Ayuda Ayuda
Menú Menú

Pécs

La ciudad más mediterránea de Hungría

Es una de las ciudades universitarias más importantes de Hungría, sede de la primera universidad del país, fundada en 1367 por Luis I y donde cada año estudian más de 25.000 estudiantes.

También fue una de las Capitales Europeas de la Cultura en 2010, junto con Essen y Estambul; esto, unido a su gran variedad de museos, planes culturales y conciertos, hace de Pécs un destino muy recomendable para aquellos viajeros interesados en la cultura e historia de la ciudad. Para conocer las raíces de Pécs debemos remontarnos dos milenios atrás, cuando fue fundada por los celtas. Más tarde, cayó colonizada por el Imperio Romano y pasó a llamarse Sopianae, convirtiéndose en un destacado foco comercial. De esa época ha quedado una espectacular necrópolis paleocristiana del siglo IV, ejemplo de la huella indeleble que dejaron los romanos en el territorio y una de las muestras más brillantes de arte y arquitectura del cristianismo primitivo. Declarada Patrimonio de la UNESCO en el año 2000, esta increíble necrópolis conserva restos de frescos, tumbas, capillas y murales ilustrados con escenas bíblicas de Adán y Eva, el profeta Daniel y otros bellos ejemplos de iconografía cristiana que podrás conocer si la visitas. Si caminas hacia el lado sur de la plaza encontrarás una hermosa fuente decorada con cuatro cabezas de buey. La fuente Zsolnay fue donada a la ciudad en 1908 por el hijo de Vilmos Zsolnay, conocido en Pécs por ser el creador de la famosa cerámica Zsolnay. La cerámica de piro-granito y la iridiscente esmaltada con eosina dieron a la fábrica de Zsolnay un Gran Premio en la Exposición Mundial de París de 1878 y son dos de los componentes del Art Nouveau húngaro. Levanta la mirada cuando pasees por las calles de las principales ciudades húngaras. ¿Ves esos tejados adornados con hermosas tejas? Son la huella del ceramista Vilmos Zsolnay. Si tienes curiosidad sobre su figura puedes visitar el Museo Zsolnay en Pécs. Te invitamos a dar un paseo por el barrio cultural Zsolnay, con edificios de la fábrica original donde podrás ver exposiciones de arte moderno o disfrutar de música en vivo en el edificio E78.

No puedes perderte

Catedral de Pécs

La catedral conocida también como Basílica de San Pedro y San Pablo, se alza en una pequeña elevación junto a las antiguas murallas de la ciudad. Este edificio posee muestras de arquitectura románica, gótica, renacentista y neorrománica y cuenta con cuatro imponentes torres de 60 metros. En su interior puedes disfrutar de los frescos de Károly Lotz y Bertalan Székely así como de un órgano manual.

La mezquita de Gazi Kasim Pasha

Construida en el siglo XVI, se utiliza para el culto cristiano desde 1868 pero el exterior del edificio aún conserva la imponente belleza del arte islámico, con sus ventanas, un mihrab y versos del Corán grabados en las paredes. La cúpula de cobre color verde cuenta en su cúspide con una combinación poco habitual: una media luna musulmana y una cruz cristiana. Símbolos que recuerdan el origen otomano del edificio y su reconversión en templo cristiano. Esto hace que Gazi Kasim Pasha sea conocida como “la iglesia de la mezquita”.

Plaza Szèchenyi

Situada en el centro de Pécs y punto de encuentro de los locales. Cada Navidad, la ciudad coloca un árbol en el centro de la plaza y en septiembre se celebra un festival con motivo de la vendimia donde los productores locales venden vino de la región.

Una torre de televisión de la época comunista

Aprovecha que la ciudad está a los pies de las montañas para hacer una pequeña excursión a una torre de televisión comunista. Se tarda dos horas en llegar a la base a través de un bello paseo por un bosque. La torre ofrece una panorámica de la ciudad y la opción de coger un ascensor y subir a lo alto. Una opción perfecta si quieres conocer Pécs desde otra perspectiva.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x