Viaje a Italia: Circuito Sicilia con Islas Eolias (Salidas desde Castilla y Leon)

Duración 8 día/s, 7 noche/s
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
Circuito: Sicilia con Islas Eolias (Salidas desde Castilla y Leon)
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Historia, arte, gastronomía, riqueza arquitectónica, belleza paisajista… Todo esto y mucho más nos espera en Sicilia.

¿Cuántas veces hemos soñado con viajar a Sicilia? La espera termina aquí. Nos aguarda un destino cargado de emociones, de ciudades rebosantes de historia y de paisajes que aparentan postales. Conoceremos urbes tan peculiares como Catania, una auténtica joya barroca que nos dejará ensimismados; o Palermo, capital de la isla y cuyo interior guarda espectaculares tesoros. Profundizaremos en la historia de este emplazamiento en sitios tan interesantes como Siracusa, la isla de Ortigia o Segesta, entre otros. Una de las experiencias más memorables será el recorrido que haremos surcando las aguas del mar Tirreno con el objetivo de conocer el paradisíaco archipiélago de las islas Eolias. Durante todo el viaje nos acompañará la rica y variada gastronomía siciliana que logrará deleitar a todo tipo de paladar. ¿Quién se suma a esta aventura?

Itinerario

Día 1: Castlla y León – Catania – Región de Taormina. El día más esperado

RÉGIMEN Cena
Transporte Vuelo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Catania
ALOJAMIENTO Hotel

Ha llegado ese día tan esperado… ¡las vacaciones! El destino elegido para escapar de la rutina y volver a casa con las pilas bien cargadas ha sido Sicilia, una maravillosa isla italiana popular por sus paisajes, sus playas, sus ciudades y su pasado histórico.

Nos presentamos en el aeropuerto dos horas antes del vuelo con la intención de realizar los trámites burocráticos con calma y empezar con buen pie nuestro viaje. Una vez acomodados el asiento del avión repasamos en los principales puntos de interés de esta fascinante isla y marcamos con un lápiz todo lo que queremos visitar.

Sin prácticamente darnos cuenta aterrizamos en Sicilia. Nuestra primera toma de contacto con este enclave italiano será en Catania, una antigua ciudad portuaria situada bajo el monte Etna, considerado uno de los volcanes más altos de Europa y que todavía a día de hoy sigue en activo. Nada más llegar nos sumergiremos en un tour panorámico que nos descubrirá las joyas arquitectónicas que descansan en este lugar, siendo la Catedral de Santa Águeda uno de sus monumentos más destacados.

Este recinto religioso ha sido reconstruido varias veces, ya que ha sido víctima de distintos terremotos y de las erupciones del Etna. Originalmente se construyó sobre las ruinas de unos antiguos baños termales romanos, en concreto entre los años 1078 y 1093 por orden del conde Roger I de Sicilia.

La Fuente del Elefante es otra de las construcciones que contemplaremos. Erigida en medio de la Plaza del Duomo, su elemento principal es el elefante negro construido con piedra volcánica y coronado un obelisco egipcio que sobresale de su lomo. Este es sin duda uno de los emblemas de Catania y nosotros podremos verlo en persona.

Otra de las impactantes edificaciones de la ciudad es el Anfiteatro romano. En pleno centro de la Plaza Stesicoro encontraremos este tesoro arquitectónico que en su momento pudo acoger hasta 15000 espectadores. Hasta la primera década del siglo XX la plaza ocultaba estos restos, pero en el año 1904 este monumento volvió a ver la luz del día.

Tras esta primera toma de contacto con la historia de Sicilia nos trasladaremos hasta nuestro hotel ubicado en la región de Taormina dispuestos a degustar una deliciosa cena y disfrutar de un placentero sueño.

Día 2: Región de Taormina – Islas Eolias – Región de Taormina. El paraíso de las islas Eolias

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Nos espera una aventura única por las aguas del mar Tirreno. Por la mañana saldremos hacia la localidad costera de Milazzo y lo haremos bordeando el estrecho de Mesina, que separa la isla de Sicilia de la Italia Peninsular. Al llegar a nuestro destino nos subiremos a un barco con el que haremos una agradable ruta por archipiélago de las Islas Eolias, formado por Lipari, Alicudi, Filicudi, Panarea, Salina, Stromboli y Vulcano, siete maravillosos islotes que forman un paraíso natural que merece la pena conocer.

