Viaje a Brasil: Circuito Destacados de Brasil

Duración 10 día/s, 8 noche/s
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEP
Completo
Gran Viaje: Destacados de Brasil
DURACIÓN: 10 día/s, 8 noche/s
Completo
Un vasto territorio por descubrir

Brasil es uno de los países más grandes de todo el mundo, concretamente ocupa la quinta posición en extensión, y gran parte de su territorio se encuentra cubierto por la selva amazónica. Destacadas ciudades como Río de Janeiro y Salvador de Bahía dan cabida a bellos barrios de características diferentes pero unidos por una misma esencia brasileña. La inclemente naturaleza sigue abriéndose paso en cada rincón de este territorio, tanto en su interior, repleto de ríos, exuberante jungla y montaña, como en el apreciado litoral. Nada es en vano en este hermoso lugar del planeta.

Itinerario

Día 1: España - Río de Janeiro. Bem-vindo ao Brasil!

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Explorar el vasto territorio de Brasil siempre ha sido uno de nuestros sueños, y en este viaje estamos a punto de descubrir los mayores atractivos de este lugar, que ocupa la quinta posición en el ranquin de países más grandes del mundo. Para recorrerlo todo estaríamos años, así que vamos a ir paso a paso empezando por los enclaves que no podemos perdernos en un viaje de diez días en profundidad.

La cultura local tiene todo lo que siempre hemos soñado conocer, nos parece de lo más exótica a la par que interesante. Aunque sabemos que el ritmo que corre por nuestras venas no es el mismo que el que poseen los habitantes locales, vamos a intentar entremezclarnos con ellos y empaparnos de su carácter y amabilidad. Deshacernos de los tópicos brasileños que llegan hasta nuestra sociedad es otra de nuestras motivaciones a la hora de conocer este asombroso territorio. Gente con espectaculares cuerpos tumbados en la playa, bailando samba y jugando a fútbol, nada que ver con la realidad, ¿o sí? ¡Vamos a descubrirlo!

Después de aproximadamente once horas en el avión aterrizamos en Río de Janeiro. Conocida como la Ciudad Maravillosa, la capital de Brasil lo tiene todo, seguro que nuestros días en ella nos dejarán mella. Por eso aprovechamos la noche de nuestra llegada para descansar y prepararnos para la mañana siguiente, cuando nos adentraremos de lleno en la ansiada aventura brasileña. ¡Todo listo!

Día 2: Río de Janeiro. Vistas que quitan el habla

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Ciudad de Río de Janeiro y Pan de Azúcar
ALOJAMIENTO Hotel

Con las pilas bien cargadas y con la ilusión de un niño el día de Reyes, nos calzamos nuestros zapatos más cómodos y nos disponemos a recorrer la segunda metrópoli más poblada de Brasil, con 6,5millones de habitantes: Río de Janeiro. Al pasearnos entre sus calles notaremos que se desprende un aire cosmopolita similar al de las ciudades europeas más importantes, pero por otro lado, en ningún momento perderemos de vista la bella naturaleza que todo lo envuelve. Quizá estas sean unas de las razones por las que los propios habitantes y los extranjeros la conocen como la Ciudad Maravillosa.

Para apreciar gran parte de esta urbe y su skyline a la vez que gozamos de la vista desde las alturas, tomaremos el teleférico más popular de la zona, al que se le conoce como bondinho. El recorrido será una atracción en sí mismo, ya que la espectacularidad de este transporte nos pondrá las emociones a flor de piel. Será un momento perfecto para fotografiar Río a nuestros pies.

