Viaje a Italia: Circuito Lagos italianos, Toscana y Roma

Duración 14 día/s, 13 noche/s
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
Circuito: Lagos italianos, Toscana y Roma
DURACIÓN: 14 día/s, 13 noche/s
Lo mejor de Italia, en la palma de tu mano

El recorrido que estás a punto de comenzar dejará en tu memoria viajera una huella imborrable, gracias a la gran cantidad y calidad de lugares emblemáticos que conocerás. La gran ciudad de Milán, con su arte, su moda y sus monumentos; los preciosos y pintorescos lagos del norte de Italia; las poblaciones más coquetas y llenas de encanto de la Toscana; Florencia y su increíble colección de obras de arte renacentista; la torre inclinada de Pisa; Siena y sus mil y una maravillas, y Roma, la Ciudad Eterna, una de las más bellas urbes del planeta.

Itinerario

Día 1: España – Milán. El arranque de un viaje para el recuerdo

RÉGIMEN Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hemos soñado mucho tiempo con este momento, pero por fin ha llegado: nos vamos a la maravillosa Italia. Antes de marcharnos al aeropuerto, al que debemos llegar al menos dos horas antes para evitar imprevistos, es preciso echar un último vistazo a la maleta para comprobar que no nos olvidamos nada. En el aeropuerto tomaremos un avión que nos llevará a nuestro primer destino italiano: Milán, la capital financiera del país y, también, centro neurálgico de la moda mundial.

Una vez que aterricemos en Milán nos llevarán directos al hotel y tendremos el resto del día libre. Que tengamos más o menos tiempo dependerá de la hora a la que hayamos llegado a la ciudad. Estas primeras horas en la capital de Lombardía nos servirán para tomarle el pulso a la ciudad, a sus calles elegantes y llenas de estilo. Lo mejor será que nos lancemos a la calle y nos dejemos llevar entre sus bonitos edificios. Quizá nos apetezca un capuchino, y los mejores lugares para tomarlo son los antiguos cafés del centro, como Taveggia 1909, Zucca o Cova. Abiertos entre finales del siglo XIX y principios del XX, estos establecimientos conservan la atmósfera que tenían un siglo atrás. Después de este primer paseo por la ciudad volveremos al hotel, donde cenaremos y podremos descansar.

Día 2: Milán – Vigevano – Lago Maggiore. Rumbo al primero de los grandes lagos italianos

RÉGIMEN Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Milán
ALOJAMIENTO Hotel

Cuando uno escucha Milán, enseguida le viene a la cabeza las palabras “estilo” y “moda”, y hoy vamos a descubrir por qué. La capital de Lombardía es también, en efecto, la capital de la moda mundial y durante la primera parte del día vamos recorrer algunos de sus rincones más especiales a través de una visita panorámica. Nuestro paseo empezará después del desayuno. Visitaremos el Castello Sforzesco, una impresionante fortaleza situada en el centro de la ciudad, en el casco histórico. Fue erigida en el siglo XIV, destruida más tarde y, finalmente, vuelta a levantar en 1450. Hoy en día es la sede de varios museos. Justo al lado del castillo encontramos el Parque Sempione, un verdadero oasis en medio de la ciudad que los milaneses utilizan para su ocio y esparcimiento. El Arco della Pace, que debido a su gran tamaño se puede ver desde fuera del parque, es su principal atracción. Además, pasaremos por otros de los lugares públicos más importantes de la ciudad, entre ellos la Via Dante y la Plaza Cordussio, bellísimos lugares de paso rodeados de edificios barrocos.

En nuestra visita panorámica también pasaremos por la imponente Galeria de Vittorio Emanuele II. Se trata de una galería comercial del siglo XIX techada con una bóveda de cristal. Sus tiendas elegantes son el reclamo para muchos visitantes de Milán, una ciudad con una cantidad de boutiques por metro cuadrado impresionante. Tampoco nos perderemos las plazas della Scala -donde se alza el famosísimo Teatro de la Ópera de Milán y el monumento a Leonardo da Vinci- ni la del Duomo, presidida por la imponente catedral gótica, de una belleza increíble y de unas dimensiones descomunales.

