Viaje a Escocia: Circuito Escocia Mágica: Edimburgo, Isla de Mull y Glasgow

Duración 8 día/s, 7 noche/s
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
Completo
Circuito: Escocia Mágica: Edimburgo, Isla de Mull y Glasgow
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Completo

La opinión de nuestro guía

Alejandro Míguez
Welcome to the best small country in the world ! ¡Bienvenidos al pequeño país mejor del mundo! Éstas chocantes palabras me recibieron por primera vez en el aeropuerto de Edimburgo. Menudo atrevimiento, pensé. Pero sin embargo, allí me quedé siete años viviendo y muchos más, como guía profesional, trabajando. Cuántas veces desde entonces habré oído a viajeros decirme que Escocia es de lo mejor que han visto...
Leer más
Alejandro Míguez Guía especializado en Circuitos por Reino Unido e Irlanda
De ruta por tierras escocesas

Emprende un emocionante viaje por Escocia y descubre la capital escocesa, Edimburgo, así como las tierras altas escocesas, la costa occidental, las ciudades de Stirling y Glasgow. ¿A qué esperas para reservar tu plaza?

Itinerario

Día 1: España – Edimburgo. El comienzo de una aventura fascinante

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

¡Qué emocionante! Después de tanto planificar y esperar, llega el día de gran viaje. No te dejes nada y recuerda que Escocia es un destino donde el clima puede ser algo inestable. Así que no te olvides de alguna prenda cálida, un impermeable o paraguas plegable y algún par de zapatos cómodos resistentes a la lluvia. Listo. Cierra la maleta y asegúrate de que llegas al aeropuerto con, al menos, dos horas de anticipación, para evitar inconvenientes.

El vuelo de España a la capital escocesa es de algo menos de 3 horitas. Tiempo ideal para leer algún recorte o libro relacionado con tu viaje, o simplemente, para echarte una cabezadita y llegar como nuevo. A nuestra llegada, todo estará perfectamente organizado para no perder tiempo. El traslado al hotel será rápido y cómodo. En Edimburgo ponte cómodo y prepárate para enamorarte de esta fascinante ciudad.

Después de llegar puedes elegir entre tener una primera toma de contacto con Edimburgo a tu aire o unirte a una ruta por el Edimburgo más inédito y culminar la visita en un pub tradicional, a ritmo de gaita y degustando una cervecita fresca con sabor local. Sea como fuere, asegúrate de que no consumes demasiadas fuerzas hoy, porque mañana va a ser un día fuerte.

por cierto, las cocinas de los restaurantes y pubs suelen cerrar antes de las 9 de la noche, por lo que debes planificar tus cenas prontito para evitar irte a la cama en ayunas. Aun así, hoy tendrás las cenas incluidas. Descansa, que mañana va a ser un día estupendo para descubrir la ciudad.

Día 2: Edimburgo. La capital escocesa nos descubre sus secretos

RÉGIMEN Desayuno escocés. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Edimburgo
ALOJAMIENTO Hotel

Tu primera noche en la capital de Escocia ha sido excelente. Te espera un buen desayuno escocés para recargar energía y salir a conocer la urbe. La visita panorámica de hoy te acompañará por el barrio antiguo, el barrio medieval o el downtown de Edimburgo, donde se encuentran las principales atracciones históricas: la Royal Mile, el Grassmarket, el Castillo de Edimburgo, la catedral de Saint Giles, Carlton Hill, así como la parte nueva con sus bellísimos Princess Gardens y el monumento Scott, entre muchos otros puntos de interés, que te van a dejar impresionado por su belleza e interés.

Por la tarde, podrás elegir entre descubrir la ciudad por tu cuenta o unirte a una excursión opcional para conocer el interior del espectacular Castillo de Edimburgo y del Palacio de Holyrood House, y aprender un poco más sobre la extrema relevancia de estos dos edificios. El Castillo fue, en sus orígenes, una sencilla fortificación militar, con el fin de proteger la costa escocesa de las tropas enemigas y salvaguardar los territorios de las incesantes invasiones. El Castillo se remonta al siglo XVIII, momento en que el rey David I decidió alojarse allí de forma permanente. Desde ese momento, fue hogar de la monarquía escocesa. Para finalizar el día, disfrutaremos de una gran cena antes de ir a descansar.

