Viaje a Holanda: Circuito Amsterdam al completo Puente de Mayo

Duración 5 día/s, 4 noche/s
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
Completo
Circuito: Amsterdam al completo Puente de Mayo
DURACIÓN: 5 día/s, 4 noche/s
Completo
Al encuentro de la maravillosa Holanda

Si hay una ciudad capaz de reunir belleza, interés cultural, buen ambiente urbano, atractivos fuera de lo habitual y diversión sin límites, esa es Ámsterdam. La capital de Holanda constituirá el punto de partida de un viaje que, además, te dará la oportunidad de conocer lugares tan interesantes y pintorescos como Keukenhof, Zaanse Schans, Giethoorn y el Gran Dique. No lo pienses más: ¡emprende este viaje!

Itinerario

Día 1: España – Ámsterdam. Una antigua ciudad de comerciantes y una urbe cosmopolita.

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Nos presentaremos en el aeropuerto 2 horas antes del momento señalado para la salida del vuelo a Ámsterdam. Después de tomar tierra, nos darán la bienvenida y nos trasladarán al hotel. Después de registrarnos tendremos tiempo libre para conocer, a nuestro aire, una de las ciudades con más encanto de Europa, en la que se combinan los edificios y las costumbres de una antigua ciudad de comerciantes, con los usos de una urbe cosmopolita. que se encuentra a la cabeza las últimas tendencias. Durante el tiempo libre, podremos aprovechar para familiarizarnos con las calles y canales, con los edificios y las plazas de la ciudad.

Durante este tiempo libre, también podemos realizar, opcionalmente, un paseo en lancha por los canales que dan fama a la ciudad. En este mini-crucero urbano, podremos conocer el famoso Barrio Rojo, un barrio pintoresco y turístico, situado en la parte antigua de Ámsterdam, muy visitado por los turistas que se acercan atraídos por el placer de lo prohibido. En las calles de la zona hay unos escaparates detrás de los que las prostitutas ofrecen sus servicios. También navegaremos por el canal del Príncipe, el más largo de los canales de Ámsterdam, donde veremos la Iglesia del Oeste y la Casa de Ana Frank. También navegaremos por el Canal de los Señores, en el que las casas rivalizan en belleza y ornamentación y por el rio Amstel, que atraviesa y da nombre a la ciudad de Ámsterdam. Desde el río podremos ver el famoso Puente Delgado y el Stopera, un complejo de edificios que alberga el ayuntamiento y el principal Teatro de ópera y danza de Ámsterdam. De hecho, el nombre de "Stopera" es una contracción de stadhuis (en Holandés: "ayuntamiento") y opera.

Al final del día, cenaremos en el hotel donde pasaremos la noche.

Día 2: Ámsterdam. Un museo vivo

RÉGIMEN Desayuno y cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Ámsterdam
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar, saldremos para realizar una visita panorámica por la ciudad. Conoceremos sus lugares y monumentos más emblemáticos y disfrutaremos de la arquitectura, el ambiente y la esencia de la capital holandesa. En nuestro recorrido visitaremos la Torre de la Moneda, también conocida como La Munttoren (Torre de la Ceca) o Munt. Se trata de una torre, situada en la concurrida plaza Muntplein, donde se encuentran el río Amstel y el canal Singel, cerca del mercado de flores. La torre, construida en la década de 1480, fue originalmente una de las principales puertas de la muralla medieval de la ciudad. Originalmente, tenía dos torres y un cuerpo de guardia. El nombre de la torre hace referencia a que se utilizó para la acuñación de monedas en el siglo XVII. Cuando en 1672 Inglaterra y Francia declararon la guerra a la República Holandesa y las tropas francesas ocuparon gran parte del país, la plata y el oro ya no podían ser transportados con seguridad a Dordrecht y Enkhuizen, donde se acuñaban normalmente las monedas. Por este motivo, el cuerpo de guardia del Munttoren fue utilizado temporalmente como taller de acuñación.

También recorreremos el Rokin, una de las principales calles de Ámsterdam, y visitaremos el mercado flotante de las flores, llamado Bloemenmarkt, compuesto por cientos de puestos a lo largo del Canal Singel. En él se pueden ver miles de flores de gran colorido y belleza, aunque la que acapara la mayoría de las miradas y de las compras es el tulipán, la flor nacional holandesa.

