Viaje a Italia: Circuito Italia Monumental: Roma, Florencia y Venecia

Duración 8 día/s, 7 noche/s
Desde 963 €
Ver disponibilidad
Circuito: Italia Monumental: Roma, Florencia y Venecia
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Desde 963 €
Ver disponibilidad

La opinión de nuestro guía

Leyre Cecilia Ábalos Lorenzo
¿Una semana de vacaciones y no sabes dónde ir? Puede que pienses que realizar un tour es una pérdida de tiempo. Pues bien, nada más lejos de la realidad, ya que con el circuito Italia Monumental tendrás la oportunidad de conocer lugares increíbles como Roma, Nápoles, Asís, Siena, Florencia, Pisa, Padua y Venecia, que te permitirán empaparte de lo mejor de Italia de la mano de nuestros guías acompañantes y locales.
Leer más
Leyre Cecilia Ábalos Lorenzo Guía especializado en Circuitos por Italia
Ocho intensos días para descubrir de cerca la belleza monumental de Italia

De Roma a Venecia, embárcate en este recorrido que te llevará a conocer en primera persona los grandes monumentos italianos. Su grandiosidad, te sorprenderá. ¡Estas avisado!

Itinerario

Día 1: España – Roma: Rumbo a la ciudad del amor

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Hay quienes dicen que Roma es la ciudad del amor. ¡Estás a punto de descubrirlo! Las ansiadas vacaciones ya están aquí y hoy pondremos rumbo a la Ciudad Eterna.

Deberás personarte en el aeropuerto al menos dos horas antes de la hora estipulada de salida del vuelo. Una vez en el país de la bota te trasladaremos hasta tu hotel donde podrás dejar el equipaje antes de salir a tomar el pulso a la ciudad.

Dependiendo de la hora que haya llegado el vuelo a Roma, tendrás el resto de día libre para gozar de esta ciudad a tu antojo. Comienda a recorrer sus calles y avistar sus comercios y mercados, pero guárdate energías para mañana ya que nos espera un día completo y lleno de experiencias.

Día 2: Roma (opcional Pompeya, Nápoles y Capri): La brisa más chic

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Suena el despertador. Es hora de ponerse en marcha. Este segundo día se presenta apasionante y muy intenso. Saborea el desayuno, hoy vienen dos platos fuertes. Podrás ser tu propio guía y continuar recorriendo los rincones más secretos de Roma tanto a pie como en moto o prepararte para una inolvidable excursión que te llevará a Pompeya, Nápoles y la preciosa isla de Capri si tienes el Todo Incluido.

Pasear por las calles de Pompeya te pondrá los pelos de punta. La tragedia se sigue respirando a día de hoy en sus ruinas. Fue en el año 79 cuando el Vesubio entró en erupción cubriendo la localidad y a sus gentes por completo. Durante la visita descubrirás cuerpos que se hallaron sepultados, espacios de la vida diaria como el teatro o el foro así como utensilios varios.

Sus vistas al volcán son impactantes, igual que desde Nápoles, la tercera ciudad más grande de Italia y capital mundial de la pizza. Viva y caótica tiene un encanto especial. Pasear por su centro histórico, Patrimonio de la Humanidad, te permitirá empaparte de la esencia napolitana. Toda una experiencia será descubrir la Nápoles Subterránea.

Otro aire, mucho más lujoso, respirarás en la isla de Capri. Destino vacacional de la jet set, ya Audrey Hepburn o Sofía Loren recorrieron sus calles allá por los años 50. Desembarcarás en Marina Grande y pronto sus Faraglioni, tres formaciones rocosas que emergen en el mar y que podrás contemplar desde el mirador de Punta Tragara, se te harán familiares. ¿Quizá por el anuncio de Dolce Gabbana? Inolvidable será visitar la Gruta Azul y acceder al centro de la localidad en su mítico funicular donde la piazzeta (Plaza Umberto I) te dará la bienvenida. ¡No dejes de probar sus granizados de limón o sus helados! Ya con todas las fotos hechas regresamos a Roma para descansar en el hotel.

