Viaje a China: Circuito China clásica y crucero por el río Yangtze

Duración 13 día/s, 11 noche/s
Desde 2.330 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: China clásica y crucero por el río Yangtze
DURACIÓN: 13 día/s, 11 noche/s
Desde 2.330 €
Ver disponibilidad
Un país maravilloso, un viaje de leyenda

Nada de lo que ofrece China al viajero es normal, ni aburrido, ni siquiera corriente. Todo en este país es maravilloso, todo es susceptible de convertirse en una experiencia inolvidable. A lo largo de este gran viaje descubrirás muchos de los encantos que han convertido a China en una de las naciones más visitadas y más atractivas del planeta.

Itinerario

Día 1: España – Beijing. La primera jornada de un viaje inolvidable

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Llegó el gran día, el momento de cruzar el mundo de oeste a este al encuentro de la gran China, así que solo queda repasar que no nos olvidemos nada en el equipaje y, una vez en el aeropuerto, esperar con paciencia a que vayan pasando los trámites de embarque. Parece mentira, pero ya nos encontramos en ese momento en el que se es consciente de que el viaje ya ha empezado: la rutina queda atrás para dar paso a casi dos semanas en los que se vivirán todo tipo de sensaciones y emociones.

La ilusión por llegar a este extraordinario destino hará que todo pase más rápido y que, al fin, nos hallemos en uno de los momentos definitorios de muchos viajes: estamos sentados en nuestro asiento del avión y se prepara todo para despegar para volar hacia el destino soñado, situado a miles de kilómetros… hora de ponerse cómodos, de disfrutar del entretenimiento a bordo, dormir… Poco a poco, nos acercamos a destino.

Día 2: Beijing. ¡Por fin! Ya podemos respirar el aire de China

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Una de las placenteras sensaciones de emprender un viaje en avión es el momento en el que, si nos hemos dormido, se abren los ojos y somos conscientes de que nos acercamos al destino deseado. Los sistemas de información de la nave informan de que se está sobrevolando el continente asiático, así que cada vez se estrecha más el margen entre el momento en el que se decidió conocer China y la propia llegada a este fascinante país oriental.

Llega el momento de disfrutar del café del desayuno mientras Beijing se acerca más y más, hasta que el tren de aterrizaje hace que el gran avión se pose en la pista del aeropuerto… ¡Llegamos a Beijing!

Una vez resueltos los trámites de la entrada en China, nos esperan en el aeropuerto para dirigirnos al hotel de Beijing, donde, después del registro, tendremos el resto del día libre para organizar nuestros primeros momentos de este gran viaje: dar una vuelta por los alrededores del hotel, recuperarnos del jet lag, etc.

Día 3: Beijing. Recorriendo los puntos clave de la ciudad

RÉGIMEN Desayuno. comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Cargados de energía, y deseosos de empezar a disfrutar de las maravillas de la capital china, comenzaremos nuestro recorrido por la mundialmente famosa Ciudad Prohibida, cuyo verdadero nombre es el de Museo del Palacio Imperial (o Palacio Imperial) y donde Bernardo Bertolucci consiguió un permiso excepcional para rodar espectaculares secuencias de la película “El último emperador”.

También se la conoce como la Ciudad Prohibida, ya que en ella solo podían entrar los miembros de la Familia Real y de su corte, más algún privilegiado al que le concedían el acceso. Con 72 hectáreas de extensión y un enorme foso que la circunda, el visitante se queda asombrado ante las más de 9.000 habitaciones repartidas en sus 980 edificios, que el emperador Yong Le mandó empezar a construir en 1406.

Todo un imponente despliegue que acogió a los emperadores y a sus familias hasta 1991, con enclaves tan destacados como el Salón de la Armonía Central, el Salón de la Armonía Suprema y el Salón de la Armonía Conservada.

Otro ejemplo de los lugares más famosos de Beijing (y populares en todo el mundo) es la Plaza de Tiananmen, de gran contenido histórico y simbólico y centro neurálgico de la capital china. Con 44 hectáreas de extensión (una de las más grandes en todo el planeta), su nombre significa “Plaza de la Puerta de la Paz Celestial”, al comunicar Tiananmen con el Palacio Imperial.