Cuando lleguemos al punto final del trayecto y bajemos de la cabina suspendida en los altos cables, estaremos pisando el montículo llamado Pan de Azúcar. En plena bahía de Guanabara podremos observar la naturaleza más pura en todas direcciones, y veremos como la urbe que nos acoge se abre paso entre el verde más intenso de este deslumbrante país. Levantándose sobre el océano Atlántico, se supone que esta elevación recibe el nombre de la forma tradicional de preparar el azúcar, en forma de pan, como el morro que forma esta montañita. Aunque su etimología también podría provenir de su nomenclatura en lengua de los indígenas Tamoios, que llamaban al lugar Pau-nh-acuqua, lo que significa alta colina.

Todo está siendo impresionante hasta el momento, nos hemos deleitado a cada paso por esta asombrosa ciudad. Y no olvidamos que queremos ver de cerca el archiconocido y gigantesco Cristo Redentor. Esta estatua de estilo art déco de poco más de 30 metros de altura se inauguró en 1931 y representa a Jesús de Nazaret en su faceta más bondadosa y piadosa. Es considerada una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno, y ya podemos imaginarnos por qué.

<

Seguro que nos notamos cansados después de todo el día para arriba y para abajo, así que, ahora que ya tenemos nuestra memoria repleta de recuerdos y el móvil lleno de fotos para dinamizar nuestro instagram durante semanas, nos retiramos al hotel para descansar. ¡Río nos ha dado todo lo que esperábamos y más!

Día 3: Río de Janeiro. Las fabulosas playas brasileñas

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

La parte más urbana de la metrópoli brasileña ya la vimos ayer. Si nos quedaron cosas en el tintero que queramos descubrir podemos hacerlo hoy mismo. Aunque otra buena opción para esta jornada, si lo preferimos, será dirigirnos a los barrios costeros más famosos de la ciudad, como la famosa zona de Copacabana, las playas de Ipanema o Leblón, la costa más chic de esta impresionante urbe. Cada una de estas zonas tiene algo especial, y si nos apetece conocer más de una podremos hacerlo.

En Copacabana se respira un ambiente artístico muy animado, contiene una gran concentración de restaurantes y animados locales de ocio nocturno. Su larga extensión de arena en forma de media luna la convierte en el lugar ideal para tumbarse a tomar el sol. Si queremos codearnos con los más ricos de todo Sudamérica podemos optar por conocer Ipanema o Leblón, en esta zona costera se ubica la avenida más cara de toda América del Sur. Además, las ajetreadas aguas de sus playas se convierten en el lugar más que ideal para atraer surfistas experimentados de todas partes del mundo.

Como excursión opcional de este día podemos optar por una salida a alguna de las villas más cercanas. Una de las más populares es Buzios, un antiguo puerto pesquero que se ha convertido en un auténtico destino turístico de playa y ocio nocturno. Si queremos entremezclarnos entre los locales podemos aventurarnos a subir a una trainera, las barcas autóctonas que usan los pescadores para trabajar.

Otra opción puede ser la zona costera de Angra dos Reis, las numerosas islas de su costa hacen del paisaje del lugar uno de los más bellos de todo el país. Para no quedarnos sin opciones aún tenemos otra opción, conocer Petrópolis. Esta villa es el lugar ideal para ahondar en la historia local, ya que es conocida como la ciudad imperial de Brasil. La casa que antiguamente ocupaban los miembros de la familia imperial ahora es la sede del Museo Imperial Brasileño.

Tenemos, entonces, un montón de opciones para descubrir los pedacitos más bellos de este rincón del planeta. ¿Con que plan nos quedaremos?

Día 4: Río de Janeiro - Iguazú. Explorando el terreno

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Esta mañana nos toca cambio de destino. La inmensidad de Brasil nos dificultaría mucho conocer sus puntos clave si nos desplazáramos por carretera, así que hoy tomaremos un vuelo doméstico que nos transportará hasta Iguazú, uno de los paraísos naturales de este deslumbrante país. Aquí es donde se emplazan unas de las cascadas más bellas de todo el mundo, que en 1986 pasaron a formar parte de la lista de la Unesco de Patrimonio de la Humanidad. Situados entre la frontera de Brasil y Argentina, estos espectaculares saltos de agua que se forman en el río con el mismo nombre se encuentran protegidos dentro de parques nacionales en ambos países. Mañana será el día para recorrer palmo a palmo el territorio, así que hoy podemos optar por visitas diferentes durante nuestra tarde libre.

