Viaje a Holanda: Circuito Países Bajos: Ámsterdam, Bruselas, Flandes

Duración 7 día/s, 6 noche/s
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
Desde 1.015 €
Ver disponibilidad
Circuito: Países Bajos: Ámsterdam, Bruselas, Flandes
DURACIÓN: 7 día/s, 6 noche/s
Desde 1.015 €
Ver disponibilidad

La opinión de nuestro guía

Carla Ramon
¡Aún recuerdo cuando hace dos años se vino de viaje mi tía conmigo! A su marido no le gusta viajar y quiso aprovechar que su sobrina trabaja de guía para no viajar sola. Y esa es una de las grandes ventajas de viajar en grupo... nunca sentirse solo! Enseguida se hizo un grupito con gente de todas las edades y quedaban en los ratos libres para pasear o comer juntos. La verdad es que viajar en grupo no solo ayuda a conocer muchos lugares en poco tiempo, si no que ayuda a relacionarte y conocer a mucha gente con la cual se establecen unos vínculos muy especiales.
Leer más
Carla Ramon Guía especializado en Circuitos por Europa Occidental
Disfruta de un recorrido de ensueño por los Países Bajos

Este circuito por los Países Bajos te llevará por Bélgica y Holanda donde descubrirás ciudades que parecen sacadas de un cuento, atravesadas por ríos y canales, con casas tradicionales y grandes plazas llenas de vida.

Itinerario

Día 1: España - Ámsterdam. ¡Bienvenidos a Holanda!

RÉGIMEN Cena
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestro viaje empieza en Ámsterdam, la ciudad de los canales, los puentes… ¡Y las bicicletas! Te damos algunas ideas para recorrer la ciudad a tu aire. Acércate a Spui, una plaza para pasear, mirar y leer… Ya que aquí se instalan mercadillos de libros y de arte. Se encuentra solo a 500 metros al sur de la Plaza Dam. Desde aquí puedes aprovechar para visitar el barrio Begijnhof y hacerte una foto frente a la casa más antigua de Ámsterdam, en el número 34, con fachada de madera. Añade a tu recorrido la Plaza Leidseplein, llena de bares, restaurantes, cines y teatros, como el Teatro Municipal, y muchos artistas callejeros que ofrecen todo tipo de espectáculos. En la Leidsestraat podrás ir de compras y, por la noche, pararte en alguno de sus numerosos restaurantes para cenar. Otro de los lugares mundialmente famosos es el Barrio Rojo, con sus luces de neón que iluminan los escaparates donde mujeres ofrecen sus servicios de forma legal.

Muévete por Ámsterdam en metro, autobús, tranvía, barco o bicicleta y, por supuesto, andando. Y apunta en tu agenda, si te gusta el arte y quieres saber más del país, el Rijksmuseum (famoso por su pintura holandesa), el museo Van Gogh (con más de 200 obras del pintor), el Museo Rembrandt (que fue casa del artista), el Museo Van Loon (para ver cómo eran las casas por dentro) o la Casa de Ana Frank, donde se ocultó la pequeña Ana con su familia durante la ocupación nazi y donde escribió su famoso libro de memorias.

Día 2: Ámsterdam. Entre canales

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Ámsterdam
ALOJAMIENTO Hotel

Ámsterdam es una ciudad viva, divertida y llena de gente. ¡Que no te asusten sus bicicletas! Las verás de todas las formas, tamaños y colores. La visita panorámica por la ciudad con nuestro guía local, nos llevará a la Plaza Dam. Destaca en su centro un obelisco de 22 metros en recuerdo de los soldados caídos durante la II Guerra Mundial. Con los años, a partir de esta plaza se creó la ciudad, por lo que está rodeada de monumentos y edificios históricos.

Uno de estos edificios es el Palacio Real, construido en la primera mitad del siglo XVII. Alojó al rey Luis Napoleón y más adelante fue la sede de la casa real neerlandesa, actualmente lo utiliza el rey Guillermo de Holanda para recepciones oficiales. A un lado de la plaza Dam se encuentra Munttoren o Torre de la Moneda, conocida con este nombre porque en el siglo XVII allí se acuñaban monedas.

Otro de los lugares que te llamarán la atención es el mercado flotante de flores o Bloemenmarkt, aunque a primera vista no te parezca que flote ya que está sobre enormes barcazas y pantalanes sobre las aguas del canal Singel. Cuando llegues a este mercado entenderás por qué Holanda es uno de los principales productores de flores de todos el mundo y comprenderás el gusto de los holandeses por las flores frescas que nunca faltan en sus casas.