Ningún recorrido por Ámsterdam puede dejar de visitar la Plaza Dam, el auténtico centro neurálgico de la ciudad y escaparate de su vida social y de su actividad comercial. La plaza se encuentra en el punto exacto donde se construyó, en el Siglo XIII, la primera presa del río Ámstel. Rodeando la plaza, podemos contemplar varios edificios históricos de gran belleza, entre los que se encuentran el Palacio Real, una majestuosa construcción neoclásica de mediados del Siglo XVII y la Iglesia Nieuwe Kerk. En el centro de la plaza se levanta, además, el Monumento Nacional, un enorme obelisco de 22 metros de altura erigido para homenajear a los soldados holandeses que perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial.

Otro monumento que conoceremos durante el recorrido es la Iglesia de San Nicolás, la principal iglesia católica de la ciudad. Se terminó de construir en 1887 y aúna diferentes estilos, principalmente el neobarroco y el neorrenacentista. La fachada esta coronada por dos torres. Todas las semanas se realizan en ella cultos en castellano y, con frecuencia, también se celebran conciertos de órgano. Para completar la visita panorámica, pasaremos también por el Barrio Judío de Ámsterdam, donde se halla el Jardín Botánico Hortus Botanicus y la única sinagoga que quedó en pie tras los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra Mundial. También visitaremos una fábrica de tallado de diamantes, en la que nos enseñarán todo el proceso, desde la extracción del cristal en bruto hasta su transformación en brillante.

Después de la visita, tendremos el resto del día libre, para seguir conociendo la ciudad a nuestro ritmo o si lo preferimos, podemos apuntarnos a alguna excursión optativa que nos permitirá hacernos una idea más completa de estas tierras y de sus gentes. En una de estas excursiones podemos recorrer los pueblos marineros, donde veremos cómo, las diferentes comunidades culturales y religiosas, conviven en armonía en los Países Bajos: Apreciaremos el contraste entre Marken y Volendam. La primera población, de religión protestante, ha sabido conservar vivas sus tradiciones durante seis siglos, lo que aún podemos apreciar en sus calles, sus habitantes, y sus rincones pintorescos; Volendam, la segunda ciudad tiene una larga tradición católica, y se sabe que, en la antigüedad, era un lugar de encuentro de peregrinos y misioneros. Originariamente, Marken fue una isla y actualmente está unido a tierra firme por un dique y una carretera. En Volendam, además de realizar compras interesantes, también podremos degustar una rica gastronomía a base de platos de pescado, característicos de la región.

Al final de la jornada, volveremos al hotel donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 3: Ámsterdam - Keukenhof - Zaanse Schans – Ámsterdam. El jardín más grande del mundo

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita al jardín floral Keukenhof, con entrada incluida Excursión Zaanse Schans
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar saldremos para Keukenhof, un extenso parque de más de 32 hectáreas, también conocido como el jardín de Europa y uno de los lugares más bellos del país. Se trata del jardín floral más importante del mundo, un lugar único que solo se puede ver en primavera: (entrada incluida). Aunque la temporada de visitas solo dura unas semanas, Keukenhof es uno de los lugares más visitados de Holanda, pues cada año lo visitan más de 800.000 personas. Es un espacio fascinante, donde la exuberancia de formas, olores y colores, hace que nos dejemos flotar, sin rumbo fijo, en un mundo de sentidos con múltiples perfumes. En los distintos espacios del parque encontraremos mosaicos de flores, laberintos de setos, animales de granja, un molino holandés y !Como no!, flores, muchas flores entre las que destacan los narcisos, jacintos y orquídeas que acompañan a la estrella de Keukenhof: “El tulipán”.

