Viaje a Croacia: Circuito Lo mejor de Croacia Semana Santa

Duración 8 día/s, 7 noche/s
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
Completo
Circuito: Lo mejor de Croacia Semana Santa
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Completo
Explora los mágicos rincones de la bella Croacia

Déjate seducir por un país increíble, un destino lleno de tesoros patrimoniales, ciudades muy bien conservadas y una gastronomía de lo más exquisita. Y todo esto junto al mar Adriático. No se le puede pedir más a un destino. Croacia te invita a que te adentres en ella y te vayas enamorando poco a poco, sin prisa pero sin pausa, porque una vez que llegue el último día te aseguramos que no te querrás ir.

Itinerario

Día 1: España – Dubrovnik. Volando hacia la antigua ciudad de Ragusa.

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Ahora ya es verdad, no estamos soñando. Hoy iniciamos nuestro camino hacia Dubrovnik. Sin duda, una de las ciudades más interesantes del continente europeo. Nos sentimos tan emocionados que, incluso, los engorrosos trámites previos al embarque nos hacen ilusión. Ya estamos sentados en nuestros asientos en el avión, que, a los pocos minutos, empieza a tomar velocidad y se eleva para llevarnos, directamente, a Dubrovnik, una ciudad llena de bellezas naturales, rodeada de murallas y junto al mar. Una ciudad, conocida en la antigüedad con el nombre de Ragusa, que nos trae a la memoria imágenes de la Edad Media, principalmente en el casco antiguo, lleno de palacios e iglesias que nos harán revivir toda la gloria del pasado de los Balcanes.

Cuando lleguemos al aeropuerto, nos estarán esperando para darnos la bienvenida y trasladarnos al hotel en que nos alojaremos esta primera noche. Una vez allí y, cuando ya hayamos tomado posesión de nuestras habitaciones, cenaremos y nos dispondremos a descansar para no perder detalle de todo lo que conoceremos mañana en nuestra visita a la ciudad de Dubrovnik.

Día 2: Zagreb. Conociendo la ciudad

RÉGIMEN Desayuno.Almuerzo.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Zagreb
ALOJAMIENTO Hotel

Antes de empezar nuestras interesantes actividades del día, tomaremos un buen desayuno en nuestro hotel. Después, iniciaremos, acompañados de un guía, una visita de la ciudad. Zagreb es la capital de Croacia y su ciudad más poblada. Se sitúa al noroeste del país, entre el río Sava y la ladera sur del monte Medvednica. Tiene casi 900.000 habitantes, lo que la convierte en la cuarta ciudad más grande del Sudeste de Europa y en la segunda por extensión. Zagreb está habitada desde los tiempos del Imperio romano. A diferencia de otras ciudades de Croacia, Zagreb tiene un estatus especial como «ciudad-condado» y es independiente del condado de Zagreb. En nuestra visita, veremos la Ciudad Alta (Gornji Grad), con lo que queda de las murallas que rodeaban la ciudad, y restos de palacios góticos y barrocos, así como de algunas hermosas iglesias. En cuanto la Ciudad Baja (Donji Grad), que es la parte moderna, nos sorprenderá con varias edificaciones, que datan de los años de esplendor del Imperio Austrohúngaro. En esta zona encontraremos, también, centros comerciales y museos. Existe un funicular que conecta las dos partes de la capital. Es el más pequeño del mundo y ofrece unas vistas espectaculares de Zagreb.

Después de comer, tendremos todo el resto de la tarde para movernos, tranquilamente, por la ciudad, saborear el ambiente de sus calles, quizás tomar el funicular o visitar alguno de sus muchos museos, como, por ejemplo, el Museo de la Ciudad de Zagreb, el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo Mimara, o el curioso Museo de las Relaciones Rotas, que cuenta con objetos personales de parejas separadas junto con un breve resumen. También tendremos la posibilidad de contratar (de forma opcional) una visita a Varazdín, que fue capital de Croacia entre los años 1756 y 1776 y que hoy es conocida como la ciudad del barroco, la música y las flores. Si nos decidimos por esta opción, nos acompañará un guía que nos llevará a visitar el casco histórico, donde veremos el antiguo castillo de los señores feudales y pasearemos por el centro de la ciudad. Nos decidamos por una u otra posibilidad, cuando caiga el día, volveremos al hotel para cenar y pasar la noche.

Día 3: Región de Zadar – Lagos de Plitvice – Zagreb. Visitando Parques Nacionales camino de Zagreb.

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Parque Nacional de Plitvice Panorámica de Zadar
ALOJAMIENTO Hotel

Croacia es un país lleno de bellezas naturales. Además de estar junto al Adriático, hay en su territorio muchos Parques Nacionales, por lo que este país está considerado uno de los más apreciados del mundo para hacer turismo ecológico. Así pues, nuestra primera visita, en cuanto terminemos nuestro desayuno en el hotel de Zadar, la haremos al Parque Nacional de Plitvice. Este lugar es Parque Nacional desde el año 1949.

