Ayuda Ayuda
Menú Menú

El hogar de los elefantes y los Baobabs

Uno de los parques más subestimados de África

Con un ecosistema diez veces más grande que el Parque del Lago Manyara, es propiedad principalmente del pueblo masai. Aquí se fomenta el desarrollo con un equilibrio de ecoturismo y protección de la vida silvestre, al tiempo que se mantiene la identidad cultural de las poblaciones indígenas.

El parque en sí se compone de 2850 kilómetros cuadrados de pastizales arbolados de acacias, frente a la escarpa del Gran Valle del Rift africano y alberga los afluentes y pantanos del río Tarangire que proporcionan fuentes de agua permanentes cuando los lagos poco profundos circundantes se secan. Este hecho atrae un movimiento migratorio de hasta 250.000 mamíferos durante la estación seca. Entre 5.000 y 10.000 elefantes están en movimiento; ñus de lomo jorobado, kongonis con orejas largas y cuernos cortos que recuerdan a un tocado de samurai, gacelas avestruces y una gran variedad de depredadores entran y salen del parque en diferentes direcciones y en diferentes momentos.

Queremos que tengas presente una serie de advertencias y consejos si te dispones a realizar un safari. Es preferible no realizarlo de forma independiente e ir acompañado por un guía experto local. No faltarle el respeto a tu guía Massai o a cualquier pueblo indígena que encuentres en el camino. Han sido los administradores de estos grandes paisajes durante siglos. No ignores los consejos de tu conductor o guía cuando te encuentres cerca de la vida silvestre, especialmente en safaris a pie. Y asegúrate de viajar con una empresa de vacaciones responsable, que practica todas las pautas de observación responsable de la vida silvestre.

África es un destino turístico muy popular, pero no pases por alto algunas precauciones médicas. Es aconsejable una visita médica ocho semanas antes de ir a Tanzania, ya que es posible que tengas que enseñar un un certificado de fiebre amarilla, recibir vacunas y obtener medicamentos contra la malaria. Intenta, en la medida de lo posible, llevar mangas largas y pantalones, usa mosquiteros y bebe solo agua embotellada. Para un turismo responsable y consciente, conoce a las comunidades masai y su situación. Algunos tours son culpables de añadir una visita simbólica a una aldea tras un safari sin reconocer el hecho de que las personas están viviendo en el propio parque. También hay otras tribus como los Hadzabe,conocidos como los Hadza, que han sido explotados con fines turísticos y han perdido gran parte de sus tierras, aunque sus derechos legales han mejorado recientemente. Viajar a África será un antes y un después en tu vida. Quienes la aman aseguran que es el único lugar en la Tierra que es capaz de cambiarte. Una vez que has estado ahí, nunca volverás a ser el mismo. Por eso es importante que nosotros, los viajeros, no lo cambiemos.

No puedes perderte

Baobabs

Aquí la vida salvaje solo cuenta la mitad de la historia. Los majestuosos árboles baobabs, originarios de Tarangire, deberían ser motivo suficiente para visitarlo. Los llamados “árboles mágicos o árboles de la vida” tiene un carácter sagrado para todos los pueblos africanos. Solo el máximo sabio de la tribu puede subirse a sus ramas para recoger los frutos y semillas. Con forma de botella, oscilan entre los 5 y 30 metros de altura y el diámetro del tronco supera los 11 metros. Pueden vivir hasta 800 o 1000 años, aunque se habla de ejemplares que han alcanzado los 5000 años. Sus semillas viven más de cinco años.

Animales todo el año

Jirafas, jabalíes o impalas permanecen en el parque durante todo el año junto a depredadores entre los que se incluyen el león, el guepardo o la pitón. Los perros salvajes africanos de orejas redondas y cola blanca, que una vez se creyeron extintos en esta área, también cazan en las llanuras del sudeste.

Termitas en miniatura

Las montañas de termitas en miniatura de cemento de tierra roja atraen a los hormigueros que comen hormigas nocturnas y también a pangolines que pueden enrollarse en bolas blindadas, así como la mangosta viva, el hyrax tierno y una gran cantidad de lagartos de colores brillantes, junto con duendes barbets rojos y amarillos, representantes de hasta 550 especies de aves.

Insectos

Aunque puedan resultarte molestos, otra de las maravillas de este parque son los insectos que se exhiben alrededor de linternas nocturnas. Es cierto que es de sentido común protegerse contra los mosquitos, pero las maravillosas formas y marcas de mariposas, escarabajos y polillas compensan con creces. Las polillas de seda, las chinches verdes brillantes o las extrañas pero hermosas polillas de halcón de adelfa, quizás consigan reconciliarnos con estos, a veces incómodos, insectos.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x