La plaza, que apareció en los medios de comunicación de todo el mundo en 1989 por las revueltas populares sucedidas en ella, alberga varios edificios acordes a la magnificencia del lugar, como el Museo Nacional de Historia y de la Revolución, la Torre de Tiananmen, el Gran Palacio del Pueblo, el Monumento a los Héroes del Pueblo y el Mausoleo de Mao Zedong. Mao fue el político que encumbró aún más la celebridad de la plaza, ya que la escogió como centro de la proclamación, el 1 de octubre de 1949, de la República Popular China.

Este excepcional recorrido termina con la visita a otro de los principales puntos de interés de Beijing, como es el caso del Palacio de Verano, que sorprende a los visitantes por la espectacular belleza de sus jardines, pabellones, edificios, teatros, puentes, etc.

Es uno de los diversos lugares ilustres reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Opcionalmente, podemos ir a ver un espectáculo de acrobacias al más puro estilo chino. Un día de lo más completo.

Día 4: Beijing. Con la boca abierta ante la imponente Gran Muralla China

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena de pato laqueado.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla
ALOJAMIENTO Hotel

Todos los días de este viaje son, sin duda, especiales, pero la jornada de hoy es muy especial, ya que podremos pasear por la Gran Muralla China, cerca de Beijing. Después de un reparador desayuno en el hotel, nos dirigiremos a esta excepcional construcción erigida hace más de 2.000 años, Patrimonio de la Humanidad desde 1987 y que forma parte de las Siete Maravillas del Mundo, junto al Taj Mahal, en India; la ciudad de Petra, en Jordania el Coliseo romano; Machu Picchu,en Perú; Chichén Itzá (México) y la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro.

Lo que fue una extraordinaria muralla levantada para protegerse de las invasiones de pueblos del norte, como los manchúes y los mongoles, ha llegado a conservar cerca de 10.000 kilómetros de los 21.196 construidos en origen… y, por suerte, el tramo más conocido y visitado por los millones de visitantes a lo largo de los años está a 70 kilómetros al noroeste de Beijing.

Antes de comer, aún queda tiempo para sorprendernos ante una maravilla de la construcción en tiempos modernos, tan audaz y original como espectacular: la de los edificios creados con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos Beijing 2008, con los que la nación china consiguió un gran éxito de organización.

También visitaremos el mundialmente famoso Estadio Nacional, conocido popularmente como “Nido de Pájaro”, por su gigantesco enrejado de acero que rodea el edificio. Otro de los impresionantes despliegues arquitectónicos es el Centro Acuático Nacional, también conocido como “Cubo del Agua”, ya que se muestran decenas de burbujas de agua en su exterior.

Un excelente día de viaje lo es aún más si se completa con una sabrosa cena de bienvenida, con el pato laqueado como plato estelar: crujiente por fuera, tierno y jugoso por dentro… Una magnífica forma de despedir una jornada para el recuerdo.

Día 5: Beijing – Xi’An. Rumbo a Xi’an a bordo de un tren de alta velocidad

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

La capacidad de sorpresa sigue activa con las visitas de esta jornada, que comienza con un desayuno buffet en el hotel. Llega el turno de conocer un extraordinario santuario, todo un ejemplo de culto a la divinidad: el Templo del Cielo, al sur de la Ciudad Prohibida, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 y destacado por ser el más grande del país, toda una distinción en un país plagado de enormes construcciones de este tipo.

Construido en 1420, pasear por sus instalaciones y alrededores permite evocar la legendaria gloria del omnipotente pasado imperial de Beijing con sus sucesivas dinastías. Hay mucho que ver y mucho con lo que sorprenderse, como en el caso del Pabellón de la Oración por la Buena Cosecha, un edificio de planta circular, decorado al detalle por dentro y por fuera para convertirse en uno de los edificios más bellos y distinguidos de toda China.

Después del que será el último almuerzo en Beijing, nos llevarán hasta la estación para subir a un tren de alta velocidad que nos conducirá hasta nuestro nuevo destino en el centro de China: la espectacular Xi´an, una ciudad con más de 3.000 años de historia y actualmente capital de la provincia de Shaanxi.

Xi´an fue, nada más y nada menos, que capital del imperio chino y punto de partida de la legendaria Ruta de la Seda, creada desde el siglo I d.C. Y, además, alberga otro de los destinos inolvidables de esta ruta por la gran China: el Museo de Guerreros y Corceles de Terracota.