El Ecomuseo de la zona puede ser el mejor lugar para conocer más sobre el cauce del cercano río Paraná, a la vez que de la gran presa y la central hidroeléctrica de Itaipú, la mayor productora de energía del planeta. La magnificente construcción y su historia se desvelarán ante nosotros sin secretos.

Otra visita a un punto irrepetible del planeta es la de la Triple Frontera. En el lugar donde se cruzan los ríos Paraná e Iguazú se emplaza la frontera que bordea los países de Argentina, Brasil y Paraguay. Cada uno de sus bordes posee un monolito que señala el límite del territorio pintado con los colores de la bandera de su nación. Estar en tres países en un día parece imposible, ¿verdad? ¡Si es que este viaje lo tiene todo! Ya solamente nos queda tiempo para retirarnos al hotel y descansar. Mañana será el día en el que conoceremos las impresionantes cataratas por todos los costados.

Día 5: Iguazú. Inimaginables saltos de agua

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Lado argentino de las Cataratas de Iguazú Lado brasileño de las Cataratas de Iguazú
ALOJAMIENTO Hotel

Uno de los elementos de la naturaleza que más sorprende al ser humano son las cascadas. Tanto por el bello paisaje que generan como por lo imponentes que se alzan frente a la llegada de las, en comparación, diminutas personas. El entorno que rodea Iguazú le da, además, el empaque necesario para considerar toda la zona como Patrimonio de la Humanidad, un título bien merecido que la Unesco le otorgó en 1984 al sector argentino y al brasileño en el 1986. Otro de los títulos que ostenta este paisaje es el de formar parte de la lista de las siete maravillas naturales del mundo. Así que, como ya habremos podido deducir, estamos ante un fenómeno natural de lo más bello de toda la faz de la Tierra.

Empezaremos nuestra ruta saltando al país vecino, Argentina, donde a través de un entramado de pasarelas levantadas entre la selva subtropical, discurriremos entre bellos paisajes y nos encontraremos, frente a frente, con las majestuosos cataratas. El incesante rugido del agua al precipitarse por los acantilados nos acompañará durante toda nuestra visita, pero se hará cada vez más intenso a medida que nos acerquemos a la archiconocida Garganta del Diablo. Este es el salto con más caudal de agua, y el más alto de todo el conjunto con un desnivel de 80 m. de caída. Gracias a la construcción de las mencionadas pasarelas que tendremos bajo nuestros pies, podremos situarnos a tan solo 50 m. de distancia de la famosa cascada argentina.

Por la tarde regresamos a Brasil. Nada más pisar territorio conocido ya nos sentimos como en casa y nos entran ganas de descubrir todos los encantos que la parte brasileña de las cataratas, dentro de la gran reserva natural de Foz de Iguazú, puede enseñarnos. Aunque del total de los 275 saltos el 80% se encuentran en el país vecino, la parte que recorremos esta tarde envuelve al visitante en un aura de hermosura difícil de superar en cualquier contexto. La panorámica de los saltos de agua de la que gozaremos nos parecerá como si un gran océano se precipitara hacia el fin del mundo. Gracias a la reserva que cataloga y cuida de esta perla de la naturaleza, toda la flora y la fauna locales continúan con su instintiva rutina ajenos al ajetreo humano que se acerca hasta su casa para conocer el entorno en el que viven estos seres vivos. Todos ellos son unos privilegiados, y nosotros también por haber podido observar durante unas gratas horas, un espectáculo único en este bello rincón del planeta. Con estas sensaciones y, todavía, con las emociones a flor de piel, nos retiraremos a nuestro hotel para descansar y ordenar nuestros recuerdos en un lugar donde podamos recuperarlos fácilmente.

