Viaje a Estonia: Circuito Repúblicas Bálticas y Rusia Imperial

Duración 14 día/s, 13 noche/s
Desde 2.209 €
Ver disponibilidad
Circuito: Repúblicas Bálticas y Rusia Imperial
DURACIÓN: 14 día/s, 13 noche/s
Desde 2.209 €
Ver disponibilidad
Un recorrido genial por las joyas del norte de Europa

Lituania, Letonia, Estonia y Rusia, cuatro países que comparten el frío de su clima pero también la calidez de sus ciudades. Este magnífico viaje por las Repúblicas Bálticas y las dos urbes más importantes de Rusia te dará la oportunidad de conocer lugares maravillosos, paisajes sobrecogedores, monumentos increíbles y toda una serie de enclaves impregnados de historia. Aprovecha esta oportunidad y emprende una aventura inolvidable.

Itinerario

Día 1: España – Vilnius. Un pasado glorioso en una encrucijada de la historia.

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Después de tanto tiempo de preparar este viaje, ¡por fin vamos a conocer las Repúblicas Bálticas! Con la emoción de quien lleva esperando el momento durante mucho tiempo, comprobaremos que no olvidamos nada y nos iremos al aeropuerto al menos dos horas antes de la salida del vuelo. Haremos los trámites necesarios y, antes de darnos cuenta, estaremos volando con rumbo a Vilnius, capital de Lituania. Al llegar nos llevarán al hotel y tendremos el resto del día libre. Al final de la jornada, volveremos al hotel para cenar y pasar la noche.

Vilnius, también llamada Vilna, se encuentra al sureste de Lituania, en la unión de los ríos Vilnia y Neris. Es la capital del país y su ciudad más poblada, aunque si se toma como referencia el conjunto de las repúblicas bálticas, Vilnius es la segunda ciudad, después de Riga, en cuanto a número de habitantes. Se trata de una de las ciudades más bellas del Báltico. El entramado de callejuelas de su centro histórico, forma el casco antiguo barroco más grande del este de Europa, reconocido Patrimonio de la humanidad por la Unesco en el año 1994.

Día 2: Vilnius. El pasado glorioso de Lituania, un presente prometedor

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Vilnius
ALOJAMIENTO Hotel

Vilnius es una ciudad de mentalidad abierta y el espíritu de tolerancia, que la ha caracterizado durante siglos, hace de ella hoy una ciudad culturalmente activa, con numerosas manifestaciones de teatro, ballet, música, etc. También es un centro importante en lo que se refiere a medios de comunicación nacionales, el arte, la moda, las industrias de investigación, la tecnología, la educación y el entretenimiento. En la actualidad, su industria tecnológica y emprendedora tiene un gran impulso y en la ciudad tienen su base un gran número de nuevas empresas dedicadas a las tecnologías de información.

Después de desayunar en el hotel, saldremos para hacer una visita panorámica por la ciudad. El itinerario nos llevará a conocer: la Torre de Gediminas, una atalaya situada sobre la colina homónima, desde la que se divisa la ciudad, y que antiguamente formó parte de un castillo ya desaparecido. Las primeras fortificaciones de las que se tiene noticia en este lugar fueron construidas en madera por Gediminas, gran duque de Lituania. Sin embargo, la primera fortaleza, construida en ladrillo no se terminó hasta 1409. La torre es un símbolo de la ciudad y del país y, como tal, aparecía en la litas, la moneda nacional de curso legal, antes de la llegada del Euro. En el interior de la torre existe pequeño un museo arqueológico.

También visitaremos la Catedral, la principal iglesia católica de Lituania. Se encuentra en la parte medieval de la ciudad, y está considerada como Patrimonio Mundial por la UNESCO. En esta catedral se produjo, durante generaciones, la coronación del Gran Duque de Lituania y en sus criptas y catacumbas están enterrados muchos personajes famosos de la historia del país, tales como: Vitautas el Grande, su esposa Anna, y otros.

Otro lugar importante de la ciudad es la iglesia de San Pedro y San Pablo, un templo católico de estilo barroco que data de los siglos XVII y XVIII. Esta iglesia destaca por la exuberancia de su decoración barroca interior y por la luminosidad que irradian sus blancas y decoradas paredes. Otro punto que no debemos perdernos en nuestra visita a Vilnius es La Universidad, la más antigua de los Estados bálticos y la más grande de Lituania. Fue fundada por Esteban I de Polonia en 1579, y llegó a convertirse en uno de los mayores centros científicos y culturales de la región báltica y en el más importante del Gran Ducado de Lituania.

Después del recorrido por la capital, tomaremos el almuerzo y, por la tarde, podremos hacer una excursión opcional a Trakai, donde visitaremos la fortaleza. Trakai es una ciudad construida sobre el agua, que se encuentra a 28 km al oeste de Vilnius, en una región que contiene, aproximadamente, 200 lagos. Uno de ellos es el lago Galvė, que posee 21 islas. El Parque Nacional Histórico de Trakai fue fundado en 1991 y designado en 1992 para incluir a la ciudad histórica de Trakai, con sus monumentos arquitectónicos, culturales e históricos, así como a los bosques, lagos y pueblos de sus alrededores. Es el único Parque histórico nacional de Europa.