Después de esta visita panorámica por la capital de Lombardía pondremos rumbo a Vigevano, una coqueta población junto al río Tesino situada al suroeste de Milán. Un almuerzo nada más llegar nos hará cargar las pilas que necesitamos y, después, nos lanzaremos a visitar los lugares más emblemáticos de la localidad. No tenemos un tiempo establecido, así que podremos recorrerla tranquilamente. ¿Los lugares imperdibles? La Plaza Ducal, la Catedral de San Ambrosio y el Palacio Ducal. La primera está considerada la plaza más bonita de toda Italia -que ya es decir- gracias a los edificios porticados del siglo XV y estilo renacentista que la rodean. Por algo a la Plaza Ducal de Vigevano se le denomina “El Salón de Italia”. El lugar mide 138 metros de largo y 46 de ancho y fue ordenada construir por Ludovico Sforza “El Moro” en 1492. Lo que caracteriza a esta plaza es la perfecta alineación de sus edificios, lo que crea un conjunto muy armonioso. Además, en tres de sus lados las fachadas están cubiertas de frescos y arcadas, mientras que en el cuarto se halla el Duomo o Catedral de San Ambrosio. Este edificio, de estilo barroco, contrasta con el resto de la plaza. Dentro, atesora una impresionante colección de obras de arte. Como dato curioso debemos saber que hace unos años se encontró lo que parecía el fósil de un cráneo de dinosaurio en una de las piedras que componen la balaustrada. Nuestra última parada en la ciudad es el Palacio Ducal o Castillo Sforzesco, situado junto a la Piazza Ducale, un maravilloso edificio de estilo renacentista. Se cree que sus caballerizas llegaron a tener un millar de caballos.

Con todo el pesar, al final de la visita tendremos que dejar atrás la bellísima Vigevano para dirigirnos al Lago Maggiore. Una vez allí, nos marcharemos al hotel para cenar y, por fin, poder descansar en nuestra habitación.

Día 3: Lago Maggiore. Recorriendo en barco las Islas Borromeas

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Barco
ALOJAMIENTO Hotel

Los paisajes del norte de Italia son famosos por su belleza y hoy lo vamos a comprobar, porque la jornada que amanece la pasaremos en el entorno del Lago Maggiore. Saldremos hacia allá en cuanto terminemos el desayuno y nuestro primer destino será Stresa, un bonito pueblo a la rivera del lago, muy conocido por ser uno de los mejores ejemplos de arquitectura modernista italiana, también denominado estilo Liberty. Stresa está llena de rincones preciosos y tranquilas callejuelas por los que perderse y olvidarse del mundo.

El brazo occidental del Lago Maggiore está salpicado de un puñado de pequeñas islas -tres más grandes y dos islotes- que forman el archipiélago de las Borromeas. En Isla Bella -también conocida como Isla Hermosa- se alza imponente el Palacio Borromeo, construido en el siglo XVII, con sus características terrazas en la fachada. Por sus bellos jardines pasearon personajes históricos como Napoleón o Mussolini, que lo habitaron en algunos periodos de sus vidas. Además de la Isla Bella visitaremos la Isla Madre, que alberga un maravilloso jardín de estilo inglés cuajado de plantas y aves exóticas llenas de color. Veremos faisanes, papagayos o pavos reales.

Nuestra travesía en barco por el archipiélago concluirá con una visita a la Isla Superior o Isla de los Pescadores. Es la única de las Borromeas que está siempre habitada. Podremos pasear por sus bonitas callejuelas y curiosear por su mercadillo, un paraíso para hacer compras. Y ya que estamos en las Borromeas aprovecharemos para comer aquí. Por la tarde, regresaremos al hotel para tomar la cena y dormir.

Día 4: Lago Maggiore - Lugano - Locarno - Lago Maggiore. Cruzando la frontera suiza

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Un día más nos sorprende el amanecer en los alrededores del Lago Maggiore, y de nuevo disfrutaremos de sus maravillosos paisajes, pero esta vez nuestro paseo será internacional: cruzaremos la frontera suiza para visitar algunas de las poblaciones más bellas del sur del país alpino, en el límite con Italia.

