Viaje a Bélgica: Circuito Flandes Puente de Mayo

Duración 5 día/s, 4 noche/s
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
Completo
Circuito: Flandes Puente de Mayo
DURACIÓN: 5 día/s, 4 noche/s
Completo
Flandes te espera

La región belga que todos conocemos como Flandes es un territorio repleto de sitios maravillosos, en los que la tradición local se combina con la modernidad, dando lugar a un escenario perfecto para una escapada. Explora los rincones llenos de encanto de Bruselas, de Gante, de Brujas, de Amberes y de Malinas, y saborea todo lo que Flandes tiene para ti.

Itinerario

Día 1: España – Bruselas. El primer día de nuestro gran viaje

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Durante los próximos días viviremos experiencias inolvidables en una ruta por Bélgica, uno de los países más interesantes de Europa. Eso sí, nuestro primer paso en este fantástico viaje es volar hasta Bruselas, su capital. Debemos intentar llegar al aeropuerto por lo menos dos horas antes de la salida de nuestro avión, para evitar contratiempos y hacer los trámites con calma.

El vuelo es corto, y en cuanto lleguemos al aeropuerto de Bruselas habrá alguien esperándonos para llevarnos al primer hotel en el que nos alojaremos. Después de instalarnos podremos disfrutar de unas horas libres para tomar un primer contacto con la ciudad.

La capital de Bélgica es perfecta para pasear con calma y disfrutar de sus bonitos edificios, monumentos y lugares de interés. Un consejo: acercarse a la Grand Place en el momento de caer la noche y contemplar cómo se encienden sus luces es una experiencia inolvidable, así que no debemos dejar de hacerlo. Hay que tener en cuenta que hoy tenemos la cena incluida en el hotel, y podremos disfrutar de ella antes de retirarnos a descansar y reponer fuerzas para mañana.

Día 2: Bruselas. Conociendo los puntos clave de la capital belga.

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Bruselas
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestra jornada de hoy está llena de actividades interesantes, así que lo mejor será que desayunemos bien en el hotel para llenarnos de energía. Después, saldremos a la calle y nos dedicaremos a visitar los lugares más importantes de la ciudad en un tour panorámico. Vamos a visitar la Grand Place, el alma de Bruselas y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1998. La belleza de su arquitectura la convierte en la plaza más bella de Bélgica y una de las más hermosas de Europa. A su alrededor encontramos la Casa del Rey, que fue la residencia real desde 1536, año de su construcción. Sufrió una remodelación en 1873 y, después, se convirtió en la sede del Museo de la Ciudad. También encontramos las Casas de los Gremios, la residencia de Victor Hugo durante el siglo XIX y el Palacio de los Duques de Brabante. Pero, sobre todos ellos, destaca imponente el Ayuntamiento o, como también es denominado, el Hotel de Ville. Se trata de una verdadera joya del estilo gótico. Erigido entre 1402 y 1455, en su conjunto destaca la alta torre de 96 metros de altura coronada por la estatua del Arcángel San Miguel derrotando al Diablo. Esta divinidad es, además, el patrón de la ciudad.

Además de la Grand Place, recorreremos el Barrio de Sablon. Se trata de un animado conjunto de calles lleno de tiendas exclusivas y bonitos edificios como la Iglesia de Notre Dame du Sablon, que data del siglo XV, o el Palacio de Justicia, un gigantesco edificio edificado a finales del siglo XIX. Sus proporciones son impresionantes: 100 metros de altura y una superficie de 26.000 metros cuadrados. No es de extrañar que en el momento de su construcción se convirtiera automáticamente en el edificio más grande del mundo. Otras visitas imprescindibles en Bruselas son el Manneken Pis y, por supuesto, el Atomium, los principales emblemas de la ciudad. Eso sí, seguro que a alguno le sorprenden las proporciones del primero: mide apenas medio metro. Fue instalado junto a la Grand Place en 1388 y ha sufrido innumerables intentos de robo. Finalmente, alguien lo consiguió y nunca se ha recuperado, así que la figura que se puede ver en la actualidad data de 1619. Mientras, el Atomium, que representa un gigantesco átomo de hierro de 102 metros de altura, fue construido para la Exposición Universal que tuvo lugar en la ciudad en 1958.

Tras estas visitas haremos un ‘break’ para tomar el almuerzo y, también, pensar qué hacer por la tarde. Hay dos opciones: quedarnos en la capital para disfrutar de ella como más nos apetezca o visitar la bonita ciudad de Lovaina, donde fue profesor el mismísimo Erasmo de Rotterdam. Esta segunda opción está diseñada para recorrer la localidad de forma libre. Podremos conocer la Plaza Mayor –también denominada Grote Markt-, rodeada de edificios entre los que destacan el Ayuntamiento, una preciosa construcción del siglo XV de estilo flamenco; o la Iglesia de San Pedro, de estilo gótico brabanzón. Además, visitaremos el Beaterio o Gran Beguinaje de Lovaina, un conjunto de calles declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998; así como la Iglesia de San Miguel, el Salón de los Tejidos o el Colegio Van Dale.

Elijamos lo que elijamos, al final de la jornada volveremos al hotel de Bruselas para poder descansar en nuestra habitación.

Día 3: Bruselas – Gante – Brujas. Dos ciudades que dejarán huella.

