Circuitos y viajes Singapur

La mejor selección de circuitos y viajes a Singapur

Descubre la magia de uno de los países más pequeños del mundo pero a la vez más ricos. Conoce con estos viajes organizados, Singapur, un país situado en la península de Malasia y bañado por el estrecho que lleva el mismo nombre. Una ciudad futurista y con más de cien islas te esperan en estos circuitos a Singapur, un Dragón Asiático.

CIRCUITOS
2 circuitos
Completo
Malasia: Singapur, Kuala Lumpur y Gran Tour de Borneo Malasia: Singapur, Kuala Lumpur y Gran Tour de Borneo

Malasia, 13 días

Visitando: Singapur, Malaca, Kuala Lumpur, Kuching, Batang Ai, Kota Kinabalu, Sandakan, Abai Jungle Lodge y Kinabatangan Riverside Lodge.

Aprovecha esta oportunidad única y viaja al Sudeste Asiático para conocer lo mejor de Singapur, de Kuala Lumpur y de la isla de Borneo.

Viaja al futuro conociendo uno de los Tigres Asiáticos

De ser un archipiélago pobre dedicado a la agricultura, a ser una de las ciudades estado más ricas del mundo. Singapur ha sabido cómo despuntar por encima del resto de los países y no solo por el elevado Producto Interior Bruto que posee sino por su modernidad, tecnología y saber-hacer. Tanto ha sido su despunte que ha sido incluido en los ‘Tigres Asiáticos’, junto a Hong Kong, Taiwán y Corea del Sur. Por todo esto, Singapur se ha convertido en un destino de moda, de primera categoría donde se puede conocer la cultura india en Little India, la china en Chinatown o la inglesa en Victoria Street. Todos estos barrios son el reflejo de cada uno de los imperios que han querido apoderarse de este pedacito de tierra situado en la península de Malasia. Japoneses, chinos, británicos han dejado su granito de arena en forma de cultura para darle a este país un atractivo extra. Pero además de esto, en la actualidad, Singapur es noticia por la increíble tecnológica aplicada al día a día de los singapurense, por sus obras arquitectónicas futuristas y por su alto nivel de vida en sus habitantes.En un país del tamaño de Menorca, se pueden visitar pocos lugares pero todos ellos increíbles y que sorprenden al visitantes.

Singapur es una ciudad futurista y el porqué reside en sus monumentos arquitectónicos modernos y edificios tecnológicamente inteligente. Nada más aterrizar en su aeropuerto principal, el conocido Jewel Changi, el visitante sabe que ha llegado a una ciudad fuera de lo normal. Y es que este aeropuerto es alucinante. Repleto de zonas verdes, lugares de descanso, y con una enorme cascada en el epicentro del edificio. Parecerá que estás en Avatar. De camino del aeropuerto al centro de la ciudad hay aproximadamente 20 kilómetros, un trayecto que se puede realizar con diferentes medios de transporte. Durante este camino, ya te darás cuenta de que Singapur es muy diferente al resto de ciudades del Sudeste Asiático. Aquí el orden, la limpieza y la armonía entre edificios es lo que impera. Pero el aeropuerto es solo el preámbulo de lo que esta ciudad-estado ofrece.

Gardens by the Bay

Tal vez la imagen más conocida de esta ciudad es la de los Gardens by the Bay, unos jardines a orillas del estrecho, fruto de un ambicioso proyecto del gobierno para hacer de la urbe una "ciudad dentro de un jardín". Los protagonistas de este edén son unos gigantescos árboles y los invernaderos. Pasear por esta zona es un auténtico placer. Sus más de 500.000 especies, sus jardines temáticos malayos y chinos y la cascada interior más grande del mundo te dejarán boquiabierto.

Merlion Park

De este enorme jardín se puede llegar a la siguiente parada, el famoso Merlion Park, donde se halla la estatua con el mismo nombre, símbolo de la ciudad. La estatua, mitad león mitad pez, hace honor a la ciudad ya que, Singapur, significa ‘Ciudad de León’ y la parte del pez, hace referencia al pasado de tradición pesquera que tenía la antigua Singapur. El mejor momento para visitar el parque es cuando el sol se pone y todo Singapur se ilumina.

Clarke Quay

A 15 minutos andando del parque se encuentra uno de los barrios más vibrantes de la ciudad, Clarke Quay, un antiguo puerto donde aún se conservan los antiguos almacenes de antaño, eso sí, rehabilitado totalmente y con un ambiente increíble. En esta zona, lo interesante es disfrutar de los bares de copas y restaurantes para degustar la gastronomía de diferentes países asiáticos. Y después de cenar, se puede disfrutar de algún cóctel en el barrio de Boat Quay.

Little India

Lejos de la costa, en el centro de la ciudad se sitúa un barrio fruto de la inmigración de la población de un país cercano. Little India es como viajar hasta la India. El barrio se fundó cuando los primero inmigrantes indios comenzaron a instaurarse en Singapur en 1819. Merece la pena recorrer sus estrechas calles. Además del ambiente, hay que conocer alguno de sus templos hindús, como el conocido Templo Sri Veeramakaliamman, situado en la calle más famosa del barrio Serangoon Road. También hay que conocer templos de la religión hindú, merece la pena conocer los budistas como el Sakya Muni Buddha Gay. Uno de los monumentos que más de moda se han puesto en los últimos años por aparecer en las redes sociales, es el conocido Tan Teng Niah, un templo chino muy colorido y fotogénico.

Chinatown

Al otro lado del canal Alexandra, se encuentra otro de los barrios con gran interés turístico. Chinatown, otro de los distritos culturales creados por la inmigración de esta nacionalidad en el siglo XIX. Como ocurre en Little India, cuando te adentras en Chinatown, parece que estás viajando hasta China. Su arquitectura oriental, sus tiendas donde conseguir un bonito recuerdo, y cómo no, sus restaurantes hacen que la experiencia china sea única. Hay que destacar que en este barrio chino, yacen varios templos hindús y mezquitas árabes que merece la pena una vista.

Kampong Glam

Kampong Glam, es uno de los platos fuertes de esta ciudad. Este barrio fue la primera zona habitada y sus primeros habitantes eran de origen árabe, por lo que hoy se le considera el barrio árabe. Los ‘must’ que no hay que perderse son la Mezquita del Sultán y el Palacio del Sultán. El tamaño de este distrito no es tan grande como el de ambos comentados anteriormente, pero mantiene un interés histórico, por lo que merece la pena una visita. Para ir terminando y después de haber recorrido gran parte de Singapur, es hora de comer. En esta ciudad se sitúa los dos puestos callejeros con Estrella Michelín más barato del mundo. Uno de ellos es el conocido Hawker Chan, donde se puede degustar un excepcional pollo laqueado por tan solo 3 euros. Esto solo pasa en Singapur. Eso sí, para degustar algún manjar premiado con estrella, tendrás que volver a cruzar el río, en concreto al barrio Outram, a 20 minutos en transporte público de Kampong Glam.