Viaje a Dinamarca: Circuito Repúblicas Bálticas y Capitales Nórdicas

Duración 11 día/s, 10 noche/s
Desde 1.713 €
Ver disponibilidad
Circuito: Repúblicas Bálticas y Capitales Nórdicas
DURACIÓN: 11 día/s, 10 noche/s
Desde 1.713 €
Ver disponibilidad

La opinión de nuestro guía

Javier López
Repúblicas Bálticas y las Capitales Nórdicas puede suponer uno de los viajes más sorprendentes e increíbles que una persona puede realizar. Ambos destinos comparten semejanzas pero a su vez diferencias que marcan el carácter propio de cada ciudad y que hacen de estos lugares la combinación perfecta que cualquier turista desearía conocer.
Leer más
Javier López
Un viaje muy completo para conocer lo más destacado de las repúblicas bálticas y las capitales nórdicas

Las Repúblicas Bálticas y las capitales escandinavas que recorreremos a lo largo de once días son auténticas joyas dispuestas a descubrirnos todos sus tesoros en los que nos dedicaremos a visitarlas. Lituania, Letonia y Estonia nos sorprenderán con sus capitales medievales en las que recorreremos sus bien conservados cascos históricos, que nos harán soñar con épocas pasadas. Estocolmo, Oslo y Copenhague nos sorprenderán por su monumentalidad y por haber sabido conservar la esencia de su pasado, que convive en perfecta armonía con las tendencias más vanguardistas. Estamos preparados para emprender un viaje de once días del que nos llevaremos un recuerdo imborrable.

Itinerario

Día 1: España – Vilnius. Empieza la aventura

RÉGIMEN Cena
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Empezamos nuestro intenso y completo viaje por las Repúblicas Bálticas y capitales nórdicas en Vilnius, la capital de Lituania. Para ello, nos presentaremos en el aeropuerto con dos horas de antelación para facturar el equipaje y realizar todos los trámites. Después, cuando aterricemos en Vilnius, nos recogerán y nos llevarán al hotel para dejar nuestras cosas. A partir de ese momento, y hasta que llegue la hora de cenar, tendremos tiempo libre para tomar un primer contacto con la ciudad, cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1994.

Día 2: Vilnius. Un recorrido inolvidable por la capital lituana

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Vilnius
ALOJAMIENTO Hotel

Con un compacto centro histórico donde predominan los edificios de estilo barroco, y en el que sus callejuelas nos sorprenden con tesoros a cada paso, Vilnius es una ciudad encantadora y perfecta para ser recorrida en una jornada. Después de desayunar en el hotel, realizaremos una visita panorámica para ver sus monumentos más destacados, entre los que se encuentra la catedral, que se erige en el lugar en el que en el siglo XIII se levantó una primera iglesia cristiana. Hoy en día ostenta la categoría de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Vilnius cuenta con más de 65 iglesias, y una de ellas es la preciosa Iglesia de San Pedro y San Pablo, ejemplo de un barroco tardío, cuyo interior alberga más de 2.000 esculturas. Durante nuestra visita panorámica tendremos la oportunidad de conocerla, al igual que otro de los emblemas de la ciudad: la Torre de Guedimino. Desde allí podremos disfrutar de unas excelentes vistas de la ciudad. Nuestro recorrido se completará con una visita a la universidad, la más antigua de Europa Central, en la que destaca la biblioteca.

Después de reponer fuerzas con una suculenta comida, tendremos la oportunidad de realizar una visita opcional a la fortaleza de Trakai, situada en medio del río Galve. Revestida enteramente en ladrillo rojo, la fortaleza es de estilo gótico y está rodeada por una muralla. Merece la pena visitar su patio interior y la Torre del Gran Duque. Trakai acoge actualmente la sede permanente del Museo de Historia. Quien no desee ir a conocer la fortaleza de Trakai, podrá quedarse tranquilamente en Vilnius disfrutando de una tarde entera de tiempo libre.