La construcción del castillo de Trakai comenzó en el siglo XIV. Después de la destrucción producida por las guerras, durante el siglo XIX, se inició un plan para su reconstrucción y el plan se mantuvo durante la dominación del imperio ruso y durante la ocupación alemana, de la primera guerra mundial. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, el castillo fue reconstruido de acuerdo con el estilo propio del siglo XV.

El castillo de Trakai se ubica en una de las islas del lago Galvė y cada verano se realizan en él festivales y conciertos. La fortaleza se encuentra entre lagos y verdes arboledas, y parece flotar sobre las aguas. Sus muros y torreones son de ladrillo y se reflejan en el agua creando un entorno tan idílico que parece de cuento. El castillo es el símbolo patrio por antonomasia de todos los lituanos y Trakai simboliza una historia compartida, en la que Vitautas el Grande, logró en la Edad Media que las fronteras de Lituania se extendieran del Mar Báltico al Mar Negro.

Después de esta interesante excursión a Trakai y a su castillo, regresaremos a nuestro hotel de Vilnius donde pasaremos la noche.

Día 3: Vilnius - Colina De Las Cruces - Rundale – Riga. El fervor religioso y patriótico y el lujo exuberante.

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Palacio de Rundale
ALOJAMIENTO Hotel

Después del desayuno, saldremos hacia la Colina de las Cruces, un importante lugar de culto católico del país. La Colina de las Cruces es un santuario a 12 kilómetros de la ciudad de Šiauliai. Se trata de una colina en la que, a lo largo del tiempo, los creyentes han ido colocando cruces, de todos los materiales, formas y tamaños, cuyo número en 2006, rondaba las 400.000. También se pueden encontrar imágenes de santos y efigies de la Virgen María.

No se conoce con precisión el origen de esta costumbre. Algunos investigadores creen que antes de la cristianización de Lituania (siglo XIV) la colina era lugar de culto pagano. Después de la conversión de los lituanos al catolicismo, pudo producirse una fusión de costumbres cristianas y paganas por la cual los fieles cristianos podrían haber continuando depositando cruces cristianas sobe la colina, un antiguo emplazamiento de rituales paganos. Según otra versión, la Colina de las Cruces pudo surgir al ofrecer los familiares y amigos cruces en honor a los lituanos muertos, durante la represión de las autoridades zaristas Rusas, como consecuencia de la insurrección de 1831. Con independencia de cuál fuera el motivo verdadero, lo cierto es que la colina se fue convirtiendo en un lugar de identidad religiosa, nacional y cultural, especialmente en los momentos de mayor represión hacia los lituanos por parte de la Rusia Zarista y la Unión Soviética. Durante la era soviética, se hicieron varios intentos fallidos para destruir este lugar de culto. Sin embargo, después de cada intento, los fieles volvían a erigir cruces en el mismo lugar. En su visita de 1993, El Papa Juan Pablo II depositó aquí una cruz, lo que contribuyó a hacer más famosa todavía la Colina de las Cruces.

Después de la visita a la colina de las cruces, cruzaremos la frontera con Letonia para llegar al Palacio de Rundale, uno de los más sobresalientes edificios del Barroco y Rococó letón. En la actualidad, el palacio se utiliza como alojamiento de los líderes de naciones extranjeras que visitan el País. El Palacio de Rundale, uno de los grandes tesoros que esconde Letonia, fue construido a mediados del siglo XVIII por los entonces duques de Curlandia, cuando lo que hoy es Letonia formaba parte del Gran Ducado de Lituania. El arquitecto fue Bartolomeo Rastrelli, el mismo que construyó los Palacios de Invierno y de Catalina la Grande en San Petersburgo. A finales del siglo XVIII el Imperio ruso conquistó la actual Letonia y la entonces emperatriz, Catalina la Grande, otorgó el Palacio a la familia Zubov, que se encargó de conservar esta obra maestra barroca con minucioso detalle.

Tomaremos el almuerzo y haremos la visita al interior del palacio, un auténtico escaparate para el lujo y la opulencia. Cada habitación es un mundo nuevo, con colores y ambientes distintos que convierten el edificio en una obra maestra espectacular. No debemos perder la ocasión de visitar alguno de las decenas de salones del palacio. Uno de los más conocidos es el Salón Dorado, que hacía las veces de sala del trono del duque. También podremos visitar la sala de la porcelana, un pequeño gabinete en el que se exponen exquisitas piezas de porcelana oriental. Tampoco debemos perdernos las dependencias privadas del duque, entre las que podremos admirar su dormitorio, su estudio, y otras salas, como la Sala Holandesa, que cuenta con lienzos de pintores tan famosos como Rembrandt, o la Habitación de los Gobernantes, repleta de retratos de los antiguos duques de Curlandia.

Por supuesto, otros lugares de interés en el Palacio de Rundale son los jardines, diseñados según el estilo versallesco. Paseando por la maravilla paisajística los jardines, podremos admirar sus varios ambientes y la imponente fachada del palacio. Después de la visita, continuaremos a Riga, donde iremos derechos al hotel en el que pasaremos la noche.

Día 4: Riga. Conociendo la capital de Letonia.

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Riga
ALOJAMIENTO Hotel

Primero desayunaremos y, a continuación, haremos una Visita panorámica por las zonas más emblemáticas de Riga, la capital y la mayor ciudad de Letonia y de los Estados bálticos, en la que vive más de un tercio de la población de Letonia. Riga es el mayor centro cultural, educativo, político, financiero, comercial e industrial de la región del mar Báltico. Se encuentra junto a la desembocadura del rio Daugava. Fue fundada en 1201 y su centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Haremos el recorrido de la ciudad a pie por el casco histórico y contemplaremos el Castillo de Riga, la Catedral, la iglesia de San Pedro, la Casa de los Cabezas Negras, el Monumento a la Libertad, etc.

