Circuitos y viajes Bosnia

La mejor selección de circuitos y viajes a Bosnia

Disfruta de todas las ventajas y comodidades que te ofrecen estos viajes organizados que hemos pensado para ti. Los circuitos y viajes más completos a Bosnia. Descubre el pasado en el presente, sus pueblos llenos de historia y su desconocida pero exquisita gastronomía. Vive una experiencia única en un país que está resurgiendo. Porque entre tú y Bosnia solo está Iberojet.

CIRCUITOS
1 circuitos

Bosnia: Un país joven de alma milenaria

Viaja a Bosnia y Herzegovina y maravíllate ante una síntesis única de matices orientales y occidentales. Se trata de un país joven, marcado por las cicatrices bélicas, que ha sabido reinventarse hasta convertirse en un interesante destino turístico

A pesar de su pequeña extensión, un viaje a Bosnia y Herzegobina encierra muchos tesoros en su interior. Manejable y marcado por los contrastes y el paso de grandes civilizaciones, es relativamente sencillo desplazarse por su territorio para conocer sus principales ciudades y espectaculares enclaves naturales. Aunque las huellas de la guerra están aún presentes, este país joven y dinámico se ha convertido en un territorio acogedor que mira al futuro con esperanza y acoge al turista con una interesante agenda cultural, deportiva y de ocio ideal para disfrutar de tu circuito por Bosnia y Herzegobina. En Bosnia y Herzegobina es relativamente fácil viajar al pasado, descubriendo magníficos monumentos y compartiendo junto a la población tradiciones transmitidas de generación en generación. A destacadas ciudades como Sarajevo, Mostar, Banja Luka o Višegrad se unen centros espirituales como Medjugorje, impactantes espacios naturales como el Parque Nacional de Sutjeska y pueblos repletos de encanto y fantasía como Blagaj o Počitelj.

Sarajevo

Descubre una de las ciudades más carismáticas de Bosnia y Herzegovina, enclave imprescindible para los interesados en la historia europea reciente. Tras años convulsos, Sarajevo ha sabido reinventarse y hoy atrapa al viajero con su atmósfera especial, de cortante y sobrecogedora belleza, que aúna las huellas de un pasado bélico con la energía de una ciudad que ha sabido componerse tras la contienda y que destaca por su mezcla de pueblos y culturas y su ambiente acogedor. Prueba de esta convivencia, también religiosa, es que en apenas un par de manzanas podrás visitar una catedral católica, otra ortodoxa, varias mezquitas y una sinagoga. Entre nuestros imprescindibles se encuentran pasear por el casco antiguo de la ciudad, donde los edificios restaurados comparten calle y protagonismo con elegantes cafés y restaurantes que acercan al viajero a la deliciosa cocina local. La bulliciosa y animada Baščaršija, la zona turca de la ciudad, enclaves únicos como la reconocida biblioteca nacional, y su interesante vida nocturna hacen de la visita una auténtica sorpresa.

Mostar

Influenciada por tradiciones culturales de Oriente y Occidente, Mostar se muestra como una de las ciudades más destacadas de Bosnia y Herzegovina. Moldeada durante siglos por el intercambio cultural y religioso y golpeada por la sin razón bélica, Mostar envuelve al viajero con sinuosos callejones, animados mercados y cuidados templos que hablan de historia y reconciliación. Sin duda, uno de sus principales emblemas es el célebre puente Stari Most, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, que comunica una ciudad atravesada por el río Neretva. Reconstruido tras el conflicto de los Balcanes, el puente localizado junto a un encantador y compacto casco antiguo (Stari Grad) muestran una de las estampas más bellas y típicas de la ciudad. Para encontrar el recuerdo perfecto del viaje debes dirigirte a Kujundžiluk, un animado mercado lleno de sorpresas a precios económicos. Al anochecer, disfruta de tranquilos paseos, de la serena belleza del Stari Most y sus dos torreones reflejados en el río, y de la deliciosa cocina bosnia que podrás saborear en los restaurantes tradicionales que salpican la ciudad.

Pocitelj

Estás ante uno de los pueblos con más encanto de la geografía bosnia. Al visitarlo sentirás que el tiempo se detiene bajo tus pies. De dilata historia, sus orígenes se remontan al Imperio Otomano, este bello enclave está rodeado de un agraciado y fotogénico entorno natural. Salpicado de detalles, algunos artistas enamorados del lugar han dejado su particular sello en la localidad. Encaramado sobre rocas, este empinado pueblo cuenta con uno de los cascos históricos más cuidados del país. No te pierdas el especial encanto de sus murallas y enclaves tan interesantes como la mezquita de Hadži Alijn y las torres del Reloj y Gavrakapetan. Su antigua fortaleza y sus callejuelas empedradas te trasladarán a tiempos pasados. ¡Aprovecha la visita para descubrir las tradiciones y los platos típicos del país!