Viaje a Inglaterra: Circuito Inglaterra y Escocia

Duración 11 día/s, 10 noche/s
Desde 1.663 €
Ver disponibilidad
Circuito: Inglaterra y Escocia
DURACIÓN: 11 día/s, 10 noche/s
Desde 1.663 €
Ver disponibilidad

La opinión de nuestro guía

Pablo Lucerón Asensi
Escoger un viaje siempre es una tarea complicada, ya que existen infinitos lugares y regiones en el mundo para conocer, pero en este caso, os quiero quitar esa duda hablando desde el corazón y la experiencia de lo que es mi rincón favorito del viejo continente, la isla de Gran Bretaña, y más concretamente Inglaterra y Escocia… El circuito Inglaterra y Escocia, es una aventura de 11 días, donde conoceréis los lugares más importantes de estos dos países y que no te puedes perder una vez pises suelo británico a través de paseos, visitas panorámicas, y además con visitas opcionales que ayudarán a conocer y disfrutar más si cabe de los placeres de estas regiones. Y siempre con libertad, ya que podréis también disfrutar en vuestro tiempo libre de la gastronomía, el arte, la historia, la gente…. y todo ello con la ayuda y el apoyo de guías que conocemos y amamos este destino.
Leer más
Pablo Lucerón Asensi
Un viaje por la historia y tradiciones de dos regiones impresionantes

Dos regiones con un pasado fascinante que nos han legado ciudades cargadas de historia. Inglaterra y Escocia se presentan ante nosotros en un viaje de once días en los que descubriremos el Londres más cosmopolita, pero también el más tradicional y algunas de las ciudades inglesas con más encanto, como Cambridge, sede de la célebre universidad de idéntico nombre, y York, de pasado vikingo. Recorreremos Escocia, cuna de grandes reyes, donde rememoraremos las legendarias batallas entre ingleses escoceses capitaneadas por el mítico William Wallace. Pero también tendremos tiempo de admirar el espectacular paisaje que nos ofrecen las Highlands o Tierras Altas, repleta de lagos, castillos, pueblos y una sucesión sin fin de verdes y fértiles tierras. Un viaje que será difícil de olvidar.

Itinerario

Día 1: España - Londres. Rumbo a la capital

RÉGIMEN Alojamiento.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

¡Nos vamos a Londres! Tendremos que presentarnos en el aeropuerto dos horas antes de la salida del vuelo, y nada más llegar y tras haber dejado nuestras maletas en el hotel, ya estaremos dispuestos para empezar a recorrer la ciudad.

Londres siempre nos sorprende con algo, no importa las veces que la hayamos visitado. En esta primera aproximación, en la que dispondremos de tiempo libre antes de que mañana realicemos la visita panorámica, podemos empezar visitando algunos de los puntos neurálgicos. Podemos pasear por Oxford Street, una de las calles comerciales más importantes de la ciudad. En sus aproximadamente dos kilómetros de longitud se suceden unas 300 tiendas, la mayoría de ellas de importantes marcas internacionales. En esta vía encontramos los famosos almacenes Selfridges, los más antiguos de la región, construidos en 1909 por el norteamericano Gordon Selfridge. Hacia la mitad de la calle encontramos Oxford Circus, la intersección con Regent Street, la otra calle comercial más importante de Londres. Podemos continuar hasta la famosa Picadilly Circus, la plaza más famosa de la ciudad, en la que rápidamente reconoceremos sus famosos carteles publicitarios luminosos y la Fuente de Eros.

Pero si de lo que tenemos ganas es de pasear tranquilamente en nuestro primer día en la capital antes de meternos de lleno en la vorágine, podemos visitar alguno de sus numerosos parques. El más conocido es Hyde Park, el más grande del centro de Londres, el auténtico pulmón verde de la ciudad. Fue Enrique VIII quien lo abrió al público en el siglo XVII.

Cuando el día esté llegando a su fin, o cuando el cansancio nos pida que descansemos, regresaremos al hotel y nos dispondremos a pasar la noche.

Día 2: Londres. En la ‘city’

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Londres
ALOJAMIENTO Hotel

Empezamos nuestro día en Londres tomando un buen desayuno en el hotel y, a continuación, realizando una visita panorámica que nos dará una idea de todo lo que representa esta ciudad. Con el río Támesis por testigo, veremos las Casas del Parlamento y el famoso Big Ben, que conforman el conocido Palacio de Westminster de estilo Neogótico. Las casas del Parlamento es el lugar donde se reúnen las dos Cámaras del Parlamento del Reino Unido, mientras que el Big Ben es uno de los principales símbolos de la ciudad y aunque solemos referirnos al Big Ben como la torre en su conjunto rematada por el reloj, lo cierto es que ese nombre corresponde a la campana de 14 toneladas que se encuentra en el interior de ésta.