Al final del día, regresaremos al hotel, donde nos estará esperando una reconfortante cena y una cómoda habitación en la que pasar la noche.

Día 3: Vilnius - Colina de las Cruces - Rundale – Riga. La sobrecogedora visión de miles de cruces

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Palacio de Rundale
ALOJAMIENTO Hotel

La leyenda y el misterio rodean la Colina de las Cruces, nuestra primera parada del día. En cuanto acabemos de dar buena cuenta del desayuno en el hotel, abandonaremos Vilnius y nos dirigiremos a este insólito lugar.

Parece ser que fue a principios del siglo XIX cuando los lituanos empezaron a colocar cruces en el lugar donde se llevaron a cabo dos rebeliones fallidas contra la Rusia zarista. En un primer momento, apenas 20 cruces se alzaban en el lugar. Sin embargo, con el paso de los años el lugar se convirtió en símbolo de la resistencia lituana contra los soviéticos y se calcula que hoy en día son más de 100.000 las cruces que cubren la colina.

Abandonamos este impactante lugar para cruzar la frontera hacia Letonia y visitar una auténtica joya del barroco y el rococó, el Palacio de Rundale, cuyo autor, Bartolomeo Rastrelli, es el mismo arquitecto que diseñó el Palacio de Invierno y el Palacio de Catalina en San Petersburgo.

Mandado construir por los duques de Curlandia, el Palacio de Rundale es magnífico y suntuoso en todos los sentidos, desde sus estancias ricamente adornadas cada una de ellas con un estilo muy diferente, a los magníficos jardines diseñados a imagen y semejanza de los de Versalles. El Palacio de Rundale fue usado como hospital y cuartel general durante la I Guerra Mundial y actualmente aún está siendo sometido a un costoso proceso de restauración que le ha devuelto todo su esplendor.

Tras almorzar y visitar el Palacio de Rundale, reemprenderemos el trayecto hasta llegar a Riga, capital de Letonia y nuestro siguiente destino. Una vez allí, iremos directamente al hotel para disfrutar de una buena cena y de una merecida noche de descanso.

Día 4: Riga. El centro del Art Noveau en el Báltico

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Riga
ALOJAMIENTO Hotel

La capital de Letonia, ciudad de contrastes, nos espera hoy con su precioso casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y sus nada más y nada menos que 800 edificios de estilo modernista.

Una vez que hayamos terminado de dar buena cuenta del desayuno en el hotel, realizaremos una visita guiada a pie para conocer algunos de los monumentos más destacados de Riga. Para ello, nos adentraremos en el casco histórico, conocido con el nombre de Vecriga. Admiraremos el Castillo de Riga, y nos detendremos en la catedral de la ciudad. Conocida con el nombre de la Santísima Trinidad, es la iglesia luterana más importante de Letonia y la sede del arzobispado de Riga. Construida en el siglo XIII y de estilo gótico, con el paso de los siglos se le han ido añadiendo elementos de otros estilos, como Barroco o Art Noveau. Otro de los templos que visitaremos es la iglesia ortodoxa de San Pedro.

Uno de los edificios más conocidos de la ciudad es la casa de los Cabezas Negras, construida en el siglo XIV como casa de fraternidad del gremio de comerciantes solteros alemanes de los Cabezas Negras y aunque fue destruida por los soviéticos, se reconstruyó fielmente a la original. En nuestro paseo por Riga atravesaremos también la Puerta Sueca, la única que se conserva de las ocho que poseía la ciudad, y visitaremos el Monumento a la Libertad.

Tras el almuerzo, dispondremos de tiempo libre para visitar la ciudad a nuestro aire. Una opción puede ser acercarse hasta el distrito del Art Nouveau y pasear por su calle principal, Alberta ieia, o recorrer el Museo Etnográfico en el que las distintas exposiciones nos ofrecen más detalles de la historia y tradiciones de Riga y de Letonia.

Al final de esta intensa y apasionante jornada, volveremos al hotel para pasar la noche y prepararnos para continuar con nuestro gran viaje por las Repúblicas Bálticas y las capitales nórdicas.