Día 3: Roma: Un paseo en el tiempo

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Roma
ALOJAMIENTO Hotel

Viajar a Roma es como adentrarse en la máquina del tiempo. Parece que los años no han pasado por ella, de ahí que se la conozca como la Ciudad Eterna.

Hoy, tras desayunar, nos adentraremos en su época de máximo esplendor gracias a una visita panorámica. Conoceremos uno de los espacios más interesantes de Roma la Piazza Venezia donde descansa el monumento a Víctor Manuel II. Nos pondremos en la piel de los gladiadores ante el majestuoso Coliseo, todo un símbolo de la capital italiana que forma parte de las Nuevas siete maravillas del mundo moderno. A su vera, el Arco de Constantino.

Descubriremos también el Foro Romano, lo que fuera el gran hervidero sociopolítico de la ciudad, así como los personajes que se encuentran tras sus ampliaciones aglutinadas bajo el nombre de los Foros Imperiales.

Muy cerca nos toparemos con “la colina sagrada”, la Colina del Capitolio, quizá la más famosa de las siete colinas de la ciudad. Fue el kilómetro cero, uno de los puntos claves en la fundación de la Antigua Roma y aún hoy podrás percibir la grandiosidad del Templo de Júpiter, del que solo quedan los cimientos, si visitas los Museos Capitolinos. Rediseñada por Miguel Ángel, en ella encontrarás también la copia de la escultura de la Loba Capitolina así como unas vistas de infarto del Foro Romano.

Y de la Antigua Roma, al Estado más pequeño del mundo, si tiene la opción del Todo Incluido. Con tan solo 44 hectáreas, la Ciudad del Vaticano emana grandiosidad. La plaza de San Pedro atrae a diario a cientos de fieles y viajeros. Con la tarifa de todo incluido accederás a los Museos del Vaticano; a la Capilla Sixtina, la obra maestra de Miguel Ángel, y la Basílica de San Pedro evitando sus largas colas. Ten en cuenta que la vestimenta está muy restringida: no podrás acceder con los hombros al aire ni con pantalones y faldas cortas.

Después de almorzar y ya con el estómago lleno podrás escoger si adentrarte en el interior del Coliseo Imperial y conocer la Roma Barroca en una excursión opcional, seguir descubriendo la ciudad por tu cuenta o darte tregua mientras saboreas un capuchino o un helado en el Trastévere, uno de los barrios más animados y bohemios de la ciudad. Después de este increíble día solo te queda descansar en el hotel. Los viajeros que hayan contratado la opción ‘Todo Incluido’ podrán degustar una buena cena.

Día 4: Roma – Asís – Siena – Florencia. Siena, un pequeño gran tesoro en la Toscana

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Último desayuno en Roma. Hoy nos adentraremos en las regiones de Umbría y la Toscana.

Antes de llegar a Florencia, cuna del Renacimiento y seña de identidad de los Médici, haremos un par de altos en el camino para descubrir dos pequeños tesoros. Primero desembarcaremos en Asís, Patrimonio de la Humanidad y lugar de nacimiento de San Franciscos, uno de los patronos de Italia y creador de la orden franciscana. Ubicado en una colina, en la basílica encontrarás el sarcófago de piedra con los restos del santo así como los frescos de Giotto y Cimabue en los que su vida se ve representada.

Tras el almuerzo, incluido en la opción de Todo Incluido, nos dirigiremos a la pequeña y medieval Siena. Pese a su tamaño, su patrimonio es descomunal. Recorreremos su centro histórico dominado por la Torre de Mangia con sus 112 metros de altura ubicada en la animada plaza del Campo, repleta de tiendecitas y bares. La catedral de Santa María Asunta será otro de los imprescindibles de esta visita. La ciudad es también famosa por el Palio, una fiesta de origen medieval que consiste en carreras de caballos por el corazón de la urbe. Se celebran los días 2 de julio y 16 de agosto. ¡Todo un espectáculo!. Ya, con todas las visitas hechas solo te queda cenar en Florencia y descansar en el hotel.

Día 5: Florencia. Un museo al aire libre

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Florencia
ALOJAMIENTO Hotel

Florencia nos da los buenos días. Por delante 24 horas para descubrir una de las ciudades más fascinantes, todo un museo al aire libre anclado en la Edad Media, así que desayuna bien en el hotel.