Seguimos hasta la abadía de Westminster, centro de todas las ceremonias reales. El rey Guillermo el Conquistador fue el primero en ser coronado en el año 1066 en este templo que se encuentra junto al Palacio de Westminster. El interior posee lugares de interés como los claustros, la sala capitular, Lady Chapel, etc. Siguiendo con nuestra ruta por Londres llegamos a Trafalgar Square, que recibe el nombre por la batalla de Trafalgar en la que perdió la vida el almirante Nelson, cuya estatua vigilante se eleva sobre una enorme columna en el mismo centro de la plaza.

El palacio de Buckingham, residencia de la reina Isabel II, también será una de las paradas de nuestra visita. Frente a él tiene lugar cada día a las 11:30 de la mañana el famoso cambio de guardia. También podremos ver el Royal Albert Hall, uno de los teatros más famosos del mundo, que ha acogido a las figuras de la música y la escena más importantes de las últimas décadas.

Tras una mañana de emociones, la tarde será libre, pero podremos contratar una excursión opcional fuera de Londres para descubrir uno de los lugares más famosos de la tradición británica: el Castillo de Windsor, el más grande y más antiguo de los habitados de todo el mundo. Era la residencia favorita de Enrique VIII, uno de los monarcas más conocidos de Reino Unido. De hecho, él y su tercera esposa, Jane Seymour, están enterrados allí, al igual que otros nueve reyes de Inglaterra, en la capilla de San Jorge. Otras dependencias del palacio que merecen la pena ser visitadas son la Casa de Muñecas de la Reina María, la más grande del mundo y los Apartamentos de Estado, en la que se exhiben obras de grandes artistas como Canaletto, Rembrandt y Rubens entre otros.

A nuestra vuelta a Londres tendremos la opción de apuntarnos a otra actividad opcional, que consiste en un paseo nocturno por la ciudad, en el que degustaremos una buena pinta en uno de los famosos pubs ingleses típicos, una experiencia inolvidable. Finalmente, iremos al hotel para pasar la noche.

Día 3: Londres. Dos de los monumentos más emblemáticos

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Otra jornada más en Londres en la que, después de desayunar, dispondremos de tiempo libre para visitar la ciudad a nuestro aire o realizar una visita opcional al Museo Británico.

El “British Museum” es el museo por excelencia, en el que los amantes del arte y la historia con letras mayúsculas no deben perderse. El museo abrió sus puertas al público en el año 1759 por el científico Hans Sloan. Con el paso de los siglos se ha ido ampliando lo que inicialmente empezó con una colección de manuscritos, monedas, bocetos… con las obras de arte, piezas arqueológicas y objetos más importantes del mundo. En la actualidad más de 7 millones de piezas componen el fondo del museo, que recibe nada menos que 5 millones de visitantes anuales, lo que lo convierte en el tercero más visitado del mundo.

Está claro que ver el Museo Británico en un solo día es una tarea imposible, así que si hay que elegir, lo recomendable es recorrer la Galería Griega, con fragmentos del Partenón y la Galería Egipcia, en la que se pueden ver estatuas de faraones, sarcófagos y momias, así como la famosa Piedra Rosetta, que facilitó la clave para descifrar los jeroglíficos. Si aún queda tiempo otra recomendación es dar una vuelta por las salas donde se exhiben muestras de arte mesopotámico, asiático y medieval europeo.

Otro aspecto destacado del museo es la enorme cúpula de acero y vidrio que cubre el patio interior del museo, obra del arquitecto Norman Foster y que se incorporó en el año 2000.

A continuación, y como parte de la actividad opcional, iremos a visitar la Torre de Londres, el monumento más antiguo de Londres, y donde se encuentran las Joyas de la Corona. Fue Guillermo I quien inició la construcción de la torre en el siglo XI. Durante más de 900 años fue sinónimo de muerte y terror, ya que entre sus paredes se ejecutó a personajes como Ana Bolena o Tomás Moro. Son muchas las dependencias de interés que posee la Torre, entre ellas la Torre Blanca, que es el edificio central y el más antiguo; el Palacio Medieval y la Capilla Real de San Pedro y Vincula, el lugar en el que se conservan los restos de los prisioneros más famosos que fueron ejecutados en la torre.