Día 5: Riga – Tallin. La Pequeña Praga nos espera

RÉGIMEN Desayuno. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Tallin
ALOJAMIENTO Hotel

Tallin, la capital de Estonia, es una auténtica joya que posee uno de los cascos históricos medievales mejor conservados de Europa. La influencia de los distintos pueblos que han pasado por ella ha hecho que nos ofrezca un legado histórico y cultural como ninguna otra. Y precisamente hoy, en cuanto terminemos de desayunar en el hotel, abandonaremos Riga y pondremos rumbo a la costa báltica con la mirada puesta en Tallin.

Conocida como “La pequeña Praga”, la capital estonia es una ciudad relativamente pequeña, lo que nos permitirá apreciar con tranquilidad la belleza de sus principales monumentos. Una vez que hayamos llegado, iniciaremos una visita de la ciudad.

En nuestro recorrido por el casco histórico, llamado Vanalinn y protegido por la UNESCO, haremos una parada en el ayuntamiento, un edificio gótico cuya torre está coronada por una veleta que representa al “Viejo Tomás”, un soldado medieval convertido en el símbolo de la ciudad. En la Plaza del Ayuntamiento encontramos también la que dicen que es la farmacia más antigua de Europa: lleva abierta de manera ininterrumpida desde el año 1422. Una parte del establecimiento es actualmente un museo en el que se puede curiosear entre botes y medicamentos de la Edad Media.

Seguiremos nuestro recorrido subiendo a la colina de Toompea, en la que se encuentra el castillo del mismo nombre, construido durante los siglos XIII y XIV y sede del Parlamento estonio. Junto al castillo se alza la Torre Pikk Hermann, símbolo nacional estonio. También en la colina se halla uno de los edificios más famosos y admirados de Tallin, la catedral ortodoxa de Alexander Nevski, con sus numerosos miradores, que permiten contemplar la belleza de la parte antigua de la ciudad. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, sigue los patrones de construcción de la arquitectura rusa y posee una cúpula más grande que cualquier otra catedral ortodoxa.

La Iglesia de San Olaf, el Palacio de Kadriorg, el Museo de Arte de Estonia, y el Monasterio de San Miguel serán otros de los interesantes sitios que tendremos la oportunidad de conocer en nuestra visita de la ciudad. Finalmente, tras un día lleno de experiencias viajeras de primer nivel, nos llevarán al hotel de Tallin para ponernos cómodos, disfrutar de la cena y retirarnos a descansar.

Día 6: Tallin - Estocolmo. Rocca al Mare, un museo al aire libre

RÉGIMEN Desayuno. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Transporte Ferry

Hoy, después del desayuno, tendremos tiempo libre hasta que llegue el momento de partir hacia Estocolmo. Podemos emplear esas horas en seguir recorriendo la ciudad por nuestra cuenta, descubriendo las animadas callejuelas del casco medieval y curioseando por sus numerosas tiendas de productos artesanos. También podríamos realizar una visita a la antigua prisión de Paterai, reconvertida en un impresionante museo alrededor del cual han abierto una infinidad de bares y restaurantes.

Quienes prefieran apuntarse a un plan organizado en vez de explorar la ciudad por su cuenta, podrán contratar una actividad opcional que consiste en una visita al Museo Etnográfico de Rocca al Mare. Este lugar es un espacio al aire libre de 90 hectáreas donde se levantan construcciones rurales típicas del país del siglo XVII hasta mediados del siglo XX. El museo reúne varias granjas completas con casas, capillas, establos, molinos… También tiene una tienda en la que pueden adquirirse productos artesanos.

Hagamos lo que hagamos durante la primera parte de la jornada, cuando llegue la hora convenida nos recogerán para llevarnos al puerto de Tallin. Allí embarcaremos en un crucero de una noche, que surcará las aguas del Mar Báltico hasta llegar a Estocolmo, nuestro siguiente destino. A bordo del barco disfrutaremos de todas las comodidades, así como de una cena estilo buffet con productos y platos típicamente escandinavos. Dormiremos en camarotes, y soñaremos con todas las maravillas que aún nos quedan por conocer.

