Circuitos y viajes Holanda

La mejor selección de circuitos y viajes a Holanda

Descubre los circuitos más completos donde recorrerás y conocerás Holanda a fondo. Viaja con la máxima comodidad con estos viajes organizados a los Países Bajos que hemos preparado para ti. Un viaje a sus cientos de canales, a su moderna y cultural capital, Ámsterdam; a su marítima Rotterdam; a sus pueblos rodeados de coloridos tulipanes. Enamórate de Holanda en esta maravillosa experiencia. Porque entre tú y Holanda solo está Iberojet.

CIRCUITOS
10 circuitos
12
Ámsterdam

Conocida como la Venecia del Norte, Ámsterdam es la capital de los Países Bajos. Fundada en el siglo XII como un pequeño pueblo pesquero, hoy es la ciudad más grande del país. Con 810.000 habitantes, la ciudad de los canales, invita a ser descubierta a pie, en bicicleta o en barco. Cuenta con más de un centenar de vías acuáticas, más incluso que Venecia, que bien le han valido la denominación de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. 48 horas serán suficientes para caer rendidos a sus pies. La Plaza Dam es su corazón, el punto en el que se fundó esta romántica y tranquila ciudad repleta de museos, briun cafés y edificios de cuento. En ella podrás descubrir el Palacio Real, la Iglesia Nueva de estilo gótico, el Museo Madame Tussauds e infinidad de fachadas centenarias. Clásico es visitar el impactante barrio Rojo o su colorido Mercado de las Flores. La historia y el arte vienen de la mano de infinidad de museos que van desde el culto al hachís, permitido en el país, a la Casa Museo de Rembrandt o el Rijksmuseum. La piel de gallina se te pondrá al descubrir la casa de Ana Frank y sentir la agonía y el sufrimiento de los judíos durante la persecución nazi. Y para viajar por su gastronomía, la Plaza Rembrandtplin, repleta de cafés y restaurantes.

Rotterdam

Rotterdam se ha convertido en una de las ciudades más estimulantes, atractivas y vanguardistas de Europa. Su arquitectura futurista, su cuidada gastronomía, su gusto por la moda y su ocio nocturno la han convertido en todo un reclamo para el viajero, despuntando incluso a la capital de los Países Bajos. Su puerto, el más activo de Europa y el segundo más grande del mundo, ha sido siempre su sello de identidad y su pulmón financiero. Podrás descubrir la historia naval del país en el Museo Marítimo. Conocida como la Manhattan del Mosa, su puente Willemsburg con ese color rojo y sus 300 metros no pasa desapercibido, como tampoco lo hacen sus casas cúbicas (Overblaak Development) creadas por Piet Blom o la torre Euromast con sus 185 metros de altura y singulares vistas; buenos ejemplos del lavado de cara que la ciudad vivió tras ser arrasada durante la Segunda Guerra Mundial. Recorrer la calle White de whit o el Markthal será un viaje por la gastronomía. Pero si lo que realmente te gusta es el arte no dejes de visitar el Museum van Boijmans Beuningen cuyo interior alberga obras de Dali, Rembrandt, Van Gogh o Monet así como el Kunsthal

La Haya

A 60 kilómetros al suroeste de Ámsterdam se encuentra La Haya, capital administrativa de los Países Bajos y sede de organismos internacionales. El Binnenhof o Parlamento holandés es el corazón de la ciudad, donde también se encuentra el Palacio Real, ambos destinos obligados. Si la bandera está izada a tu paso será que el rey Guillermo Alejandro está en el interior. Con su aire clásico se aleja de la imagen de Holanda de canales y tulipanes sumando a sus encantos la playa de Scheveningen, la más popular del país. Un lugar ideal para pequeños y mayores será el parque de Maduroram, un modelo de pueblo neerlandés donde encontrarás los monumentos más emblemáticos del país a una escala 25 veces menor. Pero la oferta cultural de La Haya no acaba aquí, hasta 45 museos podrás visitar y descubrir joyas como “La joven de la perla” de Johannes Vermeer, conocida como La mona Lisa holandesa o la mona Lisa del norte.