Viajar a la capital de la Toscana es viajar a la cuna de Renacimiento, poco a poco lo descubrirás gracias a una visita panorámica que nos permitirá recorrer sus armoniosas calles y maravillarnos con auténticas obras arquitectónicas como el Duomo de Santa Maria del Fiore de Brunelleschi, todo un símbolo de Florencia. Igual que el Baptisterio con las Puertas del Paraíso de Ghiberti.

Desde la cúpula de la catedral, que por la noche brilla con luz propia, podrás contemplar la ciudad en su máximo esplendor. Otro de los puntos para disfrutar de las mejores postales de la ciudad será la Plaza de Miguel Ángel. Te enamorarás cruzando el Puente Vecchio, el que dicen ser el más antiguo de Europa. Admirarás el Palacio Pitti o el Vecchio, este último ubicado en la Plaza della Signiora, rodeado de esculturas de dioses paganos y héroes bíblicos.

Por la tarde, después de almorzar, podrás adentrarte, en una excursión opcional, en los principales museos florentinos como la Galería de la Academia, donde descubrirás el imponente David de Miguel Ángel, la Galería Uffizi o el menos conocido Museo Bargello. Si prefieres seguir callejeando y empapándote de la esencia de la ciudad y sus gentes quizá te apetezca acercarte hasta los Jardines de Boboli, pasear por la Via Calimala o Roma, recorrer la orilla del Arno en bicicleta o saborear los productos que encontrarás en el Mercado Central. Al finalizar el día degustarás una cena si has elegido el Todo Incluido. El hotel te espera para que descanses.

Día 6: Florencia – Pisa – Padua – Venecia. Pisa, localidad de postal

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Amanece en Florencia. Es hora de desayunar, cerrar las maletas y viajar hasta la romántica Venecia. Navegar por sus canales será un momento que a buen seguro guardaremos en nuestra memoria para siempre. Pero antes descubriremos la cuna de Galielo Galilei, Pisa.

Tendrás tiempo para pasear por la plaza de los Milagros, Patrimonio de la Humanidad, y como no, fotografiar su famosa Torre Inclinada desde todos sus ángulos. También adentrarte en la catedral y el Baptisterio.

Tras almorzar, la ciudad universitaria de Padua nos esperará. Sus canales nos abrirán el apetito antes de llegar a la “ciudad del agua”. Tendrás tiempo libre para recorrer sus calles y contemplar toda una obra maestra del gótico italiano, la Basílica de San Antonio, construida entre los siglos XIII y XIV. No dejes de acercarte hasta Prato della Valle, con sus más de 90.000 metros cuadrados es la plaza más grande del país. Llegaremos a Venecia y cenaremos para descansar en el hotel.

Día 7: Venecia: la ciudad más mágica de italia

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Crucero por la Laguna de Venecia
ALOJAMIENTO Hotel

Venecia desprende magia, quizá por ello sea considerada por muchos una de las ciudades más románticas del planeta. Destino de parejas, familias y grupos de amigos, sus canales y monumentos no entienden de sexo ni edad.

¿Te imaginas que un día desapareciera? Investigadores aseveran que así será. La “ciudad flotante” podría hundirse. Antes de que esta tragedia suceda disfrutaremos de una de las maravillas del mundo. Un total de 118 islotes componen Venecia, famosa por sus canales, el cristal de Murano y, como no, por su Carnaval y su tradicional baile de máscaras.

Tras desayunar surcaremos la laguna Veneciana en una excursión en lancha para descubrir la ciudad desde una perspectiva singular para luego, admirar los monumentos en tierra firme como la cúpula de Santa María de la Salud y la animada Plaza de San Marcos. La magia se multiplicará si tu visita coincide con el fenómeno de “acqua alta”.

Por la tarde podrás continuar conociendo la ciudad del agua en grupo, descubriremos la “Venecia Escondida” paseando en góndola por sus afamados canales, o en solitario. Si tienes Todo Incluido podrás gozar de un almuerzo y cena. Al finalizar el día iremos a descansar al hotel.

