Viaje a Finlandia: Circuito Perlas del Báltico, Fiordos y Copenhague

Duración 13 día/s, 12 noche/s
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
Completo
Circuito: Perlas del Báltico, Fiordos y Copenhague
DURACIÓN: 13 día/s, 12 noche/s
Completo
Lo mejor del norte de Europa nos espera a la vuelta de la esquina. ¿Quién se apunta?

Han sido escenario de algunas películas de fama mundial, y no es para menos, pues el telón de fondo que ofrecen Finlandia, Suecia, Noruega y Dinamarca no tiene desperdicio. En cada una de las capitales de estos países nos toparemos con un ambiente que inmediatamente nos acogerá y nos hará sentir como un residente más. Las bulliciosas plazas, las coquetas calles y los majestuosos edificios deleitarán nuestras pupilas a cada paso. En las zonas más alejadas de las grandes ciudades nos toparemos con pequeñas urbes que todavía conservan su esencia más tradicional y descubriremos la historia de cada una de sus regiones en los asombros museos que no pasan por alto ningún detalle. Saldremos de tierra firme para surcar las aguas del mar Báltico y nos fusionaremos con la naturaleza en paisajes tan idílicos como el de los fiordos noruegos. Las imágenes que tendremos ante nuestras pupilas nos parecerán sacadas de una postal, así que conviene estar bien atento y grabar este paisaje en nuestra memoria.

Itinerario

Día 1: España – Helsinki. ¡Hola Finlandia!

RÉGIMEN Sólo Alojamiento.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Ha llegado el momento de emprender un viaje que recordaremos toda la vida. Vamos a conocer las perlas que descansan en Finlandia y nuestra primera parada será en Helsinki, su capital y la ciudad más poblada del país, pues en ella viven alrededor de 630.000 personas. Nos presentaremos en el aeropuerto dos horas antes del vuelo, puesto que así empezaremos nuestra aventura de forma calmada y relajada. Estamos expectantes ante las maravillas que esconde Finlandia.

En cuanto aterricemos en Helsinki dispondremos de unas horas libres para empezar a explorar este territorio, cuyo archipiélago se compone de unas 330 islas dotadas de gran belleza. Una de las características de Helsinki es que un tercio de su superficie está cubierta de zonas verdes: parques, bosques y lagos se extienden desde el centro de la ciudad hasta sus alrededores, creando una atmósfera que rebosa tranquilidad.

Se trata de una ciudad compacta que podremos recorrer a pie. Su entramado de calles limitadas por asombrosos edificios de estilo Art Noveau nos maravillará a cada paso y su variada oferta nocturna nos atrapará enseguida. Al final del día nos reuniremos en el hotel para pasar nuestra primera noche en Finlandia y descansar de cara a lo que nos espera. ¿Preparados para vivir una aventura de ensueño?

Día 2: Helsinki (opcional a Tallin). Conociendo Estonia

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Las alternativas que se nos presentan en esta jornada son de lo más atractivas. Después del desayuno, podremos decidir entre pasar el día en Helsinki, descubriendo a nuestro aire cada uno de los rincones que componen esta vibrante ciudad, o bien dejar Finlandia por unas horas para conocer los encantos que guarda la capital de su país vecino: Estonia.

Para ello, nos embarcaremos en un ferry que cruzará las aguas del mar Báltico hasta llegar a nuestro destino: Tallin, la capital de Estonia y la ciudad más poblada del país, con algo más de 400.000 habitantes. También denominada “La Pequeña Praga”, esta urbe amurallada cuenta con 20 robustas torres a su alrededor que parecen proteger las edificaciones de tejados con cubiertas naranjas y atalayas en forma de campanario que emergen del centro de la ciudad.

Su casco antiguo es un gran tesoro. En él descansan vestigios arquitectónicos de estilo medieval y barroco cuyas fachadas nos transportarán a otra época y nos mostrarán las imágenes del medievo a través de sus espectaculares construcciones. Al poner nuestros pies en este territorio conoceremos sus puntos más interesantes a través de una agradable visita.