Después del desayuno atravesaremos la región de los Lagos Alpinos para alcanzar la ciudad de Lugano, a orillas del lago del mismo nombre. Podremos visitar tranquilamente el centro histórico de la localidad y podremos comprobar cómo esta ciudad suiza está muy marcada por el carácter italiano, lo que la convierte en animada y abierta. La Catedral de San Lorenzo y la Iglesia de Santa María de los Ángeles son dos de los lugares más importantes del casco histórico de Lugano, además de las orilla del lago, un verdadero balcón con vistas a un paisaje de fábula, donde podremos disfrutar de un maravilloso almuerzo. Nuestra siguiente parada está en las alturas, literalmente: tomaremos un funicular y subiremos a lo alto del Monte Salvatore. Podremos disfrutar del maravilloso paisaje que se abre a nuestros pies, con el lago a un lado y la ciudad a otro.

La siguiente parada del día es Locarno. Aunque es una ciudad suiza también está ubicada a orillas del Lago Maggiore. Su clima privilegiado, su ambiente animado y su oferta de deportes y actividades al aire libre atraen a un montón de visitantes, que llegan hasta este rincón de los Alpes para practicar esquí acuático, kayak, vela, senderismo o esquí. Su casco histórico, presidido por la Piazza Grande o la Via Monti, está lleno de edificios históricos. ¡Hasta cuenta con un Paseo de la Fama! Los músicos Carlos Santana, Sting o Juanes tienen su propia estrella. Nosotros tendremos tiempo libre suficiente como para pasear tranquilamente Locarno. Después regresaremos a nuestro alojamiento del Lago Maggiore para cenar y descansar.

Día 5: Lago Maggiore - Lago D'Orta - Islas San Giulio - Lago Como. Una jornada muy difícil de olvidar

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Barco
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Excursión Lago de Orta Panorámica de Como Isla de San Giulio
ALOJAMIENTO Hotel

Después del desayuno seguiremos recorriendo lagos del norte de Italia. Hoy nos acercaremos hasta el de D’Orta, rodeado igualmente de paisajes de cuento de hadas. Podremos admirar el entorno de lagos y montañas a bordo de un tren eléctrico que nos dejará en el pueblo de Orta San Giulio. Esta preciosa localidad tiene un casco histórico justo a pie de agua, frente a la Isla de San Giulio. Su trazado urbano es peatonal, así que podremos pasear tranquilamente por sus calles empedradas y sus coquetos rincones o sentarnos en alguna terraza a degustar un café o una cerveza. Es una delicia dejarse llevar por el lugar sin prisas, contemplando sus iglesias, palacios barrocos y la bella arquitectura de sus casas, muchas de las cuales cuentan con bonitos patios.

En cuanto terminemos nuestro paseo por Orta nos subiremos en una embarcación y pondremos rumbo a la Isla de San Giulio. Lo más destacado del enclave es la basílica del mismo nombre, una construcción con algunos elementos románicos, aunque ha sido remodelada a lo largo de los siglos y también incluye otros estilos. En una cripta bajo el altar principal está enterrado el cuerpo de San Julio, al que está consagrado el templo. Después de la visita a la basílica volveremos a Orta y tendremos algo de tiempo libre hasta que nos recojan para ir a Como.

Una vez allí vamos a recorrer el centro histórico de la localidad en una visita panorámica. Pasaremos por el Templo Voltiano, un lugar dedicado al inventor de la batería eléctrica, Alessandro Volta. También podremos admirar sus hermosos edificios, la bellísima catedral gótica y el monumento ‘Life Electric’. Y en la orilla del Lago Como nos mezclaremos con los visitantes y locales que encuentran aquí un lugar de relajación tomando algo en las terrazas de los cafés. Cuando termine esta visita nos iremos al hotel, cenaremos y podremos irnos a descansar.

Día 6: Lago de Como – Varenna – Bellagio – Milán. De vuelta a Milán con varias sorpresas por el camino

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Barco
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Enclavado en una zona montañosa entre las provincias de Lecco y Como, en la región de Lombardía, el Lago de Como es una de las joyas naturales del norte de Italia. Y hoy vamos a conocer su entorno de una forma más profunda. En cuanto terminemos de desayunar empezaremos un tour por las ciudades y pueblos más bellos de los que se encuentran en sus orillas.

