Viaje a Italia: Circuito Toscana (Pisa- Florencia)

Duración 8 día/s, 7 noche/s
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
Circuito: Toscana (Pisa- Florencia)
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
La Toscana y Emilia Romaña, dos regiones italianas rebosantes de perlas y de riqueza arquitectónica.

La parte más campestre de la Toscana nos espera en enclaves tan fascinantes como Monteriggioni, San Gimignano o Castellina in Chianti, lugares que no solo nos atraparán por la belleza que desprenden sino también por su exquisita cultura vinícola. En las principales ciudades de esta región italiana seremos testigos de la belleza arquitectónica que lucen algunos edificios como el Duomo de Santa María del Fiore o el Baptisterio de San Juan, en Florencia; así como la peculiar Torre de Pisa o la coqueta Plaza del Campo de Siena. El territorio de Emilia Romaña también nos mostrará dos de sus mayores tesoros: Rávena y Bolonia, dos ciudades que nos atraparán al instante.

Itinerario

Día 1: Aeropuerto de Castilla León – Pisa – Luca – Reg.Costa Toscana. ¡Hola Italia!

RÉGIMEN Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Transporte Vuelo
Visitas Panorámica de Lucca
ALOJAMIENTO Hotel

Conocer un nuevo destino siempre es emocionante. Estamos expectantes ante este viaje por tierras italianas así que, maletas en mano, nos dirigimos hacia el aeropuerto dispuestos a emprender una gran aventura. Tras realizar los trámites burocráticos pertinentes nos acomodamos en el asiento del avión y disfrutamos del vuelo hasta llegar a Pisa.

Nada más aterrizar nos dirigiremos hacia Lucca, una encantadora urbe de la Toscana también conocida como “la ciudad de las 100 torres y las 100 iglesias”. Cuna del compositor Giacomo Puccini y refugio de Dante Alighieri durante su exilio (autor del libro de poesía La Divina Comedia), esta localidad encierra en su interior infinitas perlas históricas que vamos a descubrir con una interesante visita panorámica.

Lucca es popular por ser una ciudad que mantiene intacta su muralla medieval que envuelve y parece proteger el casco histórico de la localidad, donde nos toparemos con majestuosas iglesias, imponentes campanarios, palacios renacentistas y monumentos tan característicos como el Duomo di San Martino, catedral construida en el siglo XI, de estilo románico y gótico y cuyos muros están repletos de detalles.

El interior de este edificio religioso protege el Volto Santo, un crucifijo de madera de la Santa Faz envuelto en una gran leyenda. Se trata de una figura de Jesús crucificado y, según cuentan, fue esculpida por Nicodemo, una de las personas que ayudaron a bajar a Jesucristo de la cruz. Este tallista se quedó dormido mientras trabajaba en la estatuita y cuando despertó el rostro de El Mesías estaba tallado con todo tipo de detalle. Nicodemo le encargó a Isacar que ocultara la figura y éste la colocó en un barco que milagrosamente llegó hasta Lucca.

El tour también nos llevará hasta la Via San Giovanni, una histórica calle de anticuarios; pero también veremos la Plaza de Napoleón, donde cada verano se reúnen artistas de todo el mundo, y la bella plaza del Anfiteatro, de forma elíptica construida sobre las ruinas del antiguo anfiteatro romano.

Día 2: Reg. Costa Toscana – Vinci – Pistoia – Pisa- Rg. Costa Toscana. Esenciales de la Toscana

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Empezamos la mañana con una ruta por carretera que nos llevará hasta Vincci, ciudad natal de Leonardo da Vinci, en el corazón de la Toscana, solo a unos pocos kilómetros de Florencia. El trayecto nos regalará asombrosas estampas del precioso paisaje toscano, así que conviene tener los ojos bien abiertos para no perder detalle. Al llegar a esta localidad conoceremos la casa natal del genio del Renacimiento conocido a nivel mundial.