El Ayuntamiento de Tallin es el único edificio de estilo gótico que descansa en el casco antiguo. Fue alzado entre los años 1402 y 1404 en la plaza con el nombre homónimo, un lugar lleno de actividad gracias a las numerosas terrazas y restaurantes que descansan en ella. Una de las características más llamativas de este edificio es la enorme torre que sobresale de él, la cual alcanza los 61 metros de alto.

Otro de los campanarios de especial interés es el de la Iglesia de San Olaf, basílica construida en el siglo XII en honor al Rey noruego San Olaf Haraldsson. De aspecto neogótico, la altura de la atalaya alcanza los 123 metros de alto. En un principio medía 159 metros y se consideraba que era el edificio más alto del mundo. No obstante, con el paso del tiempo su altitud se ha ido modificando a causa de las reformas a las que se ha visto sometido.

El Castillo de Toompea será otra de las visitas de esta jornada. Construido entre los siglos XII y XIV, este asombroso ubicado en pleno centro de la ciudad y encaramado encima de una pequeña colina, actualmente alberga la sede del Parlamento de Estonia. Desde este emplazamiento tendremos unas vistas alucinantes del conjunto amurallado de la ciudad.

En el parque Kadriorg se alza de forma majestuosa el Palacio de Kadriorg, recinto construido tras la conquista de Rusia en Estonia (en el año 1718), por el zar Pedro el Grande de Rusia en honor a su esposa Catalina I, por lo que originalmente este monumento se llamó Catherinethal.

La mejor manera de descubrir un oficio antiguo será en la Farmacia Municipal, llamada Raeapteek. Esta apoteca abrió sus puertas en el año 1422 y todavía a día de hoy sigue vendiendo medicamentos a sus clientes. Lo mejor de todo son los tratamientos medicinales medievales que conserva.

Tras esta inolvidable jornada volveremos a embarcarnos en el ferry que nos llevará de regreso a Helsinki, donde pasaremos la noche.

Día 3: Helsinki – Estocolmo. Esenciales de Helsinki

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Ferry

¿Preparados para cambiar de país? Si algo tiene este viaje es que es un trayecto de lo más completo y que nos permite descubrir las joyas bañadas por el mar Báltico. Hemos conocido la capital de Finlandia, la de Estonia y ahora es el turno de la de Suecia. Pero antes de llegar a nuestro destino tendremos tiempo libre para despedirnos de Helsinki de la mejor manera posible: primero, desayunando a lo grande en el hotel y, después, explorando sus encantadoras calles llenas de rincones atractivos.

Una de las visitas recomendadas para esta jornada es la del puerto de Helsinki, pues es uno de los más ajetreados de Europa. Vale la pena sumergirnos de lleno en su bullicio y ser testigos de ello. Los viajeros que quieran hacer un alto en algún bar tradicional mientras contemplan el vaivén de los lugareños deberán recorrer el Bulevar Esplanadi, una ancha calle repleta de cafeterías en las que pararse a reponer fuerzas, y boutiques en las que comprar cualquier tendencia de moda o productos típicos de este territorio.

Los que quieran seguir deleitándose con la arquitectura de esta urbe, lo mejor que pueden hacer es trasladarse hasta la Avenida Mannerheim, la calle principal de esta localidad. Al recorrerla salen al paso edificios tan emblemáticos como la Ópera Nacional, la estación del ferrocarril con su fachada de granito rojo o el espléndido Palacio de Congresos de Aalto.

A final de la tarde nos trasladaremos hacia el puerto y nos embarcaremos en un crucero que surcará las aguas del mar Báltico hasta llegar a Suecia. Todavía nos quedan unas horas antes de llegar a nuestro destino, por lo que degustaremos una exquisita cena de buffet escandinavo en el propio barco y pasaremos la noche en los confortables camarotes. ¡Dulces sueños!

Día 4: Estocolmo. Pisando Suecia

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Estocolmo
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días! Nos despertamos rodeados de las aguas del mar Báltico y llenamos nuestros estómagos con el delicioso desayuno que nos sirven a bordo del crucero. Sin prácticamente darnos cuenta desembarcamos en el puerto de Estocolmo e inmediatamente nos subimos a un autobús que nos llevará de ruta por esta bella ciudad.