Día 7: Estocolmo. Una capital que se asienta sobre varias islas

RÉGIMEN Desayuno. Cena
Transporte Ferry
Visitas Panorámica de Estocolmo
ALOJAMIENTO Hotel

Después de coger fuerzas con el desayuno que tomaremos a bordo del crucero, desembarcaremos para realizar una visita panorámica por Estocolmo, fundada por Bigerl Jarl hace 700 años. En primer lugar, recorreremos en autobús los principales enclaves de la ciudad.

De una belleza extraordinaria, a Estocolmo se la conoce con el sobrenombre de “La Venecia del Norte” por el hecho de que se asienta sobre varias islas unidas entre sí por puentes. Tras la visita en autobús, haremos un recorrido a pie por la Ciudad Vieja. Esta parte de la ciudad está asentada sobre cuatro islas unidas entre sí, y recibe el nombre de Gamla Stan.

A lo largo de nuestro paseo por el centro de Estocolmo, conoceremos la elegante Gran Plaza, con sus edificios de diferentes épocas y estilos. En la plaza se ubican algunos de los edificios más destacados de Estocolmo, como el edificio de la Bolsa, que acoge el Museo Nobel. En Gamla Stan también podremos ver la catedral, conocida como la Gran Iglesia, que es la más antigua de Estocolmo. Está revestida enteramente de ladrillo y cuenta con una sola torre. Aunque ha sufrido varias remodelaciones a lo largo de su existencia, en ella predomina el estilo gótico.

El Palacio Real es otra de las atracciones de Estocolmo y destaca por su monumentalidad, ya que es uno de los más grandes de Europa. El origen del palacio está datado en el siglo XIII, cuando el fundador de la ciudad construyó en el lugar la fortaleza “Tre Kronor”, que se sometió en el siglo XVI, bajo el reinado de Juan III, a una importante remodelación para convertirla en un palacio. El interior alberga 609 habitaciones y pueden visitarse dependencias como el Museo Tres Coronas, la Cámara del Tesoro, la Armería y el Museo de Antigüedades de Gustavo III.

Finalizada la visita panorámica, dispondremos de tiempo libre hasta el final del día. Quien lo desee, podrá contratar una actividad opcional que consiste en una visita al Museo Vasa, en el que podremos ver y conocer la historia del Vasa, el único barco del siglo XVII que ha sobrevivido hasta nuestros días. La embarcación se hundió en el puerto de Estocolmo el mismo día de su botadura, pero fue reflotado 333 años más tarde y restaurada para su exhibición. Esta actividad opcional también incluye una vista al interior del Ayuntamiento, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Está revestido enteramente de ladrillo rojo y cuenta con una torre de 106 metros de altura, coronada por el símbolo nacional sueco de las Tres Coronas. Tendremos la oportunidad de recorrer los salones Azul y Dorado que cada año acogen la ceremonia de entrega y posterior baile de gala de los Premios Nobel.

Después de una jornada apasionante y repleta de vivencias únicas, iremos al hotel para disfrutar de una suculenta cena y de una apacible noche de descanso. Eventualmente la visita panorámica y la opcional se podrían realizar el domingo.

Día 8: Estocolmo. Toda la ciudad para nosotros

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Es nuestro segundo día en Estocolmo y hoy dispondremos de tiempo libre para visitar la ciudad a nuestro aire y recorrer alguno de sus parques, museos o avenidas comerciales. En cuanto acabemos de desayunar en el hotel, tendremos toda la ciudad para nosotros.

Una de las recomendaciones es subir a la torre de Televisión Kaknäs. Es un importante centro de retransmisiones de radio y televisión que está abierto al público. Con una torre de 155 metros de altura, merece la pena subir hasta el último piso para contemplar las espectaculares vistas de la ciudad. Además, cuenta con un centro de información, una tienda de regalos y un restaurante.

