Ayuda Ayuda
Menú Menú

Reikiavik

Bienvenidos a la capital de Islandia

No es solamente la capital y la ciudad más poblada de Islandia con más de 120.000 habitantes, es también la capital del país más septentrional del planeta, al límite con el Círculo Polar Ártico. Su nombre significa “bahía humeante” debido a la gran cantidad de aguas termales y volcanes que se encuentran en la zona.

Aunque es la ciudad de mayores dimensiones, los viajeros se sorprenderán al ver que Reikiavik es en realidad una localidad no muy extensa y fácil de recorrer en dos o tres días. Callejeando por ella uno se encuentra con sus bonitas casas de colores, tiendas de diseño, galerías de arte contemporáneo y mucha creatividad culinaria. Llama especialmente la atención su catedral, Hallgrímskirkja, una imponente construcción religiosa luterana que parece hecha con piezas de Lego y que con sus casi 75 metros de altura es el edificio más grande de Islandia. Es ideal subir hasta su azotea para descubrir la belleza de Reikiavik desde el cielo.

Pasear por su centro histórico es conocer el pasado de esta urbe y edificios tan emblemáticos como el Ayuntamiento o City Hall. También en esta zona se encuentra el lago de Tjörnin. Justo allí fue donde desembarcaron los primeros colonizadores que llegaron a Islandia allá por el siglo XIX. Ahora conviven en sus aguas decenas de especies de diferentes aves que es una delicia observar, sobre todo durante los días soleados. También es ideal recorrer su calle principal, Laugavegur, llena de comercios de primeras marcas y restaurantes de moda. O ver las horas pasar como hacen los locales en la plaza Austurvöllur, punto de encuentro para los islandeses para quedar con amigos y relajarse en el céspelebran conciertos importantes, y el National Museum para adentrarse en la historia de este fasd. Además de visitar el Harpa Concert Hall, un impresionante edificio de cristal en el que se celebran conciertos y conferencias. Frente al mar se encuentra la escultura más conocida de Reikiavik, “Solfar” o el viajero del sol, compuesta de acero y que representa la estructura de un antiguo barco de vikingos en el que navegaban los antecesores de los islandeses. La obra es del escultor Jón Gunnar Arnason. Cerca también se halla el antiguo puerto de Reikiavik, ideal para disfrutar de la brisa marina mientras se camina alrededor de sus antiguas casas de pescadores. Y a pocos pasos está el parque Arnarholl, donde se encuentra la célebre estatua de Arnarholl statue, dedicada a los primeros colonizadores de Islandia. Otro monumento a destacar en la bahía de Kollafjörður, donde se ubica la ciudad de Reikiavik, es la Imagine Peace Tower, un monumento blanco desde el que se proyecta una luz blanca en la isla de Viðey. Esta obra fue construida por Yoko Ono en homenaje a su fallecida pareja, el cantante John Lennon. En su piedra se encuentra grabada la palabra “Imagina la paz” en 24 idiomas diferentes. En una visita a la capital es interesante conocer su Museo de Arte, Reykjavik Art Museum, con 3.000 metros cuadrados de espacios expositivos que albergan la colección artística más importante de Islandia con obras de la ciudad, la colección Kjarval, la colección Erró, la colección arquitectónica y el Museo de Escultura de Ásmundur Sveinsson.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x