Viaje a Turquía: Circuito Estambul y Grecia Clásica

Duración 9 día/s, 8 noche/s
  • JUL
  • AGO
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
Completo
Circuito: Estambul y Grecia Clásica
DURACIÓN: 9 día/s, 8 noche/s
Completo
Siente el puro placer de viajar

Estambul, histórico y esencial punto de encuentro entre Asia y Europa; Atenas, cuna de la civilización moderna; Epidauro, Micenas, Olympia y Delfos, sitios arqueológicos de renombre mundial; Kalambaka y sus espectaculares Monasterios de Meteora… Este gran viaje te llevará por algunos de los enclaves más apasionantes y maravillosos de ese pedacito de cielo en la tierra llamado Mar Mediterráneo.

Itinerario

Día 1: España – Estambul. A caballo entre Europa y Asia.

RÉGIMEN Alojamiento
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

¡Por fin! Ha llegado el momento de iniciar nuestro viaje por Turquía y la Grecia clásica. Con las maletas hechas y llenas de expectación nos dirigiremos al aeropuerto, al menos dos horas antes de la hora prevista para la salida de nuestro vuelo, para coger un avión que nos llevará hasta Estambul. Allí nos estarán esperando para llevarnos a nuestro hotel.

Una vez que nos hayamos registrado tendremos tiempo libre hasta el final del día para empezar a explorar esta ciudad bañada por el estrecho del Bósforo y antigua capital del Imperio Bizantino. Aquella Constantinopla, hoy Estambul, vive a caballo entre Europa y Asia, entre las tendencias más vanguardistas y las más tradicionales. Al final de la jornada volveremos al hotel.

Día 2: Estambul. Ciudad y cruce de caminos.

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte FerryAutocar, minibús o van
Visitas Crucero por el Bósforo Panoramica de Estambul con visita al Bazar de las Especial y Santa Sofía
ALOJAMIENTO Hotel

En cuanto nos hayamos tomado el desayuno saldremos a descubrir Estambul con una visita panorámica que nos permitirá conocer de primera mano algunos de los enclaves más importantes de la ciudad. Enclaves como el famoso Bazar de las Especias, sin duda una de las mejores localizaciones de Estambul para comprar productos típicos como frutos secos, dulces o, por supuesto, especias. En pie desde el siglo XVII, este lugar destaca por su olor y color ya que si sus aromas son capaces de invadir el olfato, los colores naranjas, verdes, rojos o amarillos de sus mercancías pueden hacer lo propio con la vista. ¡Todo un festival para los sentidos!

El también conocido como Bazar Egipcio recibe ese nombre de la época en la que Estambul era punto final de la ruta de la seda y lugar de distribución de especias para toda Europa. Y es que esas especias llegaban a Estambul vía Egipto desde el Mediterráneo y procedentes del sudeste asiático. Su interés comercial también tuvo que ver con uno económico ya que se construyó al lado de la Nueva Mezquita con el fin de financiarla.

En nuestro recorrido también pararemos, como no podía ser de otra forma, en la majestuosa Santa Sofía. Este edificio, levantado en el año 537 por orden del emperador Justiniano y considerado el más grande e importante de la época bizantina, fue durante 916 años una iglesia para convertirse después, desde el día de la conquista de Estambul por el Imperio Otomano en 1453, durante varios siglos, hasta 1934, en una mezquita. Después, este lugar cuyo nombre significa ‘Santa Sabiduría’ pasaría a ser un museo. Fue Mustafá Kemal Ataturk, fundador de la República Turca, en febrero de 1935, quien tomó aquella decisión.

Conocida por su belleza y por la majestuosidad de su cúpula, Santa Sofía marcó un antes y un después en la historia de la arquitectura. De hecho, durante varios siglos fue la catedral más grande del mundo, hasta que la de Sevilla le arrebató el título. Nuestra visita continuará con un crucero por el Bósforo con el fin de contemplar las dos orillas de Estambul: la asiática y la europea, y por supuesto los famosos yales (casas de madera).

Después de la travesía tendremos tiempo para el almuerzo y para disfrutar la tarde a nuestro ritmo, hasta que llegue la hora de regresar al hotel para pasar la noche.

Día 3: Estambul – Atenas. Dejamos Turquía y llegamos a Grecia.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

El país de las casas blancas y las ventanas azules, el país del Partenón y uno de los más visitados de Europa vendrá hoy a nuestro encuentro. Tras el desayuno en nuestro hotel de Estambul iremos al aeropuerto de la ciudad para embarcarnos en un avión rumbo a Atenas, la capital del país y considerada como la cuna de la civilización moderna.