Como complemento perfecto del tour panorámico, también daremos un paseo a pie por Gamla Stan, la ciudad vieja. Sus calles medievales son estrechas y limitadas por coloridos edificios que presentan diferentes dimensiones, le otorga una apariencia encantadora. Una curiosidad es que precisamente fue en este punto donde en el siglo XIII nació la ciudad gracias a Birger Jarl, su fundador. Pasear por este entramado de callejuelas es todo un gozo, pues en el sobrevienen coquetas tiendas artesanas, souvenirs en los que comprarse un recuerdo y restaurantes que sucumben a los paladares más exigentes.

Pasaremos también cerca del Palacio Real, la mayor de las residencias de la monarquía sueca. Y es que solo en esta majestuosa construcción hay unas 600 habitaciones. ¡Increíble pero cierto! Desde un extremo de la isla Riddarholmen, popularmente conocida como la isla de los Nobles, podremos contemplar la bella estampa del Ayuntamiento de Estocolmo con su imponente torre de 106 metros de alto. El animado ambiente de la Gran Plaza llamará muchísimo nuestra atención y nos invitará a gastar parte de nuestro tiempo en sus agradables restaurantes, cuya exquisita carta es capaz de satisfacer los gustos más severos.

Al finalizar con este trayecto, tendremos tiempo libre para seguir explorando Estocolmo a nuestro aire. No obstante, para seguir conociendo esta localidad nórdica en profundidad, los viajeros tendrán la opción de apuntarse a una visita guiada que los llevará hasta puntos de especial interés. El Museo Vasa es un alto obligatorio al visitar Estocolmo. Es aquí donde se encuentra el barco de guerra al que debe el nombre el recinto. La embarcación, que data del siglo XVII y se hundió en su primera misión, se presenta ante los curiosos de forma imponente, pues a pesar de haber dormido en las aguas del mar Báltico durante 333 años, todavía conserva buena parte de su estructura original.

Si durante el tour hemos avistado el Ayuntamiento, ahora es el momento de conocerlo, ya que la actividad opcional incluye una visita a su interior. Fue el gobierno del país quien mandó construirlo. Desde su torre de más de 100 metros de altura disfrutaremos de una estampa maravillosa de la ciudad. Su interior está repleto de majestuosos espacios y el más popular es el salón dorado, lugar en el que se celebra la ceremonia y baile de entrega de los Premios Nobel.

Sin duda alguna esta jornada ha estado llena de sorpresas. Ahora solo nos queda reponer fuerzas con una gustosa cena en el hotel y con una noche de sueño renovador.

Eventualmente la visita panorámica y la opcional podrían realizarse el domingo.

Día 5: Estocolmo. Descubriendo la capital de Suecia

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Nos despertamos con ganas de descubrir cada uno de los rincones que esconde Estocolmo. Podremos hacerlo en cuanto hayamos terminado de dar buena cuenta del desayuno en el hotel. La ciudad más poblada del país, con alrededor de unos 962.000 habitantes, está llena de atractivos y esta jornada es ideal para descubrirlos.

Tenemos por delante un día libre para explorar esta metrópoli a nuestro aire. Una buena recomendación es pasear en barco por los canales que bañan Estocolmo y contemplar la ciudad desde un punto de vista diferente. Otra alternativa es observarla a vista de pájaro, y podremos hacerlo desde la Torre de TV de Käknas, que alcanza los 155 metros de altura, aunque con la antena llega a los 170 metros. Fue el arquitecto Bengt Lindroos quien la diseñó y en su interior hay tiendas de regalo y restaurantes que nos ofrecerán unas panorámicas de vértigo.

En el Parque Skansen viajaremos al siglo XVIII. Este paraje es el museo al aire libre más antiguo del mundo, fundado por Artur Hazelius en el año 1891. En él podremos apreciar cómo era el estilo de vida de este país en antaño, donde cada una de las puertas de los locales guarda agradables sorpresas. Supermercados, panaderías y farmacias nos permitirán conocer las costumbres más arraigadas de este territorio, unas tradiciones que todavía perviven y que podremos sentir a flor de piel. En este punto es donde también descansa el zoológico de Estocolmo, lugar que nos trasladará en el momento en que la caza y la pesca eran dos prácticas básicas para alimentarse, y hogar de varias especies de animales, siendo los osos, alces, lobos y nutrias los mayores protagonistas.