Nos detenemos ahora en el barrio judío de Ámsterdam, donde se concentraban la mayoría de judíos holandeses, descendientes de los judíos españoles y portugueses que encontraron refugio aquí cuando fueron expulsados de la Península Ibérica en el siglo XVII. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, el barrio se convirtió en un guetto a merced de los nazis y las sinagogas y casas fueron destruidas. En los años 50 se inició su reconstrucción. En el barrio destacan puntos de interés como el Museo Histórico Judío, la Sinagoga Portuguesa, el taller de diamantes Royal Coster Diamonds o la Casa de Rembrandt.

Tras esta intensa mañana, y si tu opción de viaje es ‘todo incluido’, quedaremos para comer y cenar. Con la tarde libre por delante, te recomendamos seguir callejeando, pararte en cualquiera de los numerosos cafés que encontrarás en las orillas de los canales o en alguna casa flotante o adentrarte en un coffee shop que, por cierto, son cada vez menos.

Día 3: Ámsterdam. Seguimos en Ámsterdam o nos vamos de excursión

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy tienes el día libre para pasear por Ámsterdam o puedes escoger algunas de las excursiones interesantes que tenemos preparadas para ti. Ya habrás descubierto que Ámsterdam es una ciudad especial, llena de curiosidades y pequeñas historias. Tan pequeñas como algunas de las fachadas que dan a los canales y que no llegan ni a los dos metros de ancho. ¿Sabes la causa? Estas bonitas casas datan de la Edad de Oro holandesa, cuando se pagaban impuestos en función de los metros de fachada. La estrechez de las casas impedía subir los muebles por las escaleras por lo que casi todas las casas tienen un gancho en la parte superior donde se colocan las poleas.

Ámsterdam no carece de lugares importantes a nivel cultural como el Rijksmuseum (famoso por su pintura holandesa), el museo Van Gogh (con más de 200 obras del pintor), el Museo Rembrandt (que fue la casa del artista), el Museo Van Loon (para ver cómo eran las casas por dentro) o la casa de Ana Frank, donde se ocultó la pequeña Ana con su familia durante la ocupación nazi y donde escribió su famoso libro de memorias.

Día 4: Ámsterdam - La Haya - Delft - Rotterdam - Bruselas. Rumbo a Flandes

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Salimos hacia La Haya, sede del gobierno de los Países Bajos, aunque la capital sea Ámsterdam. Cuando pasees por la ciudad descubrirás calles pequeñas que datan de la Edad Media, en comparación con las más modernas y amplias, del siglo XVIII, donde se levantan las residencias de las familias ricas neerlandesas. La ciudad cuenta con muchos espacios verdes y parques que se extienden alrededor de estanques naturales. Los edificios modernos conviven con los antiguos y en varios puntos de la ciudad quedan huellas de la Segunda Guerra Mundial.

En La Haya hay numerosos organismos internacionales como la Corte Penal Internacional, la Corte Internacional de Justicia , la Europol o la Corte Permanente de Arbitraje, el complejo Binnenhoff, junto al lago Hofvijver, donde se ubican el Parlamento y el Ridderzaal o Sala de los Caballeros, lugar al que se dirige el monarca para dar inicio al curso parlamentario.

Aquí se encuentra también el Museo Mauritshuis que alberga la famosa obra de Vermeer ‘La joven de la perla’. Muy cerca está Plein, la plaza, que se llena de terrazas en verano y donde verás mejor que en ningún lado el contraste del moderno skyline y los antiguos edificios de la ciudad.

De La Haya pasamos a Delft, una ciudad que parece sacada de un cuento de hadas o de un cuadro de Vermeer, con su pequeño centro histórico y sus canales. Entre sus puntos de interés destacan la Iglesia Vieja (del siglo XIII), la Iglesia Nueva (del siglo XIV, donde se encuentra el panteón de la familia real holandesa), el Ayuntamiento (reconstruido varias veces) o la Plaza del Mercado (una de las más grandes de Europa).

Tras Delf, llegamos a Rotterdam, ciudad portuaria e industrial, donde descubrirás una arquitectura muy interesante gracias al impulso que se da a los estudios de Arquitectura y Urbanismo, con el Puente Erasmus, las Casas Cubo, la Fábrica Van Nelle, el edificio Montevideo, el rascacielos Maastoren o el puente de Guillermo sobre el río Mosa.

