Viaje a Alemania: Circuito Alemania al completo

Duración 14 día/s, 13 noche/s
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
Completo
Circuito: Alemania al completo
DURACIÓN: 14 día/s, 13 noche/s
Completo

La opinión de nuestro guía

José Ruperto López
Sin duda alguna el nombre de este circuito define perfectamente lo que uno conoce de Alemania, no hay duda alguna, no hay itinerario más completo de Alemania que este. Un viaje relajado, pero intenso en cuanto a la cultura germánica que hace que merezca la pena cada uno de sus momentos.
Leer más
José Ruperto López Guía especializado en Circuitos por Centro Europa
El recorrido clave para conocer un país extraordinario

La mejor forma de conocer a fondo un destino es dedicarles el tiempo suficiente a todos y cada uno de sus puntos clave. Por ello, este circuito único te brinda la oportunidad de explorar lo mejor de Alemania, de pasear por las calles de sus ciudades, de admirar sus edificios y monumentos, de saborear su gastronomía, de sentir cómo vibra el corazón del país, e incluso de navegar por su río más emblemático: el Rhin.

Itinerario

Día 1: España – Frankfurt. El gran viaje a Alemania empieza aquí

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Estaremos en el aeropuerto al menos dos horas antes de la salida de nuestro vuelo. Después de facturar el equipaje y pasar los controles de seguridad, nos dirigiremos a la puerta de embarque. Antes de darnos cuenta, aterrizaremos en Frankfurt. Allí nos darán la bienvenida y nos llevarán al hotel. Después de registrarnos, tendremos el resto del día libre para empezar a conocer la ciudad.

Frankfurt tiene más de setecientos mil habitantes, es la ciudad más poblada del estado de Hesse y la quinta mayor de Alemania, después de Berlín, Hamburgo, Múnich y Colonia. En la actualidad, es un importante centro económico y financiero a nivel europeo.

Aquí están las sedes del Banco Central Europeo y del Deutsche Bundesbank y su influencia es tan grande que, a veces, se la llama, extraoficialmente, la capital económica y financiera de la Unión Europea. En Frankfurt, además, se celebran importantes ferias, exposiciones, y salones internacionales, de entre los que destacan la feria del libro más importante del mundo y el salón del automóvil. Debido a su posición geográfica, Frankfurt es uno de los grandes centros continentales de transportes y su aeropuerto, uno de los más importantes de Europa.

Una característica que diferencia a Frankfurt de otras ciudades alemanas es la cantidad de rascacielos que se han construido en el centro, lo que hace que se la conozca, popularmente, con el apodo de Mainhattan.

Al final de la tarde, nos reuniremos con nuestro guía en la recepción del hotel, donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 2: Frankfurt. Recorriendo los puntos clave de la ciudad

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Frankfurt
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en el hotel, nos recogerán para realizar una visita panorámica a la ciudad, cuya importancia hunde sus raíces en la Edad Media. El nombre de Frankfurt aparece, por primera vez en las crónicas, en el año 794, fecha en la que el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico es coronado en la ciudad.

Nuestra primera parada en la visita panorámica la haremos en el Römer, en la actualidad, sede del Ayuntamiento. El Römer ha sido ayuntamiento de Frankfurt durante los últimos seiscientos años, desde que la familia de comerciantes Römer vendió el edificio, en 1405, a la ciudad de Frankfurt para que fuese la sede del ayuntamiento.

El Römer está formado por un complejo de nueve edificios de los siglos XV y XVI y se usa para distintas funciones. Por ejemplo, aquí se encuentran las oficinas del registro civil y las salas para la celebración de las bodas. En la misma plaza se encuentra la Fuente de la Justicia, un monumento de bronce en el que una figura situada en lo alto de un pedestal sujeta en sus manos la balanza de la justicia. De los caños de esta fuente brotaban chorros de vino cuando se coronaba al emperador.

Continuaremos el recorrido visitando la Catedral o Kaiser dom, un edificio gótico en el que, desde 1356, se elegía a los emperadores del Sacro Imperio Romano Germánico. Los emperadores elegidos desde 1562 hasta 1792 fueron coronados también en esta misma catedral. Las elecciones se celebraban en una capilla junto al coro y la coronación tenía lugar frente al altar mayor, donde según la tradición podría estar enterrada la cabeza de San Bartolomé.

La catedral, construida, entre los siglos XIV y XV, sobre lo que fuera una iglesia merovingia, es la iglesia más importante de la ciudad, y ha sido símbolo de la unidad de Alemania, sobre todo durante el siglo XIX.

Nuestra siguiente parada la haremos en la iglesia de San Pablo, una antigua iglesia, hoy desacralizada, que tiene un gran valor simbólico político para Alemania. La iglesia fue inaugurada como templo protestante en 1789, pero, en los años 1848 y 1849, por su forma ovalada, fue seleccionada para albergar al Parlamento de Frankfurt durante la época de la revolución de 1848. Esto tuvo una gran importancia, ya que la Iglesia de san Pablo fue el primer parlamento de Alemania elegido públicamente.