Pasaremos de la inmersión histórica a una inmersión cultural más contemporánea y lo haremos en el Museo Moderna Museet, inaugurado en el año 1958 y diseñado por el arquitecto español Rafael Moneo, expone una amplia colección de arte del siglo XX, con obras de artistas de renombre como Picasso, Dalí, Derkert y Matisse, entre otros. Para dar por finalizada la jornada, volveremos al hotel y nos prepararemos para pasar la noche.

Día 6: Estocolmo – Karlstad – Hamar. Cruzando la frontera con Noruega

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

El viaje continúa y por eso debemos despedirnos de Estocolmo después de desayunar. Hoy dormiremos en Noruega, pero antes de llegar haremos una parada en lugares suecos de gran interés. El camino por carretera nos permitirá empezar a tomarle el pulso a Karlstad, ciudad en la que realizaremos el primer alto y que nos fascinará por su espectacular entorno.

Primero, disfrutaremos del almuerzo y, a continuación, podremos explorar a nuestro aire esta urbe bañada por las aguas del lago Väneren. Fue fundada en el año 1584 por el duque Karl, pero prácticamente tuvo que ser totalmente reconstruida en el año 1865 tras ser víctima de un incendio. En Stora Torget nos sentiremos un residente más, pues es aquí donde gira la vida de la ciudad. Además, este punto destaca por proteger un curioso Monumento de la Paz. Se trata de la estatua de una mujer que sostiene una espada rota y que se erigió en el año 1955 para conmemorar la pacífica disolución de la unión entre Noruega y Suecia.

Seguidamente, nos dirigiremos a la frontera con Noruega y, tras cruzarla, realizaremos un interesante recorrido por los bellos paisajes de este país. Por el camino descubriremos el lago Mjosa, el más grande del país y situado en pleno corazón de una zona agrícola. Una de las curiosidades de este punto es que en este lugar todavía se conservan antiguos asentamientos vikingos, actualmente convertidos en granjas y habitados por los campesinos.

Este enclave nos llenará de energía positiva y de paz, la necesaria para continuar con nuestro viaje hasta Hamar, ciudad más grande del lago Mjosa y lugar en el que pasaremos la noche. Actualmente es un importante centro económico de la región, pero ya será mañana cuando salgamos en busca de sus tesoros más preciados. El itinerario de hoy ha sido largo, por eso lo mejor que podemos hacer es llenar nuestros estómagos con una rica cena en el hotel y disfrutar de un sueño reparador.

Día 7: Hamar – Región de los Fiordos. La imponente naturaleza noruega

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Conviene llevar la cámara fotográfica colgada del cuello, puesto que en esta jornada no podremos parar de capturar el hermoso paisaje que en todo momento nos rodeará. Después de desayunar en el hotel de Hamar, nos dirigiremos rumbo a los Fiordos de Noruega, un emplazamiento maravilloso que nos recordará el poder que tiene la naturaleza y que muchas veces olvidamos.

El camino desde Hamar hasta nuestro destino nos permitirá empezar a tomarle el pulso a este imponente emplazamiento noruego repleto de exuberantes bosques, idílicos lagos y majestuosas montañas. Antes de llegar a nuestro destino haremos un alto en Borgund o Lom, dos claros ejemplos de las iglesias medievales de madera llamadas stavkirke levantadas en el siglo XII. Ambas se pueden visitar. La primera de ellas, que presenta un techo escalonado, actualmente cumple con la función de museo; mientras que la segunda es una de las más grandes de este estilo y a lo largo de la historia ha sufrido diversos cambios.

Al llegar a la Región de los Fiordos saldremos del vehículo dispuestos a emprender nuestro objetivo: una excursión por el Glaciar de Nigards o el de Briksdal. Se trata de dos de los brazos que sobresalen del Glaciar Jostedalsbreen, ubicado en el Parque Nacional homónimo.