El Castillo de Riga, a orillas del río Daugava, fue construido por los Caballeros de la Espada en 1330 para proteger la parte norte de la ciudad. Fue fortificado, reformado, destruido y restaurado varias veces, hasta que en el siglo XIX se convirtió en la sede del gobernador de Riga. Posteriormente, el castillo fue la primera Casa de Gobierno y, luego, la residencia del Presidente de la República de Letonia. El castillo se distingue por su torre amarilla fortificada, el único elemento del antiguo castillo feudal que aún se mantiene intacto. Desde 1995, el castillo alberga la oficina del Presidente de la República y también se utiliza para alojar a invitados extranjeros.

La Catedral de Riga es la catedral evangélica luterana de Riga, Está situada en el centro histórico de la ciudad, cerca, también del rio Daugava, y es la iglesia medieval más grande de los países bálticos. La catedral actual fue edificada en 1215, después de que un incendio destruyera el edificio original. Es uno de los monumentos más importantes de Letonia. Al igual que todas las iglesias antiguas de la ciudad, es conocida por su veleta, también, por su destacable órgano de 6768 tubos, construido entre 1882 y 1883, que en su tiempo fue considerado como el instrumento de tubos más grande del mundo. Bajo el régimen soviético, la Catedral de Riga se transformó en una sala de conciertos.

La iglesia de San Pedro aparece por primera vez en los textos históricos en 1209. Es una iglesia parroquial de la Iglesia Evangélica Luterana de Letonia y su historia arquitectónica comprende tres períodos: los dos primeros asociados a los estilos románico y gótico, y el tercero al barroco temprano.

Casa de los Cabezas Negras es un edificio situado en la ciudad vieja de Riga. Su primer nombre fue Casa Nueva y fue registrada por primera vez en 1334. Sin embargo, en el siglo XVII una asociación de comerciantes extranjeros, principalmente alemanes, conocidos como la Hermandad de los Cabezas Negras, se convirtió en la principal ocupante del edificio. La estructura de la casa fue destrozada por un bombardeo alemán en 1941, y los restos fueron demolidos por los soviéticos en 1948. En 1995 se inicia la reconstrucción, que se concluye en 1999, con lo que vuelve a cumplirse el deseo una vez escrito en la puerta de la casa de los Cabezas Negras: "¿Debería alguna vez desmenuzarme en polvo? No, debes reconstruir mis paredes".

El Monumento a la Libertad es un monolito construido en 1935 en honor a los soldados que murieron durante la Guerra de Independencia de Letonia. Se considera un importante símbolo de la libertad, la independencia y soberanía del país. Fue Inaugurado en 1935 y los 42 m de altura del monumento de granito, travertino y cobre suele servir como punto de reuniones públicas y ceremonias oficiales.

Después de la visita panorámica, tomaremos el almuerzo y tendremos toda la tarde libre. Al final de la jornada volveremos al hotel para dormir.

Día 5: Riga – Tallin. Recorrido por un pasado glorioso

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Tallin
ALOJAMIENTO Hotel

Después del desayuno, saldremos hacia la costa báltica, donde visitaremos Tallin “La Pequeña Praga”, que tiene uno de los cascos urbanos medievales mejor conservados de Europa. Tallín está situada en la costa norte del país, a orillas del golfo de Finlandia y es la capital de la República de Estonia, así como su centro político y económico. La ciudad alberga la sede del Riigikogu (Parlamento de Estonia), el palacio presidencial y los ministerios. Además, en ella se encuentran radicadas la bolsa y las principales empresas del país. Tiene casi medio millón de habitantes, lo que hace de ella la ciudad más poblada de Estonia. Tras la independencia de Estonia en 1991 Tallin ha vuelto a resurgir, esta vez por medio del turismo y la apuesta firme por las nuevas tecnologías.

Haremos un recorrido por los monumentos más emblemáticos de la ciudad, entre los que se encuentra el Ayuntamiento, un edificio de estilo gótico, ubicado en la ciudad vieja, concretamente, en la Plaza del Ayuntamiento, un espacio rodeado de casitas de colores, muchas de las cuales funcionan hoy en día como restaurantes. Las primeras noticias que se tienen de este ayuntamiento datan de 1322, pero el edificio actual fue construido entre 1402 y 1404.

Otro edificio notable, cuya visita no nos podemos perder, es el Castillo de Toompea, sede del Parlamento Estonio. El Castillo de Toompea, significa "Castillo de los Daneses", y es una fortaleza construida sobre la colina de piedra caliza de Toompea, en la parte central de la ciudad. El primer castillo de madera que hubo en este lugar, se estima que fue construido en los siglos X y XI.. En 1219, el castillo fue tomado por los cruzados daneses dirigidos por Valdemar II. Según una leyenda muy popular entre los daneses, la primera bandera de Dinamarca cayó del cielo durante un instante crítico de la Batalla de Lyndanisse, que se libró cerca del castillo y en la que los daneses vencieron a los estonios.

