Viajes al Caribe desde {0} - Ofertas caribe todo incluído en Iberojet.

Viajes a Túnez

Viaje a Túnez: Un viaje hacia el exotismo y la singularidad

Descubre Túnez, un destino con mucho que ofrecer. En este circuito por el país del Magreb, vivirás una experiencia que nunca olvidarás. Vuelos directos, traslados y hoteles de 4*o 5*, en todo incluido o media pensión, podrás elegir lo que mejor se adapte a ti. La magia del desierto, la brisa del mar Mediterráneo y la cultura tunecina, harán que caigas rendido ante el misticismo de este destino. Disfruta de Túnez con este viaje al Oriente Mediterráneo.

Itinerario de tu viaje

  • Día
    1
    Madrid - Túnez
    El vuelo será breve y en menos de lo que te esperas estarás en Túnez. En el aeropuerto te estarán esperando para llevarte al hotel.
  • Días
    2 al 8
    TÚNEZ
    Durante estos días amanecerás en el hotel de Túnez donde, dependiendo del régimen que hayas escogido, cada mañana te estará esperando el desayuno. Tendrás unas cuantas jornadas para disfrutar del país a tu aire. Te sugerimos que descubras sus ciudades bañadas por el Mediterráneo y te adentres en el desierto del Sáhara.
  • Día
    9
    TUNEZ-MADRID
    Que rápido pasa el tiempo cuando uno está disfrutando. Es hora de regresar a casa. A la hora indicada te irán a buscar para llevarte al aeropuerto y viajar hasta Madrid.

Tu viaje Incluye

Elige fecha y reserva tu viaje

Mejor precio para Túnez
Precios por persona

Por qué viajar a Túnez

Día a día, Túnez se esfuerza por recuperar el turismo internacional que ha perdido en los últimos años, que decayó a comienzos de esta década como consecuencia de la inestabilidad política del país. En la actualidad se ha convertido en un destino muy seguro y atractivo, donde la hospitalidad y amabilidad de sus habitantes te seducirán hasta el punto de que te marcharás con tristeza y con ganas de regresar para repetir la experiencia.

La capital de la república, Túnez, es una parada obligatoria. No dejes de visitar la ciudad más poblada del país. Sus dos grandes atractivos son la medina, donde es recomendable pasear por sus calles, curiosear sus mercados y subir a una terraza para divisar una vista panorámica de la ciudad. Y no te olvides del Museo del Bardo, cuyas enormes salas y su prolífica colección de mosaicos te dejarán con la boca abierta. Sin menospreciar por supuesto Cartago, donde los vestigios de la civilización romana permanecen muy presentes. No en vano, esta antigua ciudad fundada hace casi 3000 años por los fenicios de Tiro llegó a convertirse en la segunda más importante del Imperio. Actualmente se ubica cerca de una zona residencial de la capital. Los baños romanos, las termas de San Antonio, el santuario de Tofet, la colina Byrsa, el museo, el acueducto, la villa del Aviario, la necrópolis Púnica o la Mezquita Real son puntos de interés de la visita.

¿Es posible disfrutar de la República Tunecina más allá de la capital? Sin duda alguna. El país cuenta con numerosos atractivos que merece la pena que vayas descubriendo. Uno de ellos es Sidi Boud Said, muy visitada por los turistas que viajan hasta la República Tunecina. De gran influencia andalusí, es uno de los pueblos con más encanto. Se sitúa encima de una colina muy cerca del mar y destaca por su colorido y luminosidad. En la Gran Mezquita de Kairouan podrás encontrar uno de los mayores exponentes de la arquitectura musulmana en Túnez, construida en el siglo VII. Sus columnas recicladas de los romanos bizantinos son uno de los elementos más característicos. La ciudad de las 300 mezquitas, como también es conocida, destaca igualmente por sus mausoleos, principalmente el Gran Mausoleo o Mausoleo del Barbero.

Si tu ruta pasa por Dougga te aconsejamos que hagas una parada para disfrutar de uno de los asentamientos romanos más grandes y mejor conservados del mundo. 70 hectáreas de ruinas declaradas en 1997 Patrimonio de la Humanidad.

Tozeur encierra también muchos secretos que te gustará destapar. Puede que no sea una de las ciudades más conocidas y visitadas, pero sin duda te dejará un gran sabor de boca. Contempla la peculiar arquitectura de su medina, y desde allí haz un tour por la región de los oasis de montaña, entre los que destaca el de la pequeña localidad de Chebika. De paso, haz una parada en el Cañón de Mides, en la frontera con Argelia, y continúa tu excursión por las grandes dunas del desierto, donde se rodó una de las películas de la saga de La Guerra de las Galaxias.

Si te queda tiempo, puedes visitar el lago salado Chott el Jerid, dar un paseo en dromedario por las dunas de Douz, conocer las casas trogloditas del pueblo bereber de Matmata o recorrer Djerba, una isla en la que no solamente encontrarás una de las playas más visitadas, sino también una sinagoga judía y una actividad alfarera en su medina que te maravillará.