Viaje a Holanda: Circuito Escapada a Ámsterdam

Duración 5 día/s, 4 noche/s
  • SEP
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
Desde 836 €
Ver disponibilidad
Escapada: Escapada a Ámsterdam
DURACIÓN: 5 día/s, 4 noche/s
Desde 836 €
Ver disponibilidad

La opinión de nuestro guía

Carlos Javier García Cano
Hay ciudades bonitas y luego ciudades que te marcan, y Ámsterdam es una de ellas, sin duda una de las capitales más encantadoras del panorama europeo.
Leer más
Carlos Javier García Cano Guía especializado en Circuitos por Europa Occidental
Jornadas de ensueño en la capital holandesa.

Ámsterdam puede presumir de ser una de las ciudades más divertidas y llenas de vida del continente europeo. Y no solo eso, sino que constituye el punto de partida perfecto para realizar excursiones inolvidables a una serie de enclaves situados a poca distancia de la ciudad. Aprovecha esta escapada única para conocer los lugares más emblemáticos de la capital y para visitar los puntos clave de sus alrededores.

Itinerario

Día 1: España – Ámsterdam. ¿Listos para conocer la capital holandesa?

RÉGIMEN Alojamiento
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

No hay ninguna duda de que Ámsterdam es una de las ciudades más hermosas de Europa. Los canales que reflejan sus bonitas casas, los parques y los coloridos mercados de flores crean un paisaje urbano irrepetible. Pero, además, la capital de Holanda es una ciudad moderna y vibrante muy amante de la libertad. Nosotros vamos a poder comprobar todo esto con nuestros propios ojos en una escapada de cinco días.

Lo primero que tenemos que hacer es poner rumbo al aeropuerto. Debemos intentar llegar dos horas antes de la salida de nuestro vuelo para hacer los trámites con tranquilidad y evitar imprevistos. Después, tomaremos un avión que nos llevará hasta la capital holandesa y, en cuanto aterricemos, nos trasladarán directamente al hotel, donde podremos registrarnos y dejar nuestro equipaje. El resto del día será libre para emplearlo como mejor queramos. ¡Bienvenidos a Ámsterdam!

Día 2: Ámsterdam - Gran Dique - Giethoorn – Ámsterdam. Una excursión de las que dejan huella

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Excursión a Gierthoorn
ALOJAMIENTO Hotel

A lo largo de la historia, los holandeses han sido maestros en el arte de ganarle terreno al mar. Gran parte de su supervivencia se ha debido al desarrollo de una sorprendente y avanzada ingeniería hidráulica. Durante la jornada de hoy conoceremos esa fascinante parte de su historia.

Después del desayuno pondremos rumbo hacia el norte y seguiremos la costa este del Ijselmeer, el lago más importante de los Países Bajos. Se trata de un enorme lago artificial que anteriormente formaba parte del mar abierto, hasta que en 1932 fue cerrado por un enorme dique. El lago es alimentado por el río Ijsel, y hoy es una enorme reserva de agua dulce para el país. Parte del lago ha ido cubriéndose de pólderes (tierras cerradas mediante diques y después desecadas por bombeo y dedicadas, sobre todo, a la agricultura), hasta tal punto de que en 1986 se creó una nueva provincia, Flevoland, cuyo territorio está formado exclusivamente por tierras ganadas al agua. Nosotros visitaremos algunos de estos nuevos pólderes, como los que hicieron que, a mediados del siglo XX, la antigua isla de Urk se conectara con tierra firme.

Después de visitar estos impresionantes paisajes pondremos rumbo a la ciudad de Giethoorn, conocida como la “Venecia de los Países Bajos”. ¿Por qué? Porque sus bonitas granjas con tejado de paja están situadas en islas conectadas por más de 170 puentes, de tal manera que las calles han sido prácticamente sustituidas por canales. Sus habitantes se mueven de un lado al otro en unas embarcaciones llamadas “punter”. Nosotros vamos a realizar un paseo por sus canales y, después, almorzaremos.