Otra de las atracciones de Tallin es su Farmacia municipal. Está situada en la plaza del ayuntamiento, la Plaza más emblemática de Tallin. Los habitantes de la ciudad presumen de que esta farmacia es la más antigua del mundo en activo. Ya en 1422 funcionaba como farmacia y en la actualidad, todavía sirve medicamentos a sus clientes. Sus instalaciones son impresionantes y la farmacia es un autentico museo farmacéutico, con Sus aparatos de medición, sus hierbas medicinales, sus libros y los típicos frascos de porcelana, muchos de los cuales guardan manos de momia, gusanos, arañas, serpientes, erizos y otras criaturas que formaban parte de las pócimas curativas cargadas de superstición.

Antes de concluir el recorrido, es obligado visitar la Catedral de Alexander Newski, una catedral ortodoxa estonia ubicada en Toompea, en el Centro histórico de Tallin, y que fue declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1997. La catedral fue construida entre 1894 y 1900 cuando la actual Estonia formaba parte del Imperio ruso. La catedral se construyó siguiendo el antiguo modelo arquitectónico ruso. La iglesia está dedicada a san Alejandro Nevski, quien salió victorioso en la batalla del lago Peipus en 1242.

Una vez concluido el recorrido iremos a nuestro hotel donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 6: Tallin. La ciudad al alcance de tu mano

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de tomar el desayuno, tendremos el día libre. Durante este tiempo podremos seguir disfrutando de la capital de Estonia a nuestro aire. También podremos aprovechar este tiempo para realizar compras de productos típicos del país, elaborados artesanalmente con lana, cristal, etc, También podremos disfrutar de la excelente gastronomía de los numerosos restaurantes de Tallin. Si lo deseamos, podemos realizar una excursión optativa para visitar el Museo de Arte popular de Rocca al Mare, donde podremos aprender más sobre la vida y las costumbres de las gentes de Estonia.

Rocca al Mare es un Museo Etnográfico al aire libre, que se encuentra a unos 10 kilómetros al este del centro de Tallin. El museo es una reconstrucción a tamaño natural de un pueblo rural / pesquero del siglo XVIII, que se completa con iglesia, posada, escuela, varios molinos, una estación de bomberos, doce corrales y galpones. El nombre del museo proviene del barrio en el que se encuentra. Y es que en el siglo pasado el burgomaestre de Tallin, un enamorado de Italia, compró aquí unos terrenos con la intención de construirse una villa, y bautizó esta zona junto al mar con el nombre de Rocca al Mare que aun hoy conserva.

El museo ocupa, actualmente, una superficie de 72,22 hectáreas y lo integran cerca de 90 casas, muchas del siglo pasado, y muchas otras originales, traídas de diferentes partes de Estonia. Hay todo tipo de construcciones populares: de campesinos, de pesca, cabañas, molinos de viento, iglesias y un montón de equipos agrícolas de todas las regiones de Estonia. La exhibición se complementa con eventos de folklore, clases de artesanía y mucho más. A muchas de las casas se puede entrar y se pueden contemplar sus decoraciones y mobiliarios originales. En los talleres se ofrecen demostraciones prácticas, usando antiguas técnicas e instrumentos artesanales, para producir objetos de todo tipo, con lana, con cortezas de árboles, maderas, alimentos, etc.

Al final de la jornada, volveremos al hotel para dormir.

Día 7: Tallin - San Petersburgo. Cambiando de decorado.

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de tomar el desayuno, partiremos hacia la frontera con Rusia, donde, después de pasar los trámites fronterizos, continuaremos a San Petersburgo, la capital cultural de Rusia. Una vez allí, tendremos tiempo libre durante lo que quede de día, que podremos aprovechar saliendo a dar un paseo y tomar un primer contacto con la ciudad.

Al final de la jornada nos dirigiremos al hotel para cenar y dormir.

Día 8: San Petersburgo. Conociendo la antigua Leningrado

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de San Petersburgo
ALOJAMIENTO Hotel

¡Preparados, listos, ya! Nuestra visita panorámica por San Petersburgo arrancará justo después de un desayuno, en el que es importante coger fuerzas para no perder detalle de esta joya rusa. Habitada por cerca de cinco millones y medio de personas, San Petersburgo es la segunda ciudad más importante de Rusia, por detrás de Moscú, y una de las que más cambios de nombre ha sufrido. Si entre 1914 y 1924 San Petersburgo fue Petrogrado, desde 1924 hasta 1991 recibió el nombre de Leningrado. Actualmente, gracias a la cantidad de puentes que atraviesan sus canales, San Petersburgo también recibe el sobrenombre de la ‘Venecia del Norte’. Fue el zar Pedro I el Grande quién fundó la ciudad allá por 1703 convirtiéndola durante dos siglos en la capital del imperio ruso. Esta ciudad, una de las más grandes del continente europeo tiene el honor desde 1990 de haber recibido el distintivo de la Unesco de Patrimonio de la Humanidad en su centro ciudad y en algunos de los monumentos ubicados en sus alrededores.

Durante nuestra visita por San Petersburgo iremos hasta la Plaza del Palacio, sin lugar a dudas la más destacada de la ciudad y del antiguo imperio ruso, y testigo de hitos para la historia del país y del mundo. Aquí tuvo lugar el Domingo Sangriento de 1905 y aquí arrancó la Revolución de Octubre de 1917. Nuestro tour incluirá también acercarnos hasta el Palacio de Invierno, el más antiguo y famoso de la plaza. Este edificio de estilo barroco y decorado con colores blanco y azul, en el que residieron los zares entre 1732 y 1917, es actualmente la sede del Museo del Hermitage.