Quienes hayan elegido aprovechar el tiempo libre para recorrer Londrespor su cuenta, pueden acercarse al London Eye, donde se puede disfrutar de unas vistas inmejorables de la ciudad. También es un buen plan ir a dar un agradable paseo por la orilla del Támesis, donde se encuentra el Museo de arte contemporáneo Tate Modern, desde cuya terraza (acceso gratuito) se tienen las mejores vistas de la catedral de Saint Paul.

Por la tarde tendremos a nuestra disposición otra actividad opcional, que consiste en un recorrido alternativo por la “city”, visitando algunos de sus barrios más emblemáticos, como Covent Garden, donde están ubicados la mayoría de los teatros, y el vibrante Soho, donde la vida nocturna es muy animada.

Al final de esta ajetreada y apasionante jornada, regresaremos al hotel para disfrutar de una merecida noche de sueño reparador.

Día 4: Londres - Cambridge - Condado de Yorkshire. Día de universidad y naturaleza

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de York
ALOJAMIENTO Hotel

Durante el día de hoy conoceremos Cambridge y York, así que después de desayunar partiremos hacia la primera, donde tendremos tiempo libre para recorrer sus calles y conocer sus monumentos más destacados. Cambridge es conocida por albergar una de las universidades más famosas del mundo. Una vez en el campus es recomendable visitar algunos de los llamados ‘colleges’ que pertenecen a la universidad. Los dos más famosos son el Trinity College y el St. John’s College. El primero cuenta con el honor de haber albergado nada menos que 31 premios Nobel y seis primeros ministros, siendo uno de sus alumnos destacados Isaac Newton. Del segundo también han salido nueve premios Nobel.

La ciudad también acoge numerosos museos como el de Arqueología y Antropología y el Whipple Museum de Historia. Uno de los iconos de Cambridge es el llamado Reloj Corpus inventado por John Taylor. Se trata de un reloj cronógrafo que devora el tiempo.

A continuación, partiremos hacia York, donde realizaremos una visita guiada para conocer su centro histórico y descubrir todos los secretos de esta ciudad de origen vikingo. El casco histórico se encuentra amurallado y una de las puertas más importantes es la Micklegate Bar. Uno de los monumentos imprescindibles es la Catedral, de estilo Gótico y la segunda más grande del norte de Europa después de la de Colonia.

Finalizada la visita nos dirigiremos a nuestro hotel en el condado de Yorkshire, donde nos alojaremos y disfrutaremos de una suculenta cena antes de ir a dormir.

Día 5: Condado de Yorkshire - Durham – Edimburgo. Paisajes increíbles, misterios, una Universidad de renombre, Harry Potter…

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Ubicada en la frontera con Escocia, la bella ciudad medieval de Durham es nuestro destino de hoy. Nos pondremos en marcha en cuanto hayamos acabado de desayunar en el hotel del Condado de Yorkshire y, una vez que lleguemos allí dispondremos de tiempo libre para visitar esta localidad. Aunque cuenta con muchísimos monumentos de interés, sin duda alguna el más representativo es su catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad y la mayor representación de estilo normando del norte de Europa.

La catedral se empezó a construir en el año 1095 con el objetivo de albergar las reliquias de un santo y pese a sus dimensiones tan solo se tardó 40 años en construirla. Aunque en general el edificio está en su práctica totalidad construido en estilo normando, en el interior encontramos algunos elementos de estilo Gótico. Dentro del templo destacan la capilla de los Nueve Altares y la capilla Galilea.

Los cinéfilos reconocerán esta preciosa catedral en películas como las de la saga Harry Potter y también en Elizabeth, protagonizada por la actriz Cate Blanchett.

A continuación, dejaremos Durham para hacer un inolvidable recorrido por los lugares más bellos de la frontera entre Inglaterra y Escocia, y llegaremos finalmente a Edimburgo, nuestro siguiente destino. Una vez allí, dispondremos de algo de tiempo libre hasta que llegue la hora de cenar en el hotel y de retirarnos a descansar.

Día 6: Edimburgo. La ‘otra’ capital…

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Edimburgo
ALOJAMIENTO Hotel

El día de hoy va a ser mágico por un sencillo motivo: porque estamos en Edimburgo y hoy vamos a explorar hasta su último rincón. Después de disfrutar de un buen desayuno escocés, dará comienzo una inolvidable visita panorámica que nos permitirá conocer los lugares más emblemáticos de la capital escocesa.

