Ayuda Ayuda
Menú Menú

Polonia, mucho más de lo que imaginas

La imagen que tenemos de este país centroeuropeo suele alejarse mucho de la verdadera Polonia: se trata de una nación dinámica, alegre, abierta y llena de atractivos para todos los públicos. Se come bien, es un destino divertido, sus gentes son amables y hospitalarias, hay 24 horas de entretenimiento al día… En definitiva, Polonia es mucho más de lo que imaginas.

Un recorrido por la historia de Europa

Pasear por las ciudades polacas, caminar por los senderos que salen de sus aldeas, contemplar los paisajes que nos regalan sus espacios naturales y recorrer los pasillos de sus innumerables museos es, en el fondo, la misma actividad: disfrutar de un país lleno de sorpresas, donde todo es emocionante y bello, y en el que a cada paso encontramos una cita con la historia.

Polonia es una maravillosa nación que vive inmersa en una curiosa paradoja: por un lado, la historia del país está triste e inevitablemente unida a los sangrientos episodios allí acontecidos durante la Segunda Guerra Mundial y a lo largo de las siguientes décadas, cuando este país estuvo bajo la influencia de la Unión Soviética, al otro lado del llamado “telón de acero”. Y, por otro, Polonia es, cada día más, un país moderno, dinámico y abierto no solo a Europa, sino al mundo entero. Un país alegre, divertido, lleno de actividad comercial, social y financiera y con la mirada puesta en el futuro.

Esta paradoja entre lo oscuro de su pasado y lo brillante de su futuro se materializa en la animada vida de las ciudades polacas, como Varsovia, Cracovia, Katowice, Lublin, Wrocław, Poznan, Gdańsk o Lodz. En todas ellas se respira ese espíritu renovador y nostálgico a la vez, y en todas ellas se pueden visitar lugares de belleza sobrecogedora, museos de un interés sobresaliente y monumentos de un valor histórico incalculable.

También la naturaleza polaca tiene mucho que decir y, por supuesto, mucho que ofrecer al viajero ávido de experiencias. Un total de 23 parques nacionales hacen, a día de hoy, las delicias de los amantes de los espacios naturales y de la fauna y la flora silvestre. Toda la geografía polaca está, además, salpicada de pintorescos lugares que constituyen agradabilísimas sorpresas para el visitante, como las plazas del mercado de distintas ciudades, los centros históricos de varias poblaciones y otros enclaves como la mina de sal de Wieliczka, tan espectacular como sobrecogedora.

Cinco motivos para viajar a Polonia

Museos repletos de tesoros

Cada ciudad, cada pueblo, cada camino y cada plaza del territorio polaco están impregnados de la historia del país; una historia que en muchas ocasiones resulta triste, pero que siempre refleja la valentía y el honor de esta gran nación. Y nada mejor que pasear por sus museos para profundizar en esos apasionantes episodios de la historia de Europa.

Saber más

Una arquitectura increíble

Desde las iglesias más espectaculares a los castillos medievales más imponentes, pasando por una maravillosa colección de ciudades que albergan unos cascos históricos realmente inolvidables… ¡Disfruta del asombroso patrimonio arquitectónico polaco!

Saber más

Una naturaleza asombrosa

Basta con alejarse unos pocos kilómetros de las principales aglomeraciones urbanas de Polonia para encontrarse frente a frente con la más exuberante, pintoresca y deliciosa naturaleza. Los bosques, los parques nacionales, las montañas, los ríos y los espacios naturales más atractivos están esperando a que vayas a descubrirlos…

Saber más

Un país lleno de sorpresas

Polonia cuenta con un gran número de lugares y de construcciones que siempre consiguen arrancar una sonrisa al visitante, ya sea por su belleza, por lo pintoresco de su aspecto o por el factor sorpresa… ¿Sorpresa? En efecto: nos esperan edificios, personas y experiencias que jamás hubiéramos pensado que podríamos encontrarnos en un país como Polonia.