El paisaje de elevados picos montañosos del que sobresalen rugientes cascadas y algunos de ellos dominados por glaciares es una estampa que recordaremos toda la vida. ¿Preparados? La aventura empieza en 3,2,1…

Finalmente, llegaremos a nuestro hotel de la Región de los Fiordos, nos pondremos cómodos y, tras disfrutar de una suculenta cena, nos retiraremos a descansar.

Día 8: Región de los Fiordos – Bergen. Ruta por el Fiordo de los Sueños

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o vanFerry
Visitas Crucero por el Fiordo de los Sueños
ALOJAMIENTO Hotel

Nos despertamos con la tranquilidad que nos transmitió la ruta de ayer. Por suerte, hoy seguiremos en contacto con la espectacular naturaleza que impregna este país del norte de Europa.

Después del desayuno, y cuando llegue la hora indicada, surcaremos las aguas del Sognefjord, popularmente conocido como el Fiordo de los Sueños. No solo es el más grande del país, con una extensión que alcanza los 200 kilómetros de largo, sino que también es el más profundo, llegando incluso a alcanzar los 1.300 metros de calado en algunos puntos.

Contemplar el imponente entorno que lo rodea, de majestuosas montañas que llegan a los 1.700 metros de alto y de donde caen ruidosas cascadas, y en cuyas llanuras se encuentran aldeas salpicadas con iglesias medievales de madera, será una experiencia de lo más enriquecedora. Como curiosidad, añadir que uno de los brazos de este fiordo es el Naerøyfjord, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2005.

Con una sensación de paz infinita nos dirigimos hacia el vehículo que nos llevará hasta Bergen. Ahora toca cambiar el paisaje más campestre de Noruega por su parte más urbanita. En unas horas llegaremos a esta ciudad situada al oeste del país y ubicada en un valle de montañas conocido como sky fjell. Será en esta atractiva metrópoli donde pasaremos la noche. Pero antes de eso tendremos la oportunidad de ponernos cómodos en el nuevo hotel y disfrutar de una buena cena.

Día 9: Bergen – Cascadas de Voringsfossen – Oslo. Rumbo a la capital de Noruega

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Bergen
ALOJAMIENTO Hotel

Ayer tuvimos una primera toma de contacto con la pintoresca ciudad de Bergen y hoy vamos a conocer en profundidad esta metrópoli que en el año 2004 la revista Time catalogó como una de las 14 ciudades secretas de Europa.

Después de desayunar en el hotel nos espera una agradable ruta panorámica por esta atractiva urbe que nos descubrirá sus mayores tesoros. Uno de ellos es el Viejo Puerto, centro neurálgico de la ciudad y muy importante desde hace siglos. En él se descansan una serie de casas antiguas de madera que datan del siglo XVIII. No obstante, muchas de ellas tuvieron que reformarse tras ser víctimas de dos incendios, uno en el año 1702 y otro en el 1955.

Uno de sus barrios más afamados es el de la Liga Hanseática. Se trata de un distrito que destaca por sus particulares casas de madera de diversos colores construidas por antiguos comerciantes. Y es que, antaño, esta zona de la ciudad estaba ocupada por la federación de comerciantes alemanes que tenían controladas varias localidades del mar Báltico y adquirió gran importancia a partir del año 1100 gracias al comercio del bacalao seco.

Desde el 1979 este enclave de Bergen forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y las antiguas casas se han transformado en coquetos locales de ocio y de ventas cuyo interior está torcido. ¡Sin duda alguna, este barrio nos va a dejar boquiabiertos!

Como complemento perfecto a la visita panorámica de Bergen, realizaremos una ruta paisajística que nos permitirá conocer, en primer lugar, el Parque Nacional de Hardangervidda, cuya extensión que alcanza los 3.422 kilómetros cuadrados protege y resguarda a numerosos animales árticos, entre ellos manadas de renos salvajes. No nos pararemos en este bello enclave, pero sí que el camino nos permitirá hacer un alto en las Cascadas de Voringsfossen, un espectacular salto de agua cuya caída se precipita hasta los 180 metros. Después continuaremos hasta Oslo, capital de Noruega y ciudad más poblada del país. Además de ser una metrópoli rica en cultura, conviene destacar que gracias a su dedicación y esfuerzo en preservar los espacios naturales y reducir la polución medioambiental, fue recientemente nombrada capital verde europea. Al llegar a Oslo, nos instalaremos en el hotel y, tras disfrutar de una deliciosa cena, nos iremos a dormir.

