Viaje a Noruega: Circuito Todo Fiordos

Duración 8 día/s, 7 noche/s
Desde 1.516 €
Ver disponibilidad
Desde 1.516 €
Ver disponibilidad

La opinión de nuestro guía

Arturo
¡Hola viajero! ¿Te gusta la naturaleza exuberante y los paisajes inolvidables? En caso de que sea así tengo una buena noticia para ti, podemos ofrecerte un una experiencia sin igual en lo que muchos consideran la última reserva natural de Europa.
Leer más
Arturo Guía especializado en Circuitos por Escandinavia
Vive una experiencia inolvidable en uno de los paisajes más espectaculares del mundo

Descubre todos los encantos de una de las regiones más espectaculares del mundo, los Fiordos noruegos. Nuestro sensacional recorrido arranca desde Oslo en dirección hacia la costa noruega bordeando el mayor lago del país, el Mjøsa, y los preciosos paisajes del Valle de Gudbrandsdal.

Itinerario

Día 1: España – Oslo: ¡Nos vamos al frío!

RÉGIMEN Alojamiento
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Oslo es naturaleza, es modernidad, es cultura... Nada menos que 40 museos alberga la capital de Noruega, de apenas 500.000 habitantes. Oslo es también conocida por ser la sede donde cada año se realiza la entrega del Premio Nobel de la Paz y la ciudad en la que el 99% de sus residentes afirma estar satisfecho con su calidad de vida y ello se debe principalmente a una combinación de elementos, el espectacular entorno natural en el que se enclava la ciudad, las numerosas zonas verdes que permiten la práctica de todo tipo de deportes, la oferta de ocio, cultural y gastronómica... No cabe duda, Oslo es la ciudad perfecta para vivir y nosotros vamos a descubrir sus rincones más emblemáticos.

Prepara el equipaje y sal al aeropuerto con tiempo suficiente. El vuelo se te hará corto y cuando menos te lo esperes, estarás ya en Oslo. Allí te estará esperando para trasladarte al hotel. Después tendrás tiempo libre para comenzar a descubrir la ciudad. Uno de los edificios icónicos del centro de Oslo es el Ayuntamiento, conocido mundialmente porque es la sede en la que cada año se hace entrega del Premio Nobel de la Paz. Se trata de un edificio muy sobrio del que sobresalen dos torres rectangulares cubiertas de ladrillos rojos.

En Oslo, no podemos dejar de visitar el edificio de la Ópera y Ballet, de 1.000 metros cuadrados y ganador del prestigioso premio de arquitectura Mies van der Rohe. Se trata de una construcción vanguardista con un diseño arquitectónico totalmente innovador, hecho de mármol y cristal. Se puede visitar el interior e incluso pasear sobre el tejado.

Un paseo por la calle principal de Oslo nos permitirá conocer algunos de los lugares más representativos, como el Palacio Real, construido entre los años 1823 y 1845 y con una curiosa estructura en forma de “C”. En la actualidad, es la residencia de los reyes de Noruega. También pasaremos por la catedral, conocida como la Iglesia de Nuestro Salvador, es de estilo barroco y fue construida en el siglo XVII. El Nationaltheatret y la fuente de Eidsvolls Plass, donde en invierno se practica patinaje sobre hielo, son otras dos visitas obligadas.

El Parque Vigeland, con las impresionantes esculturas del artista Gustav Vigeland, entre las que destaca el “Monolitten”, formado por 121 cuerpos humanos desnudos y enroscados, y la Galería Nacional, en la que podemos ver la versión más famosa del cuadro de Edvard Munch, “El Grito”, son también visitas destacadas. Después de este completo recorrido podrás regresar al hotel a descansar.

Día 2: Oslo – Alesund: Para empezar, el mayor lago de Noruega

RÉGIMEN Desayuno. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

¿Qué tal has dormido? esperemos que bien. Desayunas en el hotel y hasta la hora indicada donde nos embarcamos y emprendemos nuestra ruta hacia el lago Mjøsa, el mayor de Noruega y uno de los más profundos de Europa, que en su día, antes de la construcción de ferrocarriles, era una importante ruta de transporte. A lo largo del lago iremos viendo las pintorescas poblaciones que lo circundan.