Día 6: Iguazú - Salvador de Bahía. El Brasil más portugués

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Situada en la zona noreste del país, la ciudad de Salvador de Bahía es la más multicultural de todas las grandes urbes del país, además es la tercera de mayor tamaño, por detrás de Sao Paulo y de Río de Janeiro. Fue la primera capital del territorio brasileño, pues estaba situada en un punto estratégico para la salida del ansiado azúcar nacional. El ambiente único de esta metrópoli nos cautivará al instante. También se encuentra situado en la costa, por lo que la parte más paradisíaca del país también se asoma en esta región. Si queremos relajarnos en las playas transparentes de fina arena blanca ha llegado nuestra oportunidad.

Pero si dejamos el relax para nuestro último día de viaje y culminar así una gran ruta, hoy nos podemos empapar de la vida del magnífico centro de la ciudad y de su dinamismo. Conocido con el nombre de Pelourinho, el barrio histórico preserva a la perfección la arquitectura colonial barroca portuguesa, este es uno de los motivos por los cuales ha pasado a ser Patrimonio Histórico de la Unesco.

La colorida belleza de los edificios de este núcleo poblacional parece sacada de una auténtica postal, así que, para inmortalizar los contrastes con la naturaleza descubierta en las jornadas pasadas, lo mejor será tener a punto nuestra cámara de fotos y llevarla bien a mano.

Son más de 350 las iglesias repartidas por Salvador, además, sus modernos edificios y sus bailes de capoeira se encuentran en cada rincón de la ciudad. Así que son muchas las opciones de entretenimiento de las cuales podemos gozar. ¿Cuál será nuestra elección del día? La ciudad aguarda muchos más secretos que descubriremos mañana

Día 7: Salvador de Bahía. Una panorámica para no olvidar

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Salvador de Bahía
ALOJAMIENTO Hotel

Aún quedan rincones que no podemos dejar de conocer de esta magnífica ciudad. Sabemos que mañana nos rendiremos a los encantos de la costa de Salvador, pero no podríamos perdonarnos no conocer los enclaves urbanos más característicos de la metrópoli.

En una visita general de la urbe que lleva impresa en su ADN una cultura rica y pluralista repleta de ritmos, danzas y gastronomía, conoceremos el primer faro de toda América: el Farol da Barra. Las vistas desde este punto de luz abarcan un incansable paisaje, donde la costa más bella da paso a la zona urbana que estamos descubriendo durante estas jornadas. Levantado durante el siglo XIX, su importancia fue tal debido a que la ciudad acogió un importante puerto del hemisferio sur hasta finales del siglo XVIII, lo que la hizo próspera y rica.

Ahora le toca el turno a la Ciudad Alta, así es como se conoce la parte más antigua de esta bella villa. Las calles adoquinadas del Largo do Pelourinho nos llevarán hasta la Fundación Casa de Jorge Amado, atravesando antiguas mansiones señoriales, conventos y majestuosas iglesias. Este escritor brasileño es uno de los más valorados del país y el hijo más querido de Salvador. En ella pueden verse fotografías y manuscritos originales del autor de Los viejos marineros, con un pasado tan ligado a Pelourinho. Seguiremos para embarcarnos en una aventura de altura.

El Mirador del Elevador Lacerda quitará la respiración a más de uno. Si subimos hasta este punto montados en este ascensor, viviremos una experiencia muy emocionante a la vez que gozamos de unas vistas espectaculares. La Ciudad Baja se presentará ante nuestros pies eliminando todos los secretos que aún pudiera guardar a nuestros ojos.

