Circuitos y viajes Abu Dabi

La mejor selección de circuitos y viajes a Abu Dabi

Descubre Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, un lugar repleto de contrastes. Recorre, con los circuitos organizados de Iberojet, Abu Dabi, una urbe que tiene el lujo por bandera pero que busca sobresalir a través de la vanguardia en la arquitectura, la cultura construyendo los museos más famosos del mundo y, cómo no, con la hospitalidad de sus habitantes y ganas por enseñar su ciudad, Abu Dabi te dará una bienvenida única.

VIAJES
1 viaje
Abu Dabi: Dubái y Abu Dhabi Abu Dabi: Dubái y Abu Dhabi

Abu Dabi, 8 días

Visitando: Dubái, Abu Dhabi, Sharjah, Ajman y Fujairah

Emiratos Árabes , país que alberga un encanto único. De sus majestuosas mezquitas, su ultramoderna arquitectura, su animada vida nocturna y de sus tradicionales zocos se destila la esencia de un país que ha sabido combinar las nuevas tecnologías con el espíritu de sus ancestros.

Abu Dabi: Un oasis de vanguardia en el golfo Pérsico

De ser un pequeño oasis rodeado por un árido e inmenso desierto a ser una de las ciudades más modernas, ricas y seductoras del planeta. Abu Dabi se presenta ante el viajero, como una ciudad que no solo busca el lujo y la ostentación para atraer a sus visitantes, sino que quiere ser la ciudad más cultural, vanguardista e incluso ecologista del planeta. Esto promete porque la capital de los Emiratos Árabes lo está consiguiendo. Descubre la ciudad más en boga del Cercano Oriente.

La península Arábiga ha sido durante siglos un lugar inhóspito donde la escasez de agua y el clima desértico predominan casi los 365 días del año. Estos dos factores han provocado que durante muchos siglos los habitantes que intentaban sobrevivir aquí tenía que huir de la región cuando llegaban las épocas más calurosas. Por este motivo, los nómadas eran los únicos que podían pisar estas tierras, gente acostumbrada a vivir en movimiento y a adaptarse a climas extremos. Estos nómadas sobrevivían por la pesca, producción de dátiles y poca cosa más. Lo que no sabían era que había un mercado mucho más próspero enterrado bajo el suelo que pisaban. En los confines de la tierra permanencia intacta una sustancia negra, muy valiosa que comenzaría a cobrar importancia a finales del siglo XIX principios del XX. Este componente es el conocido por todos como petróleo, el oro negro del siglo 21, donde solo en esta región permanece más del 9% del total mundial. Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, y principal ciudad económica y cultural supo lo que tenía hace tiempo y ha sabido explotarlo y utilizarlo para situar a su ciudad en el mapa mundial, convirtiendo la urbe en un destino muy apetitoso para aquellos que buscan algo diferente, sin complicaciones, pero terriblemente fascinante. Actualmente la ciudad cuenta con los museos reconocidos mundialmente, una ciudad 100% ecológica aún en construcción y los edificios más lujosos que uno se pueda imaginar. ¿te atreves a descubrir todo esto?

La mezquita Sheikh Zayed

Uno de los principales monumentos de la capital de Emiratos es la mezquita que comparte el nombre con el primer presidente que tuvo el país, Zayed ibn Sultán Al Nahayan. Como todos los monumentos de esta ciudad, la mezquita no cuenta con muchos años de construcción ya que se terminó en 2007, pero la visita merece la pena. Tanto su interior como el exterior son abrumadoramente grandes y a la vez bellos. Sus 1000 columnas mármol, sus 82 cúpulas, su patio de más de 17.000 m2, la alfombra anudada más grande del mundo, y más elementos son los que hacen de este edificio algo impresionante.

Paseo Corniche

Este paseo situado en la costa de Abu Dabi, se ha convertido en una arteria principal de la urbe tanto para los locales como para los visitantes. Y motivos no le falta, ya que este punto en la urbe es uno de los más agradables. Dar un paseo en bici, mientras se observan los principales edificios y rascacielos es una de las actividades más demandas. Además de caminar el paseo ofrece playas públicas donde disfrutar de un agradable baño. Ocho kilómetros donde gozar de un día diferente, observar la rutina de los abudabíes, o degustar de la gastronomía local, son algunas de las experiencias que este paseo te ofrece.

Etihad Towers

Otra de las visitas estrella en la ciudad son las torres Etihad, un conjunto de cinco torres de lujo que observadas en su totalidad desde cierta distancia, éstas forman casi una obra escultórica. Todas ellas, tienen una altura considerable. La que más altura alcanza mide más de 300 metros y la menor 218 metros. Estas torres son otra de las visitas obligadas que hay que hacer, sobre todo de noche ya que cuando oscurece las luces que lo iluminan crean todo un espectáculo. Hay que decir qué de día, lo mejor, es subir a una de las torres. En concreto, a la del edificio Jumeirah, donde en una de sus plantas existe un mirador donde observar el golfo Pérsico.