Si tu opción de viaje es ‘todo incluido’, tendremos la visita panorámica de estas ciudades con entrada a Madurodam.
Dejamos atrás los Países Bajos para poner el pie en Bélgica. Esta noche cenamos en Bruselas.

Día 5: Bruselas - Brujas - Gante - Bruselas. Viaja a la Europa medieval

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Bruselas
ALOJAMIENTO Hotel

Bruselas, la capital política de la Unión Europea, es una buena ciudad para caminar por sus calles y empaparse del estilo de vida europeo, algo distinto al de España, especialmente en tema de horarios. La Grand Place, Grote Markt en flamenco, es un indispensable. Su gastronomía es espectacular: desde sus moules et frites (mejillones con patatas), a sus deliciosos chocolates o sus variadas y refrescantes cervezas.

Tampoco podrá faltar la visita a su mítico Manneken Pis, casi casi hasta te costará encontrarla por sus reducidas dimensiones, pero la gente a su alrededor te lo pondrá algo más fácil... Gracias a la visita pamorámica podrás descubrir la grandiosidad de la capital de Bélgica.

La magia comenzará a tan solo 90 kilómetros, en Brujas. Patrimonio de la Humanidad, parece una ciudad sacada de un cuento de hadas o de Disney. Recuerda un tanto a Colmar, por ejemplo, a la zona de la Alsacia francesa o a Venecia, por sus canales.

Y, de cuento en cuento, llegaremos a Gante, mundialmente conocido por su centro histórico medieval y sus canales y sus estudiantes. Gante invita a ser callejeado. Desde el puente de San Miguel podrás apreciar la perspectiva completa y ver también las tres torres que dominan el caso antiguo de Gante: la Iglesia de San Nicolás, Belfort o Torre del Campanario y la Catedral de San Bavón. Y, por último, destaca el Ayuntamiento de la ciudad, un edificio imponente que suma variedad de estilos arquitectónicos, tanto en su fachada como en el interior.

Y, colorín colorado, con la llegada a Bruselas este capítulo habrá acabado.

Día 6: Bruselas - Amberes - Malinas - Bruselas. Comenzamos en Bruselas, pero los protagonistas serán Amberes y Malinas

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Amberes Panorámica de Malinas
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestra ruta de hoy nos lleva primero a Amberes, con su puerto (uno de los más importantes de Europa), su industria de diamantes y su apuesta por el medio ambiente y la eficiencia energética. En una visita panorámica por la ciudad, podrás ver lugares como la Plaza Mayor (donde se encuentran el Ayuntamiento, en cuya fachada ondean las banderas de todos los países de la Unión Europea), y la Estatua de Bravo, ligada al origen mitológico de la ciudad. En nuestro paseo destaca también la Casa Museo de Rubens, la Catedral de Nuestra Señora, una de las más importantes iglesias góticas de Europa, y el Castillo Steen, una imponente fortaleza de piedra frente a la que se levanta la estatua de Lange Wapper, el gigante que según el origen mitológico de Amberes atemorizaba a la ciudad.

De Amberes nos trasladamos a Malinas que, como el resto de ciudades de la región flamenca, tiene una intensa e interesante historia que se remonta al siglo I. De nuevo la Plaza Mayor será un lugar destacado por su belleza arquitectónica e importancia histórica, donde se ubica el Ayuntamiento, un bellísimo edificio medieval integrado en un complejo formado por el Palacio de Grote Raad, la torre o Belfort (o beffroi) y la Lonja de los Paños o Lakenhal. Podrás ver los tres edificios alineados formando una espectacular fachada en la parte este de la Grote Markt. Ya solo nos queda la catedral, del siglo XIII, que en Malinas está consagrada a San Romualdo.

Tras esta intensa mañana, regresamos a Bruselas para almorzar (tienes el almuerzo incluido si has contratado la opción de ‘todo incluido’). Por la tarde, tú decides si te quedas a descansar en Bruselas o vas de excursión a Lovaina, la capital del brabante flamenco, situada solo a 27 kilómetros de Bruselas que destaca por su intensa vida universitaria, sus tiendas y restaurantes y lugares tan característicos como la Grote Markt, una de las zonas más antiguas de la ciudad, donde destacan el edificio del antiguo Ayuntamiento (de un impresionante estilo gótico brabantino), la Iglesia de San Pedro, la Universidad Católica y varias casas gremiales, además de numerosas cervecerías tradicionales.

Regresamos a Bruselas a dormir. ¿Con qué te quedas de todo lo que has visto hoy?