Después de completar el itinerario programado en la ciudad de Frankfurt, saldremos a recorrer la Ruta Romántica, que conecta el río Main con los Alpes Bávaros. Esta ruta nos llevará a conocer pueblos amurallados, con iglesias, castillos y ayuntamientos medievales. Entre ellos está Würzburg, una ciudad bávara, famosa por su arquitectura barroca y rococó, y centro de la región vinícola de Franconia, con sus características botellas panzudas.

Conoceremos, así mismo, el ayuntamiento de Wurzburg, la Marktplatz y la fortaleza de Marienberg, símbolo de Würzburg. La fortaleza se encuentra en lo alto de una colina y fue la sede de los príncipes-obispos locales durante casi cinco siglos. Gran parte de lo que podemos ver hoy en día son adiciones y reformas llevadas a cabo durante los siglos XVI y XVIII. La fortaleza es, en la actualidad, sede de dos museos locales. En Würzburg dispondremos de tiempo libre para seguir explorando sus muchos rincones interesantes. Después, volveremos a Frankfurt para cenar y pasar la noche.

Día 3: Frankfurt – Crucero por el Rhin – Colonia. Una jornada marcada por un inolvidable crucero fluvial

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Crucero por el Rhin
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy nos espera un agradable crucero por el Rhin, una enorme autopista fluvial, que hace de este río el más navegado de la Unión Europea. De sus 1.233 kilómetros de longitud, los 883 km del tramo comprendido entre Basilea y el delta en el mar del Norte, son navegables. La palabra Rhin es de origen celta y significa “curso de agua”. Navegar por él, entre hermosos paisajes y castillos, que nos cuentan una parte de la historia de Alemania, es siempre una experiencia memorable. No obstante, antes de empezar el crucero, desayunaremos en el hotel.

Terminada la navegación, desembarcaremos y seguiremos nuestro itinerario hacia Colonia, cuya historia se remonta dos mil años en el pasado, cuando fue fundada por los romanos para defenderse de las incursiones de los bárbaros.

Después de tomar un almuerzo, tendremos tiempo libre para pasear por la ciudad y visitar alguno de sus museos. Los más recomendados son: el Museo Ludwig, cuya colección de arte incluye numerosas obras de los siglos XX y XXI. En sus salas se muestran obras de movimientos tan representativos como el arte abstracto, el expresionismo alemán y el surrealismo hasta el Pop Art y, por supuesto, algunas obras maestras de Picasso.

También podemos visitar el Museo Romano-Germánico, un museo arqueológico abierto en 1974, que se construyó sobre los restos de una villa romana del siglo III.

Una visita imprescindible para todo viajero que se encuentre en Colonia es la de su famosísima catedral, monumento emblemático de la arquitectura del alto gótico. La catedral está en el casco antiguo y tardó en construirse seiscientos años, de 1248 a 1880. Su principal seña de identidad son sus dos altas torres de aguja, que con sus 157 metros de altura fueron los edificios más altos del mundo hasta que, en 1884, se concluyó el Monumento a Washington en los Estados Unidos, de 170 metros. En su interior, podremos ver, entre otros tesoros, el Arca de los Reyes Magos, que fue traída, desde Milán, por Federico Barbarroja. La catedral fue declarada Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1996.

Después del tiempo libre, nos dirigiremos al hotel donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 4: Colonia – Bremen – Hamburgo. Tras la pista de los Hermanos Grimm…

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de tomar el desayuno saldremos hacia Hamburgo, siguiendo la Cuenca del Ruhr, un afluente del Rhin, que tiene 217 kilómetros de longitud, y cuyos últimos doce kilómetros antes de su desembocadura son navegables. Este río prestó su nombre a la “Región del Ruhr”, una zona que, gracias a la explotación de sus minas de carbón, y a un proceso de industrialización que comienza a finales del siglo XIX, se convirtió a principios del siglo XX en la mayor zona industrial de Europa. Esta región, con cinco millones de habitantes, es una de las áreas metropolitanas más pobladas de Alemania.

A lo largo de nuestro recorrido, nos detendremos en la ciudad de Bremen, famosa en el mundo entero gracias al cuento de los Hermanos Grimm, “Los músicos de Bremen”. Al llegar, tomaremos un almuerzo y tendremos tiempo libre para disfrutar de una de las ciudades más bonitas del país, cuyo patrimonio artístico se encuentra en muy buen estado de conservación.

Bremen es la capital del Estado de Bremen, uno de los 16 Estados Federados que forman la república Federal de Alemania. Desde antiguo, Bremen ha sido un importante centro comercial, como lo prueban los edificios Hanseáticos de la plaza del mercado. La primera mención de Bremen en un escrito se remonta al año 782, aunque cinco años más tarde, Carlomagno funda el obispado de Bremen, que pasa a convertirse en el centro de la cristianización del norte de Europa.