Y continuando por el Valle de Gudbrandsdal llegaremos a Alesund, una ciudad levantada sobre siete islas, que se presenta ante nosotros como una postal, con sus pintorescos canales llenos de barquitos y sus fachadas pintadas de vivos colores. Y es que esta localidad sufrió un devastador incendio en 1904 que la destruyó prácticamente en su totalidad. La ciudad fue reconstruida siguiendo los cánones del Art Nouveau, el estilo arquitectónico de la época, famoso por sus torrecillas, agujas y ornamentación decorativa.

Para no perderse nada de la pintoresca Alesund hay que subir al mirador Fjellstua, que situado en lo alto del monte Aksa, ofrece unas vistas magníficas de la ciudad y el archipiélago. Es cierto que los casi 500 peldaños de escaleras pueden dar cierta pereza, pero la recompensa de la visión panorámica que vamos a obtener compensa el esfuerzo. Más adelante podrás cenar y descansar en el hotel.

Día 3: Alesund – Crucero por el Geiranger – Región de los fiordos: ¡Parece otro planeta!

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Transporte Ferry
ALOJAMIENTO Hotel

Desayunas contundentemente. Siguiendo nuestra ruta, hoy comenzaremos por los fiordos con un minicrucero por el Storfjord, uno de los más largos e importantes de Noruega, con 110 kilómetros de longitud, con un ramal destacado como el fiordo de Nordal. Seguiremos con un crucero por el Geiranger, incluido en la lista de lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

El Geiranger, considerado uno de los más bellos fiordos de Noruega, se extiende a lo largo de unos 15 kilómetros regalándonos picos nevados, vegetación, cascadas… Entre las que destacan las llamadas Velo Nupcial, la de las Siete Hermanas y la del Pretendiente. Dichos nombres se deben a la leyenda que circula por el lugar, según la cual, en el caso de la cascada de las Siete Hermanas todo empezó con un campesino que tenía siete hijas. Un joven que vivía al otro lado del fiordo quiso casarse con la más joven sin conseguirlo e intentó entonces lo mismo con otra de las hermanas y así sucesivamente con el resto. Al no poder conseguir a ninguna, el joven las quiso convertir en cascadas. La cascada de las Siete Hermanas se precipita al fiordo desde un saliente rocoso y se divide en siete columnas de agua.

Nuestra siguiente parada es en el Glaciar de Briksdal, situado en el Parque Nacional de Jostedalsbreen, donde daremos un paseo hasta llegar a la lengua del glaciar. El de Briksdal es un brazo del glaciar de Jostedal, el más grande de Europa Continental. El glaciar de Briksdal apenas tiene 6 kilómetros de longitud, pero desciende desde los 1.900 metros hasta los 350. Antes de comenzar una larga caminata podremos degustar un buen almuerzo. Al glaciar accederemos después de caminar a lo largo de dos kilómetros por un sendero con espectaculares vistas en el que a mitad de camino emerge una espectacular cascada. Luego nos mereceremos un descansa y una buena cena.

Día 4: Región de los Fiordos – Sognefjord - Bergen: El rey de los fiordos

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Ferry
Visitas Panorámica de Bergen Subida en funicular a la colina Floyfjellet
ALOJAMIENTO Hotel

Amaneces en plena naturaleza y lo primero que haces es desayunar. Pese a llevar ya unos días de viaje recorriendo el exuberante paisaje noruego y visitando los fiordos más importantes, cada nueva jornada nos sorprende con algo mejor. Y hoy es el turno del imponente Sognefjord, el más largo del país y el segundo más extenso del mundo. Con sus 204 kilómetros, sus paredes verticales dan testimonio del paso de una antigua lengua glaciar y, además, cuenta en su nacimiento con el glaciar Jostedal, el más largo de la Europa Continental. También es conocido como el Fiordo de los Sueños y lo conoceremos a través de un paseo en barco.

Desembarcaremos y proseguiremos el camino, atravesando el Valle de Voss hasta alcanzar Bergen. Fundada hace más de 900 años y rodeada por siete montañas, Bergen es una hermosa ciudad y una de las principales sedes de la Liga Hanseática, y fue durante cientos de años un próspero centro de comercio entre Noruega y el resto de Europa. Almorzarás y conocerás la ciudad a través de una visita panorámica.