Estocolmo destaca también por ser una de las capitales escandinavas que más museos alberga. Para todos aquellos a los que les guste conocer la historia y costumbres de los pueblos es recomendable realizar una visita al Museo Etnográfico de Skansen, el museo al aire libre más antiguo del mundo. Este gran espacio cuenta con varias granjas que se han montado a partir de edificios originales trasladados desde otras partes del país. Así podemos ver viviendas, iglesias, comercios, panaderías, alfarerías, molinos, etc, así como un zoológico que recoge una muestra muy amplia de la fauna propia de la región y en el que encontramos osos, linces, lobos o focas, entre otros.

Hagamos lo que hagamos con nuestras horas libres, al final de la jornada regresaremos al hotel para ponernos cómodos y prepararnos para pasar nuestra última noche en Estocolmo.

Día 9: Estocolmo – Copenhague. El puente de Oresund, una obra maestra de la ingeniería

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Dinamarca es nuestro siguiente destino, y su capital, Copenhague, el punto final de un viaje de ensueño. En cuanto acabemos de desayunar en el hotel, nos despediremos de Estocolmo y nos pondremos en marcha.

Para llegar hasta Copenhague, recorreremos parte de Suecia, disfrutando de un paisaje espectacular. Bordearemos el Lago Vattern y pasaremos por Norrkoping, una próspera ciudad industrial que basa su economía en la manufactura del papel y el textil, de ahí que se la conozca con el sobrenombre de “La Manchester de Suecia”. A continuación llegaremos a Malmö, en la que destaca la plaza del Ayuntamiento, centro neurálgico de la Ciudad Vieja.

Para llegar desde Malmö a Copenhague, cruzaremos el puente de Oresund, que une Suecia y Dinamarca. El puente es una auténtica obra maestra de la ingeniería europea de las últimas décadas. Fue inaugurado el 1 de julio del año 2000 y es el puente combinado tren-carretera más largo de Europa, con casi 8 kilómetros de longitud.

Una vez en la capital danesa, tendremos tiempo libre durante el resto del día, para empezar a conocer las maravillas que atesora esta ciudad, la más grande de Escandinavia. Copenhague, cuyo nombre significa “Puerto de Mercaderes”, sorprende por sus bellos parques, sus elegantes palacios reales, su icono, la famosa Sirenita, y una gastronomía que se sitúa a la vanguardia de Europa. Al caer la noche, regresaremos al hotel para dormir plácidamente.

Día 10: Copenhague. Los más bellos palacios reales de Escandinavia

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Copenhague
ALOJAMIENTO Hotel

Para conocer de cerca los enclaves más destacados de Copenhague, hoy dedicaremos la primera parte del día a realizar una visita panorámica por la ciudad. Esta dará comienzo en cuanto hayamos terminado de desayunar en el hotel.

Pasaremos por la Plaza del Ayuntamiento, un gran espacio público, auténtico centro neurálgico de la capital, en la que encontramos destacados edificios como el Hotel Palace o el mismo ayuntamiento, construido en 1903 y con una curiosa fachada en la que llaman la atención multitud de esculturas de la mitología nórdica.

Seguimos nuestro recorrido con una visita al exterior de dos de los palacios reales más espectaculares del norte de Europa. El de Christianborg, actual sede del Parlamento danés y ubicado en el islote de Slotsholmen, de estilo neobarroco y con líneas sencillas. Cuenta con la torre más alta de Copenhague, de nada menos que 106 metros. El segundo palacio que veremos es el de Amalienborg, la residencia de la reina Margarita. Se trata en realidad de un conjunto de cuatro palacios: el de Frederick VIII o Palacio Brockdorff, actual residencia del heredero al trono; el Palacio de Christian VII o Palacio Moltke, abierto al público; el Palacio de Christian VIII o Palacio Levetzau, también abierto al público y que alberga un museo dedicado a la historia de la familia real danesa y el Palacio de Christian IX o Palacio Schack, en el que reside la reina.