Primero haremos un alto en Varenna, una localidad pequeña pero, para algunos, la más bonita del lago. Quizá lo sea por sus calles empedradas, sus edificios antiguos y sus exuberantes jardines. La iglesia medieval de San Juan Bautista es uno de los lugares más importantes de Varenna, pero también tendremos la oportunidad de pasear por la Pasarela Lago, un sendero que nos ofrece las mejores vistas de esta masa de agua.

Villa Monasterio y Villa Cipressi son dos espectaculares mansiones ubicadas en Varenna. Nosotros tendremos la oportunidad de visitarlas. La primera es un verdadero oasis salido de un cuento de fantasía, ya que posee un jardín de lleno de exuberante vegetación de casi dos kilómetros justo enfrente del lago. Seguro que alguna vez lo hemos visto en alguna película porque ha sido escenario de numerosos rodajes. Mientras, la segunda villa posee también un jardín, pero se diferencia del de Villa Monasterio en que está escalonado. En la actualidad es un hotel de lujo.

Bellagio es, quizá, el pueblo más famoso de los que rodean el Lago de Como, y allí se dirigirán nuestros pasos después. El nombre de esta localidad quizá nos suene porque también da nombre al casino más famoso de Las Vegas. Nosotros vamos a acercarnos hasta Bellagio en barco, lo que le dará todavía más emoción al paseo. En cuanto lleguemos tomaremos el almuerzo y podremos recorrer libremente la “Perla del Lago de Como”, como se conoce a esta ciudad. Sus villas neoclásicas, sus empinadas y estrechas calles que ofrecen una panorámica maravillosa del lago, su basílica románica de San Giacomo, sus casas de colores, sus montañas verdes y su coqueto paseo junto al lago tienen mucho que ver con este apodo.

Para finalizar esta maravillosa jornada por el Lago de Como tomaremos una embarcación y navegaremos por la superficie del lago, observando a lo lejos sus pueblos, sus montañas y los mil tonos que adquiere el agua. Después, volveremos de regreso a Milán. Una vez allí cenaremos en el hotel y podremos irnos a descansar.

Día 7: Milán – Rapallo – Portofino – Pisa. Excursión inolvidable por la Costa Liguria

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Ferry
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Santa Margarite Ligure Paseo en barco a Portofino
ALOJAMIENTO Hotel

Durante el día de hoy recorreremos algunos de los lugares más encantadores de la bella Costa Ligur. Después de desayunar en el hotel de Milán dejaremos atrás la capital de Lombardía para poner rumbo a Rapallo, situada unos 200 kilómetros al sur.

En el puerto de esta localidad tomaremos una embarcación que nos dejará en Portofino. Esta localidad es mundialmente conocida por sus mansiones, su ambiente lujoso y porque es el lugar de descanso de famosos, millonarios y aristócratas. Elisabeth Taylo, Richard Burton, Frank Sinatra, Carla Bruni o Mariah Carey han elegido este lugar para sus vacaciones. Recorreremos tranquilamente sus bonitas calles, llenas de lujosos edificios, y su coqueto puerto. Además de ser una de las capitales del lujo del Mediterráneo, Portofino tiene una fuerte tradición pesquera y artesana. Sobre todo, es muy conocida por la elaboración de encaje de bolillos. Por eso, Portofino es también un lugar de contrastes entre sus rincones tradicionales y su ambiente lleno de glamour.

Al finalizar nuestro paseo por Portofino volveremos a tomar un barco y nos dirigiremos a Santa Margherita Ligure, otra hermosa localidad costera. Cuando lleguemos allí disfrutaremos de tiempo libre para recorrer su paseo marítimo, conocido como Corso Doria, sus bonitas calles y su encantador puerto. Después nos pondremos de nuevo en marcha y nos acercaremos a Pisa, nuestro destino final del día.