En la ciudad de Bremen hay muchos lugares interesantes que visitar. Entre ellos se encuentran: La fantástica plaza del Mercado, una de las plazas públicas más antiguas de la ciudad, en la que podremos revivir la historia de la población desde sus comienzos hasta la actualidad. También podremos ver su Ayuntamiento gótico con fachada renacentista, en cuyo interior se muestran grandes maquetas de barcos y una bodega con la mayor colección de vinos alemanes.

Admiraremos, cerca del Ayuntamiento, la estatua de Rolando, una figura de piedra, gigantesca, que simboliza la libertad de comercio. Durante nuestro recorrido por la ciudad, podremos pasear por las pequeñas calles del Schnoor, el barrio más antiguo de la población, en donde podremos sentir las vibraciones de la ciudad y degustar la gastronomía de la ribera Schlachte del Weser. En el año 2004, la UNESCO declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad a la estatua de Rolando y al Ayuntamiento de Bremen.

Seguiremos nuestro recorrido por la Baja Sajonia, otro de los dieciséis estados federados de Alemania, cuya casa real se unió con la de Inglaterra en 1714 siendo rey Jorge I, que también era elector de Hannover.

Al llegar a Hamburgo, junto al Elba, nos llevarán al hotel, donde nos registraremos, cenaremos y nos retiraremos a dormir.

Día 5: Hamburgo. Disfrutando a lo grande de la bella Hamburgo

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Hamburgo
ALOJAMIENTO Hotel

En cuanto terminemos de desayunar, iniciaremos una visita panorámica de Hamburgo para conocer algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Visitaremos su Ayuntamiento, en el barrio de Altstadt, en el centro de Hamburgo, cercano al lago Binnenalster y a la estación central. El Ayuntamiento, edificado entre los años 1886 y 1897, es una construcción de estilo neorrenacentista.

Luego conoceremos la iglesia de St. Jakobi, de estilo gótico, convertida, en 1529, en luterana. La iglesia de St. Jakobi es uno de los pocos edificios medievales que se salvaron de las bombas en la segunda guerra mundial. Tiene una torre, que alcanza los ciento veinticinco metros de altura y un magnífico órgano.

Veremos la, siempre viva Jungfernstieg, una calle comercial famosa por sus tiendas de moda y siempre repleta de turistas. Veremos también la catedral de San Miguel, consagrada al culto del arcángel San Miguel, que es un verdadero símbolo de Hamburgo. En su fachada tiene una figura en bronce del arcángel, en la que San Miguel vence a Satanás. Su torre, la segunda en altura de la ciudad, mide ciento treinta y dos metros.

Terminadas estas visitas, comeremos y, luego, disfrutaremos de tiempo libre para hacer lo que queramos. Tendremos la posibilidad, si lo deseamos, de conocer el puerto más grande del país y uno de los más grandes del mundo, cuya importancia radica, en su intenso tráfico de contenedores.

El puerto data de 1189, es muy profundo y está construido sobre el río Elba. Siguiendo nuestro tranquilo paseo por Hamburgo, podremos acercarnos al hermoso lago (no natural) Alster, partido en dos mitades: el Binnenalster, antiguamente dentro de las murallas y el Aussenalster, en la parte exterior de las mismas. También tendremos, la oportunidad de conocer, cerca del puerto, el “barrio rojo” de St. Pauli, en el que existen muchas casas y locales que tienen que ver con la prostitución, el sexo y la fiesta. Estas zonas, cercanas al puerto, son muy comunes, también, en otros puertos europeos. El nombre de “barrio rojo” le viene dado porque, para avisar a los potenciales clientes, se encendía una luz roja en las puertas de los prostíbulos.

Además de este paseo por Hamburgo, también tendremos la posibilidad de realizar una excursión opcional a Lübeck, la antigua “Reina de la Hansa”. Esta ciudad fue, durante cientos de años, un emporio comercial, lleno de historia y edificios interesantes. Su barrio antiguo tiene forma ovalada y está rodeado de agua. Podremos contemplar una de las primitivas puertas de la ciudad, llamada Holstentor, hecha de ladrillo, que es el emblema de Lübeck. Veremos el Hospital del Santo Espíritu y las iglesias de Santa Catalina y de Santa María. El casco medieval de Lübeck fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987, y en el destacan sus construcciones de ladrillo en estilo gótico báltico. Al final de la jornada, regresaremos a nuestro hotel de Hamburgo para pasar la noche.