Día 10: Oslo. Imprescindibles de Oslo

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Oslo Ayuntamiento de Oslo
ALOJAMIENTO Hotel

Toca conocer los puntos más populares y significativos de Oslo. Por eso nos embarcaremos, después de desayunar, en una visita panorámica que nos llevará de tour por esta atractiva metrópoli. Conoceremos el Parque Frogner, el paraje público más grande de la ciudad alcanzando las 45 hectáreas. Sus dimensiones son tan colosales que en su interior descansa otra zona verde, llamada Parque de Vigeland, en la que hay una exposición permanente de unas 200 esculturas y obras de arte del noruego Gustav Vigeland.

Una de las calles más populares y transitadas de Oslo es la de Karl – Johans, bulevar principal de la ciudad que alcanza los 1,6 kilómetros, siendo sus puntos de partida la Estación Central de Oslo y el Palacio Real, ambos situados en extremos opuestos. Se trata de una de las partes más antiguas de la metrópoli y su nombre rinde homenaje al monarca Karl XIV Johans de Suecia.

Bordean la avenida asombrosos edificios históricos, como por ejemplo el majestuoso Parlamento, llamado Storting y que impacta por su espectacular estructura y color amarillento. Pero en ella también nos toparemos coquetos restaurantes en los que pararse a picar alguna delicia típica; bares en los que refrescar nuestros paladares y singulares boutiques de moda, desde las más Top hasta las más sencillas. En esta vía peatonal se entremezclan lugareños con residentes, tanto de día como de noche, siendo al caer la tarde una de las zonas de ocio nocturno más exclusivas de la ciudad.

Una de las calles adyacentes de Karl Johans conduce hasta el Ayuntamiento, inaugurado en el año 1950 y que destaca por su peculiar tono rojizo y sus dos torres. Es uno de los edificios emblemáticos de la ciudad y sede del Premio Nobel de la Paz.

Continuaremos con la ruta por el Castillo Akershus, fortaleza ubicada junto al Fiordo de Oslo y construida en el año 1930 para que cumpliera con la función de castillo real, aunque actualmente el Gobierno lo utiliza para celebrar algunos actos. Pasear por sus jardines, reponer fuerzas en sus zonas de descanso y contemplar las vistas que se tienen desde este emplazamiento será una placentera experiencia.

Visitaremos también la Colina Holmenkollen, especializada en saltos de esquí y lugar en el que se desarrollan algunos deportes de invierno, siendo el Festival de Esquí de Holmenkollen el más popular desde el año 1892. Este enclave tiene una especie de anfiteatro que rodea la pista y en el que caben aproximadamente unos 70.000 espectadores.

Lo siguiente que haremos será disfrutar de un bien merecido almuerzo. Ya por la tarde, tendremos tiempo libre para seguir descubriendo Oslo a nuestro aire. No obstante, los viajeros también tendrán la oportunidad de apuntarse a una excursión opcional a la Península de Bygdoy, zona residencial que adquiera especial importancia durante el verano. En ella se pueden hacer grandes rutas de senderismo, pero también visitar algunos museos que nos acercarán a la historia de este territorio.

Entre los más afamados están el Museo del Farm, donde se exhibe el barco de exploración polar del siglo XX en el que hicieron sus expediciones los exploradores Amundsen, Nansen y Sverdrup; en el Museo Vikingo de Oslo podremos contemplar con nuestros propios ojos tres barcos vikingos en perfecto estado, de hecho, se dice que son los tres mejor conservados del mundo; y en Museo Folklórico Noruego podremos ver unas 155 casas tradicionales de todas las regiones del país y una exposición interior. ¿Quién se apunta a esta aventura?

Para rematar una jornada realmente inolvidable, regresaremos a nuestro hotel de Oslo y disfrutaremos de una suculenta cena antes de retirarnos a las habitaciones a descansar.