Día 8: Venecia – España: Bye, bye Italia

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Y colorín, colorado… este viaje se ha acabado. En la memoria, las postales más fascinantes de esta Italia monumental. Pero aún tienes unas horas para dar ese último paseo en góndola o hacerte con un souvenir, como por ejemplo un cristal de Murano. A la hora indicada partiremos al aeropuerto. Será el momento de volver a casa. ¡Buen vuelo!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más accesible, basado en hoteles de 3* con la mejor relación calidad/precio. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 2* identificados como 2* S.

ibis Firenze Nord Aeroporto
Florencia, Italia

ibis Firenze Nord Aeroporto

First Calenzano
Calenzano, Italia

First Calenzano

Smart Holiday
Venecia Mestre, Italia

Smart Holiday

Nuestro producto más accesible, basado en hoteles de 3* con la mejor relación calidad/precio. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 2* identificados como 2* S. Se incluyen todas o la mayoría de las comidas (no incluye bebidas). Por razones operativas y para que descubras a tu aire la cocina autóctona, en algún caso hemos dejado las comidas libres. Se incluyen las visitas y excursiones más interesantes

Smart Holiday
Venecia Mestre, Italia

Smart Holiday

ibis Firenze Nord Aeroporto
Florencia, Italia

ibis Firenze Nord Aeroporto

First Calenzano
Calenzano, Italia

First Calenzano

Opiniones de nuestro guía
Leyre Cecilia Ábalos Lorenzo
- Leyre Cecilia Ábalos Lorenzo -
Guía especializado en Circuitos por Italia

Un circuito por un país Europeo rodeado en gran parte por el mar Mediterráneo y con tantos años de historia y tanta variedad artística, arquitectónica y gastronómica que visitar Italia es un auténtico banquete para la vista y para el estómago. Un país que ofrece una de las experiencias más atractivas y variadas de toda Europa; recorrer la “bota” de norte a sur, es comprender la historia, el hogar de multitud de culturas eurepeas, la convivencia de la antigüedad clásica con el renacimiento, las ciudades y pueblos medievales con sus calles empedradas, el país con mayor número de ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Si hablamos de arquitectura, Italia a sido un importante influyente a nivel mundial, con sus más de 100.000 monumentos arquitectónicos repartidos por toda la geografía del país y con obras tan sorprendentes como el Coliseo, el Panteón de Agrupa, la Catedral de Florencia con su famosísima cúpula de Brunelleschi, la Basílica de San Marcos… ¿Quieres saber cómo fue posible construir semejantes obras arquitectónicas? Podría contártelo, pero quién mejor que nuestros guías locales para transportarte a esa época.

Italia es el país de los “ristoranti”, las “trattorie” y las “osterie” donde podrás degustar la auténtica pizza (recientemente declarada patrimonio cultural inmaterial de la humanidad), la pasta fresca o la lasagna, platos internacionalmente conocidos; o saborear los deliciosos supplì alla romana en la capital italiana, una deliciosa bistecca alla fiorentina en la cuna del renacimiento o la baccalà alla vicentina en la romántica ciudad de las góndolas y los canales. ¿Te queda hueco para el postre, verdad? Nuestros guías te recomendarán los mejores lugares donde disfrutar de un auténtico gelato, un tiramisù o un suculento tartufo.

Arrivederci, a volver a vernos, esa es la palabra que más escucho de las personas con las que viajo cuando finaliza el circuito Italia Monumental y, es que, según me cuentan, no sólo se van felices por todo el arte, la historia y la gastronomía que han conocido durante toda la semana, sino también por haber compartido múltiples experiencias con personas que no conocían de nada. Si! Esa es la magia de Italia y de sus habitantes que nos hacen sentir como en casa, en familia y, por ese motivo, todo el que pisa suelo Italiano, está deseando repetir.

Cuando dicen que Italia atrapa tienen razón. Como guía me quedo con el tour Italia Monumental sin ninguna duda, por la grandeza de las ciudades que visitamos, por pasear por sus bellísimas calles, doblar la esquina y encontrarte con algo totalmente inesperado, por el carácter alegre, abierto y acogedor de sus habitantes, por el spritz, el café y el limoncello. ¿Te vienes?