Circuitos y viajes Benelux

La mejor selección de circuitos y viajes por el Benelux

Descubre tres pequeños países en la costa norte de Europa con mucho que enseñar: Luxemburgo, Bélgica y Holanda. Con estos circuitos a la región del Benelux, diseñados exclusivamente para ti, podrás conocer sus ciudades, zonas rurales y naturaleza típica de la región de la manera más cómoda y sin preocuparte por nada, solo en disfrutar. Iberojet te invita a conocer a fondo las calles del Gran Ducado, la Grand Place de Bruselas y el bohemio Barrio Rojo de Ámsterdam. Descubre mucho más con estos viajes organizados al Benelux que a continuación te mostramos.

CIRCUITOS
2 circuitos

Benelux: Descubre la enorme belleza en los países más pequeños de Europa

¿Sabías que Holanda, Bélgica y Luxemburgo conformaban la antigua región del Benelux? Este término forma parte de la Historia, pero los lazos de unión que existieron en el pasado aún sobreviven creando entre lo tres no solo una potencia económica europea potente sino un destino perfecto para saborear las tradiciones de siglos atrás y un presente moderno y vanguardista. Como dice el famoso lema holandés “La unión hace la fuerza”.

Holanda, Bélgica y Luxemburgo se unieron históricamente para formar una unión económica que pudiera enfrentarse a sus poderosos vecinos y que se pudieran lucrar entre ellas de beneficios tanto comerciales como sociales. Esta unión se llamó el tratado de Benelux, un acuerdo que durante muchos años ha favorecido a que los tres países se enriquezcan y luchen por un bien común. Actualmente esta fuerte unión persiste creando además de una potencia económica importante un destino ideal para conocer los tres países y sus diferentes culturas en un solo viaje.
Holanda es uno de estos países que lo conforman y fue el primer país en fomentar este acuerdo. Desde sus ciudades de los más conocidas y modernas hasta los pueblecitos más tradicionales que aún conservan tradiciones y modos de vida ancestrales. Ámsterdam es el corazón de este país. Una de las ciudades más visitadas y progresista del mundo da la bienvenida al visitante ofreciéndole sus canales, museos y dinamismo en sus calles. Pasear en bicicleta, el transporte estrella, conocer sus famosos coffee-shops y disfrutar de su amplia vida cultural son algunas de las experiencias que podrás vivir en la ciudad. Pero Holanda no es solo Ámsterdam. La moderna Rotterdam, los típicos molinos de Zaanse Schans y los cultivos de tulipanes de Flevolanda son unos claros ejemplos que este país es inmenso.
Bélgica no se queda atrás en cuanto experiencias viajeras. Un país histórico y que actualmente es moderno, vanguardista y dinámico. Bruselas su capital es lo primero que conocerás. Sus fachadas clásicas, la Grand Place, sus famosos gofres cubiertos de chocolate, el Manneken-pis y mucho más es lo que ofrece la ciudad. Pero la gran belleza de Bélgica, no solo se esconde en la capital, sus pequeñas ciudades de alrededor son una auténtica joya. Brujas, Amberes, Gante y Lovaina son claros ejemplos de los pequeños tesoros de Flandes.
Luxemburgo es el tercero en discordia, pero no por ello menos importante. Este pequeño estado sorprende a todo aquel que lo visita. De culturas diversas por su posición geográfica, Luxemburgo tiene una increíble mezcla de lenguas y tradiciones que lo hacen único. Desde su elegante capital hasta la frondosa naturaleza en Mullerthal, en Gran Ducado no deja indiferente a quien lo visita.