Se trata de una vivienda pequeña de tres salas escondida entre olivos. La tecnología moderna ha permitido que Leonardo renazca con un holograma que le da voz y mira al pasado para hablar de sus estudios y proyectos. Al lado de su casa hay otro recinto dedicado a su cuadro más famoso: La Última Cena. Seguiremos conociendo más de cerca a este genio en el Museo Leonardo, donde podremos revisar sus estudios.

Pistoia será la próxima parada. Se trata de una ciudad de poca afluencia turística, por lo que en sus calles se percibe un ambiente tranquilo y agradable. Al llegar a este enclave podremos almorzar y embarcarnos en una fascinante visita panorámica que nos enseñará sus puntos más significativos. También descubriremos hermosas plazas como la de San Francisco ubicada junto a la iglesia de su mismo nombre o la Piazza del Duomo, vértice en el que converge un importante conjunto de edificios religioso y políticos, siendo uno de los más destacados la Catedral di San Zeno, sede del obispo de Pistoia.

Esta localidad está llena de atractivos y es interesante saber que fue elegida Capital de la Cultura en Italia en el año 2017. A parte de maravillarnos con los fascinantes monumentos que conforman esta coqueta urbe, no podemos irnos de Pistoia sin antes haber probado su exquisita especialidad local: los dulces confetis.

Después continuaremos hacia Pisa, la ciudad de Galileo. Al llegar tendremos tiempo libre para conocer sus mayores atractivos como por ejemplo la Plaza de los Milagros, donde reposa el Duomo de Santa Maria Assunta, en la que se plasman diferentes estilos: el románico, el clásico, el musulmán y el bizantino. Esto se debe a que el arquitecto Buscheto quiso representar en el exterior de este recinto a todos los grupos que formaban parte de la comunidad civil y religiosa de la ciudad.

Otros elementos que encontraremos en la plaza son la Torre de Pisa, que en realidad es el campanario de la catedral de la ciudad. Este monumento inclinado, construido sobre el año 1173, es un icono de Italia y ha sido escenario de películas, como por ejemplo de “Superman 3”. El Baptisterio es otra de las construcciones que podremos ver. Está dedicado a San Juan Bautista, empezó a construirse en el año 1152 y sus dimensiones son sorprendentes.

Día 3: Reg. Costa Toscana – Volterra – Siena. Rumbo a Siena

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Siena
ALOJAMIENTO Hotel

Conviene que nos despertemos cargados de energía porque nos espera una larga jornada llena de momentos inolvidables. Para empezar, tras llenar nuestros estómagos con un exquisito desayuno tradicional, nos pondremos rumbo a Volterra, una auténtica joya de la arquitectura medieval ubicada en la provincia de Pisa y lugar en el que uno tiene la sensación de que el tiempo se para. Se considera que esta bellísima ciudad amurallada es un santuario arquitectónico y artístico de los distintos periodos etruscos, romanos, medievales y renacentistas. Su centro histórico todavía conserva vestigios de su pasado que se reflejan en sus calles, torres, palacios, plazas y casas, testimonios de sus más de 2.000 años de historia.

Siena será otra de las perlas que descubriremos hoy y lo haremos con una interesante visita panorámica. Esta urbe vivió su momento de máximo esplendor en el siglo XIII y nosotros veremos en vivo y en directo algunos de sus mayores tesoros. Su centro histórico medieval es un auténtico regalo para la vista y ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La plaza del Campo ocupa el corazón de la ciudad y su original apariencia en forma de abanico atrae a muchísimos visitantes, además de ser el lugar en el que se alza el Ayuntamiento, más conocido como el Palacio Comunal, un majestuoso recinto del siglo XIV de estilo gótico dominado por la imponente Torre del Mangia, el campanario más alto de la ciudad con unos 102 metros de alto. La Catedral es otro de los atractivos de Siena incluido en la lista de la UNESCO. Es un gran ejemplo del gótico italiano que destaca por la belleza de su mármol blanco, sus altos techos y sus columnas interiores.

Siena es hermosa tanto de día como de noche y nosotros seremos testigo de ello, ya que será en esta encantadora localidad de la Toscana donde pasaremos la noche.