Desembarcaremos en la isla más grande, más poblada y también capital del archipiélago: Lipari. Al pisar tierra haremos un recorrido a pie por su acrópolis amurallada que se alza en medio de dos ensenadas conocidas como Marina Larga y Marina Corta. Esta fortificación está presidida por la Catedral de San Bartolomé, construida en el año 1080 por el Rey normando Roger I.

Su última reforma se llevó a cabo en el siglo XVIII y en su interior veremos una estatua de plata que representa a San Bartolomé, patrón de la isla. Haremos un alto en el Parque Arqueológico de Contrada Diana, que alberga numerosas tumbas grecorromanas y que todavía conserva restos de las viviendas. Tras estas dos visitas guiadas tendremos tiempo libre para callejear por Vía Garibaldi repleta de curiosos comercios de cerámica típica, y otros gastronómicos de alcaparras y vino malvasía de Salina.

Volveremos a subirnos al barco para seguir deleitando a nuestras pupilas con los maravillosos paisajes de este archipiélago. Recorreremos los puntos más bonitos que rodean Lipari, pero también la isla de Vulcano, donde volveremos a desembarcar para conocer sus perlas más populares.

Tendremos tiempo libre para explorar con calma este territorio volcánico cuyas laderas están teñidas por cristales amarillos de azufre y fragmentos de piedra obsidiana y que conducen hasta los baños terapéuticos de barro caliente, uno de sus mayores atractivos.

La jornada terminará regresando a Milazzo, donde nos estará esperando el autobús que nos llevará de veulta hasta nuestro hotel.

Día 3: Reg. de Taormina – Etna – Taormina – Región de Taormina. Un fascinante monumento natural

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Las emociones continúan en esta jornada. El monte Etna, de 3345 metros de alto, se exhibe de manera imponente a medida que nos vamos acercando. Este volcán en activo provoca incertidumbre ante los lugareños, ya que nunca saben cuándo entrará en erupción. No obstante, esta vacilación contrasta con la bella estampa que ofrece para las pupilas, pues se muestra suntuoso y sereno ante todo aquél que lo contempla.

Hoy tendremos la oportunidad de conocer de cerca este enorme volcán y lo haremos a unos 1800 metros de altura, lugar en el que se encuentra el Refugio Sapienza y desde donde podremos ser testigos de la belleza de sus cráteres apagados. Son realmente sorprendentes, así que conviene que tengamos la cámara fotográfica bien localizada para poder capturar esta espléndida imagen.

Tras esta excursión, que haremos a nuestro aire, nos dirigiremos hacia una casa rural donde podremos reponer fuerzas con un gustoso almuerzo de vino y productos típicos. Una vez cargadas las pilas volveremos a ponernos en marcha y esta vez será dirección a Taormina, una pintoresca localidad ubicada en lo alto del monte Tauro.

Al llegar a nuestro destino podemos aprovechar el tiempo libre del que disponemos para ir de shopping. Y es que esta ciudad costera está repleta de boutiques en las que encontrar algún bonito recuerdo. Encontraremos tiendas de todo tipo, desde souvenirs hasta tiendas de cerámica, de joyas o de prendas exclusivas. De hecho, los escaparates de Taormina siempre suelen estar a la última en cuanto a tendencias.

Otra posibilidad es recorrer su entramado de calles y visitar sus puntos más atractivos, como es el Teatro Griego, espectacular anfiteatro que cuenta con una privilegiada ubicación y desde donde tendremos una panorámica inigualable del monte Etna y del mar Jónico.

Día 4: Región de Taormina – Siracusa. El glorioso pasado de Sicilia

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Zona arqueológica de Siracussa
ALOJAMIENTO Hotel

Siracusa nos atrapará justo en el instante en que la pisemos. Esta preciosa localidad situada en la costa jónica de Sicilia es conocida por sus antiguas ruinas. Un guía local nos contará la historia de este enclave en el Parque Arqueológico de Neápolis, un yacimiento en el que tendremos la sensación de haber retrocedido en el tiempo. El espectacular Teatro Griego, modificado por los romanos para adaptarlo a la tipología de los teatros romanos, dedicados sobre todo a espectáculos circenses. Originalmente contaba con una escalinata de 67 filas, aunque actualmente solo se conservan 46.