Día 3: Edimburgo - Reino de Fife - Saint Andrews - Castillo de Glamis - Tierras Altas. Nos adentramos en el corazón de las Highlands

RÉGIMEN Desayuno escocés. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Castillo de Glamis (entrada incluida)
ALOJAMIENTO Hotel

Si piensas que no hay nada más excitante que Edimburgo, cierra los ojos y déjate conquistar por todo lo que te tenemos preparado para hoy. Antes de ponerte en marcha, desayunarás tranquilamente mientras te despides de Edimburgo. Luego dejarás atrás la capital escocesa cruzando el río Forth amparado por uno de los puentes de ferrocarril más bellos de Europa. A continuación, será el turno del reino de Fife y Saint Andrews, una ciudad con mucho carácter. Con un pasado increíble, hoy es un oasis para los amantes del golf. Aquí almorzarás y seguirás con el trayecto. A medida que te adentres en el norte del país comprobarás cómo va cambiando el paisaje. Entras en tierra de clanes, de historia y del whisky escocés de primera categoría. Continuaremos hacia las Tierras Altas, haciendo una parada en el Castillo de Glamis. Si has leído Macbeth reconocerás el castillo y si no, ya tienes excusa. Y es que Escocia te cautivará incluso cuando llegues a casa, donde no podrás olvidar los paisajes locales.

Las Highlands son sinónimo de belleza voluptuosa, de naturaleza salvaje e indomable. De cimas afiladas, bosques con árboles que han visto siglos de paz y guerras y praderas de verde perpetuo. Estos lares han jugado un papel crucial en la historia de Escocia y han sido protagonistas de rodajes de series y películas. Rob Roy, Braveheart y sobre todo Outlander lo atestiguan. En las Tierras Altas podrás descansar en el hotel y cenar.

Día 4: Tierras Altas - Wester Ross - Inverness - Tierras Altas. Tierra de naturaleza explosiva y tradición.

RÉGIMEN Desayuno escocés. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Jardines de Inverewe
ALOJAMIENTO Hotel

El sol brilla espectacular en esta tierra y lo hace sobre mantos de verde hierba fresca. Tras degustar un generoso desayuno local podemos dirigirnos hacia Ross and Cromarty, al norte del país. Un buen lugar ideal para detenernos en el camino son las cascadas de Rogie, en las que podremos pasear e incluso -si es época- ver a los salmones cumpliendo con su cita con el instinto y remontando concentrados el río.

A continuación, nos dirigiremos hacia el Lago Loch Maree, hasta la Bahía de Poolewe donde visitaremos los jardines de Inverewe. Sólo con estos ingredientes ya tienes suficiente para cocinar el mejor día posible. En este punto de la ruta almorzarás algo para seguir recorriendo el norte de Escocia

Pero si a este manjar sensorial le sumamos que hoy dormiremos en Inverness, posiblemente el éxtasis esté cerca. Es la capital de las Tierras Altas y esconde callecitas de cuento de hadas, un paseo memorable junto al río Ness, mercadillos repletos de objetos originales y la posibilidad de realizar una visita organizada al Castillo Cawdor. Estas tierras jugaron un papel destacado en la historia del país, puesto aquí se desarrolló la Batalla de Cullonde, la última entre ingleses y escoceses. Los Jacobitas perdieron la guerra y se extinguió un pedacito de tierra cuando las gaitas dejaron de sonar, el gaélico dejó de hablarse y los clanes se vieron tremendamente afectados. Afortunadamente esa semilla ha vuelto a brotar y podrás ser testigo de un concierto con los típicos instrumentos escoceses. La cena te estará esperando para luego ir a descansar.

Día 5: Tierras Altas - Destilería de Glen Ord - Lago Ness - Fort Augustus - Fort William. Tras los pasos de "Nessie"

RÉGIMEN Desayuno escocés. Cena.
Transporte Autocar, minibús o vanBarco
Visitas Paseo en barco por el Lago Ness hasta las ruinas del castillo de Urquhart Visita a una típica destilería escocesa con degustación
ALOJAMIENTO Hotel

Después de un buen desayuno escocés, nos pondremos en marcha camino a Glen Ord donde visitaremos una destilería típica, donde nos darán a degustar esta deliciosa savia escocesa de alta gradución. Dicho y hecho. Emprendamos un paseo en barco por las oscuras y profundísimas aguas del Lago Ness. Sin duda, si “Nessie” existiese, no podría haber encontrado un hogar mejor. El Gran Glen (o gran valle) proporciona un entorno natural maravilloso, entre montañas abruptas, bosques fantasmagóricos, aguas agitadas llenas de vida y las ruinas de un castillo antiquísimo. Es fácil que la vista nos engañe: no es difícil encontrar troncos flotando en el agua y siempre hay quien se deja llevar por el espejismo de creer haber avistado alguna criatura inexplicable. Probemos suerte, puede que en este viaje hagas la instantánea definitiva para confirmar la existencia de esta entrañable criatura.