Día 6: Hamburgo – Berlín. Rumbo a la capital de la nación

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Tras el desayuno, nos dirigiremos hacia Berlín, la capital de Alemania. Al llegar, comeremos y, a continuación, tendremos tiempo libre el resto del día, para hacer lo que más nos apetezca, desde pasear por las calles de la capital, hasta visitar algún museo. Ahora bien, también tenemos la posibilidad de contratar una visita opcional, para hacer un recorrido por el Berlín nocturno.

En este tour, conoceremos el barrio judío, donde tuvo lugar en época de Hitler la llamada “noche de los cristales rotos”. Conoceremos también la zona de los edificios del gobierno y el Reichstag, sede parlamentaria en los años del segundo imperio alemán y, posteriormente, en la república de Weimar. Admiraremos la Cancillería, ordenada construir por Helmut Khol y, por supuesto, contemplaremos la Puerta de Brandenburgo, que fue erigida, en un principio, como acceso al interior de la ciudad y que hoy es un auténtico emblema, no solo de Berlín, sino de todo el país.

Para terminar el recorrido, iremos a la emblemática Postdamer Platz. Después, regresaremos a nuestro hotel, donde, cenaremos y dormiremos.

Día 7: Berlín. Un día para el recuerdo en la capital

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Berlín
ALOJAMIENTO Hotel

Después de tomar el desayuno, saldremos a realizar una visita panorámica en la que conoceremos los lugares y monumentos más importantes de la capital alemana. Empezaremos viendo la Puerta de Brandenburgo, de 1791, uno de los antiguos accesos para entrar y salir de la ciudad. La puerta tiene veintiséis metros de altura y está construida en estilo neoclásico. Podemos decir que este magnífico monumento ha llegado a ser, con el paso de los años, un icono de Berlín y un símbolo de la paz en Alemania.

Llegaremos a la llamada Isla de los Museos, en el río Spree. En esta isla, que está en pleno centro de la capital, podremos encontrar cinco de los museos más interesantes y famosos de todo el mundo: el Museo Antiguo, el Museo Bode, el Museo Nuevo, el Museo de Pérgamo y la Antigua Galería Nacional. Entre las colecciones de estos museos, podremos ver obras que han vencido al paso del tiempo y que son irrepetibles, como, por ejemplo, la Puerta de Ishtar, el altar de Pérgamo o el hermosísimo y mundialmente conocido busto de Nefertiti. La Isla de los Museos es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1999.

Continuaremos nuestro recorrido por la Alexander Platz, una plaza gigantesca, que, lo mismo que la Postdamer Platz, son uno de los núcleos vivos de Berlín. La ciudad de Berlín tuvo su origen en el barrio de San Nicolás, que visitaremos a continuación.

Luego nos encaminaremos hacia la plaza de la Gendarmería, tal vez la más hermosa de la capital. Veremos, por supuesto, los restos que quedan del muro que dividió a la ciudad tras la II Guerra Mundial y la famosa avenida Unter den Linden (Bajo los Tilos), auténtico centro de la vida cultural de Berlín, desde sus inicios hasta la II Guerra Mundial. Esta avenida fue, en un principio, una senda que en 1647 Federico Guillermo I de Brandeburgo adornó con tilos. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX cuando la senda se convirtió en la avenida actual. Después de la guerra, la Avenida quedó en ruinas y los tilos que vemos ahora se plantaron en 1950.

Después de la visita panorámica, comeremos y, después, tendremos tiempo libre para seguir moviéndonos por la ciudad a nuestro aire. No obstante, si lo preferimos, podemos realizar una excursión opcional e ir a conocer el campo de concentración de Sachsenhausen (esta actividad no está incluida en el programa).

Este campo de concentración fue levantado por los nazis en 1936 y se cree que, durante los años en que estuvo en funcionamiento, perdieron la vida entre sus muros más de treinta mil soldados y prisioneros de todo tipo. Durante la era soviética, el campo fue desmantelado, y se convirtió en un lugar de internamiento para presos políticos. Además, aún tenemos otra posibilidad: contratar otro tour opcional para conocer el Berlín Nazi del III Reich.

Si optamos por esta última alternativa, conoceremos el lugar donde estaba el bunker de Hitler (el andén 17) o los Restos de la Gestapo. Justo en la parte de atrás del muro de Berlín y bajo él, podremos ver una exhibición, frente al Museo Topografía del Terror, de lo que queda de las oficinas de la Gestapo. Podremos ver algunos letreros que nos indican donde estaba cada cosa, pero no queda casi nada de la construcción original, solo varias celdas y algunas paredes.

Terminadas nuestras excursiones optativas o nuestro paseo libre por la capital de Alemania, regresaremos a nuestro hotel, donde, cenaremos y nos retiraremos a dormir.