Consta de 16 maravillosos lagos, conectados entre sí por 92 espectaculares saltos de agua de hasta 76 metros de altura y podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que es uno de los lugares más impresionantes del continente europeo. Tiene un área de treinta mil hectáreas de las que bastante más de la mitad están ocupadas por imponentes masas boscosas. Esta espectacular visita, en la que se aúnan árboles, tierra, hierba y agua, será una experiencia que no olvidaremos.

Daremos una estupenda caminata a través de sus caminos, disfrutando de unos paisajes espectaculares y diremos adiós al Parque realizando un paseo en barco a través de alguno de sus muchos lagos. El Parque Nacional de Plitvice pretendió convertirse en una de las siete maravillas naturales del mundo en 2011 y es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1979. Con el ánimo conmovido por este lugar único, saldremos hacia Zagreb. Allí iremos al hotel para disfrutar de una buena cena y una habitación en la que podremos dormir tranquilamente.

Día 4: Split – Trogir – Sibenik – Región de Zadar. Un viaje a través del tiempo.

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica Split
ALOJAMIENTO Hotel

En esta nueva jornada, tendremos que dejar atrás la hermosa ciudad de Split y su casco antiguo para encaminarnos hacia a región de Zadar. Lo primero que haremos será, como siempre, desayunar bien y prepararnos para todo lo que nos espera hoy. Nuestra primera parada la haremos en Trogir, una ciudad histórica en la costa del Adriático y llamada “ciudad museo”. Está erigida sobre una pequeña isla situada entre el continente y la isla de Ciovo. En Trogir podremos disfrutar de tiempo libre para recorrer la población a nuestro antojo y conocer algunos de sus puntos de interés, como, por ejemplo, su Catedral, el Palacio del Camarlengo, el Palacio Cipiko y andar a lo largo de sus típicas calles. Todo en Trogir nos habla del camino recorrido por la ciudad desde la Edad Media.

Seguiremos adelante y nuestra siguiente etapa será Sibenik. Aquí, así mismo, tendremos unas horas para visitar, tranquilamente, los lugares más emblemáticos de la ciudad. Sibenik es una clara muestra de enclave estratégico, ya que, debido a su situación junto a la desembocadura del río Krka en la costa del mar Adriático, fue clave frente a invasiones y en las guerras que mantuvieron sus habitantes contra tropas venecianas, otomanas o bizantinas. Hoy en día, Sibenik es una ciudad donde se respira paz y que invita a conocer, sin prisas, sus interesantes lugares, como la Catedral de San Jacobo, un templo católico, de un estilo proveniente de las tendencias góticas de la Dalmacia, Italia y la Toscana. La iglesia se empezó a construir en 1402, aunque, en realidad, los planes de su edificación ya habían comenzado en 1298. La catedral está construida, totalmente, con piedra caliza de una cantera cercana y mármol de la isla de Brac. Es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000. La Plaza de la República Croata, donde está el Ayuntamiento, es también muy recomendable, o el Jardín medieval del monasterio de San Lorenzo…

Dejaremos la bonita Sibenik para continuar hacia Zadar. Una vez allí, tendremos ocasión de hacernos una idea de la ciudad mediante un paseo panorámico, en el que podremos conocer los lugares más interesantes de esta ciudad. Zadar, es una ciudad de la región de Dalmacia, capital del condado de Zadar, y está situada en el centro de Croacia, frente a las islas Ugljan y Pašman, de las que está separada por el estrecho de Zadar. Tiene una población de unos 85.000 habitantes. Se tiene constancia de presencia humana en este lugar desde el año 900 a.C. Durante el imperio bizantino, se llamó Diodora, pero en el siglo VII ya comenzó a llamarse Zara (Zadar). Empezaremos nuestra visita por el puerto y continuaremos hasta alcanzar su casco histórico, con calles pavimentadas en piedra. El casco histórico está lleno de lugares muy interesantes, como, por ejemplo, la Iglesia de San Donato, del siglo XI y que es la más importante de Dalmacia. Visitaremos la Catedral de Santa Anastasia, edificada sobre las ruinas de una basílica paleocristiana que había antes en este lugar y que está datada entre el siglo XII y el siglo XV… Veremos la Puerta de Zara o Terraferma, una puerta que forma parte del sistema defensivo de Zadar. Se edificó en 1537 y se la considera el monumento renacentista más bello de la ciudad. La puerta separa el centro histórico de la fortaleza exterior. Sobre el arco central, en el exterior, es visible San Crisógono, patrón de la ciudad, montado a caballo y, en el interior, el león de San Marcos.