Vamos a tener tiempo suficiente como para visitar los sitios más importantes de la ciudad. Pasaremos por la bellísima Plaza de los Milagros, presidida por la imponente Catedral, un templo que mezcla armónicamente estilos arquitectónicos muy variados. El verdadero nombre de este edificio, que empezó a construirse en el siglo XI, es Catedral de Santa María Asunta. Es, desde 1987, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y su campanario es uno de los edificios más famosos del mundo: es la conocidísima Torre de Pisa y está inclinada 4 grados. ¿Por qué? Porque hubo un error con los cimientos y, además, el suelo es sumamente inestable. El hermoso Baptisterio que se encuentra junto a la catedral está considerado el más grande de Italia y, según la leyenda que cuentan los habitantes de Pisa, este fue el lugar en el que Galileo Galilei formuló su teoría del péndulo.

Ya al final de la tarde podremos ir directamente al hotel que tenemos contratado en Pisa para cenar y poder irnos a dormir.

Día 8: Pisa – Lucca – Florencia – Villa Toscana. Inmersión total en el arte renacentista

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Lucca Subida al Piazzale Michelangelo
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy debemos dejar atrás la bella Pisa y seguir con nuestro viaje por Italia. Nuestro siguiente destino no es otro que "La ciudad de las cien torres y las cien iglesias", la bella Lucca. Nosotros vamos a conocer esta ciudad y su patrimonio histórico, sobre todo medieval, a través de una visita panorámica. No nos perderemos la muralla que la rodea, sus palacios de estilo renacentista y sus iglesias, algunas de ellas consideradas las más bellas de la región toscana.

Visitaremos su Catedral, el Duomo de San Martino, que mezcla maravillosamente los estilos románico y gótico. También admiraremos la Piazza dell'Anfiteatro, cuyo nombre proviene del hecho de que fue construida sobre las ruinas de un anfiteatro romano, así como la Plaza de Napoleón y la Calle de los Anticuarios, además de otros puntos de interés. Lucca, asimismo, es la ciudad natal de grandes genios de la cultura como el compositor Puccini, que cuenta con un museo, o Luigi Bocherini, y también acogió a Dante Alighieri, el autor de la Divina Comedia, durante sus años de exilio.

La siguiente parada de nuestro viaje es Florencia, aunque antes de llegar a esta hermosa ciudad considerada la cuna del Renacimiento, haremos un alto en el Monte de las Cruces. Allí visitaremos la románica Basílica de San Miniato, un templo que data de los silgos XI y XII y que en su época fue considerado uno de los más hermosos. Además, podremos admirar el Piazzale Michelangelo, desde la que tendremos una panorámica espectacular de la ciudad de Florencia.

Después llegará la hora del almuerzo y, al terminar, haremos una visita panorámica por la maravillosa ciudad de Florencia. En ella podremos admirar lugares como el Duomo de Santa Maria del Fiore, la famosa catedral. El arquitecto Arnolfo di Cambio fue quien proyectó este imponente edificio en el siglo XIII y está considerado uno de los templos católicos más grandes del mundo. Entre sus muchos tesoros arquitectónicos destaca su cúpula, que se alza a más de 110 metros del suelo. Aunque está en perfecta armonía con el resto del edificio, debemos saber que fue construida por Filippo Brunelleschi un siglo después. Mientras, el campanario lo diseñó Giotto. Hay varias curiosidades que rodean este famoso templo. Una de ellas es que el propio Brunelleschi está enterrado en una cripta situada bajo el suelo y que permaneció oculta durante muchos años. Además, Miguel Ángel, Bernini y otros arquitectos de la Basílica de San Pedro en el Vaticano se inspiraron en su cúpula para diseñar la del templo romano.

Si miramos frente a la catedral veremos el Baptisterio, un edificio más antiguo que el resto de los que hay en la plaza. Recubierto de mármol blanco y verde, como la catedral, en su exterior destacan las puertas de acceso, sobre todo las del Paraíso. Es la obra cumbre de Lorenzo Ghiberti y en sus diversos paneles de bronce esculpió increíbles escenas del Antiguo Testamento. Además, en nuestra visita panorámica por Florencia pasaremos por el conocido Ponte Vecchio con sus tiendas y casas colgadas sobre el agua. Está considerado el puente de piedra más antiguo de Europa. También veremos la Piazza della Signoria, en la que resaltan maravillosos la Fuente de Neptuno, la estatua de Cosme I, la Logia dei Lanzi y el Palazzo Veccchio. Las esculturas de Adán y Eva y una copia del David de Miguel Ángel custodian su entrada.