Día 9: Berlín – Dresde – Nuremberg. Viajando hacia la Florencia del Elba

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de tomar el desayuno en el hotel, saldremos hacia Dresde la llamada “Florencia del Elba”. Dresde es la capital del estado de Sajonia y tiene más de medio millón de habitantes. Su situación, en el centro del país, la ha convertido en un importante nudo de comunicaciones y un centro económico de primer nivel. Está situada a las orillas del río Elba, uno de los ríos más importantes de la Europa central. El Valle del Elba, en Dresde, estuvo considerado Patrimonio de la Humanidad entre 2004 y 2009, pero, debido a la construcción de un puente a dos kilómetros del centro histórico, perdió esta categoría. ​Las primeras noticias que tenemos sobre Dresde son de 1206.

Al llegar a Dresde, dispondremos de tiempo libre para para caminar por la ciudad a nuestro aire y admirar sus excelentes museos de arte y la arquitectura clásica de su casco antiguo, totalmente reconstruido después de que quedara arrasado por los bombardeos de la II Guerra Mundial.

En nuestro recorrido libre podremos ver la enorme cúpula de La Frauenkirche, una iglesia barroca de 1743, reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial; el palacio Zwinger, inspirado en Versalles, que incluye museos como, por ejemplo, la Gemäldegalerie Alte Meister, que cuenta entre sus fondos con obras tan notables, como la Madonna Sixtina de Rafael.

Podemos visitar también la Hofkirche, mandada construir, en 1553, por el emperador Fernando I como homenaje a su abuelo Maximiliano I. En el interior de la iglesia están su cenotafio, y una magnífica colección de estatuas del Renacimiento alemán.

También podemos ver La Semperoper, teatro de la ópera, admirado por ser una de las joyas de la arquitectura teatral del mundo. El teatro fue destruido en 1945, pero volvió a abrir sus puertas en 1986.

Almorzaremos en Dresde y, luego, saldremos hacia Nuremberg, donde se celebraron los famosos procesos después de la Segunda Guerra Mundial. Nos dirigiremos a nuestro hotel donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 10: Nuremberg - Rothenburg Ob Der Tauber – Heidelberg. Una ciudad ligada para siempre a la II Guerra Mundial

RÉGIMEN Desayuno.Almuerzo.Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Núremberg
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en el hotel, haremos una visita panorámica del casco antiguo de la ciudad. Nuremberg es una ciudad del estado de Baviera, a orillas del río Pegnitz que tiene una población de algo más de medio millón de habitantes. Nuremberg es conocida desde el año 1050. Su casco histórico es muy atractivo, ya que está rodeado de algo más de cinco kilómetros de muralla medieval.

La ciudad de Nuremberg es famosa por su mercado navideño, que recibe a más de dos millones de visitantes a lo largo de las cuatro semanas que está funcionando. No obstante, su nombre también va unido a los procesos que se llevaron a cabo contra dirigentes nazis después de la II Guerra Mundial.

Durante nuestra visita panorámica de la ciudad, veremos el Castillo Imperial, que aparece en documentos escritos que datan de 1105. Conrado III inició, en 1140, la construcción de otro castillo, en el mismo sitio, pero de este segundo recinto solo destaca la torre de vigilancia. Hay una leyenda en torno a este castillo que dice que: en 1372, el barón Eppelein von Gailingen, que también era ladrón, escapó de la muerte en la horca saltando con su caballo al foso del castillo y, por lo visto, todavía pueden verse las huellas de los cascos del caballo en los muros. Entre 1944 y 1945 el castillo resultó muy dañado y fue restaurado después de la guerra.

Al bajar del castillo, visitaremos la casa de Durero (Albrecht Dürer), en la que vivió el artista desde 1509 hasta su muerte en 1528 y que, hoy en día, es un museo. Después, nuestra visita nos llevará a la iglesia de San Sebaldo, una iglesia medieval, situada frente al antiguo Ayuntamiento.

Al finalizar el recorrido por Nuremberg, continuaremos nuestra ruta hacia Rothenburg ob der Tauber, en la Ruta Romántica. Se trata de una hermosa ciudad medieval, rodeada de murallas, que está en muy buen estado de conservación y que es famosa por su Casco Histórico. Aquí tendremos tiempo libre para contemplar a nuestro aire el centro histórico, la Torre Markus (torre de san Marcos), junto al arco de Röder, con tejado a cuatro aguas; sus edificios de entramado de madera, sus preciosas calles, sus puertas, el ayuntamiento, sus estrechos pasadizos, etc.

Tomaremos el almuerzo y, a continuación, seguiremos nuestro camino hacia Heidelberg, la ciudad universitaria más antigua de Alemania. Cuando lleguemos, iremos al hotel, y, después de registrarnos, cenaremos y nos retiraremos a pasar la noche.

