Ayuda Ayuda
Menú Menú

la ciudadd e Rotterdam

Desmontando el síndrome de segunda ciudad

Tras el devastamiento la ciudad fue reconstruida desde cero siguiendo un modelo vanguardista y moderno que la ha convertido en uno de los destinos más aclamados y en una de las ciudades europeas más importantes e interesantes desde el punto de vista arquitectónico.

La ciudad está conformada por modernas calles comerciales, distritos residenciales y rascacielos. Además puede recorrerse a pie o en bicicleta. Una de nuestras recomendaciones es un paseo en bicicleta por la noche cuando las luces se tornan las principales protagonistas del centro de la ciudad. Rotterdam ha sido un importante enclave cultural. Aquí nació el humanista Erasmus en 1467. La Universidad lleva su nombre en honor a su gran labor, así como el programa europeo de intercambio universitario. Estas son algunas sugerencias si decides visitar Rotterdam. Pasea por las calles comerciales de Lijnbaan y Koopgoot hasta llegar a De Doelen, una sala de conciertos y centro de congresos reconstruida en 1966. Ofrece asientos para 2.200 personas y una excelente acústica. Muy cerca se encuentra el Schouwburg (Teatro Municipal) inaugurado en 1988.

Un punto de interés local es el Puerto Viejo. Repleto de antiguos botes históricos restaurados, muchos convertidos en casas flotantes, este rincón se transforma en un idílico lugar de reunión cuando el tiempo lo permite. Siéntate en una de sus terrazas mientras tomas un café y observas cómo se pintan y reparan los botes. Cada barco consta de señales identificativas donde aparece la edad de los botes, sus características y como eran en pleno apogeo del puerto. A pocos metros se encuentra el Museo Marítimo de Rotterdam. Inaugurado en 1873, ofrece una mirada distinta y fascinante de la ciudad. Las colecciones cubren la historia del transporte marítimo y la navegación, incluidos los modelos de barcos, la reconstrucción de una embarcación de 2.000 años de antigüedad y numerosas pinturas marítimas. Otra atracción turística relacionada con la marina es el Museo Harbour contiguo, una instalación al aire libre que alberga un Buffel del siglo XIX maravillosamente conservado. El SS Rotterdam (1958) ha sido el último en sumarse a la colección. Considerado el mejor buque de pasajeros de construcción holandesa actualmente se ha convertido en hotel. Una de las actividades favoritas de los locales es empezar el día desayunando aquí.

Podrás encontrar uno de los hitos más distintivos de Rotterdam, el Euromast, en la entrada norte del túnel Maas. Erigida en 1960, esta torre de 185 metros de altura alberga dos restaurantes con magníficas vistas de Rotterdam. Para los amantes de la emoción que busquen algo más que excelentes vistas, existe la posibilidad de descender por el edificio. También es posible quedarse a dormir en una de las dos suites ubicadas a 100 metros de altura. Finalmente, el antiguo distrito de Delfshaven, que a diferencia de gran parte de Rotterdam sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, es uno de los lugares más populares de la región. Los holandeses lo veneran como el lugar de nacimiento del almirante Piet Hein, un héroe del siglo XVI conocido por su intervención en la larga guerra contra España.

Lugares que no has de perderte

Casas Cubo (Kubuswoningen)

Rotterdam se ha convertido en uno de los principales iconos de la arquitectura moderna. Uno de sus principales símbolos son las famosas Casas Cubo (Kubuswoningen). Diseñadas por el arquitecto holandés Piet Blom, estos edificios residenciales fueron diseñados para emular un bosque donde cada casa representa un árbol. Aunque parezca imposible debido a su peculiar arquitectura, las casas son muy confortables.

Casa Blanca (Witte Huis)

Otra joya arquitectónica es la Casa Blanca (Witte Huis). Se trata de una impresionante estructura Art Nouveau de diez pisos construida en 1898. Durante mucho tiempo fue el edificio más grande de Europa y actualmente es Patrimonio de la Humanidad. En su azotea podrás disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad.

Markt Hall

Uno de los lugares de reunión más populares y concurridos de Rotterdam es el impresionante Markt Hall. Su techo en forma de arco está cubierto de murales de verduras y alimentos que podrás encontrar a la venta en su interior. El mercado en sí es un caleidoscopio de productos frescos y típicos de la región. Prepara la cámara y el paladar porque aquí podrás disfrutar de todo tipo de platos. Desde los tradicionales favoritos holandeses, como Stroopwafels, hasta comidas balcánicas, tapas españolas o exóticos platos indonesios.

El Ayuntamiento

La pieza central de Coolsingel, la calle principal del centro de la ciudad de Rotterdam, es el Ayuntamiento (Stadhuis). Construido entre 1914 y 1920 siguiendo el estilo renacentista holandés, escapó milagrosamente de los bombardeos. Para conocer su interior debes reservar un tour ya que las visitas por cuenta ajena no están permitidas. No te pierdas tampoco el monumento a los caídos diseñado por Mari Andriessen, situado frente al Ayuntamiento en el concurrido barrio de Stadhuisplein. Otros puntos destacados de Coolsingel incluyen el World Trade Center, un edificio de gran altura con una fachada de vidrio azul verdoso o los grandes almacenes Bijenkorf de Marcel Breuer (1958).

Iglesia de San Lorenzo

La Gran Iglesia de San Lorenzo es todo lo que queda de los edificios medievales de Rotterdam. Esta data del siglo XV y se construyó sobre un terreno pantanoso que le dio al edificio una inclinación peculiar. Los bombardeos destruyeron parte de la iglesia que fue completamente restaurada después de la guerra. Su interior es espectacular. El brillo formado por el efecto del vidrio de sus ventanas le da un carácter único. La iglesia es famosa por sus tres órganos daneses, el más grande de los cuales se alza sobre una base de mármol en la pared interior de la torre. Las puertas de bronce de la entrada principal, que representan la guerra y la paz, son del artista italiano Giacomo Manzu y frente a la iglesia hay una estatua del hijo más famoso de Rotterdam, Erasmus.

Europoort

El Europoort, el enorme puerto de Rotterdam, ocupa la mitad del área total de la ciudad ( 247 kilómetros cuadrados). Una de las excursiones más populares comienza en Maeslantkering cerca de Hoek van Holland (Hook of Holland) y se realiza de noche para disfrutar de las luces del Puente de Erasmus.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x