Circuitos y viajes Uzbekistán

La mejor selección de circuitos y viajes a Uzbekistán

¿Quieres descubrir un país lleno de monumentos y ciudades poco conocidas? y ¿además de la manera más cómoda y sin pensar en qué visitar y dónde dormir? Pues estás en el lugar adecuado ya que te presentamos los circuitos y viajes más completos a Uzbekistán, una parada en la Ruta de la Seda. Con estos circuitos organizados podrás conocer Samarcanda, la capital Taskent, la patrimonial Khiva, y muchos lugares más.

CIRCUITOS
2 circuitos

Uzbekistán: Una parada en la milenaria Ruta de la Seda

Su desconocimiento hace que muchos yerren sobre el imaginario de este maravilloso país que esconde auténticas joyas del mundo arábico y de un pasado soviético muy cercano. Una mezcla que de primeras se antoja extraña pero una vez se pisa tierra uzbeka, esta combinación seduce desde el minuto uno.

La historia de Uzbekistán está ligada indisociablemente a la legendaria Ruta de la Seda, un recorrido de origen comercial por el que circulaban las caravanas durante la Edad Media transportando mercancías entre Oriente y Occidente. De aquellos tiempos solo han quedado las fabulosas narraciones de aventuras, romances y todo tipo de experiencias viajeras, y las maravillosas ciudades que fueron puntos clave de la ruta. Este gran viaje a Uzbekistán nos dará la oportunidad de visitar algunas de ellas, como Khiva, Bukhara o la mítica Samarcanda, al mismo tiempo que nos permitirá recorrer los lugares más emblemáticos de Tashkent, la gran capital de la nación, y de profundizar en el conocimiento de un increíble país que tiene mucho que ofrecer.

Tashkent

La capital de Uzbekistán es una gran ciudad en todos los sentidos: lo es por su tamaño -cuenta con una población de dos millones y medio de habitantes; por su historia -tiene más de 15 siglos de antigüedad, y por ella han pasado musulmanes, mongoles, persas y soviéticos-, y por su increíble patrimonio -toda la ciudad está repleta de monumentos y edificios singulares-. Dentro de la parte antigua de Tashkent destacan el complejo arquitectónico Khasti Imom, construido en el Siglo XVI, y que alberga el famoso Corán de Osmán; la Mezquita Blanca; la Biblioteca; el Mercado Oriental Chorsu, y una serie de impactantes madrasas -o escuelas coránicas- como la de Barak Kan, la de Kafal Shahi o la de Kulaldosh. La Tashkent moderna, por su parte, cuenta también con un buen número de lugares emblemáticos: la Plaza de la Independencia y Eternidad, en la que se encuentran tanto el Monumento de la Independencia y el Humanitarismo como el Monumento de la Madre Feliz; el Palacio del Príncipe Romanov; la Plaza de la Ópera y el Ballet, y la increíble Amir Temur, en la que están los carillones que se han convertido en todo un símbolo de la capital uzbeka.

Samarcanda

La segunda ciudad más poblada de Uzbekistán fue también punto clave de la legendaria Ruta de la Seda y capital del Imperio Persa, y desde el año 2001 está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Samarcanda puede presumir de contar con una impresionante colección de edificios, monumentos y lugares de gran interés turístico. La vida comercial y social de la ciudad gira en torno a la Plaza Registan, en la que se hallan tres importantes escuelas coránicas -o madrasas-, el mausoleo Gur-e Amir y una estatua de Tamerlán, el conquistador que fundó el mayor imperio de toda Asia. Fuera de esta emblemática plaza hay muchos otros lugares que merece la pena visitar, como la mezquita de Bibi Khanum, la necrópolis de Shaji-Zinda, el Observatorio de Ulugbek, el Museo de la Ciudad Antigua Afrosiyab o el Mercado Central de Samarcanda.

Khiva

Sin duda, esta es una de las ciudades más bellas y pintorescas de todo Uzbekistán, por no decir que en la antigüedad fue capital de la región histórica de Corasmia, así como del Kanato de Khiva. Por ello, cuenta con una enorme colección de monumentos y edificios ilustres. En la parte antigua de la ciudad se encuentra el Complejo Arquitectónico de Ichan-Kala, una ciudadela amurallada que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1990. Los puntos de mayor interés turístico de Khiva son el minarete Kalta Minor, lleno de colorido; el Castillo Kunya Ark, donde tenía su sede el gobierno de la ciudad; el Complejo Arquitectónico Tash Hovli, que data del siglo XIX; la Mezquita Juma; el Mausoleo de Phalavan Mahmud, y varias madrasas -o escuelas coránicas-, como la de Muhammad Amin-Khan, la de Islam Khodja, la de Allakuli Khan o la de Mohammed Rahim Khan.