A lo largo de nuestro tour panorámico, pasaremos por enclaves como la Milla Real y el legendario Castillo, el Palacio de Holyrood House, el antiguo Parlamento, actual sede de los Tribunales de Justicia, la New Town, la National Gallery, con telas de renombrados pintores, o Calton Hill, una de las siete colinas de la ciudad, convertida en “acrópolis” al construir varios monumentos que recuerdan los de Atenas, y que conmemoran las victorias sobre Napoleón.

Después de la visita panorámica, tendremos el resto del día libre para hacer lo que más nos apetezca. Quien lo desee podrá contratar una actividad opcional que consiste en una visita al interior del Castillo y del Palacio de Holyrood, que funciona como residencia real.

Por la tarde tendremos a nuestra disposición otra actividad opcional, esta vez un recorrido por el Edimburgo inédito. Conoceremos lugares como Dean Village, Fettes College y el Puerto de Leith, y culminaremos la visita tomando una copa en uno de sus pubs de ambiente marinero. Al final del día, independientemente de lo que hayamos elegido hacer, regresaremos al hotel para pasar la noche, pero antes disfrutaremos de una agradable cena.

Día 7: Edimburgo - Tierras Altas. Lugares cargados de historia

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Una nueva jornada da comienzo, y nuestra primera parada, después de desayunar en el hotel de Edimburgo, nos llevará a visitar una típica destilería de whiskies, donde podremos conocer todo el proceso de fabricación y probar también esta bebida. A continuación, pondremos rumbo hacia las Tierras Altas, hasta llegar a la ciudad de Inverness. Allí almorzaremos y dispondremos de tiempo libre para visitar los tesoros de la localidad.

Inverness es la capital de las Tierras Altas. El río Ness atraviesa esta ciudad en la que la joya es el castillo, construido en 1836 por el arquitecto William Burn. Se trata de un edificio de arenisca roja edificado sobre las ruinas de otras fortificaciones. Merece la pena subir hasta el castillo porque las vistas del río Ness y sus alrededores son realmente impresionantes.

Existe la posibilidad de realizar una excursión opcional al Castillo de Cawdor, pasando por Culloden. Tradicionalmente se ha relacionado a Cawdor con los hechos narrados por William Shakespeare en Macbeth, pero esto no es realmente así, ya que el castillo fue construido después de que el legendario rey gobernara Escocia. Pasaremos, como decíamos, por el campo de batalla de Culloden. En este lugar aún se conserva la piedra de Cumberland, emplazamiento estratégico sobre el cual se dirigió el enfrentamiento, así como la casa Leanach, utilizada como hospital de campaña, y la tumba de los clanes, en la que fueron enterrados los fallecidos en el campo de batalla.

Al final de esta apasionante jornada, regresaremos al hotel de Inverness para disfrutar de una deliciosa cena y de una noche de sueño reparador.

Día 8: Tierras Altas (Inverness). Recordando a Nessie

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Ferry
ALOJAMIENTO Hotel

La belleza de los paisajes de Escocia nos salen hoy al encuentro en el recorrido que haremos, adentrándonos en el corazón de las Tierras Altas. Saldremos del hotel en cuanto terminemos de desayunar, y pondremos rumbo al legendario Lago Ness. Allí realizaremos un paseo en barco hacia las ruinas del Castillo Urquhart, uno de los más visitados de Escocia. Fue construido a mediados del siglo XIII por la familia Durward, dueños de las tierras, en la misma orilla del lago Ness, famoso por la leyenda que lo acompaña. Al castillo se accede por una pasarela de madera y tras dejar atrás el foso accedemos a la puerta principal. Enseguida nos encontramos con el recinto desde donde el vigilante daba la voz de alerta en el caso de que se acercaran extraños. El castillo cuenta con un centro de visitantes donde se pueden conocer todos los detalles de la historia de esta edificación.

A continuación, emprenderemos la inolvidable ruta del Wester Ross, que cubre casi la totalidad del noroeste de la región y es una de las más espectaculares hacia la costa. A nuestro paso iremos viendo lagos, montañas y pequeñas casas dispersas, ¡una auténtica maravilla! A la hora de comer, haremos una pausa para reponer fuerzas con el almuerzo, y después continuaremos nuestra ruta hasta llegar a los Inverewe Gardens. Debido a su situación privilegiada en la costa noroeste, estos jardines reciben directamente la corriente del golfo. Ocupan unas 20 hectáreas y fueron creados en 1862 por Oscar Mackenzie.