Después del recorrido por Florencia podremos alojarnos en nuestro nuevo hotel, situado en una villa en la región de la Toscana. Allí vamos a poder disfrutar de una cena con exquisitos platos de la región.

Día 9: Villa Toscana – Castellina in Chianti – San Gimignano – Siena. Recorriendo la Toscana

RÉGIMEN Desayuno.Almuerzo.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Degustación de Vino
ALOJAMIENTO Hotel

Antes de seguir nuestro recorrido por Italia tendremos algunas horas libres en Florencia, la ciudad en la que nos encontramos, para poder disfrutar de la estancia. Después del desayuno volveremos al centro de la capital toscana y podremos recorrer tranquilamente sus calles, sus plazas o, por qué no, sus mercados. Son muy recomendables los de San Lorenzo, Porcellino o el Mercato Centrale.

Después de estas últimas y agradables horas en Florencia pondremos rumbo a la región de Chianti, una zona vinícola que tiene la fama de producir algunos de los caldos italianos de más calidad. Nosotros pararemos en Castellina in Chianti, una ciudad que tuvo un papel clave durante la época medieval, ya que estaba a medio camino entre las importantes localidades de Siena y Florencia que, además, estuvieron durante mucho tiempo enfrentadas. Además, el origen de Castellina es etrusco y hasta nosotros han llegado algunos vestigios de esa civilización. Nosotros vamos a poder disfrutar de algunos de los famosos vinos de la región en una degustación.

San Giminiano es uno de los pueblos más pintorescos de Italia y allí es donde se dirigirán nuestros pasos a continuación. Está situado a unos 60 kilómetros de Siena y de Florencia y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En su perfil destacan 14 torres medievales que le dan un aspecto de lo más peculiar, y que fueron construidas por las familias más ricas de la ciudad con el fin de demostrar su poder. Nosotros vamos a tener tiempo libre para pasear por San Giminiano y, después, pondremos rumbo a Siena. Allí nos instalaremos en el hotel, tomaremos la cena y podremos ir a descansar a nuestra habitación.

Día 10: Siena – Volterra – Siena. Una excursión difícil de olvidar

RÉGIMEN Desayuno.Almuerzo.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Siena Panorámica Volterra y Museo Etrusco
ALOJAMIENTO Hotel

El día de hoy va a transcurrir entre Siena y Volterra. Visitaremos la primera a través de un tour panorámico en cuanto terminemos el desayuno en el hotel. Siena tiene una larga e interesante historia detrás, ya que en el siglo XIII concentró los bancos más importantes de la Península Itálica, y su enorme legado histórico y artístico ha hecho que su casco antiguo fuera reconocido Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Nosotros recorreremos sus calles y plazas y el exterior de la Catedral, un templo obra de Giovanni Pisano originario del siglo XIII. Además, podremos admirar la Piazza del Campo, uno de los espacios publicos más bellos de Europa que cada año acoge la fiesta del Palio de Siena, una carrera de caballos que enfrenta a los barrios de la ciudad. El Palazzo Pubblico es el edificio más representativo de la plaza, una preciosa construcción de estilo gótico que hoy es la sede del Ayuntamiento.

La segunda parte del día transcurrirá en Volterra. Allí tomaremos el almuerzo y haremos un tour panorámico para admirar todas sus bellezas, que son muchas. Sus torres y palacios medievales la convierten en una verdadera joya arquitectónica. A ello se une el hecho de que Volterra fuera una ciudad clave para los etruscos y una importante polis romana, así que en nuestro recorrido por la ciudad admiraremos infinidad de restos y edificios de las tres épocas. También pasaremos por el Museo Etrusco de Volterra, en el que podremos conocer más de esta antigua civilización.

En cuanto terminemos nuestra estancia en Volterra emprenderemos el regreso al hotel de Siena. Allí cenaremos y podremos marcharnos a descansar.