La famosa fuente de Gefion, inspirada en personajes de la mitología danesa, será otra de nuestras paradas. Se encuentra muy cerca de la Sirenita, el icono de la ciudad, una escultura de bronce que mide un metro, pesa 80 kilos y que se halla en el parque Langelinie, junto al puerto de Copenhague.

Finalizada la visita panorámica, dispondremos de tiempo libre hasta el final de la jornada, aunque también existe la posibilidad de realizar una excursión opcional al Castillo de Frederiksborg, situado en el norte de Sealandia. De estilo renacentista, fue construido por el rey Danés Christian IV en las primeras décadas del siglo XVII. El castillo alberga la sede del Museo de Historia Nacional y, además de ser el palacio más grande de Escandinavia, está considerado como el mejor ejemplo del Renacimiento danés.

Tanto si decidimos contratar la excursión opcional como si preferimos quedarnos en Copenhague disfrutando de la tarde libre, cuando caiga la noche volveremos al hotel para dormir.

Día 11: Copenhague - España. De regreso a casa

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Hoy finaliza nuestro increíble viaje por las Repúblicas Bálticas y las capitales escandinavas. Durante los 11 días que ha durado este fantástico recorrido hemos podido descubrir ciudades medievales que combinan tradición y vanguardia, museos, palacios, catedrales, parques y mucho más. Hemos conocido un total de cinco países, que sin duda permanecerán por mucho tiempo en nuestro recuerdo.

Una vez que hayamos terminado de desayunar, y hasta que llegue la hora indicada, dispondremos de algo de tiempo libre para despedirnos de Copenhague como se merece. Después, vendrán a recogernos al hotel para trasladarnos al aeropuerto, donde subiremos al avión que nos llevará de regreso a casa. ¡Hasta la vista!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Park Inn by Radisson Stockholm Hammarby Sjostad
Estocolmo, Suecia

Park Inn by Radisson Stockholm Hammarby Sjostad

Ibis Vilnius Centre
Vilna, Lituania

Ibis Vilnius Centre

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn
Tallin, Estonia

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn

Comfort Vesterbro
Copenhague, Dinamarca

Comfort Vesterbro

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius
Vilna, Lituania

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius

Scandic Sjofartshotellet Stockholm
Estocolmo, Suecia

Scandic Sjofartshotellet Stockholm

Tallink Spa & Conference Hotel
Tallin, Estonia

Tallink Spa & Conference Hotel

ibis Tallinn Center
Tallin, Estonia

ibis Tallinn Center

Mercure Riga Centre
Riga, Letonia

Mercure Riga Centre

Islande airBaltichotel
Riga, Letonia

Islande airBaltichotel

First Hotel Mayfair
Copenhague, Dinamarca

First Hotel Mayfair

Opiniones de nuestro guía
Javier López
- Javier López -

Por un lado Los Países Bálticos que se abrieron a la Europa occidental en los años 90 tras el domino Comunista, han sabido sobreponerse por su mentalidad abierta, joven y moderna aprovechando los grandes recursos que poseen hacen que estos 3 países junto a Escandinavia, la cual cuenta con los mayores índices de desarrollo humano del planeta, una Naturaleza, historia y cultura desbordante hacen de ello los destinos predilectos del Noreste de Europa. Aún Recuerdan su pasado soviético, guerras, pobreza y lucha constante por adaptarte a su entorno y que sigue presente en algunas zonas y en el corazón de sus habitantes, la historia y el arte decoran ciudades como Tallinn, Riga, Vilnius haciéndolas a cada una de ellas únicas y especial. Y la Modernidad, la eficiencia, la cultura, edificios llenos de Historia y Arte de ciudades tales como Estocolmo, y Copenhague completen un viaje único.

11 días intrépidos sin parar de conocer, descubrir y envolverse en un entorno mágico que te sorprenderá día tras día.