Día 11: Oslo – Copenhague. La gran Copenhague

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Decimos adiós a Noruega para dar la bienvenida a Dinamarca. Antes de partir hacia el aeropuerto de Oslo podremos disfrutar de un último desayuno y de un poco de tiempo libre para despedirnos de esta vibrante urbe noruega a nuestro aire. Cuando llegue la hora indicada, nos recogerán para trasladarnos al aeropuerto, donde tomaremos el vuelo que nos llevará a la capital danesa.

Copenhague, København en danés, no solo es la mayor ciudad de Escandinavia, sino que también es la capital del país. Sus orígenes se remontan a principios del siglo XI, instante en que surgió un pequeño asentamiento de pescadores conocido como havn (puerto). Posteriormente, este enclave adquirió fuerza, convirtiéndose en un importante punto para el comercio. Fue a partir de este momento cuando cambió el nombre hasta llegar a denominarse tal y como lo conocemos hoy.

Al aterrizar en nuestro destino, nos llevarán al nuevo hotel, y podremos empezar a tomarle el pulso a esta palpitante localidad del norte de Europa y lo haremos a nuestro ritmo, sin horarios ni ataduras. Una de las visitas recomendadas es el Nyhavn, el canal más famoso de Copenhague. Construido en el siglo XVII como entrada de comerciantes que llegaban por mar hasta la ciudad, actualmente es uno de los emplazamientos turísticos más afamados pero también un importante punto de encuentro para los lugareños. Las fachadas de colores situadas en el paseo y el animado ambiente de los locales que hay en ellos llaman la atención de todo aquél que visita este canal.

La calle Stroget es una vía peatonal perfecta para ir de compras. En ella no solo nos toparemos con coquetos restaurantes en los que pararnos a degustar auténticas delicias danesas o bares en los que hacer un alto, sino que también nos encontraremos con muchísimos souvenirs en los que comprar algún recuerdo y tiendas de moda de las mejores firmas.

Los Jardines de Tivoli son otra de las alternativas para pasar el día. Se trata de un fabuloso parque de atracciones que data del año 1843 y se considera que es uno de los más antiguos del mundo. Pasar el día en la montaña rusa, coches de choque y juegos de feria nos transmitirá el espíritu más divertido de Copenhague.

Cuando la jornada esté llegando a su fin, podremos reunirnos de nuevo en el hotel, disfrutar de una deliciosa cena y disponernos a pasar una placentera y apacible noche.

Día 12: Copenhague. Ruta por la capital danesa

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Copenhague
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días! Nos despertamos en la fabulosa Copenhague y nada más levantarnos y disfrutar de un nuevo desayuno en el hotel, nos sumamos a un tour por la ciudad. Si bien ayer conocimos algunos de sus puntos más significativos, hoy descubriremos los imprescindibles de la ciudad.

El animado ambiente de la plaza del ayuntamiento, llamada Radhuspladsen, nos atrapará enseguida, pues es una de las zonas más concurridas de la metrópoli. Encaramado en la explanada está el Ayuntamiento de Copenhague. Construido en el año 1903, su fachada adornada con motivos mitológicos nórdicos transmite una energía única. Su torre de unos 105 metros de alto maravilla a todo aquél que sube hasta ella con una asombrosa panorámica. Si su exterior es deslumbrante, su interior sigue en la misma línea, pues acoge el reloj astronómico de Jens Olsen, una auténtica perla del siglo XX.

El Palacio de Christiansborg será otra de las paradas. Fue el arquitecto Thorvald Jorgensen quien diseño este espectacular recinto construido en el año 1928. Está situado en el islote Slotsholmen y actualmente es la sede del Parlamento. En el Palacio de Amalienborg nos sentiremos auténticos monarcas, y no es de extrañar, ya que este edificio es la residencia oficial de la Familia Real danesa. Conforman el conjunto cuatro recintos de estilo rococó construidos entre los años 1750 y 1768 y diseñados por el arquitecto Nicolai Eigtved.

Al igual que Italia, Copenhague cuenta con su propia Fontana di Trevi, aunque los daneses la llaman Fuente de Gefion. Es muy popular tirar una moneda y pedir un deseo, así que ¿por qué no probarlo? Nunca se sabe, quizás se cumpla… A este monumento lo envuelve una interesante leyenda: el rey sueco Gylfi prometió a la diosa Gefion que le daría todo el territorio que ella pudiera arar en una noche. Ante tal advertencia, la diosa convirtió a sus cuatro hijos en bueyes, para así conseguir el máximo de tierra posible. Por eso, en la fuente se plasma a la diosa con cuatro enormes bueyes.