Como nos queda toda la tarde libre para nosotros mismos, una buena opción para seguir investigando sobre la vida local es desplazarnos hasta uno de los estados más conocidos del lugar: el Fonte Nova. Es bien sabido el amor al fútbol que sienten la mayoría de los brasileños dentro de su corazón, y aquí en Salvador no podían ser menos. Cerca de esta importante construcción deportiva podremos conocer también el lago artificial al que llaman Tororó o Lago de los Dioses. En sus aguas flotan ocho estatuas que miden siete metros cada una, representan a dioses yoruba que, a su vez, representan las raíces religiosas africanas del pueblo bahiano.

Ahora sí, ya nos sentimos mucho más cerca de la cultura local y hemos visto una buena representación de todo lo que esta ciudad tiene que ofrecernos. Solamente nos queda descansar para tomar fuerzas para mañana. Aunque puede que no lo necesitemos, porque el relax más paradisiaco llegará al despertar. ¡Que ilusión!

Día 8: Salvador de Bahía. Agua transparente y arenas doradas

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

Si es que la playa es algo que apetece en cualquier época del año, y aquí, en este punto de Brasil, la temperatura del agua es la ideal para un relajado baño o para practicar deportes acuáticos en un entorno único. Podremos elegir diferentes playas según el interés que nos mueva durante esta jornada, o si lo preferimos podemos ir cambiando para conocerlas todas.

La costa atlántica es la que envuelve a Salvador, además, parte de su zona costera queda arropada por la bahía de Todos los Santos. Según a que playa nos dirijamos, las características serán variopintas. Una de las más míticas de esta bahía es la de Porto da Barra, cobijada por el encanto de su faro. Como está a cobijo del mar abierto, las olas no son demasiado grandes, así que es el lugar ideal para baños tranquilos y relajados. Aunque si queremos un ambiente animado encontraremos todo lo que necesitamos en tierra firme, ya que, sobre todo en fines de semana, se anima el ambiente en los restaurantes y bares de la zona.

Con un entorno ideal para familias, Stella Maris arropa el bravo mar y lo calma. Cuando el clima lo permite la tranquilidad de sus aguas es ideal para el juego de los más pequeños. El lugar está repleto de resorts y casas vacacionales, por eso es un punto de encuentro para los viajeros que buscan el relax.

Si aún no hemos encontrado nuestra opción soñada porque lo que buscamos son aventuras, no debemos preocuparnos. Los picos de adrenalina que nuestro cuerpo ansía nos los proporcionará Flamengo, una playa que se encuentra un poco más alejada del centro de la ciudad. Si queremos practicar surf o kitesurf, pescar o bucear, podremos gozar de todas de estas actividades y despedirnos a lo grande de la ciudad que nos ha acogido estos días.

Día 9: Salvador de Bahía - España. Empiezan las despedidas

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

El ritmo brasileño, la buena comida, la hospitalidad de los residentes y muchos más pequeños detalles son los que más nos han cautivado de este viaje. Aunque llegábamos con algunos tópicos en nuestras mentes todos eran positivos, y en algunos casos nos alegra que se hayan cumplido. No podemos quitarnos de la cabeza la belleza de la naturaleza de Iguazú, el ambiente de Copacabana e Ipanema y las barrocas calles de Salvador.

Recogemos todo nuestro equipaje y no llegamos tarde a la cita para volver al aeropuerto. La que fue la puerta de entrada a esta carismática ciudad ahora pasa a ser un punto de no retorno, el que marcará nuestra despedida de todo el país.

Día 10: España. El adiós anunciado

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Pasamos la noche a bordo de nuestro avión, sin preocuparnos por llegar a casa a una hora u otra. La verdad es que ahora solamente queremos descansar y asentar en nuestra memoria todo lo vivido. Uno de los parones en tránsito lo haremos en Sao Paulo, un punto que no hemos conocido en esta ocasión. Esto nos da pie a pensar que ya queremos volver a Brasil; si el triángulo que hemos visitado ya nos ha enamorado, ¿qué nos podría aportar el otro porcentaje de territorio no descubierto? La respuesta no la tenemos, pero la suponemos: ¡mucho!