Día 4: Siena – Pienza – Montepulciano – Arezzo – Siena. Lugares de película

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Despertar en Siena es una sensación maravillosa. Por la mañana saldremos hacia Pienza, joya urbanística por excelencia del sur de la Toscana. Este territorio nos cautivará nada más pisar su terreno, ya que se considera que es uno de los pueblos más bellos de toda la región. Fue el Papa Eneas Silvio Piccolomini, más conocido como Pío II, quién en el siglo XV mandó a reconstruir su localidad natal para convertirla en la ciudad renacentista ideal.

Atravesada por el Corso Rosellino, su calle principal, esta vía va dejando atrás a numerosas construcciones emblemáticas como por ejemplo la Iglesia San Francesco, de estilo gótico y que data del siglo XIII; la Piazza Pio II, plaza que con un diseño trapezoidal alberga el Duomo, edificio neoclásico de tres niveles y amplios ventanales diseñado por el arquitecto Bernardo Rossellino; el Palazzo Publico, con una planta baja porticada donde actualmente se encuentra la oficina de Turismo; y el Palazzo Piccolomini, con su bonito jardín frente al valle de Orcia.

Tendremos tiempo libre para perdernos por esta popular vía y sorprendernos con los monumentos que se encuentran a su alrededor. Lo mejor de todo es que durante todo el recorrido deleitará nuestro olfato el agradable aroma del queso Pecorino, producto estrella de la región que no debemos dejar de probar.

El tour proseguirá hasta llegar a Montepulciano, una encantadora localidad a la que llegaremos atravesando las tierras donde se produce el vino nobile. El camino nos regalará una estampa típica de la Toscana, siendo los viñedos los protagonistas. Nuestro destino se encuentra entre los valles Val di Chiara y Val d’Orcia y su aspecto es medieval, aunque también posee edificios renacentistas.

Tendremos tiempo libre para explorar este encantador pueblo con un centro histórico que se desarrolla en torno a la vibrante Piazza Grande y que alcanzó su mayor esplendor entre los siglos XIV y XVI. Seguro que este entorno les resulta muy familiar a los fanáticos de la saga de Crepúsculo, ya que fue escenario de la película “Luna Nueva”.

Pasaremos de este hermoso decorado a otro plató cinematográfico. Se trata de Arezzo, cuna de personajes históricos como del arquitecto, pintor y escritor Giorgio Vasari o del humorista Francesco Petrarca. En esta hermosa ciudad tendremos tiempo libre para descubrir sus rincones más atractivos a nuestro aire, pero para no perder detalle también nos sumaremos a una visita panorámica que nos enseñará los mayores atractivos de esta localidad.

Seguro que cuando tengamos la majestuosa Piazza Grande ante nuestros ojos nos acordaremos del encantador film de “La Vida es Bella”, ya que aparece como telón de fondo en varias escenas. Conoceremos también lugares tan destacados como el Palazzo della Fraternita, de estilo gótico, y cuya construcción empezó en el año 1375 pero no terminó hasta el 1550; la iglesia de Santa Maria della Pieve, una auténtica joya que sorprende por su precioso retablo de la virgen y los impresionantes frescos, entre otros.

Por la noche regresaremos hasta la pintoresca ciudad medieval de Siena, donde pasaremos la noche y repondremos fuerzas con una exquisita cena tradicional. ¿A quién le apetece un sabroso plato de pasta?

Día 5: Siena – Monteriggioni – San Gimignano – Castellina in Chianti – Ruta 222 – Reg. De la Toscana. Un día entre viñedos

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

La Toscana tiene alma gastronómica gracias a los deliciosos vinos que se elaboran en esta región de Italia repleta de viñedos y que representan el paisaje más rural del país. Hoy podremos conocer de cerca este bello paisaje en una ruta que nos enseñará la parte más campestre de este territorio.

