Circuitos y viajes Sri Lanka

La mejor selección de circuitos y viajes a Sri Lanka

Déjate cautivar por Sri Lanka con estos viajes y completos circuitos que hemos preparado para que conozcas la ‘Lágrima de la India’ de la manera más cómoda y sin complicaciones ni preocupaciones de ningún tipo. En estos circuitos de diferentes días podrás elegir el que más se adapte a tus necesidades viajeras, eso sí, en todos ellos podrás envolverte con la magia y cultura de Sri Lanka. Colombo, el parque nacional de Yala, ruinas de Polonnaruwa y muchos tesoros más te están esperando en la isla del Índico.

CIRCUITOS
4 circuitos
Completo
Sri Lanka: Sri Lanka y Maldivas Sri Lanka: Sri Lanka y Maldivas

Sri Lanka, 12 días

Visitando: Colombo, Bentota, Galle, Parque Nacional de Yala, Nuwara Eliya, Kandy, Pinnawela, Dambulla, Sigiriya, Polonnaruwa, Maldivas.

Descubre la magia que ofrece Sri Lanka con sus paisajes naturales y vírgenes. Déjate guiar por el espíritu de Buda y relájate en el asombroso paraíso de las Maldivas.

Completo
Sri Lanka: Lo mejor de Sri Lanka Sri Lanka: Lo mejor de Sri Lanka

Sri Lanka, 9 días

Visitando: Colombo, Bentota, Parque Nacional de Yala, Nuwara Eliya, Kandy y Dambulla.

Enamórate de la magia de Sri Lanka y de sus bellos paisajes. Déjate llevar por el espíritu de Buda y descubre la cultura más tradicional de este país.

Completo
Sri Lanka: Sri Lanka con playas del Oeste Sri Lanka: Sri Lanka con playas del Oeste

Sri Lanka, 11 días

Visitando: Bentota, Galle, Parque Nacional de Yala, Nuwara Eliya, Kandy, Pinnawala, Dambulla, Sigiriya, Polonnaruwa, Colombo.

Siente el espíritu de Buda en la “lágrima de la India”. Déjate seducir por los bellos paisajes de Sri Lanka y enamórate de las ciudades coloniales que conforman este territorio.

Completo
Sri Lanka: Sri Lanka con playas del Este Sri Lanka: Sri Lanka con playas del Este

Sri Lanka, 11 días

Visitando: Bentota, Galle, Parque Nacional de Yala, Nuwara Eliya, Kandy, Pinnawala, Dambulla, Sigiriya, Polonnaruwa, Colombo y Passikudah.

Explora todos los lugares que te ofrece este maravilloso y además déjate llevar por su cultura y sus playas. Conoce, recorre, explora y disfruta de una experiencia única en Sri Lanka.

Sri Lanka: Descubre la ‘lágrima del Índico’

Sri Lanka significa “isla venerable”. Sin embargo, desde la llegada de los primeros pobladores hasta día de hoy ha cambiado tantas veces su nombre que se la conoce como “la isla de los mil nombres”, así como “la lágrima de la India”, por su peculiar forma y por estar situada al sur de este país.

Sri Lanka, la antigua isla de Ceilán, fue conquistada por los portugueses iniciando así su largo periodo de colonización en el que pasó por manos holandesas y británicas hasta lograr la independencia el 4 de febrero de 1948. De estos tiempos europeos quedan muchas costumbres y tradiciones, además de una clara influencia en la arquitectura, edificios, fachadas, canales y fuertes.
Su periodo conflictivo más reciente terminó en el año 2009 cuando se puso fin a la guerra civil activa durante casi un cuarto de siglo entre tamiles y cingaleses. Aunque se siguen viendo muchos miembros del Ejército y de la policía, Sri Lanka vive hoy en paz, y puede recorrerse con total tranquilidad. Desde las exuberantes Playas del Este, pasando por la capital comercial de Colombo, el Parque Nacional de Yala, la sagrada Kandy, la fortificada Galle, las plantaciones de té en Nuwara Eliya o las antiguas ciudades donde vivían los reyes. En el camino siempre hallaremos a su pueblo sonriente. Cingaleses, tamiles, musulmanes, todos ellos son conocidos mundialmente por su gran amabilidad que sale directamente de sus corazones.

Colombo

Colombo es la capital financiera de Sri Lanka, ubicada a pocos kilómetros de la capital administrativa, Kotte, cuenta con alrededor de 750.000 habitantes, convirtiéndose en la ciudad más poblada de todo el país y la más moderna. En el mapa la encontramos en la zona costera del oeste de la isla y, al albergar el Aeropuerto Internacional de Bandaranaike suele ser una parada obligatoria en todos los viajes por la antigua isla de Ceilán.
Las gentes de Colombo llenan de vida esta ciudad que arquitectónicamente llama mucho la atención. La gran actividad comercial de la zona ha llenado el lugar de altísimos edificios de oficinas de estilo contemporáneo, como las torres del World Trade Center con 152 metros, la segunda construcción más alta de toda Asia. Asimismo, ha mantenido la arquitectura levantada en tiempos de dominación colonial, primero portuguesa, después holandesa y, en la última etapa, británica.
Otros puntos de interés para el turista son el gran parque junto al mar, Galle Face Green, el templo budista de Gangaramaya, la mezquita Jami Ul-Alfar y el vibrante barrio de Petta y sus mercados.

Negombo

Con casi 150.000 habitantes, Negombo se encuentra en el distrito de Gampaha, a pocos kilómetros del aeropuerto internacional y de la capital comercial de Colombo, también al oeste de la isla. Es otra de las urbes frecuentadas en los itinerarios de viaje por Sri Lanka, por lo que está muy bien preparada para el turista.
Una de sus señas de identidad es el lago Negombo, un estuario enorme de muchos ríos y canales, en el que se siembran cocoteros o arroz y donde acuden muchos pescadores que luego venden en el mercado de la ciudad. También lo es su extensa playa de arena y la actividad del buceo en la costa, que ofrece condiciones óptimas para practicar submarinismo.
En la ciudad destaca la influencia de los siglos de colonia, como es el caso del Dutch canal, que podría pasar por cualquier canal con sus barquitas en Holanda.

Galle

Galle situada en el extremo sudoeste de la isla de Ceilán, a 100 kilómetros de Colombo, se la conoce como la joya colonial de Sri Lanka. La muralla de 3 kilómetros que envuelve la ciudad constituye la fortificación más grande de toda Asia. Ha sido este un motivo suficiente para que la UNESCO la declarara Patrimonio de la Humanidad. De esta ciudad se ha llegado a decir que era el puerto de Tharsis, donde el rey Salomón compraba para tener en su templo marfil y pavos reales.
La fortaleza de Galle cuenta con catorce bastiones. A uno de ellos, el más al sur, se le conoce como Flag Rock. Desde aquí se dice que se ven las mejores puestas de sol, pero en tiempos holandeses servía para avistar a los barcos enemigos. De hecho fueron los holandeses los que construyeron este fuerte para proteger la ciudad en el siglo XVIII.