Comenzamos nuestra aventura en la ciudad de Vilnius, capital de Lituania una obra de arte hecha ciudad. Alberga el casco antiguo con arte barroco más grande del continente Europeo donde es imposible creer que existan tantas iglesias y catedrales en tan poco espacio con verdaderos tesoros en su interior, una ciudad muy fácil para orientarse y perfecta para descubrirla caminando, perderse por su centro historia y por sus barrios más alternativos como Uzpis repleto de arte urbano y liberal formando su propia constitución y aires de república independiente. Y por qué conformarse solo con esto, teniendo la oportunidad de conocer uno de los castillo góticos más espectaculares del país, por supuesto que merece la pena desplazarse hasta Trakai rodeado de naturaleza y un lago que protege su más valioso tesoro, el Castillo medieval que únicamente con entrar en sus inmediaciones nos transportará a otra época.

Continuamos nuestro viaje hacia Riga Capital de Letonia y símbolo del Art Noveau en el Norte de Europa, calles empedradas, edificios curiosos, como la casa de los gatos o la de los tres hermanos su centro histórico declarado patrimonio de la Humanidad es ideal para perderse por sus calles y encontrar rincones que no dejarán de sorprenderte, y ahora sí es momento de disfrutar del ocio una ciudad viva donde las haya llena de terrazas insuperables, ambiente juvenil y festivo, arte y música invaden sus calles, Riga vive actualmente desinhibida y disfrutando al máximo sus libertades que estuvieron cuartadas por el comunismo, se puede decir que viven ahora su propia movida madrileña.

Tras recuperarnos tenemos que seguir hacia Tallinn considerada la joya del Báltico y capital de Estonia. Sin lugar a dudas una de las ciudades más bellas de Europa por su casco antiguo creerás trasladarte a una época Medieval, sus edificios clásicos son de los mejores conservados en toda Europa, la belleza de sus miradores, callejuelas laberínticas y empedradas, iglesias y murallas hacen de esta ciudad algo incomparable y así muestra sus principales atractivos.

¿Ya tienes suficiente? Aún nos queda lo mejor, nos trasladamos a otros 2 lugares mágicos, envueltos en leyendas de Vikingos y Dioses Nórdicos, por fin Escandinavia, por fin Suecia y Dinamarca y sus dos capitales únicas en el mundo, Estocolmo y Copenhague las hacen fascinantes tanto por su propia cultura y forma de vida basada en el estado del Bienestar, gastronomía, arquitectura, innovación y diseño. Estocolmo conocida con el sobrenombre de la Venecia del Norte está enclavada y distribuida alrededor de varias islas y su centro histórico El Gamla Stand es literalmente un museo al aire libre, imposible no visitar su Ayuntamiento de los más bonitos en toda Europa y donde se albergan año tras año los famosos premios Nobel y por último y como broche de oro Copenhague, ciudad cosmopolita, moderna, influencia por el comercio ,Arte y literatura, máxima representación de la monarquía Danesa repleta de castillos y riquezas. Por supuesto conocer a la famosa Sirenita y recorrer el Nyhavn zona de tradición pesquera y marina que actualmete hace de su puerto el lugar de ocio, restaurantes , pubs, bares y casas llenas de color y vida un lugar maravillo de la cuidad.Con todo lo que nos ofrece estas ciudades, ¿de verdad te lo vas a pensar? Haz que tus viajes se hagan realidad porque los sueños solo se imaginan hasta que logras llegar a tus destinos.

Gracias a nuestro trabajo como guías tenemos la oportunidad de recorrer y conocer casi todos los países Europeos, y he de decir que de cada lugar que he visitado he aprendido algo nuevo he sabido valorar tanto la belleza de las ciudades como las personas que me voy encontrando por el camino. Y gratamente y con toda sinceridad puedo decir que Países Bálticos y Escandinavia han conquistado mi corazón, no me canso de regresar y de sorprenderme con la sencillez y amabilidad de su gente y sus lugares mágicos que cada día se ven diferentes. Son lugares que hay que conocer al menos una vez en la vida.