Día 11: Heidelberg - Estrasburgo – Friburgo. Viajando entre ciudades universitarias

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Heidelberg con entradas
ALOJAMIENTO Hotel

En cuanto terminemos de desayunar, iniciaremos una visita panorámica de la ciudad de Heidelberg, en el valle del río Neckar, famosa por su centro histórico y por contar con la universidad más antigua de Alemania. Heidelberg cuenta con una población de unos 150 000 habitantes. En el año 1907 se descubrió aquí una mandíbula del llamado “Hombre de Heidelberg”, lo que constituye una de las primeras pruebas de vida humana en Europa desde hace, aproximadamente, 600.000 años.

Visitaremos el centro histórico de la ciudad, que fue restaurado en estilo barroco en el siglo XVIII, después de que, a finales del siglo XVII, las tropas de Luis XIV asolaran la ciudad y la dejaran convertida en cenizas. Nuestra visita panorámica nos llevará, también, a conocer el Castillo Palatino, cuyas edificaciones están entre las más importantes estructuras renacentistas al norte de los Alpes. El castillo domina la ciudad y es, sin lugar a dudas, uno de los restos históricos más representativos del país.

En el castillo se celebran espectáculos, como, por ejemplo, los Schlossfetspiele (festivales de teatro) y bailes tan curiosos, como el Ball der Vampire (Baile de los vampiros). Dentro del castillo está el Gran Tonel, de 7m de ancho y 8.5 m de largo, que puede llegar a contener hasta doscientos veintidós mil litros y es uno de los símbolos de la ciudad.

Tras la visita a la ciudad de Heidelberg, continuaremos nuestro viaje hacia Estrasburgo, que, como sabemos, es la sede del Parlamento Europeo. Aquí, si lo deseamos, podremos hacer un tour opcional para conocer lugares tan interesantes, como la Ciudad Vieja, cuyo centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 1989, y donde se encuentra la Catedral de Notre-Dame, con su maravillosa fachada que es el mayor catálogo de imágenes de la edad media, ejemplo del arte gótico tardío, consagrada al culto de la Virgen María, culto que se restableció a finales del siglo XVII, después de una época en que fue un templo protestante.

La catedral tiene solo una torre campanario de ciento cuarenta y dos metros de altura, que fue, durante más de doscientos años, la construcción más alta del mundo. Visitaremos el barrio antiguo, y sus casas señoriales, El Palacio de Rohan, el histórico barrio de la “Petite France”, una de las zonas más animadas de la ciudad, famosa por sus calles adoquinadas, los canales y las casas con entramados de madera, como la de los Curtidores y calles como La Grand Rue, y sus alrededores, con tiendas de ropa y recuerdos.

A continuación, seguiremos camino de Friburgo, donde llegaremos para cenar y pasar la noche.

Día 12: Friburgo - Meersburg – Múnich. Camino de la Selva Negra

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de tomar el desayuno, tendremos tiempo libre para conocer el casco antiguo de Friburgo, una divertida ciudad universitaria en el suroeste de la Selva Negra, fundada en 1120 por el duque Conrado de Zähringen. La ciudad es famosa por su clima templado y por poseer un magnífico casco antiguo medieval, que atrae, cada año, a unos tres millones de visitantes. La ciudad cuenta con unos doscientos veinte mil habitantes y es la puerta de acceso a la Selva Negra. La ciudad destaca por su ambiente universitario y se la considera la capital de la ecología en Alemania.

Friburgo tuvo grandes privilegios como mercado y se llegó a convertir en uno de los centros del comercio de la Selva Negra, como exportadora de lana, madera y plata. Durante nuestro recorrido libre por la ciudad, podremos conocer lugares tan significativos, como el Nuevo Ayuntamiento, un hermoso edificio con arcos, desde el que, todos los días, a mediodía, se escucha el carrillón.

Veremos la plaza de los Agustinos, una de las plazas centrales del casco antiguo de Friburgo y lugar favorito de los habitantes de la ciudad para reunirse y pasar un rato de ocio. En esta plaza podremos encontrar edificios tan emblemáticos como, por ejemplo, el Augustinermuseum, antiguo convento agustino y, hoy en día, uno de los mejores museos de Friburgo. Veremos, así mismo, la Catedral, un edificio mayoritariamente gótico, en el que destaca la magnífica torre gótica de la fachada y su animada plaza.

Concluida nuestra visita de la ciudad de Friburgo, nos dirigiremos, cruzando la Selva Negra, una zona de profundos lagos y frondosos bosques, hacia la localidad de Meersburg. En esta ciudad, junto al lago Constanza, tendremos tiempo libre para pasear y acercarnos al lago.

Continuaremos hacia Múnich, capital de Baviera, y almorzaremos por el camino. La fundación de Múnich se debe a monjes benedictinos y tiene lugar en el siglo IX. Múnich atrae, hoy, a millones de visitantes de todo el mundo, debido a su riqueza arquitectónica y monumental, a su activa vida cultural y a ser punto de partida de diferentes excursiones para conocer los paisajes bávaros, sin olvidar que aquí se celebra la Oktoberfest. Al llegar a Múnich, iremos al hotel para cenar y pasar la noche.