RÉGIMEN Desayuno y cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

En nuestro recorrido por Flandes y Holanda, hoy nos toca visitar dos de las ciudades más bellas de la región: Gante y Brujas. Después del desayuno diremos adiós a Bruselas y nos pondremos en camino hacia la primera de ellas, muy conocida por la belleza de su arquitectura y por su vibrante ambiente. Vamos a poder recorrerla durante unas horas libremente para poder empaparnos de su ecosistema especial. Son varios los lugares imperdibles en Gante. El primero es el Castillo de los Condes de Flandes, una fortaleza impresionante que ha tenido varias funciones a lo largo de su historia. Fue un bastión defensivo, una prisión y un inquietante museo de instrumentos de tortura. La Catedral de San Bavón es otro monumento que no puede faltar en un paseo por Gante. Su construcción se prolongó nada menos que 300 años y entre sus muchas maravillas destaca un retablo pintado por el célebre Van Eyck: “La Adoración del Cordero Místico”. El campanario conocido como la Torre Belfort, otro de los puntos de interés de Gante, nos ofrece, desde sus 91 metros de altura, algunas de las mejores vistas de la ciudad. Fue construida en el siglo XIV. También son célebres la Iglesia de San Nicolás, situada cerca de la Catedral y de una gran belleza; el romántico Puente de San Miguel, rodeado de preciosos edificios; el Ayuntamiento o Stadhuis; o el medieval Muelle de las Hierbas, un puerto que parece de postal gracias a los edificios que lo rodean, como la Casa Gremial de los Navegantes Libres, la Casa del Impuesto o el Almacén de Grano.

Después de las increíbles horas que hemos pasado en Gante continuamos hacia Brujas, una de las joyas de Europa y del mundo. Podremos recorrer durante varias horas libres esta maravillosa ciudad y descubrir por qué es la ciudad más visitada de Bélgica: su arquitectura medieval perfectamente conservada y sus casas reflejadas en los canales le da un aspecto inigualable que la convierte en una de las ciudades más bellas del planeta. Sin exageración. De hecho, su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 2000. ¿Qué ver en Brujas? Hay innumerables lugares con encanto. La Plaza Mayor es un buen lugar para comenzar la visita. Está rodeada de preciosos edificios de colores y otros ilustres como el Palacio Provincial o la Torre Belfort, que se eleva hasta los 83 metros de altura.

Si nos acercamos hasta el Parque Minnewater nos encontraremos con el romántico Lago del Amor y, muy cerca, con el Begijnhof, un beaterio del siglo XIII hoy habitado por monjas benedictinas. Además, no nos podemos perder la Basílica de la Santa Sangre, que atesora una de las reliquias más sagradas de toda la cristiandad; la Catedral de San Salvador, erigida en el siglo IX, aunque remodelada en diversas ocasiones, lo que ha hecho que tenga un estilo muy ecléctico; los canales o las cervecerías tradicionales. En Brujas todo tiene encanto.

En cuanto terminemos nuestro recorrido por Brujas nos instalaremos en el hotel que tenemos asignado en esta ciudad. Podremos, así, cenar y retirarnos a descansar.

Día 4: Brujas – Amberes – Malinas – Bruselas. Diamantes y Erasmo de Rotterdam.

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Amberes Panorámica de Malinas
ALOJAMIENTO Hotel

La hermosa ciudad de Amberes, a unos 100 kilómetros al este de Brujas, será nuestra primera parada de hoy. Saldremos hacia allí en cuanto hayamos terminado de desayunar. Amberes es muy célebre por el comercio de diamantes, pero también cuenta con un montón de lugares interesantes. En cuanto pongamos los pies en esta ciudad haremos una visita panorámica por sus lugares más emblemáticos. La Plaza Mayor es uno de ellos. A su alrededor destacan algunos edificios de gran belleza como el Ayuntamiento, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 19999. Fue construido en el siglo XVI mezclando varios estilos. Los más destacados son el renacimiento italiano y el flamenco. Si nos fijamos en lo alto del edificio podremos ver varios ornamentos dorados. Además, la fachada está llena de banderas. También pasaremos por la Catedral. Es de estilo gótico y en el edificio sobresale, imponente, el campanario de más de 120 metros de altura. La construcción de tan enorme edificio -es la iglesia más grande del país- llevó dos siglos.

Después de recorrer Amberes tomaremos la comida y nos encaminaremos a la que fue la capital de los Países Bajos en tiempos de los duques de Borgoña: Malinas. Haremos un tour panorámico por la ciudad, aunque la mayoría de los edificios de interés están alrededor de la Plaza Mayor. Es el caso de la Catedral de San Romualdo y el Ayuntamiento.

Al terminar la jornada regresaremos a nuestro lugar de origen en Bélgica, Bruselas, donde podremos instalarnos en el hotel y, por fin, descansar de la actividad del día en nuestra habitación.

Día 5: Bruselas – España. Todo lo que empieza, acaba

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Buenos días. Hoy es la última jornada que pasamos en Bruselas. Es una pena que el viaje se termine ya, pero han sido unos días muy intensos y hemos vivido montones de experiencias que no vamos a olvidar nunca. Nuestros días han dado mucho de sí, y quizá pensemos con nostalgia que en solo unas horas estaremos dejando atrás este maravilloso país, pero no debemos ponernos tristes: aún nos quedan por delante unas horas hasta que vengan a recogernos al hotel.

Quizá podemos dar un último paseo por las calles de Bruselas o aprovechar para comprar algún regalo. El tiempo es nuestro y lo podremos disfrutar como queramos. Eso sí,a la hora señalada hay que estar listos en el hotel porque vendrán a buscarnos para llevarnos al aeropuerto. Después de hacer todos los trámites embarcaremos en el avión que nos dejará sanos y salvos en España. Durante el vuelo seguro que se nos ocurre alguna otra escapada para hacer pronto. ¡Hasta la próxima!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.