En un abrir y cerrar de ojos habremos cambiado de país y atravesado las agua que separan Turquía de Grecia. Cuando aterricemos en territorio griego estaremos en Atenas, su capital, y punto de partida de un recorrido por las maravillas de la Grecia clásica. Al llegar lo primero que haremos será dejarnos conducir a nuestro hotel para después iniciar nuestro descubrimiento de la ciudad helena a nuestro aire. Una ciudad en la que hay sitio para todo: para la cultura, para la historia y para el disfrute.

Cuando llegue la noche, tendremos que volver a nuestro hotel en el que podremos dormir y descansar.

Día 4: Atenas. Una ruta por los lugares más emblemáticos de la capital helena.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Acrópolis con entrada Panorámica de Atenas
ALOJAMIENTO Hotel

Tras haber cogido fuerzas con un rico desayuno en nuestro hotel arrancará una visita panorámica por Atenas que nos permitirá conocer en primera persona algunos de sus lugares más emblemáticos, entre los que no faltará por ejemplo la Plaza de la Constitución. También llamada Plaza Syntagma, ésta es considerada el epicentro de la capital griega donde una gran actividad comercial y social se da constantemente cita. Esta plaza es además un lugar histórico en la ciudad, ya que fue aquí donde en 1843 el pueblo exigió al rey Otón la redacción de una Carta Magna. La plaza está presidida por el imponente edificio del Parlamento griego frente al cual siempre hay dos Ezvini (dos guardias con uniforme tradicional) que custodian la tumba del soldado desconocido. La nota curiosa del lugar es que ese edificio que hoy representa el poder legislativo en Grecia fue construido como un palacio para el Rey Otón.

En nuestro recorrido también podremos observar la belleza de tres edificios que forman la conocida ‘Trilogía Neoclásica’ de Atenas. Se trata de la Universidad, la Biblioteca Nacional y la Academia. Cada una de esas instituciones ocupa un palacio neoclásico que data del siglo XIX. Todos ellos destacan por su belleza exterior, arquitectónica y paisajística, gracias a los jardines que los rodean, y por su riqueza interior, ya que acogen una amplia colección de piedras decorativas de alto valor.

Esta ‘Trilogía Neoclásica’ es actualmente el lugar en el que se da cita la vida intelectual de Atenas. No lejos de allí podremos también ver el Palacio Presidencial, ubicado en la calle Heredou Atticus, y construido en un principio con vocación de Palacio Real, también de estilo neoclásico.

Nos dirigiremos después hasta el Estadio Olímpico, construido en mármol y sede de los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, en 1896, para seguir a continuación hasta el Arco de Adriano, también hecho en mármol y en este caso del mismo que se usó para la construcción del Partenón (extraído del Monte Pentélico).

Más tarde llegará el momento de visitar la Acrópolis, donde se encuentran los restos arqueológicos más relevantes de Atenas. ¿La razón? Que este lugar fuera el elegido por los antiguos griegos para ubicar el núcleo de la ciudad. Tras entrar en la Acrópolis por la Puerta de los Propileos, podremos contemplar el templo de Atenea Niké, el de Erectión, con una tribuna mantenida por tres cariátides y, ¡cómo no!, el Partenón, la mayor joya de Atenas, su mejor símbolo y su construcción más famosa en todo el mundo.

Cuando terminemos nuestra visita panorámica tendremos tiempo libre hasta el final del día para seguir descubriendo Atenas en función de nuestros gustos, exigencias y apetencias. Las opciones son varias: pasear por sus calles y descubrir sus parques, sus avenidas comerciales y su gentío, hacer un poco de shopping y de tiendas de souvenirs o, por el contrario, relajarnos en nuestro hotel. Allí tendremos que ir de todas formas al final del día para pasar la noche.

Día 5: Atenas - Canal de Corinto - Epidauro - Micenas – Olympia. Visitas inolvidables en un día para el recuerdo

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Micenas con entradas Visita Epidauro
ALOJAMIENTO Hotel

Tras coger fuerzas con el desayuno en Atenas nos dispondremos a vivir una jornada rica en experiencias y trayectos. Tras dejar atrás la capital griega, dirigiremos nuestros pasos hasta el Canal de Corinto, una lengua de mar creada artificialmente a finales del siglo XIX con el fin de conectar el Mar Egeo con el Golfo de Corinto. El proyecto fue construido por el ingeniero húngaro István Türr aunque el boceto original llevaba la firma de Ferdinand de Lesseps, el mismo que diseñó los canales de Panamá, en América, y Suez, en Egipto.