Saber más

Polonia: una nación única

Las peculiaridades de este país no terminan con su arquitectura, con su historia ni con su cultura. En el ADN del pueblo polaco está la auténtica esencia de la nación, y conocer lo mejor posible ese espíritu es esencial para disfrutar a tope del viaje. ¡Bienvenidos a Polonia!

Saber más

¿Qué debo saber al viajar a Polonia?

Documentación

Ya que Polonia forma parte de la Unión Europea y del Espacio Schengen, los ciudadanos españoles que deseen viajar a este país no necesitan más documentación que su DNI, y que este tenga validez durante, al menos, los días que vaya a durar la estancia. Adicionalmente, el Ministerio de Asuntos Exteriores recomienda viajar también con el pasaporte. Así, podremos llevar encima el DNI en todo momento y dejar el pasaporte en un lugar seguro por si se extraviara el primero.

Documentación

Clima

Aunque existen algunas diferencias entre las distintas regiones, podemos decir que Polonia cuenta con unas condiciones climáticas bastante más agradables de lo que pensamos. Al norte del país, el clima es oceánico puro, con inviernos fríos y veranos no muy calurosos, y abundantes precipitaciones durante todo el año. A medida que nos desplazamos hacia el sur, el clima se vuelve continental: veranos más calurosos e inviernos más fríos y secos. Las temperaturas medias de Polonia oscilan entre los 5 y los -5 grados en invierno y entre los 18 y los 36 en verano.

Diferencia horaria

El huso horario de Polonia es UTC+1 en invierno y UTC+2 en verano, es decir, exactamente el mismo que en España. Por lo tanto, no hay ninguna diferencia de hora en ningún momento del año.

Salud

Para viajar a Polonia no es obligatorio ponerse ninguna vacuna. No obstante, si se van a visitar determinadas zonas rurales y algunos bosques muy concretos del país, tanto el Ministerio de Sanidad como el de Exteriores recomiendan vacunarse contra un tipo de meningitis que transmiten las garrapatas. Adicionalmente, nunca está de más contratar un seguro de viaje con amplia cobertura médica, de cara a evitar cualquier imprevisto desagradable.

Moneda

La moneda oficial de Polonia es el złoty o esloti. Su código internacional es PLN, y se divide en 100 groszy. Existen monedas de 1, 2, 5, 10, 20 y 50 groszy, y de 1, 2 y 5 złoty, y billetes de 10, 20, 50, 100, 200 y 500 złoty. Actualmente, el cambio es de aproximadamente 1 euro por cada 4,3 złoty.

Moneda

Otras guías de viaje recomendadas

Alemania: El país de Europa que lo tiene todo

Prepárate para un viaje inolvidable a centroeuropa donde podrás disfrutar de todas las joyas germanas con toda su arte e historia y descubrir una cultura clave para entender la actualidad del viejo continente.

Italia: Un país para los amantes de la buena vida

Un increíble país para los amantes de la buena vida. La eterna ciudad de Roma, la exhuberante Venecia, la renacentista Florencia, la bahía de Nápoles, la elegante y vanguardista Milán, la isla de Capri, las callejuelas de Positano, los acantilados de Sorrento... Lugares encantadores que te dejarán boquiabierto. Sus paisajes, su ritmo vital, su gastronomía… No sabrás con cuál quedarte. Pero también cultura e historia. Las ruinas de Pompeya, devastada por el Vesubio hace casi 2.000 años, se quedarán contigo para siempre, igual que las grutas de Pertosa o el Palacio de Caserta. Tienes cientos de rincones por los que perderte. …. ¡Viva la Bella Italia!

Islandia: El paraíso de los amantes de la naturaleza

Islandia es uno de esos países que merece ser visitado al menos una vez en la vida. Pocos lugares en el mundo reúnen espectáculos naturales tan variopintos y maravillosos como los que se pueden encontrar aquí. En una ruta por Islandia nos dejaremos seducir por el paisaje volcánico más especial.

Bulgaria: Descubre el país más antiguo de Europa

Bulgaria sorprende al viajero con un importante legado histórico, ciudades modernas, pueblos recónditos, magníficas playas y elegantes hoteles situados a orillas del Mar Negro.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x