Si hay un símbolo en Copenhague, éste es el de la estatua de bronce de la Sirenita. Con una altura de poco más de un metro y unos 108 kilos de peso, esta figura construida en el siglo XX por el escultor Edvard Eriksen rindo honor al cuento de Hans Christian Andersen, el escritor más famoso de la ciudad. A pesar de ser todo un icono, esta figura ha sido objeto de varios actos vandálicos, desde pintadas hasta decapitaciones, aunque las autoridades siempre la han reformado.

Al contemplar el recinto de la Bolsa tendremos la sensación de haber viajado al pasado. Es uno de los edificios más antiguos de la ciudad. El Rey Christian IV mandó construirlo en el siglo XVII y hasta el siglo XIX fue el lugar en el que se desarrollaron las negociaciones y transacciones comerciales que ayudaron a desarrollar la economía de Copenhague. Su fachada es todo un gozo para la vista, con ladrillos rojizos, tejados verdosos y una torre de la que sobresale una aguja en espiral que alcanza los 55 metros de alto.

Por la tarde, tendremos tiempo libre para seguir explorando esta ciudad a nuestro aire, aunque existe la posibilidad de apuntarnos a una excursión opcional al Castillo Frederiksborg, un majestuoso palacio situado a unos 40 kilómetros de Copenhague. Alzado sobre tres islotes del Lago Slotssoen, se construyó como residencia real y se considera que es el mejor ejemplo del Renacimiento danés. Se dice que es el palacio más grande de Escandinavia y simboliza la fuerza de la monarquía absolutista danesa, cuando se extendía su poder hasta Noruega. Será imposible no sentirnos pequeños ante este edificio de grandes dimensiones. Finalmente, regresaremos al hotel de Copenhague para ponernos cómodos y pasar la noche.

Día 13: Copenhague – España. Vuelta a casa

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Hasta aquí llega nuestra aventura por el norte de Europa. En la mochila nos llevamos un pedacito de Finlandia, Estonia, Suecia, Noruega y Dinamarca. Este viaje nos ha permitido dejar atrás nuestra rutina y volver a casa con las pilas más que renovadas. Esta experiencia ha sido de lo más completa, pues no solo hemos conocido las ciudades más importantes de cada uno de los países visitados, sino que también hemos navegado por las aguas del Mar Báltico y descubierto la belleza de los fiordos noruegos.

Ahora toca despedirnos de Copenhague y lo hacemos con una gran sonrisa dibujada en la cara. Después de desayunar, dispondremos de un poco de tiempo libre hasta que llegue la hora indicada, que podremos emplear en despedirnos como se merece de esta vibrante urbe.

El trayecto de vuelta a casa puede servir para mirar las fotografías y recordar los momentos vividos en cada uno de los territorios que hemos pisado. Sin duda alguna, anotamos esta fabulosa ruta en el TOP 5 de nuestro diario.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Scandic Sjofartshotellet Stockholm
Estocolmo, Suecia

Scandic Sjofartshotellet Stockholm

Park Inn by Radisson Stockholm Hammarby Sjostad
Estocolmo, Suecia

Park Inn by Radisson Stockholm Hammarby Sjostad

Comfort Vesterbro
Copenhague, Dinamarca

Comfort Vesterbro

Scandic Sydhavnen
Copenhague, Dinamarca

Scandic Sydhavnen

Scandic Kaisaniemi
Helsinki, Finlandia

Scandic Kaisaniemi

Original Sokos Albert
Helsinki, Finlandia

Original Sokos Albert

Scandic Hakaniemi
Helsinki, Finlandia

Scandic Hakaniemi

Scandic Meilahti
Helsinki, Finlandia

Scandic Meilahti

Quality Hotel Sogndal
Sogndal, Noruega

Quality Hotel Sogndal

Scandic Bergen City
Bergen, Noruega

Scandic Bergen City