Día 11: Siena – Pienza – Montepulciano – Roma. De camino a la Ciudad Eterna

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

La jornada de hoy tendrá comienzo en Siena y finalizará en Roma, pero no vamos a hacer el trayecto entre ambas ciudades directamente, sino que pararemos en algunos lugares de enorme interés. En cuanto terminemos el desayuno en el alojamiento de Siena pondremos rumbo a la bellísima Pienza, una ciudad antigua pero perfectamente ordenada que está considerada una obra maestra del urbanismo. Nosotros vamos a disponer de tiempo libre para recorrerla.

Fue el Papa Pío II el que convirtió Pienza en lo que es hoy, una ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Antiguamente la localidad se llamaba Corsignano y era un lugar bastante común. Sin embargo, este sumo pontífice, que nació en ella en el siglo XV, quiso convertirla en un ejemplo de arquitectura renacentista. El restultado es un auténtico museo al aire libre formado por maravillosos edificios y plazas de ensueño. De entre todos ellos destaca la catedral de Santa María Assunta, en la que llama la atención sus ventanales, o el porticado Palazzo Pubblico, ubicado justo enfrente. Tampoco podemos saltarnos la Iglesia de San Francesco, del siglo XIII y estilo gótico, o el Palazzo Piccolomini, de estilo florentino, cuajado de arcos de medio punto y estilizadas columnas corintias. Tampoco debería faltar un paseo por el Corso Rosssellino, el centro neurálgico de la ciudad, flanqueado por edificios tan magestuosos como el Palacio del Obispo o el Palazzo Ammannati. Atención a los más sibaritas: en Pienza se vende el famoso queso pecorino. Podremos encontrarlo en algunas de las tiendas que saldrán a nuestro paso.

En cuanto terminemos nuestro recorrido por Pienza nos pondremos en camino hacia Montepulciano, situado a solo 20 minutos de nuestra anterior ciudad. Su ubicación, en lo alto de una colina, hace que su bonito casco histórico mejore con la panorámica de la zona. Nosotros podremos recorrer Montepulciano a nuestro ritmo. No debemos perdernos sus bonitas calles, su Piazza Grande, el centro neurálgico de la ciudad, la Catedral o sus palacios de estilo renacentista. Entre ellos, el Palazzo Comunale, el Palazzo Cocconi o el Palazzo Bucelli.

Una vez terminado nuestro tiempo en Montepulciano continuaremos el viaje hacia Roma. Allí, en nuestro hotel, podremos cenar y retirarnos a descansar.

Día 12: Roma. Visitando lo mejor de la Ciudad Eterna

RÉGIMEN Desayuno.Almuerzo.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Roma
ALOJAMIENTO Hotel

Roma es una de las ciudades más fascinantes del mundo y hoy, después del desayuno, podremos comprobar qué le hace tan especial mediante una visita panorámica por algunas de sus maravillas. Pasaremos por la enorme Piazza Venezia, donde se alza imponente el Monumento a Víctor Manuel II, el que fuera el primer rey de Italia tras el proceso de unificación. Este gran edificio de mármol blanco también tiene los sobrenombres de Altar de la Patria y "la Máquina de Escribir". Fue construido a principios del siglo XX y actualmente en su interior cuenta con un museo, mientras que fuera muestra la Tumba del Soldado Desconocido. Después nos acercaremos hasta el Coliseo, uno de los lugares más famosos del mundo: todos lo hemos visto mil veces aunque no hayamos estado delante. El Coliseo es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y, además, una de la Siete Maravillas del Mundo Moderno, título que comparte con la Gran Muralla China, el Cristo Redentor de Río de Janeiro, el Taj Mahal, Machu Picchu, Chichén Itzá y la ciudad de Petra, en Jordania. A continuación pasaremos por el lugar en el que se celebraban las carreras de cuadrigas, el Circo Máximo, y por el Arco de Constantino, ubicado entre el Coliseo y la Colina del Palatino.