Desde las ruinas del Castillo Urquhart haremos probablemente las mejores fotografías de la zona. Dejando atrás las leyendas y los mitos, nos dirigimos la pequeña villa de Fort Augustus, que acoge algunas de las principales esclusas del Canal de Caledonia, que cruza Escocia de este a oeste, facilitando y abaratando exponencialmente el tráfico marítimo.

Seguiremos los pasos del Gran Glen, dejándonos cautivar por su maravillosa explosión de naturaleza, hasta llegar a Fort William, capital escocesa de las actividades al aire libre. No nos será difícil avistar en su entorno la cumbre más salta del país y de todo el Reino Unido, con sus 1,345 metros. Fort William es apenas una calle principal con varios comercios de souvenirs y de complementos deportivos, así como restaurantes y pub tradicionales, donde dejarse sorprender por su menú. Después de este largo día, podrás cenar y descansar en el hotel

Día 6: Fort William - Isla de Mull - Oban. Explorando el alma de las Islas Hébridas Interiores

RÉGIMEN Desayuno escocés. Cena.
Transporte FerryAutocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Amaneces un día más en las bellas tierras de Escocia. Lo primero que harás será disfrutar de un buen desayuno escocés, para coger energías y comenzar el día de hoy con fuerzas. Despídete de Fort William porque hoy toca cambiar y conocer diferentes destinos.

A una hora al sur se esconde Oban, una interesante localidad costera, famosa por ser el puerto de salida hacia las islas Hébridas y es que en esta ciudad, a parte de tener tiempo libre y conocer su paseo marítimo, vas a zarpar en ferry hasta la Isla de Mull.

La isla es una inmensa explanada verde con apenas 3.000 habitantes, donde los castillos, acantilados y naturaleza son los elementos que predominan. Durante el circuito harás dos paradas: una en el castillo de Torosay y otra en el castillo de Duart, ambos perfectamente conservados tanto por fuera como por dentro.

Otras de las paradas será al norte de la isla, en un lugar encantador, el pintoresco pueblo de Tobermory. Repleto de casas de colores y bañado por las aguas del océano Atlántico, este pueblecito es perfecto para realizar una parada, degustar una buena pinta y dar un paseo por su puerto.

Después de esta agradable experiencia volverás a Craignure para coger el barco que te lleve a Oban de nuevo. Es hora de ir al hotel a descansar y cenar algo.

Día 7: Oban - Trossachs - Stirling - Glasgow. Tierra de batallas, castillos y héroes nacionales

RÉGIMEN Desayuno escocés. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Castillo de Stirling con guía y entradas incluidas Panorámica de Glasgow
ALOJAMIENTO Hotel

Ya te has dado cuenta de que Escocia es incombustible. Cuando crees que ya lo has visto todo, nuevos estímulos te abren los ojos, los oídos o el paladar, para descubrir nuevas facetas de este maravilloso e inabarcable país.

Después de un desayuno reconstituyente, iniciarás la ruta tierra adentro. A medio camino entre las ciudades de Glasgow y Edimburgo, Stirling es una pequeña población edificada a las faldas de la colina sobre la que hace algo más de 600 años se construyó el colosal Castillo de Stirling. Dada su estratégica ubicación junto al río Forth y su cercanía a las Tierras Altas, Stirling ha jugado siempre un papel muy destacado en la evolución histórica de Escocia a lo largo de los siglos. Esta villa real, salvando las diferencias, tiene cierto parecido a Edimburgo. Su origen medieval de su casco histórico y su sometimiento a los vaivenes del castillo y sus prioridades estratégicas, hacen pensar que lo que has aprendido en Edimburgo es, en cierta medida, aplicable a Stirling.

Aquí realizarás una visita panorámica, previo almuerzo, para conocer el peñasco donde se erige el Castillo de Stirling es el punto más alto de la ciudad y las vistas tanto desde la explanada de acceso, como desde sus murallas, son espectaculares. Esta maravilla medieval es una verdadera joya que obliga una visita. Desde el castillo y su explanada de entrada, verás el Monumento a William Wallace, héroe nacional, cuya actividad cobró dimensiones internacionales después de que Mel Gibson protagonizase la producción de Braveheart. También desde aquí avistarás la explanada donde tuvo lugar la legendaria Batalla de Stirling en la que, liderada por Wallace, los escoceses vencieron a los ingleses. Con el sabor a magia que te deja la visita a Stirling, te dirigirás a Glasgow.

En un primer vistazo, Glasgow siempre tiene las de perder en comparación con Edimburgo. Sin embargo, según paseas por sus calles, descubres que su encanto reside precisamente en su antagonismo con su hermana mayor. Para conocerla a fondo, podrás realizar una visita panorámica. Sus casas georgianas y sus estructuras industriales han engullido todo atisbo de pasado medieval. Glasgow es la clausura perfecta para un día repleto de emociones fuertes: sus calles bulliciosas, su animada vida nocturna, su interminable número de galerías de arte y sus paseos junto al río Clyde es la despedida perfecta para un viaje por Escocia fascinante e inolvidable. Luego podrás cenar y descansar.

