Ayuda Ayuda
Menú Menú

Playas de verdadero escándalo

Una costa que marca la diferencia

Da igual si hablamos del Mar Jónico, del Golfo Sarónico, del Mar de Mirtos o del Egeo… En realidad estamos hablando, en todo momento, de pequeñas porciones del maravilloso Mediterráneo, esa gran masa de agua salada y cristalina en torno a la cual se desarrolló la sociedad occidental hace siglos y más siglos.

Si de algo puede presumir Grecia es de su impactante y maravillosa colección de playas en torno a este mar. Sus arenas pueden ser blancas y finas o doradas y algo más gruesas; su público puede ser joven, familiar o formado por parejas de enamorados; puede tratarse de playas prácticamente vírgenes o repletas de ambiente y de todos los servicios… Lo importante es que, en todos los casos, son playas preciosas, muy bien cuidadas y bañadas por las deliciosas aguas limpias y templadas del Mediterráneo.

Playas griegas para enamorarse

Elafonisi

La espectacular playa de Elafonisi, de aguas cristalinas y arena rosa, y considerada una de las mejores playas de Europa, se encuentra al suroeste de la isla griega de Creta, en un entorno único: la Reserva Natural de Elafonisi. La belleza de sus aguas la han convertido en un auténtico reclamo para miles de turistas que vienen cada año desde todas las partes del mundo.

Plaka

En la isla de Naxos, se encuentra Plaka, una encantadora playa de fina arena con un mar de aguas transparentes de color azul turquesa impresionante, limpio y muy, muy tranquilo. Se puede decir que Plaka es una playa de playas: Hay zonas con hamacas y sombrillas, muchas con restaurantes y bares, algunas con ducha y otras con ducha y vestuario en el propio restaurante. A lo largo de esta preciosa playa hay cantidad de restaurantes, pero lo mejor es su atardecer.

Sarakiniko

Sarakiniko es la playa más popular de la isla de Milos. Y no es para menos: sus paisajes lunares y sus aguas de color verde hacen de ella una playa única en el mundo, en la que uno se puede llegar a sentir transportado a la luna. En Sarakiniko hay acantilados desde los que los más atrevidos pueden saltar al mar o simplemente contemplar un paisaje alucinante. A lo largo de esta playa, hay también grutas y cuevas entre sus aguas de color turquesa.

Kleftiko

De todos los rincones de la isla de Milos, destaca la Bahía Kleftiko, un conjunto de formaciones rocosas impresionantes al que solo se puede llegar por mar. Un lugar de aguas totalmente transparentes en las que, sin duda, apetece darse un buen baño. Kleftiko llama la atención por las impresionantes rocas que brotan del mar, creando cuevas naturales y formaciones geológicas de lo más curiosas. Según la leyenda, en una de las cuevas hay un tesoro escondido por piratas, aunque como podemos imaginar, nunca ha sido encontrado.

Simos

Simos, en la pequeña isla de Elafonisos, es una de las mejores y más hermosas playas de toda Grecia. Simos es un arenal completamente paradisiaco, donde podremos disfrutar de unas preciosas aguas transparentes, dunas de arena, una flora única y una atmósfera mágica que no nos dejará indiferentes. La playa está dividida en dos por una estrecha franja de arena blanca y, por la noche, se llena de gente para disfrutar de la música y el buen ambiente de bares y restaurantes.

Navagio

Esta playa es uno de los paisajes más espectaculares de Grecia. Se encuentra en la isla de Zakynthos, al oeste del país y está cubierta completamente por olivos. La playa, en una cala inaccesible por tierra y rodeada por un imponente acantilado, resultante de la frecuente actividad sísmica, es preciosa y sus aguas cristalinas no defraudan a nadie. Sin embargo, lo más bonito es apreciarla desde el espectacular acantilado ya que hacerlo desde el agua es casi imposible.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x