El Anfiteatro romano es otra de las maravillas de Neápolis. Con forma elíptica este monumento cuenta con dos pórticos que antiguamente servían para dar paso a los gladiadores y a las fieras. A pesar de que actualmente la vegetación se ha apoderado de la construcción, resulta fácil imaginarse cómo debían ser los combates en este punto histórico.

Muy cerca están las Latomias, canteras de donde se extraía la piedra y que posteriormente se utilizaron como prisiones. La más famosa es la Oreja de Dionisio, con una impresionante acústica. De hecho, la leyenda relata que Dionisio la utilizaba para retener a las personas que no estaban de acuerdo con las normas sociales y que gracias al buen sonido de estas cavernas podía espiar los secretos de los cautivos.

Después disfrutaremos del tiempo libre en la isla de Ortigia, unida a tierra firme por un puente. Este emplazamiento ofrece al visitante la posibilidad de contemplar los restos de su glorioso pasado salpicado por toda la localidad. Las ruinas del Templo Apolo emergen nada más entrar en esta localidad y la amplitud del espacio que ocupa da una idea de la grandeza que debía tener en su momento. A pesar de que son pocas las partes que se mantienen en pie, todavía se pueden apreciar las columnas dóricas que lo componían.

La sinuosa calle Piherali nos conducirá hasta la Fuente de Aretusa, antiguamente principal suministro de agua de la ciudad y cuya inspiración mitológica provoca que sea punto de reunión de turistas sedientos de curiosidades. La leyenda relata que la diosa Artemisa convirtió a la hermosa ninfa en un manantial para ayudarla a escapar del acoso de Alfeo, dios del océano. Loco de amor, este personaje se convirtió en río para fundirse con las aguas de su amada.

Después de esta intensa jornada regresaremos a nuestro hotel de la región de Catania para reponer fuerzas.

Día 5: Siracusa – Ragusa – Noto - Agrigento. Una tríada de bellezas.

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Valle de los Templos
ALOJAMIENTO Hotel

Sicilia nos parece una isla excepcional y este viaje está resultando ser una experiencia enriquecedora. Por la mañana salimos hacia Noto, una pequeña población del sureste de Sicilia de aproximadamente unos 25 mil habitantes. Esta pequeña joya en el año 1693 fue víctima de un seísmo que la dejó totalmente saqueada, por lo que tuvo que reconstruirse prácticamente entera. Su resultado fue tan extraordinario que la UNESCO la incluyó en su lista de Patrimonio de la Humanidad. En su parte más antigua encontramos vestigios de la muralla, mientras que la nueva sorprende con sus edificios barrocos y amplias calles. Podremos conocer este maravilloso enclave a nuestro aire, sin prisas y disfrutando de cada uno de los detalles con los que nos topemos.

Continuaremos hacia Ragusa, también declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 2002. Construida entre laderas y barrancos de los Montes Ibleos, este emplazamiento también sufrió los daños del terremoto del año 1693 y actualmente se muestra brillante ante el turista que decide conocerla. Tendremos tiempo libre para conocerla a fondo, aunque entre las recomendaciones está la Catedral de San Giorgio, construida en el año 1738 por el arquitecto Rosario Gagliardi o el Palacio Zacco, compuesto por columnas corintias y balcones de hierro forjado.

Por la tarde llegaremos a Agrigento con la intención de conocer de cerca la historia que impregna el Valle de los Templos, un yacimiento arqueológico que posee un gran conjunto de edificios griegos en muy buen estado de conservación. Esta ciudad antigua fue descrita por el poeta Píndaro como “la más hermosa de las ciudades mortales”, una premisa que podremos comprobar nosotros mismos a imaginarnos cómo debía ser el día a día de este enclave siglos atrás. Entre las construcciones más afamadas están la del Templo de la Concordia, del siglo V a. C; o el Templo de Zeus Olímpico, del año 480 a.C.

Día 6: Agrigento – Cefalú – Palermo. Rumbo a la capital

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Sicilia tiene mucho por ver. Hoy nos despediremos de Agrigento para saludar a Palermo, la capital y ciudad más poblada de este territorio. Por la mañana salimos en una ruta que nos llevará por el interior de la isla y que nos mostrará la variedad paisajística de esta isla. Durante el trayecto haremos un alto en Cefalú, antigua ciudad compuesta por un entramado de estrechas callejuelas que podremos recorrer a nuestro aire.