La siguiente parada de nuestra visita nos llevará hasta el Almirantazgo, antigua sede de los Almirantes Imperiales Rusos construida entre 1806 y 1823, y actualmente uno de los monumentos más destacados de la ciudad. Ubicado en la parte occidental de la avenida Nevski, el edificio dispone de una aguja dorada que culmina en una veleta de oro.

Después nos dirigiremos a la Plaza de San Isaac, presidida por la catedral del mismo nombre y rodeada de edificios que datan de distintas épocas y por tanto corresponden a diferentes estilos. El escritor y filósofo francés Denis Diderot vivió en su número 9, en la que ya es la casa más antigua de la plaza. En ésta también podremos contemplar el Palacio Mariinski, que actualmente alberga la Asamblea Legislativa de San Petersburgo.

Más tarde visitaremos la Plaza del Senado, conocida así desde 2008 ya que hasta esa fecha y desde 1925 el lugar se conoció con el nombre de Plaza de los Decembristas (en conmemoración de la Rebelión Decembrista), y antes con el de Plaza de San Pedro. Es fácil de situarla en el mapa porque está frente a la Catedral de San Isaac y en su parte central cuenta con el monumento del Caballero de Bronce.
Nuestra visita continuará por la Avenida Nevsky, la principal arteria de San Petersburgo y una de las calles con más historia en el mundo. Se la conoce también por haber sido el hogar, en sus cuatro kilómetros, de la más absoluta pobreza y de la más completa opulencia. Y es que en esta avenida convivieron durante años bohemios, artesanos pobres, aristócratas, prostitutas y marginados. Una mezcla que ha dado lugar a una enorme cantidad de museos, cafés, restaurantes, librerías y tiendas. Y todo eso supervisado por los palacios y puentes que también habitan en este lugar. Más tarde iremos hasta la Catedral de Nuestra Señora de Kazán, construida entre 1801 y 1811 por Andréi Voronijin en el mismo lugar en el que antes se levantaba una iglesia de piedra que albergaba el icono de Nuestra Señora de Kazán.

Después de comer tendremos tiempo libre para continuar a nuestro aire descubriendo esta ciudad. Si optamos por un plan cultural podremos entrar al maravilloso museo del Hermitage (sin coste para los que hayamos cogido el ‘Todo incluido’). Este lugar es una de las pinacotecas más importantes del mundo y un auténtico lujo para los amantes de las antigüedades. Ubicado junto al río Neva, el museo cuenta con seis edificios: el Palacio de Invierno, residencia oficial de los antiguos zares y el edificio más importante de todos ellos, el Edificio del Estado Mayor, el Palacio Menshikov y un recinto para almacén. El museo empezó a formarse con las obras y los objetos de arte que los zares fueron almacenando durante varios siglos y que en 1917 pasó a llamarse Museo Estatal. Hoy en día es uno de los museos más grandes del mundo y posee más de tres millones de piezas de muy distintos periodos: antigüedades griegas y romanas, obras orientales, joyas, armas, cuadros y esculturas.

Si el plan Hermitage no nos seduce del todo, también podremos optar por hacer una pequeña travesía en barco por los canales de San Petersburgo, desde los que podremos ver la ciudad desde otro ángulo. Al término del día volveremos al hotel para cenar y dormir. Si hemos contratado la opción de ‘Todo Incluido’, no tendremos coste alguno por la cena.

Día 9: San Petersburgo. Cita con la historia y con el arte

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Tras coger fuerzas con un buen desayuno en nuestro hotel, tendremos toda la jornada por delante para seguir descubriendo San Petersburgo por nuestra cuenta, o dejarnos guiar para conocer de cerca Petrodvorets, que fue la residencia de verano de Pedro I. Ubicado a 29 km de San Petersburgo, junto al golfo de Finlandia, este gran palacio fue construido después de que Pedro el Grande visitara en 1717 el Palacio de Versalles y ordenara al arquitecto francés Jean Baptiste Leblond reproducir el diseño de aquellos jardines. Algunos años después, en 1745, el que fuera el arquitecto preferido de Catalina la Grande amplió aquella construcción. El tour por el Gran Palacio incluye la entrada a la habitación de Pedro el Grande, a la sala de los retratos, a la sala de baile, a la sala de la corona y a las majestuosas habitaciones chinas. Un auténtico lujo de lugar en todos los sentidos de la palabra que se completa con la belleza del parque exterior con sus cascadas, sus terrazas, sus fuentes y sus estatuas.

Otra de las visitas que podremos contratar será la que nos lleve hasta la fortaleza de Pedro y Pablo, edificada en 1703 bajo el mandato de Pedro I el Grande. De ahí surgió la primera ciudadela de San Petersburgo que hoy concentra importantes edificios como la catedral de San Pedro y San Pablo, donde reposan los zares de la Dinastía Romanov, desde Pedro I el Grande hasta Nicolás II y su familia.

En este tour también visitaremos la Catedral de San Isaac, de culto ortodoxo ruso y construida en el siglo XIX. Ésta es sin duda la iglesia más impresionante de todas las que podremos ver en San Petersburgo y una de las construcciones que mejor refleja el estilo neoclásico de la arquitectura rusa del siglo XIX. Si hemos contratado la opción del ‘Todo incluido’ esta actividad formará parte de nuestro tour. Lo mismo ocurrirá con la cena del hotel. Después de cenar llegará el momento de retirarnos a nuestros –en comparación con los que habremos visto en esta jornada- ‘humildes’ aposentos para dormir.