Saldremos rumbo a Monteriggioni, una preciosa fortificación medieval construida entre los años 1213 y 1219 y que todavía a día de hoy conserva sus muros y 14 torres. Este enclave nos seducirá gracias a sus peculiares construcciones, entre las que destaca la iglesia románica de Santa María de la Asunción, construida en el siglo XIII. Tendremos tiempo libre para explorar este enclave a nuestro aire, pasear por sus murallas y contemplar las excelentes vistas panorámicas de los verdes paisajes de la Toscana.

Continuaremos hasta San Gimignano, otro los sitios especiales de esta atractiva región y cuyos orígenes se remontan al siglo XII. Una de las características de este pueblo es que de las 58 torres que se construyeron en antaño, todavía se mantienen en pie 14, creando así un skyline medieval de lo más atractivo. A este pequeño pueblo lo protege una muralla que esconde estrechas calles peatonales y plazas llenas de actividad.

La tercera parada de la jornada será en Castellina in Chianti, localidad de origen etrusco y, al igual que las otras dos, situada encima de las colinas de Chianti. Su belleza es inigualable y la rodea un paisaje rural de tonalidades verdes. De hecho, este punto es popular por los exquisitos vinos que se elaboran en la zona, y nosotros tendremos el privilegio de probarlos mientras llenamos nuestro estómago con unos deliciosos embutidos.

El idílico paisaje italiano seguirá seduciéndonos a medida que recorramos la Ruta 222, también llamada Strada Chiantigiana. Este camino nos conducirá hasta Greve in Chianti, un remanso de tranquilidad situado en el corazón de la Toscana y donde podremos conocer de cerca las tradiciones y costumbres más arraigadas de los lugareños. Después regresaremos al hotel dispuestos a degustar una sabrosa cena y a disfrutar de un sueño reponedor.

Día 6: Reg. De la Toscana – Rávena – Bolonia – Reg. De la Toscana. La increíble Emilia Romaña

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Florencia
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buongiorno! ¿Preparados para cambiar de región? Esta mañana saldremos de la Toscana rumbo al noreste de Italia para conocer el área de Emilia Romaña. Aunque regresaremos tras descubrir las dos joyas principales de este territorio: Ravena y Boloña.

La primera de ellas es admirada por los coloridos mosaicos que adornan sus edificios, y podremos conocerlos a través de una visita panorámica. Sus atractivas plazas invitan a tomarse un café en ellas y monumentos como la Iglesia de San Vital son auténticas obras de arte bizantinas. El Mausoleo de Gala Placidia nos atrapará gracias a su peculiar construcción en forma de cruz y a sus maravillosos mosaicos que representan a los ocho apóstoles y figuras simbólicas de palomas bebiendo de unas vasijas.

Tras conocer los puntos más emblemáticos de Rávena pondremos rumbo a Bolonia, una preciosa ciudad histórica con un impoluto estado de conservación y a la que también se conoce como la Ciudad Roja por el color terracota del techo de sus fachadas. En esta atractiva urbe también haremos un tour panorámico que nos mostrará sus puntos más significativos, como por ejemplo la Universidad, de la que se cree que es la más antigua de Europa.

También conoceremos el Real Colegio de España, también llamado Real Colegio Mayor de San Clemente de los españoles. Este lugar está destinado a los varones hispanos y fue creado por el cardenal Gil Álvarez de Albornoz en el año 1364. Las dos torres inclinadas de Asinelli y Garisenda, las cuales deben su nombre a las familias que las mandaron a construir y que forman parte del skyline de Boloña.

Después de conocer estas dos perlas italianas de la región de Emilia Romaña, nos subiremos al autobús para regresar a la Toscana dispuestos a reponer fuerzas con una exquisita cena y a disfrutar de un agradable descanso.

Día 7: Re. De la Toscana – Florencia – Reg. De la Toscana. Florencia, una perla italiana

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Es nuestro último día entero por Italia. Hasta ahora hemos vivido experiencias memorables, pero quizás el broche de oro de este viaje sea el día de hoy. Vamos a conocer Florencia, la ciudad del arte. En primer lugar nos dirigiremos hacia San Miniato, una bella basílica situada en lo más alto de Florencia y dedicada al primer mártir de la ciudad. Esta bella construcción está considerada el mejor ejemplo de arquitectura románica de la Toscana.