Empecemos con un recorrido por Bryggen, el barrio más conocido de Bergen, una zona medieval que fue declarada Patrimonio de la Humanidad. El Museo Hanseático es uno de los imprescindibles si visitamos esta ciudad. Se trata del edificio más antiguo de todos los que se alzan en el muelle donde se recrea con todo lujo de detalles la vida de los hanseáticos de la época. Muy cerca se halla el Schotstuene, el lugar de reunión de los hanseáticos, donde podemos recorrer sus salones.

Otros edificios destacados de la ciudad, como la Torre Rosenkrantz o la Domkirke, también están en esta zona, así como el Mercado de Pescado, en el que podemos encontrar el famoso salón salvaje de Noruega y el cangrejo real, además de otros productos típicos de la zona, como fresas o manzanas cultivadas en los fiordos, pasando por embutidos de reno, alce o ballena.

Y para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, podremos subir hasta el Monte Floyen, a una altitud de 320 metros, en funicular. La vista, tanto de la ciudad como de los fiordos, desde allí es, sin duda, espectacular. Luego podremos cenar y descansar en el hotel.

Día 5: Bergen - Stavanger: Descanso o...¡más madera!

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Ferry
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar, tendremos la mañana libre para seguir enamorándonos de Bergen. Una de las actividades opcionales recomendadas en Bergen es visitar la Casa Museo del compositor Edvard Grieg; se encuentra en Troldhaugen, en una colina desde la que se divisa un enorme lago. El museo está compuesto por el edificio del mismo, la tumba del compositor y su casa, una villa en la que podemos ver las estancias tal y como estaban cuando en ella vivía y una sala presidida por su piano.

Más tarde, almorzaremos y realizaremos una salida por la Ruta Atlántica, atravesando los Fiordos de Bjöna y Bokna en ferry, las islas del Rennesoy y los túneles submarinos del Rennfast, uno de los más profundos de mundo, a 223 m por debajo del fondo y más de 5 kilómetros de longitud.

Acabaremos nuestra ruta en Stavanger, una ciudad universitaria que alberga un gran número de instituciones de educación superior e investigación. En 2008, Stavanger fue designada Capital Europea de la Cultura.

En 1969, el primer pozo petrolífero fue descubierto en Ekofisk, al sur del Mar del Norte, lo que convirtió a la Región de Stavanger en clave para la economía noruega. Hoy en día, Stavanger es la capital europea del petróleo y la energía así como la principal fuente de ingresos para los habitantes de la ciudad es el sector petrolífero.

El centro de la ciudad de Stavanger es muy compacto, lo cual hace fácil poder llegar a la mayoría de lugares de interés a pie. La ciudad vieja de Stavanger ofrece el asentamiento de casas de madera mejor conservado de Europa, que incluye más de 170 casas blancas. Aquí finalizará el día de hoy donde podremos cenar y descansar en el hotel.

Día 6: Stavanger (opcional al Fiordo de Lyse y Preikestolen): El impresionante Púlpito

RÉGIMEN Desayuno. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

La jornada de hoy va a ser una de las más emocionantes. Desayuna contundentemente en el hotel y después dará comienzo la visita. Luego podrás disfrutar de tiempo libre por esta localidad o realizar una de las excursiones más populares de Noruega: un paseo en barco por el fiordo de Lyse, continuando con un interesante paseo de montaña hacia el Preikestolen (o Púlpito), el escenario más característico de todos los fiordos.

La región de Stavanger presume de tener muchas atracciones naturales, entre las que destacan el Lysefjord, la playa de Sola y el mundialmente famoso Preikestolen (El Púlpito). El Preikestolen se encuentra a 604 metros sobre el nivel del mar. Se trata de un valle formado por un glaciar cubierto de agua salada, estrecho y bordeado por empinadas montañas que nacen bajo el nivel del mar. Es la atracción más visitada en el condado de Rogaland, y Lonely Planet la nombró una de las más espectaculares plataformas mirador del mundo.

Con la tarde libre en Stavanger, podemos visitar alguno de sus museos, como el Museo Noruego del Petróleo, que explora la industria del petróleo con sumergibles, una enorme perforadora y un tobogán de evacuación; el Museo de Bellas Artes de Stavanger y el Museo Noruego del Enlatado.

También merece una visita la catedral de Stavanger. Ubicada en el centro, se erigió en la época de la fundación de la ciudad en el siglo XII. Y para ir de compras, la calle ideal es Øvre Holmegate. Luego ya te estará esperando la cena y podrás descansar en el hotel.

