Circuitos y viajes Guatemala

Explora Guatemala, una gran desconocida en Centroamérica

Este pequeño país, situado en el mismísimo centro del continente americano, ofrece mucho más de lo que a priori el viajero se puede espera. Su historia es tan rica y variada como sus paisajes, culturas, climas, tribus, fauna y flora. Es una gran desconocida y por este mismo motivo su autenticidad y belleza prevalece congelada en el tiempo. La cultura maya, asentada en tiempos remotos en estas tierras fértiles, ha hecho que este país este repleto de monumentos pertenecientes a esta sofisticada civilización. Guatemala es un destino sin igual que promete no defraudar.

CIRCUITOS
3 circuitos
Guatemala: Guatemala Caribeño Guatemala: Guatemala Caribeño

Guatemala, 9 días

Visitando: Guatemala, Antigua, Atitlán, Chichicastenango, Copán, Quirigua, Livingston y Flores.

Durante 9 días vive una experiencia única en la desconocida y maravillosa Guatemala. Disfruta de las vistas del volcán en el lago Atitlán, disfruta de un crucero por el río Dulce y piérdete en la selva de Petén.

Guatemala: Siguiendo el Quetzal Guatemala: Siguiendo el Quetzal

Guatemala, 12 días

Visitando: Guatemala, Antigua, Atitlán, Chichicastenango, Flores, Tikal, Yaxchilán, Palenque, Campeche, Uxmal, Mérida, Chichen Itzá, Riviera Maya y Cancún

Guatemala y México te esperan impacientes en este viaje de 12 días a los orígenes mayas. Conoce la artesanía en Chichicastenango, relájate en las playas de Cancún y admira las ruinas de Uxmal.

Ciudad de Guatemala

Con una población que supera actualmente los 2 millones de personas y que se amplía a más de 4 en su área metropolitana, Ciudad de Guatemala fue fundada por los españoles en 1776 bajo el nombre oficial de Nueva Guatemala de la Asunción. Recibió así el testigo de lo que hoy es La Antigua por la fuerte actividad sísmica que se vivió en el siglo XVIII en aquella localidad. Es sin duda el centro político y económico del país, por lo que dispone del mayor aeropuerto del mismo, el de La Aurora. Para los visitantes, la zona más interesante es el Centro Histórico, que incluye edificios de la época colonial como la Catedral Metropolitana y otros del siglo XIX que pertenecen al Patrimonio Cultural de la Nación. Además, la mayor parte de los museos del país se encuentran en esta ciudad y disfruta de una animada vida nocturna. El aspecto más negativo de esta ciudad es el alto nivel de delincuencia que sufre, por lo que en la estancia en la misma es importante realizar las visitas con guía y seguir las indicaciones en materia de seguridad que hagan a los viajeros la población local.

La Antigua

Aunque está lejos de ser una ciudad importante por su densidad de población, ya que tiene sólo unos 45.000 habitantes, esta localidad es una de las más apreciadas en el país por haber sido durante más de 200 años capital del mismo. Por ello, aunque su nombre oficial es Santiago de los Caballeros, es más conocida como Antigua Guatemala. En 1773 las autoridades españolas decidieron trasladar la capital a la que hoy es Ciudad de Guatemala por los fuertes terremotos que se vivían en la región y que ese año fueron particularmente fuertes. Por ello, esta ciudad tiene dos aspectos especialmente significativos: su imagen netamente colonial y un gran número de edificios en ruinas ya que fueron rehabilitados algunos, pero no todos. Es sin duda uno de los destinos preferidos por los viajeros por la belleza de sus edificios, por sus calles empedradas y casas de colores, así como por la exuberante naturaleza que la rodea, que incluye tres altos volcanes.

Quetzaltenango

Capital del departamento del mismo nombre, en el que viven cerca de 900.000 personas, y conocida también como Xelajú o Xela, es la segunda ciudad de importancia del país y en ella la población indígena supone cerca del 60 por ciento de la población, por lo que se habla mayoritariamente no sólo el español sino también las lenguas quiché y mam. El departamento tiene varios volcanes, por lo que su altura respecto al nivel del mar oscila entre los 350 y los 2.800 metros. Su economía está basada en la agricultura, aunque también es importante la producción de tejidos de algodón. El turismo ocupa también un lugar destacado en esta localidad, sobre todo por ser el punto de partida de varias excursiones por el departamento, que cuenta con grandes bellezas naturales como la reserva natural de Cerro del Baúl o la Laguna Chicabal.