Siguiendo en las alturas de Florencia llegaremos al Piazzale Michelangelo, el punto de observación más famoso de la ciudad por ser el sitio en el que se tienen las mejores vistas de la artística metrópolis. La visita panorámica por la ciudad nos mostrará sus puntos más destacados. La belleza del lugar no nos dejará indiferentes, por lo que conviene que tengamos la cámara fotográfica a mano para plasmar en todo momento los monumentos que más llamen nuestra atención.

El Duomo de Santa María de Fiore es una de estas obras que seducen a simple vista. Su maravillosa cúpula de color cobre diseñada por Filippo Brunelleschi se muestra imponente ante el turista y residente. Su diámetro de 45 metros contrasta con el campanario de Giotto, con una altura de 84 metros y bautizado con el nombre de su diseñador, formando así un conjunto arquitectónico de lo más atractivo.

El Baptisterio de San Juan enamora a simple vista por el color blanco puro de su fachada de mármol y sus populares Puertas del Paraíso. Es obra del escultor Lorenzo Ghiberti, quien representó en este conocido portón 10 escenas del Antiguo Testamento.

Uno de los iconos de la Toscana y también de Florencia es el Ponte Vecchio. Se considera uno de los más antiguos de Europa y nosotros tendremos la oportunidad de verlo con nuestros propios ojos. Sostenido sobre tres arcos y situado encima del río Arno, ésta es una de las imágenes más típicas y hermosas de Firenze.

La Piazza della Signoria es la plaza principal de la ciudad, siendo también el corazón de la vida social y lugar en el que descansa el Palazzo Vecchio, que acoge las oficinas del ayuntamiento y se presenta junto a un rico conjunto artístico de estatuas y fuentes.

Si bien estos son algunos de los puntos imprescindibles de Florencia, todavía hay muchísimos más para descubrir, aunque en este caso lo haremos por nuestra cuenta. Tendremos el resto del día libre para conocer los mercados de la ciudad, ideales para comprarnos un recuerdo típico. Una buena opción es visitar algunos tops florentinos, como por ejemplo la Galería de la Academia de Florencia, lugar en el que está expuesto “David”, la famosa obra de Miguel Ángel Buonarroti; o la Capilla de los Médici, creación del mismo artista y que se encuentra en la espectacular Basílica de San Lorenzo.

Despediremos la jornada por todo lo alto: con una deliciosa cena típica en la que degustaremos las especialidades de la Toscana. Conviene que vayamos a dormir pronto, ya que mañana deberemos subirnos a un vuelo que nos llevará de regreso a casa.

Día 8: Reg. de la Toscana – Pisa. ¡Ciao Italia!

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Transporte Vuelo

¿Cuántas veces habíamos soñado con viajar a la Toscana? Esta región de Italia nos ha regalado momentos únicos e irrepetibles. Hace ocho días que salimos de casa dispuestos a conocer los rincones más hermosos de esta zona de Italia. El tiempo se nos ha pasado más rápido de lo que imaginamos y hoy es el día en el que tendremos que regresar a nuestros hogares.

Con una mochila cargada de recuerdos nos subimos al vehículo que nos llevará hasta Pisa, rumbo al aeropuerto, donde tendremos que subirnos a un vuelo que nos trasladará hasta España. Italia siempre estará en nuestros corazones y estamos seguros de que en algún momento de nuestras vidas volveremos a reencontrarnos con este precioso país.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Categoría Estándar

Four Points By Sheraton Siena
Siena, Italia

Four Points By Sheraton Siena

Uappala Tuscany Resort
Calambrone, Italia

Uappala Tuscany Resort

Mercure Viareggio
Viareggio, Italia

Mercure Viareggio

Demidoff Country Resort
Pratolino, Italia

Demidoff Country Resort