En cuanto terminemos atravesaremos el gran dique de Oorsteschelde, una de las mayores obras de ingeniería que jamás ha llevado a cabo el ser humano. Este dique de 9 kilómetros de longitud, que une las islas de Schouwen-Duiveland y Noord-Beveland en la provincia de Zeeland, está formado por 65 pilares y 62 compuertas de entre 6 y 12 metros de altura. Un verdadero prodigio del ser humano que tardó diez años en ser concluido. Después regresaremos a Ámsterdam a través de los pólderes más antiguos de Holanda y pasaremos por bellos pueblecitos como Twisk y Opperdoes.

Una vez en la capital, existe la posibilidad de dar un paseo en lancha para descubrir la ciudad desde una perspectiva diferente. Pasaremos por el Barrio Rojo, el Canal de los Príncipes, a cuya orilla se levanta la Iglesia del Oeste y la Casa de Anna Frank; el Canal de los Señores; el río Amstel, que cruza el famoso Puente Delgado; el complejo de edificios Stopera, donde se alza el ayuntamiento… Al final del día volveremos al hotel para cenar y pasar la noche.

Día 3: Ámsterdam. Recorriendo lo mejor de la capital

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Ámsterdam
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy vamos a conocer más profundamente la bonita ciudad de Ámsterdam a través de una visita panorámica por sus edificios y monumentos más importantes. Nos pondremos a ello en cuanto terminemos de desayunar.

Visitaremos la Plaza Dam, la más importante de la ciudad y considerada el centro neurálgico de Ámsterdam. Está llena de palomas y artistas callejeros y, además, concentra algunos edificios y monumentos importantes de la ciudad. Por ejemplo, el Monumento Nacional, erigido el 4 de mayo de 1956 en recuerdo de los caídos en la Segunda Guerra Mundial. También, en una de sus orillas, encontramos el imponente Palacio Real. Hace 350 años el edificio era el ayuntamiento de Ámsterdam, hasta que el rey Luis Napoleón Bonaparte decidió convertirlo en palacio. Es una de las tres residencias que el rey de Holanda tiene en la actualidad, aunque este generalmente se utiliza para actos solemnes y no como vivienda real.

Además, pasaremos por el Mercado de las Pulgas; la casa de Rembrandt, hoy reconstruida para devolverle el aspecto que tenía en el siglo XVII, cuando vivía en ella su célebre dueño; el Mercado flotante de flores, en funcionamiento desde hace 140 años y uno de los lugares preferidos por los habitantes de la ciudad para comprar plantas; la Plaza de los Museos, donde encontramos el Rijksmuseum, el más importante de Holanda, o el Museo Van Gogh; el barrio judío, etc. Además, visitaremos la fábrica de tallado de diamantes, ya que Ámsterdam ha sido una de las mecas mundiales de la manufactura de diamantes desde hace 400 años.

Después tendremos el resto del día libre para seguir conociendo la maravillosa y vital capital de los Países Bajos. Al final del día volveremos al hotel para descansar.

Día 4: Ámsterdam. Un día libre en la maravillosa Ámsterdam

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy estamos de enhorabuena porque nos encontramos en la maravillosa ciudad de Ámsterdam y, después del desayuno, tendremos la jornada libre para seguir recorriéndola a nuestro aire. Sin embargo, quien prefiera podrá hacer una excursión opcional para conocer algo más de los alrededores de la capital holandesa.

Por ejemplo, hay una visita a Zaanse Schans, conocido popularmente como el “pueblo de los molinos”, ya que en sus alrededores se construyeron en el siglo XVII unos 600, que se utilizaban para moler especias y producir pintura o tintes, etc. En esta bonita localidad pasearemos entre sus pintorescas casas de madera, almacenes y, por supuesto, molinos de viento. Además, podremos recorrer algunos de los pueblos marineros de los alrededores y comprobar cómo las diferentes comunidades culturales y religiosas del país viven en armonía desde hace siglos.

Por ejemplo, encontramos la bonita localidad de Marken, de religión protestante y situada en una península, y la católica Volendam, una de las localidades más bellas y turísticas de los alrededores de Ámsterdam. Volendam fue, en la antigüedad, un lugar de encuentro de peregrinos y misioneros. Hoy, es un lugar perfecto para pasear, realizar compras y saborear exquisitos platos de pescado propios de la zona. Al final del día, regresaremos al hotel para pasar la noche.