Día 10: San Petersburgo – Moscú. Trayecto en tren hasta la capital rusa

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren
ALOJAMIENTO Hotel

Será al final del día, pero antes de que éste acabe habremos dejado atrás San Petersburgo. Sin embargo, antes de marcharnos de esta joya rusa tendremos algunas horas para darnos un último paseo y seguir viendo por nuestra cuenta espacios que se nos habían quedado en el tintero. Si lo preferimos, también podremos contratar una excursión hasta el Palacio Yusupov, o el Palacio Moika, donde mataron a Rasputín en 1916.

Sin lugar a dudas estaremos ante una de las residencias más bellas del mundo. Construido en 1770, este palacio ha sufrido varias modificaciones a lo largo de su historia, por lo que no es de extrañar que en él confluyan diversos estilos arquitectónicos. El aspecto que luce actualmente data de la década de 1830. Este lugar también nos sorprenderá cuando lo veamos por dentro y descubramos que éste no era un palacio cualquiera sino uno en el que no faltaban joyas, esculturas y miles de obras de arte –más de 40.000- incluyendo algunas de Rembrandt. Tengamos en cuenta que la colección Yusúpov fue trasladada al Hermitage y a otros museos después de ser nacionalizada.

Después de la cena, sin coste para los que hayamos contratado la opción de ‘Todo Incluido’, nos trasladaremos hasta la estación ferroviaria de San Petersburgo para subirnos a un tren que nos llevará durante la noche hasta Moscú. Dormiremos a bordo en compartimentos de cuatro, aunque también habrá dobles, triples e individuales.

Día 11: Moscú. el coloso del Este europeo

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Moscú Visita al metro de Moscú
ALOJAMIENTO Hotel

Después de haber pasado toda la noche en el tren, nuestra jornada comenzará con un rico desayuno servido a bordo. Una vez que lleguemos a Moscú nos reuniremos con aquéllos que hayan hecho el trayecto San Petersburgo Moscú en avión o en tren de alta velocidad. Cuando estemos todos juntos comenzaremos una visita panorámica de la capital rusa. Moscú es una ciudad gigante, la segunda más poblada de toda Europa sólo por detrás de Estambul, y la sexta del mundo. Situada a orillas del río Moscova, Moscú tiene una larga historia que contar. Ha sido varias veces capital de varios estados: Del Gran Ducado de Moscú, del Zarato ruso y de la Unión Soviética. Además, en su seno se encuentra el Kremlin, hoy espacio de trabajo del presidente ruso, aunque antaño fue una fortaleza. Las dos cámaras del Parlamento ruso (la Duma Estatal y el Consejo de la Federación) también tienen su sede en esta ciudad, dotada de una muy buena red de transportes tanto a nivel local, como regional, nacional e internacional. Moscú cuenta con tres aeropuertos internacionales, nueve estaciones de tren y una importantísima red de metro que además de ser una de las más profundas del mundo es la segunda más transitada, sólo por detrás de la de Tokio.

Nuestro tour por Moscú nos llevará hasta los muelles del río Moskova, cuyo cauce atraviesa la ciudad creando incluso varias islas, como aquélla en la que está el Kremlin. Si por algo destaca también esta ciudad es por sus numerosos parques como el Parque Gorki. Otro punto de interés será la mundialmente conocida Plaza Roja. Esta plaza, la más famosa de todo Moscú, tiene trescientos treinta metros de largo y setenta de ancho. ¡Simplemente es enorme! Hace ahora justo 28 años, la Plaza Roja y el Kremlin fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. De la Plaza Roja parten además las calles más relevantes de Moscú, cuya extensión es tal que si las siguiésemos saldríamos de la ciudad y entraríamos en las autopistas con las que llegaríamos a distintas partes del país. Razón por la que esta plaza no es sólo considerada el centro de Moscú sino de Rusia entera. Como curiosidad descubriremos que el nombre de Plaza Roja no tiene nada que ver con el color de sus edificios ni con el comunismo. Su apelación está vinculada a una palabra del ruso antiguo cuyo significado es “bonita”.

Cuando estemos en la Plaza Roja, podremos también ver la Catedral de San Basilio, aunque ése no es su verdadero nombre. El de verdad de esta iglesia ortodoxa es el de Catedral de la Intercesión de la Virgen junto al foso. Construida entre 1551 y 1561 bajo el mandato de Iván el Terrible, esta iglesia es conocida en todo el mundo por sus cúpulas con forma de bulbo. En 1588 el zar Teodoro I ordenó que se construyera una capilla nueva sobre la tumba de San Basilio el Bendito, y de ahí es de donde viene el nombre con el que se la conoce actualmente.

En nuestro recorrido por Moscú también iremos hasta el Parque de la Victoria, llamado además Montaña Poklonnaya, en el que se rinde homenaje a la victoria rusa en la Primera Guerra Mundial. Es un lugar muy concurrido en los días de fiesta por los moscovitas que hacen de este parque un escenario en el que pasear, montar en bici, patinar o visitar el Museo de la Gran Guerra de la Patria ubicado en su interior. En ese museo están registrados los nombres de los soldados caídos en aquel conflicto.