Después de la visita a Keukenhof, proseguiremos nuestro recorrido hasta Zaanse Schans, conocido popularmente como el pueblo de los molinos, uno de los lugares más famosos de Los Países Bajos. Se halla a solo media hora de Ámsterdam, y constituye una visita obligada para los amantes de la historia y de las poblaciones con encanto. Zaanse Schans y sus inmediaciones están llenos de molinos de viento, construidos a lo largo del Siglo XVII, para moler grano y especias, y para la fabricación de todo tipo de pinturas y tintes. Hoy en día, esta localidad permite a los viajeros contemplar cómo era la vida en aquellos años, ya que no solo los molinos se han conservado fieles a su forma original, sino también las casas, las calles y las iglesias. Paseando entre las tradicionales casas de madera, los almacenes y los molinos de viento, encontraremos una reproducción fiel de cómo era la vida en el pasado en la comarca de Zaan.

Después del recorrido, regresaremos al hotel de Ámsterdam donde pasaremos la noche.

Día 4: Ámsterdam - Giethoorn - Gran Dique - Ámsterdam. La ingeniería es el espectáculo

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Excursión a Gierthoorn Visita al Gran Dique
ALOJAMIENTO Hotel

En cuanto terminemos nuestro desayuno en el hotel, saldremos camino del norte con objeto de conocer la forma en que Holanda ha sido capaz de ganarle tierra al mar. Seguiremos la costa este del Ijselmeer, un lago artificial en el centro del país, que es el más importante de los Países Bajos. Hace tiempo formaba parte del Zuiderzee (mar del sur), que no era sino un entrante poco profundo del mar del Norte. Haremos algunas cortas paradas en los nuevos polders (las tierras ganadas al mar), que han creado la nueva provincia de Flevoland, una de las doce que forman los Países Bajos y que, igual que las demás provincias, está gobernada por un comisario, nombrado por el rey, y una cámara legislativa elegida por sufragio universal. Su capital es Lelystad y su ciudad más importante, Almere.

Nos detendremos, especialmente, en la antigua isla de Urk, que, con una población de menos de veinte mil habitantes, es el municipio más pequeño de Flevoland. A esta isla se la nombra, por primera vez en la historia, en el año 966. En Urk hay astilleros tradicionales, casas de pescadores, una pequeña playa arenosa y un pequeño faro, desde el que se tiene una amplia panorámica del Zuider Zee (una antigua bahía poco profunda del mar del Norte). La economía de la isla de Urk se ha basado, tradicionalmente, en el turismo, las artes gráficas y la pesca.

Continuaremos camino hacia Giethoorn (la “Venecia de los Países Bajos”), un pueblo en el que apenas hay tráfico, ya que las calles son, en realidad, canales por los que circulan los “punter”, una especie de góndolas venecianas. Sus casas, algunas con tejados de paja y siglos de antigüedad, están unidas unas a otras por medio de más de 176 puentes. Antes de almorzar, daremos un paseo a través de los canales y, cuando terminemos nuestra comida, atravesaremos el Gran Dique, conocido como la Octava Maravilla del Mundo. Es una de las grandes obras hidráulicas de la Historia de la Humanidad, y la muestra de que, todavía, el hombre es capaz de vencer, algunas veces, a la Naturaleza. El Gran Dique tardó diez años en construirse.

Regresaremos a Ámsterdam recorriendo los polders más antiguos del país y pasando por pequeñas poblaciones, como Twisk y Opperdoes, que tienen fama por sus patatas.. Una vez de vuelta en la capital, tendremos la posibilidad de dar un paseo opcional en lancha por los canales para tener una perspectiva diferente de la ciudad. Regresaremos al hotel para pasar la noche.

Día 5: Ámsterdam – España. Una experiencia extraordinaria

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Ha sido una escapada maravillosa, llena de experiencias irrepetibles y de visitas para el recuerdo, pero ahora, lamentablemente, ha llegado el momento de regresar a casa. Tras disfrutar del último desayuno en el hotel de Ámsterdam, dispondremos de tiempo libre hasta que llegue la hora de partir.

Entonces, nos recogerán en el hotel y nos trasladarán hasta el aeropuerto de la ciudad, donde nos estará esperando un avión que nos traerá de vuelta a España. Solo nos queda despedirnos de todo lo que hemos vivido, y empezar a planear nuestro próximo viaje. ¡Hasta la vista!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Dutch Design Artemis
Ámsterdam, Paises Bajos

Dutch Design Artemis