Terminadas nuestras visitas, nos registraremos en nuestro nuevo hotel, tomaremos posesión de nuestras habitaciones y estaremos listos para cenar y retirarnos a descansar.

Día 5: Dubrovnik – Split. Un nuevo encuentro con la historia en plena costa Dálmata.

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Mostar
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy tendremos que despedirnos de Dubrovnik para continuar nuestro camino hacia otros lugares. Pero, primero, daremos cuenta de un buen desayuno en el hotel. Una vez que hayamos terminado de desayunar y hayamos recogido nuestras cosas, dejaremos atrás esta hermosa ciudad y, pasando por el delta del río Neretva, un río de doscientos veinticinco kilómetros de longitud, que pasa por Bosnia Herzegovina y Dalmacia, iremos a Split, atravesando varias poblaciones típicas de la costa del Adriático. Es la capital de la región de Dalmacia y su ciudad más importante.

Split es la segunda ciudad con mayor número de habitantes de Croacia, después de Zagreb y es un importante centro cultural y turístico, puerto pesquero y base naval del Adriático. El casco antiguo de la ciudad de Split es una auténtica joya arquitectónica. Fue edificado, totalmente, dentro de los muros de lo que fuera un antiguo palacio del emperador Diocleciano (siglo IV), que está muy bien conservado y es reconocido como uno de los edificios más bellos de la costa adriática de Croacia. El casco antiguo, junto con el palacio de Diocleciano, es Patrimonio de la Humanidad desde 1979. La ciudad creció alrededor de la casa de descanso del emperador. Llegaremos a la Plaza del Peristilo, situada en el patio principal del palacio, al Mausoleo del Emperador que, actualmente, es la catedral y al Templo de Júpiter, lugar del emplazamiento, en la actualidad, del Baptisterio de San Juan.

Al final del día, iremos al hotel, nos registraremos y, antes de retirarnos a nuestras habitaciones, disfrutaremos de una estupenda cena.

Día 6: Dubrovnik. Conociendo la ciudad “Joya del Adriático”

RÉGIMEN Desayuno.Almuerzo.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Dubrovnik
ALOJAMIENTO Hotel

Empezaremos la jornada tomando un estupendo desayuno en el hotel. A continuación, haremos una visita panorámica por la ciudad, en la que veremos la iglesia y el convento de los franciscanos, que se empezó a construir en 1317 y donde se encuentra una de las farmacias más antiguas de Europa. Lo único que sobrevivió al terremoto que asoló la ciudad en 1667, es un portal gótico. En el convento se encuentra el jardín más antiguo de Dubrovnik. Parte del claustro estaba decorado con frescos, pero muchos han desaparecido.

Seguiremos a conocer el Palacio de Sponza, también llamado Divona, nombre derivado del latín “spongia”, que significa el lugar donde se recoge el agua de lluvia. Fue edificado en el siglo XVI, y en el que cabe destacar, no solo las columnas del atrio, sino unas maravillosas piezas hechas en piedra. También veremos la iglesia de San Blas, el santo patrón de Dubrovnik, de estilo barroco y que es una de las principales atracciones de la ciudad.

Continuaremos conociendo el Palacio del Rector, un palacio que sirvió como sede del Rector de la antigua República de Ragusa entre el siglo XIV y principios del XIX. También fue la sede del Consejo Menor y la administración estatal. Además, albergaba una armería, la casa de vigilancia y una prisión. El Palacio del Rector es, sin duda, uno de los edificios más hermosos y conocidos de la ciudad y en él se puede disfrutar escuchando a la Orquesta Sinfónica de Dubrovnik. Conoceremos la impresionante Catedral de la Asunción, consagrada a la iglesia católica. Fue edificada sobre lo que quedó de la antigua catedral bizantina y románica, asolada por el terremoto de 1667. Su construcción finalizó en el siglo XVIII y forma parte del conjunto monumental de la ciudad antigua de Dubrovnik, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979. Antes de comer, todavía conoceremos la Placa, que es la calle principal de la parte antigua de Dubrovnik, rodeada por murallas. La Placa está pavimentada con piedra caliza y tiene una longitud de 300 metros, aproximadamente. Esta calle nos conducirá hasta La Torre del Reloj y la Columna de Orlando.

Terminada la comida, tendremos el resto del día libre para disponer de él como prefiramos. Podemos continuar paseando por la ciudad o volver a alguno de los lugares que hemos conocido esta mañana. Además, tenemos la posibilidad de contratar una bonita excursión por las Islas Elafiti. Consiste en un recorrido en barco para ver estas islas, que, aunque pequeñas, son auténticas maravillas de la costa Dálmata. Están a poca distancia de la capital y es un paseo que merece mucho la pena. Al finalizar el día, solo nos quedará volver a nuestro hotel para cenar y retirarnos a pasar la noche.