Para no perdernos los imprescindibles de esta localidad, conviene saber que su Catedral es una auténtica obra de arte digna de conocer. Construida en el año 1131 por órdenes del Rey Rogelio II, quien, según cuenta la leyenda, quiso alzarla porque un día de tormenta en el que él se encontraba en el mar, desembarcó milagrosamente en este punto siciliano. De estilo normando, de este recinto religioso sobresalen dos imponentes torres que le dan una apariencia más de fortaleza que de iglesia.

Otro de los atractivos de esta urbe es el Lavatoio Medievale, un preciso lugar que nos permitirá imaginar cómo debía ser el día a día en este recinto en el que acudían las mujeres para lavar la ropa.

Las emociones continuarán nada más llegar a Palermo, donde pasaremos la noche. Tras degustar un exquisito almuerzo nos sumaremos a un tour panorámico con el que haremos un interesante recorrido por la ciudad. Las encantadoras callejuelas nos conducirán hasta auténticas perlas arquitectónicas.

La Capilla Palatina es una de ellas. Con sus mosaicos de escenas bíblicas, este centro religioso fue el oratorio de la Familia Real de los reyes normandos de Sicilia y fue el Rey Roger II quien encargó construirla en el año 1132.

Otro de los monumentos destacados es la Catedral de Palermo, recinto en cuya arquitectura se aprecia la influencia de las diferentes culturas que han pasado por la isla y que desde el año 2915 forma parte del Circuito Árabe – Normando de Sicilia con el que la UNESCO ha reconocido un conjunto de monumentos de este territorio.

Día 7: Palermo – Monreale – Segesta – Erice – Palermo. Lugares con encanto

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Catedral de Monreale
ALOJAMIENTO Hotel

Último día completo en Sicilia y estamos dispuestos a aprovechar el tiempo al máximo. Empezaremos la ruta por Monreale, encantadora localidad en la que descansa una gran joya arquitectónica: la Catedral. Este monumento tiene un imponente claustro compuesto por 228 columnas rematadas por arcos de clara influencia árabe. El recinto data del año 1174 y además cuenta con espectaculares mosaicos plasmados en sus paredes que recrean episodios del antiguo y nuevo testamento. Visitar este punto de Monreale no solo nos dará una lección de historia del arte, sino que también nos maravillará con su imponente belleza.

Continuaremos hasta Segesta, uno de los centros arquitectónicos más interesantes de la isla. Se trata de un yacimiento en el que nos toparemos con espectaculares ruinas. Se dice que en la Edad de Bronce fue el asentamiento de los étimos, pueblo indígena de Sicilia, pero después pasó a manos de los griegos y, posteriormente, de los romanos. El Templo es uno de sus mayores atractivos. Rodeado de una tupida vegetación, este monumento del siglo V a.C todavía mantiene 36 columnas dóricas, por lo que se considera que es uno de los recintos mejor conservados de la arquitectura dórica griega. El Teatro de Segesta también nos cautivará al igual que las otras ruinas con las que nos iremos topando a lo largo de nuestro recorrido.

El último alto del día lo haremos en Erice, una encantadora ciudad medieval de estrechas calles adoquinadas y que antiguamente fue hogar de los étimos. Se encuentra en la cima de una colina, aproximadamente de 750 metros de altura, y las vistas que se tienen desde este punto siciliano son una auténtica maravilla. Tras conocer sus puntos más significativos regresaremos a Palermo, donde pasaremos la última noche en este vibrante territorio.

Día 8: Palermo – Castilla y León. ¡Arrivederci Sicilia!

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Nos quedan solo unas horas en Sicilia, así que vamos a aprovechar el tiempo al máximo. Si nos apetece visitar alguno de los monumentos de Palermo ahora es el momento de hacerlo. También podemos dedicarnos algunos regalos para nuestros familiares o simplemente recuerdos para nosotros.

Eso sí, a la hora indicada tendremos que estar preparados para ir al aeropuerto, donde nos estará esperando un vuelo rumbo a España. Con una mochila cargada de vivencias y con la canción Waltz de Nino Rota en nuestra mente nos despedimos de la fascinante y bella Italia. ¡Arrivederci!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Categoría Estándar

Jolly Aretusa Palace
Siracusa, Italia

Jolly Aretusa Palace

Colleverde Country House
Urbino, Italia

Colleverde Country House

Capo dei Greci Taormina Coast - Resort Hotel & SPA
Sant'Alessio Siculo, Italia

Capo dei Greci Taormina Coast - Resort Hotel & SPA