Día 8: Glasgow - España. Momento de revisar las fotos de este viaje inolvidable

RÉGIMEN Desayuno escocés.
Transporte Vuelo

Parece increíble que el tiempo pase tan rápido, cuando uno está disfrutando tanto y tan intensamente. Atrás dejamos ciudades medievales, tierras de batallas y leyendas, islas de pescadores y de ecosistemas únicos, castillos majestuosos, lagos habitados por criaturas monstruosas, ciudades vibrantes y destinos turísticos de primer orden internacional. Muchas son las emociones y los recuerdos de este viaje único. A la hora indicada después de desayunar, te vendrán a buscar para llevarte al aeropuerto. Goodbye and see you soon!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Holiday Inn Edinburgh
Edimburgo, Reino Unido

Holiday Inn Edinburgh

ibis Edinburgh Centre South Bridge - Royal Mile
Edimburgo, Reino Unido

ibis Edinburgh Centre South Bridge - Royal Mile

Ben Wyvis
Strathpeffer, Reino Unido

Ben Wyvis

Imperial
Fort William, Reino Unido

Imperial

Alexandra Hotel Fort William
Fort William, Reino Unido

Alexandra Hotel Fort William

Muthu Royal Park Albatros
Golf Del Sur, España

Muthu Royal Park Albatros

Muthu Ben Doran
Crianlarich, Reino Unido

Muthu Ben Doran

Premier Inn Glasgow City Centre Charing Cross
Glasgow, Reino Unido

Premier Inn Glasgow City Centre Charing Cross

Glasgow Marriott
Glasgow, Reino Unido

Glasgow Marriott

Moxy Glasgow Merchant City
Glasgow, Reino Unido

Moxy Glasgow Merchant City

Opiniones de nuestro guía
Alejandro Míguez
- Alejandro Míguez -
Guía especializado en Circuitos por Reino Unido e Irlanda

Circuito ideal. En ocho días vamos a ver las dos Escocias: la civilizada, la europea, la de las ciudades de Edimburgo y Glasgow, y la celta y agreste de las Highlands y las Islas. No hay muchos destinos que combinen en tan poco espacio mundos tan distantes desde un punto de vista geográfico, cultural e histórico.

Edimburgo, tan consciente de su belleza, calificada como el más hermoso decorado teatral, pero también una de las principales protagonistas del movimiento científico y filosófico que cambió la historia de Europa en los siglos XVIII y XIX; ciudad, medieval, georgiana y al mismo tiempo absolutamente contemporánea.

Glasgow, “La segunda ciudad del Imperio” o “La ciudad estado”, como era considerada en el siglo XIX, cuna de la revolución industrial y con uno de los mejores centros victorianos de todo el Reino Unido, en cuyo corazón se encuentran una serie de calles comerciales peatonalizadas que no parecen tener fin. Edificios y museos excepcionales que nos hablan de un grandioso imperio ya desaparecido aunque a pesar de ello conserva una vida urbana y un ambiente sin par en todo el Reino Unido, como atestiguan su vanguardista arquitectura y sus animadas noches.

Una ciudad que abre el circuito, y otra que lo cierra, ambas tan cerca y al mismo tiempo tan lejos... La comparación es inevitable. La vista se la queda Edimburgo, el corazón tal vez Glasgow...

Entre ambas, una Escocia riquísima en historia, tradición y paisaje. Un país tan minúsculo y ¿quién no ha oído hablar de William Wallace, de Rob Roy MacGregor o de los clanes? Obligada la visita de Stirling, antigua capital medieval y centro geográfico, tan pequeña y con un castillo tan imponente, el primero de Escocia.

Antes de llegar a Stirling, las Higlands y las islas, territorio de clanes y leyendas. Hay algún lago que estimule más la imaginación que el lago Ness y la leyenda, o probabilidad, que guardan sus aguas?.

Recorrer las tierras altas es zambullirnos en belleza. No se trata de ir de un punto de partida a un destino. No es un circuito de esos. Se trata del placer del desplazamiento en sí mismo, del paisaje que nos fascina, nos desconcierta y nos descubre sentimientos escondidos en nuestras ajetreadas vidas.

Es, en efecto, un circuito de gran equilibrio, para el intelecto y el corazón. Después de ocho días se podrá decir con fundamento que se ha visto bien este pequeño y, al mismo tiempo, intenso país.

Abarca todos los aspectos: la modernidad y la tradición; la historia y las leyendas; el campo y la ciudad; el interior y las islas.