Circuitos y viajes Toscana

La mejor selección de circuitos y viajes por la Toscana

¿Quién no ha oído hablar alguna vez de los bellos paisajes de la Toscana, de sus amplias y fértiles praderas, de su exquisita gastronomía y de sus hermosos pueblos de una autenticidad única? Iberojet te invita a que descubras sus circuitos y viajes por la Toscana italiana, para que conozcas de la manera más cómoda y sencilla su patrimonio, sus ciudades y su legado. Embárcate en un viaje por esta región y disfruta de su suculenta gastronomía mediterránea y de la hospitalidad de sus habitantes. Un viaje organizado a la Toscana que promete enamorarte.

CIRCUITOS
10 circuitos
Toscana: Lo mejor de la Toscana Toscana: Lo mejor de la Toscana

Toscana, 7 días

Visitando: Milán, Rapallo, Portofino, Pisa, Lucca, Florencia, Castellina in Chianti, San Gimignano, Siena, Volterra, Pitigliano, Roma

Saborea la Toscana italiana en siete días visitando Florencia, recorriendo la ruta 222, dando un salto a la ciudad eterna de Roma y a la capital de Lombardía, Milán.

Completo
Toscana: Toscana (Pisa- Florencia) Toscana: Toscana (Pisa- Florencia)

Toscana, 8 días

Visitando: Pisa, Lucca, Vinci, Pistoia, Volterra, Siena, Pienza, Montepulciano, Arezzo, Monteriggioni, San Gimignano, Castellina in Chianti, Rávena, Bolonia, Florencia.

Recorre los puntos más singulares de la Toscana. Déjate llevar por su espíritu más rural y maravíllate con la belleza arquitectónica de sus ciudades.

12

Toscana: La región que condensa la belleza, el arte y toda la esencia de Italia

La región italiana más retratada en el cine y la literatura es, además, una de las zonas más bellas y apasionantes de Italia y de todo el continente europeo. Sus ciudades repletas de monumentos y obras de arte, sus pequeñas poblaciones junto al mar y sus paisajes, llenos de viñedos y campos de olivos, enamoran siempre y para siempre.

De las 20 regiones que conforman la República Italiana, seguramente es esta la que ha servido de escenario para más romances y viajes inolvidables en pareja. Basta con pronunciar la palabra Toscana para empezar a sentir el deseo de explorarla, la necesidad de ir hasta allí por primera vez, o de volver si se ha tenido la suerte de haber estado antes. Afortunadamente para todos, la Toscana seguirá estando ahí, en el mismo privilegiado lugar y llena de los mismos maravillosos encantos.
Florencia, capital de la región y una de las ciudades más importantes del país en todos los aspectos, es una visita obligada en cualquier viaje a la Toscana. Y, pensándolo bien, debería serlo en cualquier viaje a Italia. La cantidad y calidad de obras de arte que se pueden admirar en Florencia no es comparable a la de ninguna otra ciudad del mundo. El Renacimiento en estado puro es lo que se ve, se oye, se palpa y hasta se respira en este apasionante lugar. Siena, Pisa, Lucca, Cortona, Carrara, Livorno, Volterra… Florencia puede ser la más impactante de todas las ciudades toscanas pero, desde luego, no es la única que merece la pena visitar. Además, no debemos olvidar los coquetos y encantadores pueblecitos de la región, como Montepulciano, Pienza o San Gimigniano. Pequeños, tranquilos, con callejuelas adoquinadas que serpentean entre casitas de piedra y construcciones medievales. Pasear relajadamente por cualquiera de ellos es una auténtica delicia.
El Mar de Liguria y el Mar Tirreno tienen dos cosas muy importantes en común: ambos son porciones del gran Mediterráneo, y ambos comparten el honor de bañar las costas de Toscana. Las playas de la región son de una gran belleza, ofrecen gran cantidad de experiencias divertidas y románticas para los viajeros que las visitan y, además, están unidas entre sí por una carretera panorámica que regala, a cada kilómetro, algunas de las mejores vistas de Italia.
Los paisajes toscanos son uno de los elementos que más viajeros atraen a esta región, y no es para menos, ya que si de algo puede presumir esta zona es de lo pintoresco de su entorno. Lugares como el Valle del Chianti, donde se producen los exquisitos vinos del mismo nombre; el Valle de Orcia, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, o el Parque Regional de la Maremma, son algunos de los más destacados enclaves para disfrutar de la naturaleza toscana.