Lo siguiente que haremos será almorzar y, después, podremos disfrutar de tiempo libre por el resto del día. Eso sí, quien lo desee podrá apuntarse a una actividad opcional con tres experiencias. La primera nos llevará al interior del Coliseo, este "estadio" del siglo I que conserva su graderío y muchos de los espacios que se utilizaban para los espectáculos. No será difícil que nos imaginemos cómo sería el ambiente del lugar en los días de las luchas de gladiadores. Después visitaremos una de las obras más célebres de Miguel Ángel, el Moisés. Esta obra maestra de la escultura, elaborada en mármol blanco, está en la Iglesia de San Pietro in Vincoli. El artista la esculpió por encargo del Papa Julio II y tardó dos años, entre 1513 y 1515, en acabarla. La tercera visita nos llevará a Santa María la Mayor, un maravilloso templo que reúne diferentes estilos arquitectónicos, ya que ha sufrido múltiples remodelaciones a lo largo de su historia. Hoy es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y para muchos es la más bella de las cuatro basílicas patriarcales de Roma, un conjunto formado por la que hemos visitado más las de San Pedro del Vaticano, San Juan de Letrán y San Pablo Extramuros.

Al final del día regresaremos al hotel. Allí podremos saciar nuestro apetito con una buena cena y marcharnos a dormir.

Día 13: Roma. Día libre en una de las ciudades más bellas del mundo

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Estamos en Roma, la Ciudad Eterna, y hoy, después del desayuno, tenemos todo el día libre para disfrutarla como prefiramos. Sin embargo, quien quiera profundizar en la experiencia que ofrece la capital italiana tiene a su disposición dos actividades opcionales. En la primera recorreremos los Museos Vaticanos y el interior de la Basílica de San Pedro. Los primeros son una serie de museos, considerados entre los mejores del mundo, que atesoran miles de obras de arte de periodos y culturas muy diferentes, como el Antiguo Egipto, el Imperio Romano, la India, el Tíbet o el África subsahariana. El final de la visita guarda lo mejor: la Capilla Sixtina, la obra cumbre de la pintura de Miguel Ángel, un lugar que no nos dejará indiferentes.

La otra visita nos llevará al interior de la Basílica de San Pedro, el templo más importante del catolicismo, donde da misa el Santo Pontífice y están enterrados todos los papas. Además, atesora obras de arte de enorme importancia, como La Piedad de Miguel Ángel o la estatua de San Pedro, el primer papa de la historia, sentado en su trono. La basílica es inmensa: para hacernos una idea, hay que decir que caben 20.000 fieles y las medidas de la nave central son titánicas, nada menos que 200 metros de largo y 46 de alto, mientras que la cúpula del exterior alcanza los 136 metros de altura.

La segunda actividad que se puede contratar es un precioso recorrido por las fuentes y las plazas más emblemáticas de la Roma Barroca. Incluye la Piazza Navona, presidida por la Fuente de los Cuatro Ríos, o la mundialmente conocida Fontana de Trevi. Un paseo lleno de misterio, belleza y romanticismo. Imperdible. Al final de la jornada regresaremos a nuestro alojamiento. Allí podremos retirarnos a descansar.

Día 14: Roma – España. Es la hora de volver a casa

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Nuestro maravilloso viaje por Italia, ¡la hermosa Italia!, se acaba. Tenemos que decirle adiós a sus paisajes y a sus ciudades llenas de obras de arte y patrimonio histórico. Volvemos a casa, pero antes podremos degustar el último desayuno en el hotel de la Ciudad Eterna y volver a sentir su ambiente durante un rato, hasta que, llegada la hora indicada, nos lleven al aeropuerto para tomar un vuelo con destino a España. Atrás queda la hermosa Italia. ¡Ciao!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Grand Hotel Bristol
Stresa, Italia

Grand Hotel Bristol

Ramada Plaza Milano
Milán, Italia

Ramada Plaza Milano

Demidoff Country Resort
Pratolino, Italia

Demidoff Country Resort

Hilton Garden Inn Milan North
Milán, Italia

Hilton Garden Inn Milan North

NH Milano Concordia
Sesto San Giovanni, Italia

NH Milano Concordia

NH Lecco Pontevecchio
Lecco, Italia

NH Lecco Pontevecchio

Four Points By Sheraton Siena
Siena, Italia

Four Points By Sheraton Siena