Día 13: Múnich. Conociendo la ciudad de la cerveza y algo más

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Múnich
ALOJAMIENTO Hotel

Cuando nos levantemos, tomaremos el desayuno. A continuación, saldremos para disfrutar de una interesante visita panorámica de la siempre alegre, ciudad de Múnich. Su nombre München (en alemán), viene de Munichen (“El lugar de los monjes”), ya que fueron monjes benedictinos los que fundaron la ciudad en el siglo IX.

Múnich es, hoy en día, un centro de atracción para visitantes de todo el mundo, debido a su riqueza monumental, a su activa vida cultural y a que, además, aquí se celebra la, famosa en todo el mundo, Oktoberfest. Múnich es la más grande e importante ciudad de Baviera y en ella se celebraron los Juegos Olímpicos en 1972.

Según un estudio de 2009, Múnich es la ciudad con mejor calidad de vida de Alemania. Durante la Segunda Guerra Mundial, la ciudad sufrió muchos bombardeos y tuvo grandes daños, sin embargo, se ha reconstruido cuidadosamente.

Durante nuestro recorrido por la ciudad, conoceremos su espectacular Ayuntamiento, un edificio neogótico, cuya construcción se llevó a cabo entre 1867 y 1908. Admiraremos su Glockenspiel (carrillón) en la Marienplatz, centro geográfico y social de la ciudad. Todos los días, a las 11 en punto y a las 17, suena el carrillón que recrea dos historias del siglo XVI.

Andaremos por la Maximilian strasse, la avenida más bulliciosa y elegante de la ciudad, plagada de tiendas internacionales de moda durante el día y de músicos callejeros por la noche. Iremos a la Villa Olímpica, centro de vanguardista arquitectura, que, en la actualidad, es un gran centro lúdico y de recreo por donde es muy agradable pasear.

Veremos el edificio de la BMW y, por último, conoceremos la Iglesia de San Pedro, una iglesia católica situada en el centro de Múnich, que es la iglesia más antigua de la región.

Concluida la visita panorámica, tendremos el resto del día libre para seguir descubriendo rincones y monumentos de Múnich, como, por ejemplo, el Palacio de Nymphenburg o la Residencia rococó de Múnich, el palacio urbano más grande de Alemania, también podemos dar un agradable paseo por el Jardín Inglés o visitar algún museo.

Pero si nada de esto nos llama la atención para llenar nuestro tiempo libre, tenemos la posibilidad de realizar una excursión opcional al sur de Baviera para visitar el Castillo de Neuschwanstein (el castillo del rey loco), mandado edificar por Luis II de Baviera en 1866, junto a los Alpes bávaros, a imitación de los castillos del siglo XIII. En la actualidad, es el edificio más fotografiado de Alemania y uno de los destinos turísticos más populares del país. El castillo de Neuschwanstein es un conjunto de torres y muros que Luis II pretendía armonizar con las montañas y los lagos que lo rodean.

. Al final del día volveremos a Múnich, pero, antes de retirarnos al hotel para descansar, sería una buena idea que nos animáramos a visitar alguna de las muchas cervecerías de la ciudad, como, por ejemplo, la “Hofbrauhaus”, fundada en 1591, que fue destruida completamente durante los bombardeos de 1944 y 1945, pero que, en 1958, fue reconstruida, coincidiendo con el 800 aniversario de la fundación de la ciudad.

Después de degustar una jarra de buena cerveza alemana y saborear el ambiente que se respira en cualquiera de estos locales, regresaremos al hotel, ahora sí, para pasar la noche.

Día 14: Múnich – España. Nos llevamos tantos recuerdos imborrables…

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Tras tomar el desayuno en el hotel, recordaremos todo lo vivido y aprendido, durante estos fantásticos días. Hemos visitado museos, conocido ciudades, admirado monumentos y nos hemos maravillado con espléndidos paisajes. Ha sido un viaje inolvidable, pero ahora ha llegado la hora de dejar todo esto atrás y volver a casa.

Hasta que sea la hora a la que nos hayan citado para ir al aeropuerto, tendremos tiempo libre para terminar de hacer las últimas compras, darnos otro paseo por las calles de Múnich o esperar, tranquilamente, hasta que vengan a recogernos.