También haremos una interesantísima parada en The Falls of Measach, donde podremos ver la espectacular cascada. Finalmente, y tras un agotador pero inolvidable día, regresaremos al hotel de Inverness para cenar y pasar la noche.

Día 9: Tierras Altas - Isla de Skye - Fort William. Naturaleza viva

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Antes de nada, disfrutaremos de un nuevo y suculento desayuno escocés en el hotel. Después, ya estaremos listos para continuar nuestra ruta por las Tierras Altas de Escocia. A través de paisajes preciosos, llenos de cascadas, lagos y bosques, hoy conoceremos el Castillo de Eilean Donan, la Isla de Skye y Fort William, en el área de Lochaber, una impresionante zona natural donde se encuentra la montaña de mayor altitud del Reino Unido, Ben Nevis, a 1.344 metros sobre el nivel del mar, y el Loch Morar, el de mayor profundidad.

El castillo de Eilean Donan, uno de los más famosos de Escocia, es nuestra primera parada del día. El castillo fue habitado por primera vez en el siglo VI por el obispo irlandés Donan, aunque en realidad la primera fortificación data del siglo XIII. El castillo constituyó un importante puesto de defensa contra la invasión de los vikingos.

Una vez que hayamos visitado el castillo seguiremos nuestro camino hacia la Isla de Skye, una auténtica maravilla de la naturaleza en la que sus pueblos y castillos parecen sacados de un cuento. Portree es el pueblo más grande de la isla y sorprende por su hilera de casas de colores del puerto. En la isla visitaremos los “Kilt Rocks”, impresionantes acantilados que caen en picado sobre el mar.

Más tarde partiremos hacia Fort William, una espectacular área rodeada de bosques, lagos y parajes naturales a orillas del Loch Linnhe, y dominado por la sombra del Ben Nevis, la montaña más alta de las Islas Británicas, con 1.345 metros. Una de las mayores atracciones de Fort William es el Jacobite Train, un tren de vapor que realizar una ruta por las Highlands y que precisamente inicia su recorrido en la ciudad de Fort William. Este tren es también el Hogwarts Express en el que Harry Potter realizaba su primer viaje hacia la academia de magia.

Una vez en Fort William, nos instalaremos en el hotel, disfrutaremos de una deliciosa cena y nos prepararemos para ir a dormir.

Día 10: Fort William - Castillo Stirling – Glasgow. Escenarios de película

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Castillo de Stirling (entrada incluida)
ALOJAMIENTO Hotel

¡Qué gusto da despertarse en otro país y saber que tenemos un día entero por delante para disfrutar de sus maravillas! Así que, antes de nada, disfrutaremos del desayuno escocés que nos brinda el hotel y, a continuación, nos dirigiremos a Glencoe, un lugar lleno de historia, ya que en este preciso enclave, 38 miembros del clan McDonald fueron cruelmente asesinados la mañana del 13 de febrero de 1692 por no aceptar al rey Guillermo de Orange.

Después de nuestro paso por Glencoe, iremos a Stirling, una bella población donde su castillo, Stirling Bridge y la estatua de William Wallace son los principales atractivos, además de su pintoresco casco antiguo. Por el camino pasaremos por la pintoresca zona montañosa de las Trosachs y, una vez en Stirling, visitaremos su castillo, que está considerado uno de los más importantes de Escocia, ya que ha sido testigo de numerosos episodios de la historia del país como, por ejemplo, la coronación de la reina María de Estuardo.

Antes de partir, disfrutaremos de un suculento almuerzo y, ya con la tripa llena y las energías renovadas, nos pondremos en marcha hacia Glasgow. Al llegar, dispondremos de tiempo libre para dar una vuelta a nuestro ritmo y conocer algunos de los encantos de la ciudad, considerada uno los mejores ejemplos de urbanismo victoriano. Al final del día, cenaremos en el hotel y nos retiraremos a descansar.