Nuestra siguiente parada la haremos en Epidauro, una pequeña localidad griega en la que se aglutinan varias joyas de la arqueología. Entre ellas figura el Teatro de Epidauro que pese a haber sido construido en el siglo VI aún permite representaciones gracias a su buen estado de conservación. Durante esta visita a buen seguro que nos llamará la atención su magnífica acústica, que ha inspirado la construcción de diferentes teatros a lo largo de los siglos. Actualmente, el Teatro de Epidauro es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, y entre sus logros se apunta el de haber acogido una actuación de la magnífica Maria Callas.

En nuestro recorrido seguiremos después rumbo a Micenas, donde la UNESCO también declaró Patrimonio de la Humanidad el yacimiento arqueológico que aquí se encuentra. Una vez dentro, podremos contemplar las murallas de Micenas, conocidas como ciclópeas. ¿Por qué? Porque fueron construidas con bloques de piedra de tal tamaño que los pobladores de esta zona pensaron que sólo unos seres gigantes, tipo los cíclopes mitológicos, habrían podido transportar aquellas piezas. En Micenas también veremos obviamente su construcción más conocida, la Puerta de los Leones, con un dintel de más de 20 toneladas de peso. Asimismo, nos acercaremos hasta la Tumba de Agamenón, donde reposan los restos del rey de los aqueos, aquel que estaba al mando del ejército griego en la guerra de Troya, y al recinto de las Tumbas Reales, un conglomerado de nichos y fosas excavados en la roca cuya antigüedad es de más de 3.500 años.

La última parada del día la haremos en Olympia, donde se celebraron los Juegos Olímpicos de la antigüedad. En cuanto lleguemos a la ciudad iremos al hotel para cenar y pasar la noche.

Día 6: Olympia – Delfos. Ruta por lugares increíbles.

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Olympia con entradas
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en nuestro hotel iremos a uno de los lugares más relevantes de Grecia: Olympia. Allí podremos visitar el que es uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad desde 1989. En nuestra visita podremos ver el lugar en el que los griegos antiguos decidieron celebrar sus juegos creando de aquella manera una competición deportiva que ha sobrevivido hasta nuestros días.

Cuando lleguemos a Olympia nuestra primera parada será el Estadio Olímpico, donde podremos imaginarnos cómo celebraban sus juegos los antiguos griegos para quienes las competiciones deportivas eran casi tan sagradas como sus templos. ¿La razón? El hecho de que dichas actividades les servían para rendir homenaje al dios Zeus. Aunque apenas queda rastro de ellas, muchos griegos contemplaban los juegos desde unas bancadas construidas en barro, pero sobre todo desde las laderas del Monte Cronos.

Cuando hayamos terminado esta visita nos dirigiremos al Templo de Zeus, nada más y nada menos que el más importante y sagrado de los santuarios griegos desde su construcción en el siglo V a.C. Según los historiadores en este lugar se erigía una enorme estatua del padre de los dioses con más de 13 metros de altura, en la que Fidias empleó materiales tan puros y ricos como el oro y el marfil. La grandeza de esta escultura era tal que en la antigüedad estaba consideraba como una de las Siete Maravillas del Mundo. Habrá llegado después del momento de ir al Museo Arqueológico de Olympia, refugio de una incomparable colección de piezas y objetos de arte de la Antigua Grecia desenterrados de este yacimiento y de otros próximos.

Cuando finalicemos nuestra ruta por el yacimiento arqueológico de Olympia, seguiremos nuestra visita hacia Delfos, otro de los enclaves estratégicos de la Grecia continental. En el trayecto que separa Olympia de Delfos pasaremos por Patras que, con sus 40 siglos de historia, es la tercera ciudad más grande del país. Además cruzaremos el puente colgante de Charilaos Trikoupis, toda una obra arquitectónica con cerca de 30 metros de ancho y 2.252 metros de largo (hasta hace poco el puente colgante más largo del mundo), que une las localidades de Rio y Antirio separadas por el Mar Jónico. Una vez estemos en Delfos nos dirigiremos a nuestro hotel donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 7: Delfos – Kalambaka. Nos espera la historia con mayúsculas.