Intentando cuadrar fechas y organizar futuros viajes a tierras brasileñas nos quedamos dormidos en nuestra butaca reclinable, aunque deseamos que se pudiera tumbar más para sentirnos ya como en casa. Los sueños que nos vienen a la mente sin nosotros llamarlos no escapan de los paisajes que hemos conocido. Este ha sido, sin dudarlo, un viaje memorable.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es semilujo y lujo.

Sol Ipanema
Río De Janeiro, Brasil

Sol Ipanema

Arpoador Inn
Río De Janeiro, Brasil

Arpoador Inn

Hilton Rio de Janeiro Copacabana
Río De Janeiro, Brasil

Hilton Rio de Janeiro Copacabana

Miramar by Windsor
Río De Janeiro, Brasil

Miramar by Windsor

Recanto Cataratas Thermas Resort & Convention
Foz De Iguaçú, Brasil

Recanto Cataratas Thermas Resort & Convention

Wish Foz do Iguaçu
Foz De Iguaçú, Brasil

Wish Foz do Iguaçu

Mabu Thermas & Resort
Foz De Iguaçú, Brasil

Mabu Thermas & Resort

Wish Hotel da Bahía BY GJP
Salvador De Bahía, Brasil

Wish Hotel da Bahía BY GJP

Fera Palace
Salvador De Bahía, Brasil

Fera Palace

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Windsor Excelsior
Río De Janeiro, Brasil

Windsor Excelsior

Arena Copacabana
Río De Janeiro, Brasil

Arena Copacabana

Windsor Leme
Río De Janeiro, Brasil

Windsor Leme

Arena Ipanema
Río De Janeiro, Brasil

Arena Ipanema

Continental Inn
Foz De Iguaçú, Brasil

Continental Inn

Viale Cataratas Hotel & Eventos
Foz De Iguaçú, Brasil

Viale Cataratas Hotel & Eventos

Rafain Palace Hotel & Convention Center
Foz De Iguaçú, Brasil

Rafain Palace Hotel & Convention Center

Vivaz Cataratas Resort
Foz De Iguaçú, Brasil

Vivaz Cataratas Resort

Mar Brasil
Salvador De Bahía, Brasil

Mar Brasil

Vila Gale Salvador
Salvador De Bahía, Brasil

Vila Gale Salvador

Monte Pascoal
Salvador De Bahía, Brasil

Monte Pascoal

Pestana Convento do Carmo
Salvador De Bahía, Brasil

Pestana Convento do Carmo

La categoría de los hoteles es turista y turista superior.

55 Rio Copacabana
Río De Janeiro, Brasil

55 Rio Copacabana

Windsor Plaza
Río De Janeiro, Brasil

Windsor Plaza

Windsor Palace
Río De Janeiro, Brasil

Windsor Palace

Windsor Copa
Río De Janeiro, Brasil

Windsor Copa

Viale Cataratas Hotel & Eventos
Foz De Iguaçú, Brasil

Viale Cataratas Hotel & Eventos

Wyndham Golden Foz Suítes
Foz De Iguaçú, Brasil

Wyndham Golden Foz Suítes

Carima Hotel & Convention
Foz De Iguaçú, Brasil

Carima Hotel & Convention

Nadai Confort Hotel & SPA
Foz De Iguaçú, Brasil

Nadai Confort Hotel & SPA

Viale Tower
Foz De Iguaçú, Brasil

Viale Tower

Gran Stella Maris
Salvador De Bahía, Brasil

Gran Stella Maris

Grande Hotel da Barra
Salvador De Bahía, Brasil

Grande Hotel da Barra

Fiesta Bahia
Salvador De Bahía, Brasil

Fiesta Bahia

Marazul
Salvador De Bahía, Brasil

Marazul

Real Classic Bahia Hotel
Salvador De Bahía, Brasil

Real Classic Bahia Hotel