Día 7: Stavanger - Oslo: Y hoy... ¡A la capital!

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Oslo
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy abandonamos la región de los fiordos, así que desayuna tranquilamente mientras te despides. Luego dedicaremos la primera parte del día a recorrer el sur de Noruega, donde nos maravillaremos con los hermosos paisajes que nos ofrece el trayecto hasta llegar a Oslo. Dedicaremos el resto del día a visitar la capital noruega.

Si bien a nuestra llegada tuvimos una primera toma de contacto con la ciudad, en la jornada de hoy podremos conocer más a fondo todo lo que no debemos perdernos y esto lo haremos a través de una visita panorámica de la urbe. Sorpréndete con el Parque Frogner y las esculturas realizadas por Gustav Vigeland en el siglo XX. La Fortaleza de Akershus será una de las paradas que haremos. Ubicada cerca del Ayuntamiento, el principal acceso al recinto es a través de la calle Kirkegata. Por el puente levadizo que cruza la calle Kongens gate se llega al Centro de Información de la Fortaleza, el Museo de la Resistencia y el Castillo de Akershus. En la plaza mayor de la fortaleza está el Monumento Nacional que conmemora las víctimas de la segunda guerra mundial. El Palacio Real es otro de los edificios que merece la pena ver, es la residencia oficial de los reyes. Fue construido en el siglo XIX, entre 1823 y 1848 y fue proyectado por el arquitecto Hans Linstow por orden de Carlos XIV Juan de Suecia, rey de Suecia y Noruega, que tras alcanzar el poder en 1818 quiso construirse un palacio en Oslo.

Por su parte, el Parlamento está construido en ladrillos. Es una combinación de varios estilos, incluidas inspiraciones de Francia e Italia. Un elemento característico del edificio es que el hemiciclo está situado en la sección semicircular de la parte delantera del edificio en lugar de en el centro

También hay que tener en cuenta durante nuestro recorrido el interesante Museo Vikingo en el que se exhiben los 3 barcos vikingos mejor conservados del mundo, elementos funerarios, carros y otros objetos que nos presentan la forma de vida de este legendario pueblo. Este museo se encuentra en la península de Bygdøy, una especie de isla donde hay varios museos más como el Folkemuseum, el Museo Fram y el Kon-Tiki. Luego cenaremos y descansaremos en el hotel.

Día 8: Oslo - España. Hasta siempre, Escandinavia

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Llega el momento de preparar el equipaje y regresar a España. A la hora convenida, debemos estar en el hotel, donde nos estará esperando un autobús que nos trasladará hacia el aeropuerto de Oslo, desde el que volaremos de vuelta a España.

Ahora bien, después de desayunar, contaremos con tiempo libre para hacer una última incursión en la capital noruega tomando las últimas fotografías o haciendo las últimas compras.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Scandic Stavanger City
Stavanger, Noruega

Scandic Stavanger City

Scandic Bergen City
Bergen, Noruega

Scandic Bergen City

Opiniones de nuestro guía
Arturo
- Arturo -
Guía especializado en Circuitos por Escandinavia

Un viaje por el hermoso país de Noruega donde veremos cascadas, ríos, montañas, glaciares, lagos, fiordos y mucho más. Noruega no solo es uno de los países más desarrollados y con mayor calidad de vida del mundo, sino también uno de los que cuentan con un mayor patrimonio natural y aún más importante: ¡estupendamente conservado! Quizás esto se deba a que el país tiene una de las densidades de población más bajas del mundo; la paz y la tranquilidad que se respira aquí se encuentra en muy pocos lugares.

Sus maravillas naturales como el Fiordo de los Sueños o el Púlpito son sin duda el plato fuerte de este viaje, pero no solo hay naturaleza en Noruega. Uno no puede visitar este país sin conocer y empaparse de su cultura e historia; los vikingos con su mitología y dioses, los exploradores polares o los Trolls son algunos de los motivos por los que no podemos dejar de visitar este increíble país que si bien se encuentra en la oscuridad casi total y con temperaturas casi polares durante el invierno, en primavera y verano nos recibirá con los brazos abiertos.

‌¿Aún te lo estás pensando? Nos vemos en los fiordos."