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica Delfos con entrada Panorámica de Kalambaka
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en nuestro hotel iremos directamente hasta el Museo Arqueológico de Delfos, uno de los más visitados en todo el país. La razón de que sea tan deseado reside en que en su interior descansa el famoso Auriga de Delfos, que convive con una efigie de Antinoo y con otra de Naxos. Además de estos auténticos tesoros de la historia, el museo cuenta con una hermosa colección de restos de muy distintas épocas, incluida la prehistoria, y periodos como el arcaico, el helenístico o el romano.

Más tarde nos dirigiremos hasta las zonas arqueológicas de Delfos, declaradas desde 1987 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y donde podremos contemplar ¡seguro que con la boca abierta! el maravilloso Santuario de Apolo, dios de la música y de la belleza. Este lugar tiene una magia especial ya que desde aquí hombres y dioses conseguían comunicar gracias al conocido oráculo de Delfos.

Una vez que hayamos terminado nuestra visita a Delfos pondremos rumbo al norte dirección Kalambaka. Durante el trayecto tendremos la ocasión de observar la calma con la que viven en algunos de los pueblecitos por los que pasaremos. ¡Un mundo aparte! Al llegar a Kalambaka visitaremos su catedral del siglo XII (con muchas pinturas y frescos del siglo XVI) y podremos ver la perfecta comunión que en este lugar protagonizan los Monasterios de Meteora y su historia, con la fantástica y radiante naturaleza que los rodea. Habrá, sin embargo, que esperar al día siguiente para contemplar ese tándem. Por hoy la jornada habrá llegado a su fin y tocará ir al hotel para cenar y descansar.

Día 8: Kalambaka - Monasterios de Meteora – Atenas. Los increíbles Monasterios de Meteora

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Monasterios de Meteora
ALOJAMIENTO Hotel

Después de un rico desayuno en nuestro hotel nos pondremos en marcha para visitar uno de los lugares más deseados en el Viejo continente. Se trata de los Monasterios de Meteora que nos dejarán impresionados por su arquitectura y por el paisaje que los rodea: nada más y nada menos que el impresionante valle de Tesalia atravesado por el río Teneo.

Construidos sobre rocas a gran altura, este conjunto de edificios bizantinos cristianos ortodoxos nos llevarán en un viaje en el tiempo hasta la época de los primeros eremitas, de aquéllos que apostaban por vivir en este tipo de edificaciones para estar lo más cerca posible de Dios y para alejarse lo más posible del mundo mundano. De los 24 monasterios que componen este conjunto arquitectónico tendremos la suerte de entrar en dos de ellos.

Terminada esta visita, que sin duda habrá sido una experiencia inolvidable, pondremos de nuevo rumbo a Atenas, aunque en el camino pararemos en otro lugar único: aquel que fue escenario de la legendaria batalla de las Termópilas allá por el año 480 a.C. Fue en este impresionante desfiladero –que ha servido de inspiración más de una vez al mundo del cine- donde griegos y espartanos se enfrentaron a los persas. Tras abandonar ese espacio con tanta connotación bélica iremos a ver el Oráculo del rey espartano Leónidas para emprender definitivamente nuestro viaje de vuelta a Atenas.

Cuando lleguemos a la ciudad iremos al hotel para descansar y reponer energías para lo que nos espera al día siguiente.

Día 9: Atenas – España. El final de nuestro viaje por tierras griegas y turcas.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Nuestro viaje por Grecia y Turquía está llegando a su fin. Después de nuestro último desayuno (por ahora) en Atenas nos conducirán hasta el aeropuerto de la ciudad para coger un vuelo que nos traiga de vuelta a España. Será entonces el momento de hacer balance de todo lo que habremos aprendido y disfrutado en este viaje que a buen seguro habrá cumplido de sobra con nuestras expectativas.

Un viaje del que nos llevaremos conocimientos, curiosidades y muchas bellas imágenes que habremos captado por tierra, mar y aire, además de un montón de recuerdos que nos acompañarán para siempre. Seguro que echaremos de menos lo vivido en Grecia y Turquía. ¿Lo bueno? Que siempre podremos volver.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Amalia Kalambaka
Kalambaka, Grecia

Amalia Kalambaka

Anemolia Resort & Conference
Arachova, Grecia

Anemolia Resort & Conference