Día 7: Bruselas - España. ¡¡¡Buen viaje!!!

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Sí, es el último día. Toca volver a España, depresión. ¿Pero, no será mejor desayunar con alegría y pensar que aún tenemos unas horas para dar un último paseo por Bruselas? Eso sí, que no se te pase la hora, ¡tu vuelo de vuelta a casa no espera!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Bedford Hotel & Congress Centre
Bruselas, Bélgica

Bedford Hotel & Congress Centre

Mercure Amsterdam City
Ámsterdam, Paises Bajos

Mercure Amsterdam City

WestCord Art Hotel Amsterdam 3*
Ámsterdam, Paises Bajos

WestCord Art Hotel Amsterdam 3*

Catalonia Brussels
Bruselas, Bélgica

Catalonia Brussels

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S. Se incluyen todas o la mayoría de las comidas (no incluye bebidas). Por razones operativas y para que descubras a tu aire la cocina autóctona, en algún caso hemos dejado las comidas libres. Se incluyen las visitas y excursiones más interesantes

WestCord Art Hotel Amsterdam 3*
Ámsterdam, Paises Bajos

WestCord Art Hotel Amsterdam 3*

Bedford Hotel & Congress Centre
Bruselas, Bélgica

Bedford Hotel & Congress Centre

Catalonia Brussels
Bruselas, Bélgica

Catalonia Brussels

Mercure Amsterdam City
Ámsterdam, Paises Bajos

Mercure Amsterdam City

Opiniones de nuestro guía
Carla Ramon
- Carla Ramon -
Guía especializado en Circuitos por Europa Occidental

Pero volviendo a mi tía, le recomendé que se viniera en unos de mis viajes favoritos... que es el que engloba la zona de Países Bajos y Bélgica. ¿Por que es de mis favoritos? Podrías dar tantos motivos... Empezando porque tienen dos capitales espectaculares: Ámsterdam como ciudad, además de ser bonita y de ofrecer muchísimas cosas para ver y conocer, tiene un ambiente impresionante donde siempre encontramos a gente por la calle. Además se puede conocer perfectamente caminando o en bicicleta. Lo que más me gusta hacer cuando estoy allí es y caminar y caminar y perderme entre sus calles, entre sus canales... porque cada día que me “pierdo” por allí encuentro un rincón nuevo del cual disfrutar. Luego tenemos a Bruselas que como Capital de Europa ya impresiona pero que además cuando uno entra a su Grand Place, es imposible no quedarse con la boca abierta. Aún recuerdo gran parte de los eventos que he podido disfrutar estando allí: conciertos de grupos locales, la alfombra de flores que ponen cada 2 años ocupando toda la plaza , día del orgullo gay con todo lleno de luces de mil colores...

Pero es que además de sus capitales, encontramos ciudades para visitar increíbles. ¿Quién no ha oído hablar de Brujas? Yo creo que todo el mundo, en algún momento de nuestra vida debería de visitar esta ciudad. Es como estar en nuestro propio cuento de hadas. ¿Y Gante? Una ciudad tan importante históricamente hablando debería de estar en todos los tours que pasasen cerca. O Delft... una de mis favoritas. Donde cada vez que voy, tengo que sacarle una foto a su espectacular Iglesia Vieja, una iglesia que está inclinada unos cuantos metros... Y podría seguir hablando de La Haya, Rotterdam, Amberes... todas y cada una de ellas tienen algo que las hace especiales.

Y que decir de los paisajes... a mi tía le pasó lo mismo que a mi la primera vez que estuve allí. Nosotras venimos de un lugar con poca lluvia y muy poca vegetación y cuando empecé a ver esos grandes prados verdes con sus vaquitas hermosas, sus ovejas rechonchas, los molinos de agua... no podía parar de sonreír. Como persona que adora a los animales disfruto mucho cada vez que estoy por allí.

¡Además, son dos países pequeños así que los desplazamientos entre las ciudades son cortos y eso hace que no perdamos mucho tiempo en el autobús y podamos aprovechar mucho mejor el tiempo en las ciudades!

Lo último que me faltó por comentarle a mi tía y que hizo que se decidiese a venir fue cuando le dije la cantidad de cervezas que iba a poder probar durante esos días! Me acuerdo que no le quedaba espacio en la maleta de todos los quesos y de todas las botellas de cerveza que compró durante la semana para llevárselas a casa.

Podría seguir enumerando porque este es mi destino favorito, pero todo lo que cuente se va a quedar corto. ¡Lo mejor es decidirse y venir a conocerlo!