Esto es lo que nos espera de cara a la siguiente jornada, por lo que merece la pena descansar cuando lleguemos a nuestro hotel en Xi´an y prepararnos para otra de las fascinantes jornadas de este gran viaje.

Día 6: Xi’An. El ejército de piedra más famoso del planeta

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy tendremos otra cita de cinco estrellas con uno de los lugares más populares no solo de China, sino de todo el continente y reconocido en todo el mundo como uno de los yacimientos histórico-arqueológicos más sorprendentes y espectaculares de la Historia: el Museo de Guerreros y Corceles de Terracota, a 35 kilómetros al noreste de Xi´an y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El origen se remonta al siglo III a. C., en tiempos del emperador Qinshihuang, que quiso estar acompañado en el otro mundo, cuando llegase su momento, por nada más y nada menos que 7.000 guerreros hechos de terracota (arcilla endurecida al horno) ¡con sus armaduras, caballos y pertrechos de guerra!

Esta prodigiosa tumba subterránea quedó sepultada y olvidada, hasta que en 1.974, unos operarios de una obra pública del lugar descubrieron, asombrados, lo que se ocultaba bajo la tierra. El gobierno chino se puso, por supuesto, manos a la obra para acondicionar este sitio (en el que no se descarta que aparezcan nuevas figuras) para asombro de sus visitantes. Tan increíble como real.

Un sabroso almuerzo nos dejará listos para continuar recorrido, en este caso a dos de los lugares más representativos de una ciudad tan espectacular como Xi´an: el Templo Jianfu y la Gran Mezquita del Barrio Musulmán.

En el primero de ellos se encuentra la Gran Pagoda de la Oca, un santuario budista de excepcional belleza que mide 64 metros de altura, mientras que el segundo enclave ocupa 13.000 metros cuadrados de superficie, sede de una magnífica (una de las más grandes de todo el país) construcción religiosa levantada en el siglo VIII.

Después de este desfile de nuevas emociones y sensaciones, llegará el turno de descansar en nuestro hotel para seguir disfrutando de este viaje.

Día 7: Xian - Chongqing. Embarcando en un crucero inolvidable

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Visita panorámica de la ciudad con guía de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Ha llegado el momento de decir adiós a la apasionante Xi’an y a sus siglos de historia, y dirigirnos al sur para llegar a nuestro siguiente destino, Chongqing. Así que, después de disfrutar del estupendo desayuno estilo buffet del hotel, nos trasladarán a la estación para tomar un tren de alta velocidad que nos llevará hasta esa enorme ciudad.

Chongqing no forma parte de ninguna provincia, sino que es uno de los cuatro municipios que están bajo la jurisdicción o control directo del gobierno de la República Popular China. Los otros tres son Beijing, Tianjin y Shanghai.

Es una gigantesca ciudad de alrededor de 18 millones de habitantes, población que llega a los 30 millones si tenemos en cuenta toda el área que abarca Chongqing, más allá de la zona urbana. Los principales atractivos de la ciudad son el barrio de Chaotianmen, lleno de callejuelas estrechas, antiguas y llenas de encanto, el Gran Salón del Pueblo, el Monumento a la Liberación y el divertido y animado mercado de Shuangxianzi. Para conocerlos todos ellos y muchos más, haremos una visita panorámica por Chongqing al llegar a la ciudad.

Después, iremos al puerto para embarcar en el crucero en el que pasaremos los próximos días. Cenaremos a bordo del barco, y pasaremos nuestra primera noche sobre las aguas del Yangtsé.

Día 8: Crucero por las gargantas del Yangtsé. Experiencias memorables sobre las aguas

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Crucero fluvial
Visitas Navegación río Yangtze y visitas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

¡Esto sí que es un despertar diferente al resto! Sale el sol sobre el legendario río Yangtsé, y nosotros nos hallamos a bordo de un crucero navegando por sus aguas, con todo un día por delante para profundizar en el conocimiento de la zona. Dedicaremos toda la mañana a disfrutar del paseo fluvial por este entorno tan especial.

El Yangtsé es el tercer río más largo del mundo, después del Nilo y el Amazonas, y también el tercero más caudaloso, después del Amazonas y el Congo. En algunos puntos de su cauce, llega a medir dos kilómetros de ancho, y el volumen de agua que desemboca en el Mar de China Oriental cada año es diez veces superior al de todos los ríos españoles juntos.