Tras esta visita llegaremos hasta el Teatro Bolshoi, construido por Maddox en 1780 en la calle Petrovka (Teatro Petrovsky). El edificio actual, que data de 1825, fue construido sobre las ruinas del Petrovsky. Con la revolución rusa, el teatro recibió el nombre de Teatro Estatal Académico Bolshói, denominación que aún conserva. Aunque aquella construcción se vio afectada durante la Segunda Guerra Mundial fue absolutamente reconstruida tras el conflicto. Hoy, ese teatro es el segundo más grande de Europa después de La Scala de Milán.

Antes de almorzar también nos dará tiempo a hacer una visita al famoso metro de Moscú. El también llamado “palacio subterráneo” fue inaugurado en 1935, dispone de 222 estaciones y de una longitud de tendido subterráneo de cerca de trescientos ochenta kilómetros. Una cifra que lo sitúa como el tercer más largo del mundo, superado por el de Londres y el de Nueva York. Tendremos la ocasión de ver cómo algunas de sus estaciones son, gracias a su decoración, auténticas obras de arte.

Después de comer tendremos tiempo libre para disfrutarlo a nuestro antojo o unirnos a la opción de hacer un tour nocturno por Moscú (de carácter gratuito para los de la opción de ‘Todo Incluido’). En ese recorrido pasaremos por los enclaves más importantes de la ciudad. A su término habrá llegado la hora de volver al hotel para cenar (actividad incluida en el programa del ‘Todo Incluido’) y pasar la noche.

Día 12: Moscú. Un día completo en la capital rusa.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en nuestro hotel tendremos que decidir si pasamos el día a nuestro aire o si por el contrario nos unimos a una excursión, con guía especializado, que nos lleve hasta Sergei Posad (incluida gratuita para los de ‘Todo incluido’), una de las localidades más importantes del ‘Anillo de Oro’.

¿Qué es ese anillo? Una ruta turística que atraviesa distintas ciudades del noroeste del país, relevantes por su interés histórico o artístico. Eso es precisamente lo que sucede con Sergei Posad, cuyo maravilloso conjunto monumental incluye edificios como el Monasterio de la Trinidad y de San Sergio. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este lugar es todo un centro espiritual para la iglesia ortodoxa rusa. No sólo eso. Según cuenta la leyenda, fue aquí donde se crearon las mundialmente famosas ‘matrioshkas’.

Terminada nuestra visita a Sergei Posad, dirigiremos nuestros pasos de nuevo a Moscú para, si así lo queremos, disfrutar de un espectáculo de música y folklore ruso antes de volver a nuestro hotel para dormir. Los de la opción del ‘Todo incluido’ no tendremos que pagar coste alguno por la excursión a Sergei Posad, ni por el almuerzo ni por la cena.

Día 13: Moscú. Opciones para disfrutar de Moscú a nuestra manera

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Como cada día la jornada arrancará con un rico desayuno en nuestro hotel. Después tendremos muchas horas por delante para visitar Moscú a nuestro ritmo y según nuestras apetencias o, por el contrario, para apuntarnos a la excursión en la que podremos visitar el Kremlin. Los de la opción ‘Todo Incluido’ podremos hacer esta visita sin coste adicional.

Ubicado en pleno corazón de Moscú y frente al río Moscova, el Kremlin, actual lugar de trabajo del presidente ruso y antigua residencia de los zares, consta de varios edificios civiles y religiosos. El recinto, rodeado por una muralla, alberga diferentes edificios como catedrales y palacios. Entre las primeras encontraremos la de San Miguel, construida entre 1505 y 1508 en el mismo lugar en el que había otra más antigua de 1333, la de la Asunción, lugar de coronación de los zares, o la de la Anunciación, construida entre los siglos XIV y XVIII.

Visitar el Kremlin nos dará buena cuenta de cómo este lugar está vinculado al gobierno ruso desde la época de la Unión Soviética. Tras la Gran Revolución de octubre de 1917, cuando Moscú volvió a ser la capital del país, y desde 1918, cuando el gobierno soviético se trasladó a esta ciudad, el Kremlin permaneció cerrado a los visitantes hasta 1955 que finalmente se abrió al público.

Entre 1946 y 1958, en plena Guerra Fría, los palacios y las catedrales que atesora en su interior, así como sus monumentos fueron restaurados. El premio a aquel saber hacer llegó en 1990 cuando al igual que la Plaza Roja el Kremlin fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Durante su visita también podremos descubrir que el Kremlin también alberga tres edificios usados como residencia oficial del presidente ruso. Se trata del Gran Palacio del Kremlin, del Palacio del Senado y de la Escuela Militar. Antes de marcharnos de este fabuloso lugar podremos ver el cañón del zar Iván el Terrible, que con un peso de casi 40 toneladas y más de cinco metros de largo, fue construido en 1586, así como la campana de la zarina, la mayor jamás fundida.

Una vez terminado nuestro tour por el Kremlin comeremos (el almuerzo y la cena estarán incluidos para los de la opción ‘Todo Incluido’), para después disfrutar de unas horas de tiempo libre hasta el final del día, cuando iremos a nuestro hotel para pasar la noche.

Día 14: Moscú – España. Punto final a un viaje único.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Increíble pero cierto. Nuestro viaje por las Repúblicas Bálticas y la Rusia Imperial ha llegado a su fin. Han sido días maravillosos y repletos de experiencias y vivencias que se quedarán para siempre en nuestra memoria. Recuerdos que tendremos ocasión de empezar a ordenar durante el desayuno en nuestro hotel, mientras recogemos nuestras maletas y mientras aprovechamos las últimas horas libres en la capital rusa.