Ya no hay vuelta atrás, estamos en el aeropuerto a punto de embarcar camino de España, pero, también es verdad, que ya hemos empezado a pensar en cuál será nuestra próxima escapada. Elijamos el destino que elijamos, siempre es posible que nos volvamos a encontrar. ¡Hasta siempre!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Leonardo Royal Frankfurt
Frankfurt, Alemania

Leonardo Royal Frankfurt

Leonardo Hotel Frankfurt City South
Frankfurt, Alemania

Leonardo Hotel Frankfurt City South

Holiday Inn Frankfurt Airport
Frankfurt, Alemania

Holiday Inn Frankfurt Airport

Mercure Koeln- West
Colonia, Alemania

Mercure Koeln- West

Leonardo Royal Köln - Am Stadtwald
Colonia, Alemania

Leonardo Royal Köln - Am Stadtwald

ibis Koeln Messe
Colonia, Alemania

ibis Koeln Messe

Mercure Dortmund Messe & Kongress
Dortmund, Alemania

Mercure Dortmund Messe & Kongress

Mercure Duesseldorf Ratingen
Ratingen, Alemania

Mercure Duesseldorf Ratingen

Leonardo Hamburg City Nord
Hamburgo, Alemania

Leonardo Hamburg City Nord

Leonardo Hamburg Airport
Hamburgo, Alemania

Leonardo Hamburg Airport

Park Inn by Radisson Berlin Alexanderplatz
Berlín, Alemania

Park Inn by Radisson Berlin Alexanderplatz

Holiday Inn Berlin City East - Landsberger Allee
Berlín, Alemania

Holiday Inn Berlin City East - Landsberger Allee

Riu Plaza Berlín
Berlín, Alemania

Riu Plaza Berlín

Intercity Nurnberg
Nuremberg, Alemania

Intercity Nurnberg

Congress Mercure Nuernberg an der Messe
Nuremberg, Alemania

Congress Mercure Nuernberg an der Messe

Best Western Transmar Travel Hotel
Bayreuth, Alemania

Best Western Transmar Travel Hotel

NH Hirschberg Heidelberg
Hirschberg, Alemania

NH Hirschberg Heidelberg

Leonardo Hotel Heidelberg
Heidelberg, Alemania

Leonardo Hotel Heidelberg

Holiday Inn Express Heidelberg City Centre
Heidelberg, Alemania

Holiday Inn Express Heidelberg City Centre

Star Inn Hotel & Suites Premium Heidelberg, by Quality
Heidelberg, Alemania

Star Inn Hotel & Suites Premium Heidelberg, by Quality

Stadt Freiburg
Friburgo, Alemania

Stadt Freiburg

InterCity Freiburg
Friburgo, Alemania

InterCity Freiburg

Super 8 Freiburg
Friburgo, Alemania

Super 8 Freiburg

Leonardo Munich Arabellapark
Múnich, Alemania

Leonardo Munich Arabellapark

Holiday Inn Express Munich - East
Múnich, Alemania

Holiday Inn Express Munich - East

Leonardo Munich City Olympiapark
Múnich, Alemania

Leonardo Munich City Olympiapark

Opiniones de nuestro guía
José Ruperto López
- José Ruperto López -
Guía especializado en Circuitos por Centro Europa

El viaje se inicia por la capital financiera no ya de Alemania sino de Europa, Frankfurt, conociendo sus rincones ocultos y renovados como el nuevo centro histórico y sus personajes ilustres como Goethe, también desde Frankfurt nos moveremos por maravillosas ciudades a su alrededor, Würzburg con su pequeño pero coqueto casco histórico, o el siempre romántico y lleno de encanto que es el curso medio del alto Rhin donde tomar un crucero panorámico nunca deja de fascinarme, o Colonia que no solo su majestuosa catedral es lo que esconde.

De colonia avanzaremos hacia la Alemania más germánica y menos romana, pasando por la fascinante ciudad de Bremen, no solo protagonista de cuentos sino verdadera joya de la liga hanseática. Y mucho tiempo libre, que es lo que nos gusta horas paseando sin prisa por la ciudad que hace que realmente uno sienta que está de vacaciones y que no es un tour sino un paseo con amigos.

Llegaremos a Hamburgo que sin duda es una ciudad que sorprende por su inmenso lago en el centro de la ciudad y sus contrastes con lo visto. Y al poco Berlín,que decir de Berlín que no se haya dicho ya, yo te digo,no puedes ir a Alemania sin conocer Berlín por lo que es y por lo que fue.

Podría hablar horas de Berlín y siempre me dejaría algo. Y estamos en Berlín ,no pasamos por Berlín. De nuevo la palabra tiempo cobra otra dimensión.

Luego ya descendemos hacia tierra de Sajonia y Baviera donde una pléyade de pueblos con historia y carácter nos harán comprender aún más lo vasto de Alemania. Dresde, Nuremberg, Heidelberg, Friburgo o porque no Estrasburgo con su cultura mixta ni francesa ni alemana una mezcla de las dos. Para terminar en la ciudad de Múnich. Grandiosa, elegante, culta. Engarzada entre los alpes Rodeada de castillos y montañas una culminación brillante a un viaje único.

Definitivamente es un viaje que recomiendo a muchas personas tanto en el ámbito personal como profesional, No hay un recorrido igual que recorra toda ALemania con tanta calma pero al mismo tiempo con tanto detalle y profundidad. No lo dudes ven y no te arrepentirás.