Por la tarde, haremos una excursión a pie a una de las localidades de la zona: el área sagrada del Emperador de Jade o Shi Bao Zhai. La elección final dependerá del programa de la empresa responsable del crucero.

En la cima de la montaña sagrada de Taishan, se encuentra el área sagrada del Emperador de Jade. Según la mitología china, el Emperador de Jade es considerado como el Dios Supremo, ya que tras varios intentos consiguió la inmortalidad dorada.

Por su parte, Shi Bao Zhai es el lugar donde se alza un maravilloso templo que parece descansar, recostado, sobre la ladera de un monte. Una vez completadas las actividades del día, cenaremos y pasaremos una nueva noche a bordo del barco sobre el que estamos recorriendo las aguas del río Yangtsé.

Día 9: Crucero por las gargantas del Yangtsé. La espectacular Presa de las Tres Gargantas

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Crucero fluvial
Visitas Navegación río Yangtze y visitas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Un nuevo día comienza en nuestro gran viaje a China, y este promete ser muy, pero que muy especial. Antes de nada, desayunaremos a bordo del barco sobre el que estamos recorriendo el Yangtsé para, después, internarnos en la primera de las tres gargantas que lo hacen mundialmente conocido.

Se trata de la Garganta Qutan Xia, la más corta de las tres y también la más estrecha: en algunos puntos, la anchura del río apenas llega a los 100 metros (recordemos que el Yangtsé mide en varios tramos de su cauce más de dos kilómetros de ancho). Antiguamente, resultaba peligrosísimo navegar por esta garganta, ya que había una enorme roca en medio del río que no siempre era del todo visible. Afortunadamente, fue volada en los años 50 para evitar más tragedias.

A continuación, será el momento de recorrer la segunda garganta del Yangtsé: la llamada Wu Xia. Sus serpenteantes 40 kilómetros de largo cambian una y otra vez de dirección como en un laberinto, regalándonos preciosos paisajes y fotos de postal. Especialmente pintoresca resulta la zona llamada Los Doce Picos de Wu.

Por la tarde, después de comer a bordo, cambiaremos el gran crucero por unas barcas más pequeñas y manejables. Sobre ellas, nos internaremos en la corriente del Rio de la Diosa. Por la noche, pasaremos por el dique de las Tres Gargantas, a través de sus esclusas, aunque no lo visitaremos a plena luz hasta mañana.

Día 10: Crucero - Yichang - Shanghái. Recorriendo China por mar, tierra y aire

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren Alta VelocidadCrucero fluvial
Visitas Navegación río Yangtze y visitas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Cuando terminemos de desayunar en el barco, nos estará esperando una de las visitas más impresionantes y memorables de todo nuestro gran viaje a China. Hablamos de la Presa de las Tres Gargantas, el proyecto hidroeléctrico más ambicioso jamás proyectado por el hombre.

Una obra faraónica que tardó 23 años en llevarse a cabo, para la que fueron necesarios casi 30 millones de metros cúbicos de cemento, que obligó a reubicar a casi un millón y medio de personas, y que genera una cantidad de energía superior a la de cualquier otra presa del mundo: 98,8 millones de megavatios.

Tras esta sobrecogedora visita, continuaremos nuestro recorrido por el río Yangtsé, concretamente por la garganta llamada Xiling Xia. Es la más grande de las tres pero, sin embargo, ha sido históricamente la más peligrosa y en la que más naufragios se han producido.

Después de varios días de inolvidable crucero por las aguas del Yangtsé, ha llegado el momento de dar por finalizada esta etapa del viaje. Al llegar a Yichang, desembarcaremos, nos despediremos del legendario río y nos dirigiremos a nuestro siguiente destino en tren de alta velocidad: Shanghái, la más grande, poblada y cosmopolita de todas las ciudades chinas.

Al desembarcar, nos llevarán al hotel para cenar y pasar la noche. Lo mejor será intentar dormir plácida y profundamente, ya que mañana nos espera una inolvidable visita a una de las ciudades más apasionantes y llenas de atractivos de China, del continente asiático y, seguramente, del mundo entero.

Shanghái es una gigantesca urbe de casi 20 millones de habitantes que depende directamente del gobierno central de la República Popular China y que, sobre todo, está repleta de actividades que hacer y de experiencias que vivir. Así que… ¡Buenas noches!

