar la Dinamarca rural del pasado. Considerándose a sí mismo como "una aldea de la época de Hans Christian Andersen", sus cabañas de trabajadores, granjas y tiendas recrean, a la perfección, el ambiente rural del siglo XVIII.

Plaza Flakhaven

El centro de la ciudad de Odense, alrededor de la catedral y el Ayuntamiento, es una agradable zona peatonal que alberga mercados al aire libre. En Flakhaven, una plaza que bordea la larga y conocida calle de Vestergade, encontrarás el Ayuntamiento, cuya parte más antigua fue construida en ladrillo rojo a finales del siglo XIX y modelada en un estilo gótico italiano.

Catedral de Odense

A pocos metros se sitúa la Catedral de Odense. La Catedral de San Knud lleva el nombre del santo danés, Knud IV, quien comenzó a construir la estructura alrededor de 1.100. La iglesia original se quemó en varias ocasiones hasta que en el siglo XII se inició el reemplazo de sus tres naves. Tardó casi 200 años en completarse. Una característica notable del interior es la cripta que contiene las tumbas del rey Knud, su hermano Benedicto y varios miembros de la realeza.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x