Día 5: Ámsterdam – España. Nuestra inolvidable escapada llegó a su fin

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Es una pena, pero nuestro viaje a Ámsterdam llega a su fin. La estancia en la capital holandesa ha sido corta, pero intensa, y hemos podido conectar con esta ciudad tan sorprendente y llena de historia y con sus habitantes, de espíritu luchador contra los elementos. También hemos podido contemplar sus paisajes, tan esculpidos por la mano del hombre.

Cuando nos levantemos desayunaremos en el hotel y, después, tendremos algo de tiempo libre hasta que llegue la hora indicada en que nos llevarán al aeropuerto. Una vez allí, tomaremos un vuelo con destino a España. ¡Buen viaje y hasta pronto!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Mercure Amsterdam City
Ámsterdam, Paises Bajos

Mercure Amsterdam City

WestCord Art Hotel Amsterdam 3*
Ámsterdam, Paises Bajos

WestCord Art Hotel Amsterdam 3*

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S. Se incluyen todas o la mayoría de las comidas (no incluye bebidas). Por razones operativas y para que descubras a tu aire la cocina autóctona, en algún caso hemos dejado las comidas libres. Se incluyen las visitas y excursiones más interesantes

Mercure Amsterdam City
Ámsterdam, Paises Bajos

Mercure Amsterdam City

WestCord Art Hotel Amsterdam 3*
Ámsterdam, Paises Bajos

WestCord Art Hotel Amsterdam 3*

Opiniones de nuestro guía
Carlos Javier García Cano
- Carlos Javier García Cano -
Guía especializado en Circuitos por Europa Occidental

Si quieres ir a un lugar diferente y único Ámsterdam es tu ciudad. Una ciudad que solo con su historia te enamorará. ¿Sabías que gran parte de la superficie de Holanda son tierras ganadas al mar? Pero esto no puedo contártelo si no lo ves con tus propios ojos, esos molinos tan característicos y que desde hace siglos servían para drenar el agua, esos paisajes tan perfectos y ordenados al milímetro, con sus prados, sus vacas, sus tulipanes… y cómo no los impresionantes diques, encargados de cortar el paso de agua salada. Cuando llegas al gran dique y ves esa colosal obra de ingeniería no puedes dejar de frotarte los ojos, a un lado agua dulce y al otro agua salada, preguntarte sin parar como es posible que se pueda construir algo de tal calibre dentro del agua a principios de siglo XX.

Una vez en la capital puedes disfrutar de diversas maneras, tan recomendable es patear y perderse por sus hermosas calles disfrutando de sus típicas casas estrechas, de sus plazas (Dam o Rembrandt), de su mercado de flores o de sus parques, como navegar en un barco por sus maravillosos canales y río Amstel y ver la ciudad desde otra perspectiva. Tampoco puedes irte de Ámsterdam sin pasear por el impresionante barrio rojo, donde puedes encontrar desde los famosos coffee shops hasta la conocida iglesia católica clandestina, la cual fue construida en un ático cuando el catolicismo era perseguido en la Edad Media. Como no mencionar el barrio judío, donde está situada la casa de Ana Frank, o la plaza de los museos, donde los amantes del arte se quedarán boquiabiertos con el museo de Van Gogh o el Rijkmuseum (Museo nacional), entre otros.

Además, a poca distancia de la capital se localizan pequeños pueblos que te sumergen en la Holanda profunda, antiguas poblaciones pesqueras que debido a la construcción de diques evitando el paso de agua salada, han tenido que evolucionar para sobrevivir pero sin perder un ápice de sus orígenes y encanto. El famoso pueblo de los molinos (Zaanse Schans), los pueblos de Marken y Volendam o el precioso Giethoorn, donde también podrá realizar un agradable paseo en barco y relajarse viendo el paisaje tan característico.

Y para los golosos… si eres amante del buen queso esta es tu ciudad. Podrás degustar de todos los sabores y tipos y a un precio muy asequible.

Holanda es un país diferente al resto, y Ámsterdam al ser su capital es la máxima expresión de ello. Su historia tan increíble como estremecedora ha marcado el carácter de sus habitantes, gente tan educada como hospitalaria. Una ciudad con un ambiente espectacular por el día y por la noche, una ciudad viva. Si quieres experimentar algo inolvidable ven a Ámsterdam, no te arrepentirás.