Día 11: Glasgow – España. Vuelta al hogar

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

El viaje toca a su fin. Hoy volvemos a casa, pero después del desayuno y antes de ser trasladados al aeropuerto aún tendremos algo de tiempo libre, que dependiendo de la hora a la que salga nuestro vuelo, puede que sea suficiente para hacer una última visita o comprar un último recuerdo. Sea como sea, cuando llegue el momento convenido nos recogerán en el hotel y nos llevarán al aeropuerto, donde nos estará esperando el avión en el que volaremos a casa. ¡Hasta siempre!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

ibis Edinburgh Centre South Bridge - Royal Mile
Edimburgo, Reino Unido

ibis Edinburgh Centre South Bridge - Royal Mile

Ben Wyvis
Strathpeffer, Reino Unido

Ben Wyvis

Alexandra Hotel Fort William
Fort William, Reino Unido

Alexandra Hotel Fort William

Novotel London West
Londres, Reino Unido

Novotel London West

Holiday Inn Express Bradford City Centre
Bradford, Reino Unido

Holiday Inn Express Bradford City Centre

Holiday Inn London West
Londres, Reino Unido

Holiday Inn London West

Glasgow Marriott
Glasgow, Reino Unido

Glasgow Marriott

Moxy Glasgow Merchant City
Glasgow, Reino Unido

Moxy Glasgow Merchant City

Jurys Inn Bradford
Bradford, Reino Unido

Jurys Inn Bradford

Holiday Inn Edinburgh
Edimburgo, Reino Unido

Holiday Inn Edinburgh

Imperial
Fort William, Reino Unido

Imperial

Opiniones de nuestro guía
Pablo Lucerón Asensi
- Pablo Lucerón Asensi -

Un circuito por 2 países hermanos tan similares y a la vez con muchas diferencias, que tienen una historia en común que han ido creando las gentes y civilizaciones que lo han habitado desde hace miles de años hasta nuestros días (celtas, romanos, anglosajones, vikingos, normandos…) y que a mí me apasiona contarles sus hechos y curiosidades.

Este viaje organizado da la oportunidad de conocer algunas de las ciudades más importantes y bellas de Europa. Una de ellas, es donde empieza el viaje y que no se si habréis oído hablar de ella, la ciudad del Big Ben, del Buckingham Palace, de uno de mis museos preferidos y más importantes del mundo, el “British Museum”, una ciudad que tiene todo lo necesario para no aburrirte ni un segundo, ya sabéis que ciudad os estoy hablando, la City, y como yo la llamo, la ciudad del mundo LONDRES. Y hablando de capitales, la otra que podemos conocer, es EDIMBURGO, en este caso capital escocesa, mi ciudad favorita y mi segunda casa, seguramente en el top 5 de las más bellas de Europa y que al pasear por sus calles nos da la sensación de estar en un cuento.

Pero no solo de capitales va la cosa, ya que el circuito se parará en ciudades inglesas como la universitaria Cambridge, la histórica York con sus casas de madera y muralla medieval intacta, y escocesas como el pueblo de Fort William lugar del tren de Harry Potter situada a las faldas de la montaña más alta de Gran Bretaña el Ben Nevys, la gigante y creciente Glasgow con algunos de los mejores pubs y grupos musicales como Dire Straits y otras villas y pueblos más pequeños que nos mostrarán el espíritu escocés de las tierras altas.

Y finalmente y la parte favorita de los guías que tenemos el honor de hacer este circuito, llega con los paisajes de las tierras altas “The Highlands”, donde a mí me encanta contar historias y leyendas mientras conocemos lagos, montañas, ríos, donde se forjaron historias como la del héroe escocés William Wallace y el monstruo del Lago Ness.

Todas estas aventuras las viviremos también con el paladar y el gusto, con el típico Fish and chips, los desayunos ricos y abundantes británicos, el mejor whisky del mundo o el “agua de vida” como se le conoce en el idioma gaélico de los celtas, los ricos estofados y el mejor salmón escocés… y mi plan favorito y que os invito que probéis, una hamburguesa de ternera acompañada con una rica pinta de cerveza británica en un típico “British Pub” con música en directo, una auténtica gozada.

Por todo esto que os he contado, yo que trabajo en otras regiones de Europa, cada vez que hago mi maleta para hacer este circuito, lo hago con la misma ilusión del primer día, ya que tiene todo lo que le pido a un destino, historia, cultura, gastronomía, buena gente, y siempre con tranquilidad, ya que son dos de las regiones más seguras y preparadas del mundo. Espero que con mi opinión y experiencia os haya quitado esa duda y ese bendito problema, que es la de escoger nuestro siguiente viaje, que tanto para los más viajados y principiantes es siempre el momento más esperado del año, hacer las maletas y salir a conocer el mundo. ¿Os animáis?