Día 7: Dubrovnik (visita opcional a Montenegro). Un día para disfrutarlo a nuestras anchas.

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Un buen desayuno es la mejor manera de empezar el día. Un día en el que no tendremos horarios ni citas, en el que podremos movernos, a nuestro antojo, por la ciudad de Dubrovnik, una ciudad costera de la región de Dalmacia, cerca de la frontera con Bosnia y Herzegovina. Tiene una población de algo más de cuarenta y dos mil habitantes y es uno de los centros turísticos más importantes del Adriático. Se la conoce, con razón, como "la perla del Adriático". Está rodeada de murallas y fortificaciones, al pie de la montaña de San Sergio, que cae a pico sobre las aguas del mar Adriático.

Si lo preferimos, existe la posibilidad de contratar, de forma opcional, una interesante y bonita excursión (con almuerzo incluido) que nos llevará a Montenegro, un país con casi 300 km de costa a orillas del mar Adriático. Limita por el norte con Bosnia y Herzegovina y Serbia; Albania por el sureste; Croacia por el oeste; y con Serbia por el este. Oficialmente, existen dos capitales: la principal y la ciudad más poblada es Podgorica, y la capital histórica es Cetiña, que tiene estatus de Antigua Capital Real.

Cruzaremos Herzeg Novi, una ciudad del suroeste de Montenegro, con casi 20.000 habitantes. Los resultados arqueológicos dan fe de que los principios de la civilización, en esta región, parece que podrían proceder de la Edad de Bronce. Lo primeros seres humanos de los que se tiene constancia que vivieron en Herceg Novi, fueron los Ilirios. A continuación, entraremos en la Bahía de Kotor. La bahía de Kotor, o también bocas de Kotor, es un fiordo de gran belleza natural y sumamente accidentada. Está situada en el suroeste de Montenegro y sureste de Croacia, en el área limítrofe entre ambos Estados, en la costa del mar Adriático. La principal población de la bahía es Kotor, de donde recibe su nombre.

Pasaremos por un pequeño pueblo de pescadores, llamado Perast, de apenas cuatrocientos habitantes, a pocos kilómetros al noroeste de Kotor, contemplando la isla Gospa od Škrpjela (Nuestra Señora de las Rocas en español). Se trata de una pequeña isla situada en las Bocas de Kotor, frente a Perast. La isla es artificial, formada a partir de rocas y restos de viejos barcos hundidos. Existe una tradición que consiste en que el día 22 de julio, de cada año, los habitantes de la isla conmemoran su construcción arrojando piedras al mar, lo que hace que la superficie de la isla vaya aumentando poco a poco. En la isla destaca una iglesia construida en 1632 para sustituir a la construida en 1452. Esta iglesia ha sido reformada y ampliada en 1722 y en 1979 fue declarada, junto con toda la bahía de Kotor, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Continuaremos a la ciudad de Kotor, una villa fortificada en la costa adriática de Montenegro, próxima a los acantilados de piedra caliza del monte Lovćen. El casco antiguo, de origen medieval, se caracteriza por sus sinuosas calles y plazas, además tiene algunas iglesias románicas, como la catedral. En el centro de la ciudad, también está el Museo Marítimo. En esta ciudad, disfrutaremos de tiempo libre para poder pasear por su casco histórico. Almorzaremos (incluido en la excursión) y, después, regresaremos a nuestro hotel de Dubrovnik, donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 8: Zagreb – España. Diciendo hasta pronto a la hermosa Croacia.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Cuando nos despertemos y, mientras desayunamos, seremos conscientes de que nuestro viaje se ha terminado, pero, aunque poco, aún nos queda algo de tiempo para dar un último paseo por la capital. No nos sintamos tristes, hemos tenido la suerte de pasar unos fantásticos días en uno de los países de toda Europa que más visitantes atrae. Han sido días llenos de sorpresas, en los que hemos disfrutado de hermosos paisajes, hemos visto ciudades encantadoras, hemos admirado el color del mar Adriático y muchas más cosas que nos llevamos con nosotros y que no olvidaremos.

Han sido unas jornadas en las que hemos roto con la rutina de nuestro día a día, pero, como todo en la vida, este viaje ha terminado. Cuando nuestro avión se eleve para llevarnos de vuelta a casa, miraremos por la ventanilla y diremos adiós a las tierras croatas. Si comparamos lo que esperábamos encontrar antes de venir y lo que nos llevamos, el balance es sumamente positivo, Croacia nos ha gustado mucho más de lo que imaginábamos. Tanto es así, que, probablemente, volveremos en otra ocasión. Por tanto, no diremos adiós, sino hasta pronto. Sea cuando sea, aquí os esperamos.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Remisens Albatros
Cavtat, Croacia

Remisens Albatros

Katarina Dugopolje
Dugopolje, Croacia

Katarina Dugopolje