Cuando nos citen volveremos al hotel para que desde allí nos lleven al aeropuerto, donde nos esperará un avión que nos traerá de vuelta a casa. Con pena, pero con las energías cargadas al máximo y con un sinfín de conocimientos aprendidos y emociones vividas nos despediremos de este viaje. Toca pensar en el próximo. ¡Hasta muy pronto!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S. El transporte entre San Petersburgo y Moscu se ralizarán el TAV (Tren de alta velocidad).

Azimut Moscow Olympic
Moscú, Federación De Rusia

Azimut Moscow Olympic

Crowne Plaza World Trade Centre
Moscú, Federación De Rusia

Crowne Plaza World Trade Centre

Moskva
Kaliningrado, Federación De Rusia

Moskva

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius
Vilna, Lituania

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius

Holiday Inn Moskovskye Vorota
San Petersburgo, Federación De Rusia

Holiday Inn Moskovskye Vorota

Islande airBaltichotel
Riga, Letonia

Islande airBaltichotel

Tallin, Estonia

ibis Tallinn Center

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn
Tallin, Estonia

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn

Mercure Riga Centre
Riga, Letonia

Mercure Riga Centre

Tallink Spa & Conference Hotel
Tallin, Estonia

Tallink Spa & Conference Hotel

Izmailovo Gamma - Delta
Moscú, Federación De Rusia

Izmailovo Gamma - Delta

Ibis Vilnius Centre
Vilna, Lituania

Ibis Vilnius Centre

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Moskva
Kaliningrado, Federación De Rusia

Moskva

Crowne Plaza World Trade Centre
Moscú, Federación De Rusia

Crowne Plaza World Trade Centre

Islande airBaltichotel
Riga, Letonia

Islande airBaltichotel

Ibis Vilnius Centre
Vilna, Lituania

Ibis Vilnius Centre

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn
Tallin, Estonia

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius
Vilna, Lituania

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius

Holiday Inn Moskovskye Vorota
San Petersburgo, Federación De Rusia

Holiday Inn Moskovskye Vorota

Tallin, Estonia

ibis Tallinn Center

Tallink Spa & Conference Hotel
Tallin, Estonia

Tallink Spa & Conference Hotel

Mercure Riga Centre
Riga, Letonia

Mercure Riga Centre

Izmailovo Gamma - Delta
Moscú, Federación De Rusia

Izmailovo Gamma - Delta

Azimut Moscow Olympic
Moscú, Federación De Rusia

Azimut Moscow Olympic

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S. El transporte entre San Petersburgo y Moscu se realizara en TAV (Tren de Alta Velocidad). Se incluyen todas o la mayoría de las comidas (no incluye bebidas). Por razones operativas y para que descubras a tu aire la cocina autóctona, en algún caso hemos dejado las comidas libres. Se incluyen las visitas y excursiones más interesantes

Izmailovo Gamma - Delta
Moscú, Federación De Rusia

Izmailovo Gamma - Delta

Crowne Plaza World Trade Centre
Moscú, Federación De Rusia

Crowne Plaza World Trade Centre

Islande airBaltichotel
Riga, Letonia

Islande airBaltichotel

Holiday Inn Moskovskye Vorota
San Petersburgo, Federación De Rusia

Holiday Inn Moskovskye Vorota

Mercure Riga Centre
Riga, Letonia

Mercure Riga Centre

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn
Tallin, Estonia

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn

Ibis Vilnius Centre
Vilna, Lituania

Ibis Vilnius Centre

Tallin, Estonia

ibis Tallinn Center

Moskva
Kaliningrado, Federación De Rusia

Moskva

Azimut Moscow Olympic
Moscú, Federación De Rusia

Azimut Moscow Olympic

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius
Vilna, Lituania

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius

Tallink Spa & Conference Hotel
Tallin, Estonia

Tallink Spa & Conference Hotel

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S. Se incluyen todas o la mayoría de las comidas (no incluye bebidas). Por razones operativas y para que descubras a tu aire la cocina autóctona, en algún caso hemos dejado las comidas libres. Se incluyen las visitas y excursiones más interesantes

Tallin, Estonia

ibis Tallinn Center

Ibis Vilnius Centre
Vilna, Lituania

Ibis Vilnius Centre

Crowne Plaza World Trade Centre
Moscú, Federación De Rusia

Crowne Plaza World Trade Centre

Islande airBaltichotel
Riga, Letonia

Islande airBaltichotel

Holiday Inn Moskovskye Vorota
San Petersburgo, Federación De Rusia

Holiday Inn Moskovskye Vorota

Mercure Riga Centre
Riga, Letonia

Mercure Riga Centre

Azimut Moscow Olympic
Moscú, Federación De Rusia

Azimut Moscow Olympic

Izmailovo Gamma - Delta
Moscú, Federación De Rusia

Izmailovo Gamma - Delta

Moskva
Kaliningrado, Federación De Rusia

Moskva

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius
Vilna, Lituania

Comfort LT - Rock n Roll Vilnius

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn
Tallin, Estonia

Park Inn by Radisson Meriton Conference & Spa Hotel Tallinn

Tallink Spa & Conference Hotel
Tallin, Estonia

Tallink Spa & Conference Hotel