Ayuda Ayuda
Menú Menú

Volcán Arenal

El gigante cónico perfecto con 7.000 años de historia

El volcán Arenal emerge a más de 1.700 metros sobre el nivel del mar y ha tenido varios nombres a lo largo de la historia.

Algunas de las leyendas de los indígenas maleku, la tribu que habita en sus llanuras, cuentan que en su interior habitaba el dios del fuego. Su nombre más antiguo registrado es Los Ahogados (1852). Su nombre actual se debe a que sus lavas han formado, a lo largo del tiempo, arenas líticas y cristalinas depositadas en las faldas del volcán, dándole apariencia de un montículo de arena. Si tienes pensado viajar al país de la Pura Vida y hacer parada en el volcán debes tener en cuenta una serie de cosas. En primer lugar la forma de acceso. Pese a que en los mapas las distancias parecen cortas, es complicada transitarlas. Por ello recomendamos alquilar un 4x4 para poder recorrer este paraíso de la naturaleza. La entrada a muchos espacios naturales cuesta dinero. Se debe a que, en su mayoría, son reservas naturales que necesitan ser mantenidas. El parque nacional Volcán Arenal ofrece a los visitantes la oportunidad de admirarlo de cerca. Aunque no es posible llegar hasta la cima, puedes caminar por uno de los senderos sobre las rocas de lava hasta un mirador. El sendero circular es una agradable caminata de 3-4 km que transcurre a través de una selva tropical donde podrás observar su amplia vida silvestre. Uno de los aspectos más destacados del sendero es un árbol Ceibo de 200 años que saluda a los visitantes a la mitad del camino. Otras recomendaciones para disfrutar de una vista fantástica del volcán son: la Iglesia de San Juan, en el centro de La Fortuna; el Arenal Observatory Lodge, un albergue donde puedes alojarte y obtener la vista más cercana del volcán y los Puentes Colgantes. Estos son una auténtica maravilla. Un total de 14 puentes, ocho fijos y seis en suspensión, con una extensión de 3 kilómetros y alturas que alcanzan hasta los 60 metros de altura. Puede resultar demasiado potente para quienes tienen vértigo pero merece plenamente recorrerlos. A tu ritmo, sin prisa, disfruta de esta vista única del volcán y de la selva desde otra perspectiva.

No puedes perderte

La Fortuna

Una de las mejores opciones para visitar el Volcán Arenal es alojarse en La Fortuna. Esta ciudad de solo 15,000 personas alcanza hasta el millón y medio de viajeros cada año. A tan solo seis km del volcán, la ciudad se encuentra en un punto que conecta tres zonas de gran interés: la laguna de Arenal, los bosques nubosos de Monteverde y Santa Elena.

Lago Arenal

En la base del volcán se encuentra el Lago Arenal. Hay varias actividades para los visitantes: remo, kayak o windsurf. Si no eres un fan de estos deportes vale la pena hacer un viaje hasta el mismo ya que ofrece una perspectiva única.

Cerro Chato

Muchos visitantes desconocen que el Parque Nacional Arenal es el hogar de no uno, sino de dos volcanes. El cerro Chato es su hermano pequeño. Su cráter colapsó hace años creando una brillante laguna esmeralda. Además, Cerro Chato está rodeado de frondosos y húmedos bosques por los que acceder al antiguo sendero de lava endurecida que se formó en 1992. Estos caminos ofrecen vistas únicas de todos los lugares emblemáticos del parque.

El Castillo

Escondido justo al sur del lago Arenal se encuentra el pequeño pueblo de El Castillo que a menudo es ignorado por los visitantes. Necesitarás un 4x4 para llegar hasta aquí pero merece la pena visitarlo para empaparse de la cultura y hospitalidad local. Además puedes degustar sus platos típicos en uno de sus restaurantes familiares.

Este sitio usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestrapolítica de privacidad

x