Día 11: Shanghai. Visitando una de las ciudades más fascinantes del mundo

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Shanghai
ALOJAMIENTO Hotel

Hemos leído sobre ella, la hemos visto en películas, en reportajes en informativos… ya estamos en la impresionante, única, Shanghai. Ancestral y moderna, repleta de sorpresas, vamos a poder conocer varios de sus lugares más emblemáticos.

Después de desayunar en el hotel, nuestra primera cita será, al norte, en los Jardines Yuyuan, una distinguida presencia natural en medio de una ciudad tan enorme y poblada como Shanghai. Sus jardines, construidos en el siglo XVI, durante el reinado de la legendaria Dinastía Ming ofrecen al visitante una gratificante sucesión de zonas verdes, estanques y pabellones, además de contar en sus cercanías con el pintoresco barrio de casas tradicionales Xintiandi, que también visitaremos.

Otra grata sorpresa será la visita al Templo del Buda de Jade, que destaca por la presencia de dos grandes estatuas de la divinidad, una sentada y otra acostada, ambas modalidades muy extendidas en las miles de representaciones de Buda en todo el continente asiático.

Después de esta singular visita llega el turno de conocer el popular malecón de la ciudad, también conocido como Bund, testimonio no solo del pasado de Shanghai, sino también de su presente y de su proyección de futuro, ya que se combina la vista de los edificios coloniales con la de los rascacielos de Pudong, el distrito financiero. Un espectacular contraste para terminar una extraordinaria jornada.

Día 12: Shanghai. Tiempo libre para invertir en lo que prefiramos

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

Estamos en Shanghai y disponemos de todo un día libre… hay muchas posibilidades para emplear este tiempo en nuestro penúltimo día en China, y seguro que cualquier idea que tengamos será buena, en una de las ciudades más impresionantes y sorprendentes del mundo, con casi 20 millones de habitantes y dependiente directamente del gobierno central, no establecida dentro de una región o provincia.

El día anterior conocimos excepcionales lugares como los Jardines Yuyuan, el Templo del Buda de Jade o el Malecón y hoy podemos empezar el día, por ejemplo, comprobando por qué Shanghai es una de las ciudades más destacadas del mundo para hacer compras (con todo tipo de artículos, desde el más tradicional al último “gadget” tecnológico del mercado).

Pasear por la Plaza del Pueblo, por el popular Barrio Francés, por el barrio Xintiandi, con sus calles peatonales repletas de comercios y locales de ocio y restauración. O dedicar unos momentos a conocer algunos de sus museos, como el de Shanghai, el Centro de Exposiciones de Urbanismo o el Museo de Arte, además de entrar a ver el también célebre Gran Teatro de Shanghai.

¡Sea como sea, será otro día inolvidable, un cierre magnífico para este gran viaje!

Día 13: Shanghai – España. Llegó el momento de despedirse de China…

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Desde que comenzó este gran viaje por China, se han acumulado todo tipo de sensaciones y emociones, experiencias inolvidables en lugares de belleza y trascendencia sorprendentes. En ciudades, en pleno campo, en los trayectos entre destinos, China ha salido a nuestro encuentro con una hospitalaria población y muchas historias que contar.

Lo bueno de una vivencia como esta es que no se queda en el continente asiático, sino que los recuerdos regresan con nosotros en el avión de vuelta, después de que hayamos disfrutado de nuestro último y suculento desayuno en el hotel de Shanghai, en el que hemos disfrutado de una fascinante recta final.

Despedimos China, y ya empezamos a saludar a nuestro próximo viaje, sin saber si será más tarde o más temprano. En todo caso, lo habrá, y lo disfrutaremos en primera persona, como una de las experiencias más placenteras para todo ser humano. Como estos trece días en China.


NOTA: Según el horario del vuelo seleccionado, el regreso puede ser el mismo día o al día siguiente, manteniéndose el mismo número de noches en destino.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Grand Mercure Shanghai Century Park
Shanghai, China

Grand Mercure Shanghai Century Park

Grand Mercure Hongqiao
Shanghai, China

Grand Mercure Hongqiao

Prime Hotel Beijing
Beijing, China

Prime Hotel Beijing

Wanda Realm Beijing
Shijingshan, China

Wanda Realm Beijing

V-continent Beijing Parkview Wuzhou
Beijing, China

V-continent Beijing Parkview Wuzhou

Swisstouches Hotel Xi An
Xi An, China

Swisstouches Hotel Xi An