Viaje a India: Circuito Rutas del Rajasthan

Duración 13 día/s, 11 noche/s
Desde 1.490 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Rutas del Rajasthan
DURACIÓN: 13 día/s, 11 noche/s
Desde 1.490 €
Ver disponibilidad
Un auténtico viaje para los sentidos

Viajar a la India supone elegir entre una amplia gama de posibilidades. Podemos conocer desde las ciudades más pobladas hasta las localidades más remotas, subir a las montañas más altas del planeta o relajarnos en su cálida costa y olvidarnos de todo. El desierto también muestra todo su encanto dentro de las fronteras del inmenso país, que nos ofrece naturaleza y tradiciones a partes iguales. Absorber toda el aura mística que envuelve el país será inevitable, nos atraparán sus rituales y tradiciones más arraigados, y nos enseñarán la cara más auténtica de este indescriptible país.

Itinerario

Día 1: España – Delhi. ¡Volando hacia Delhi!

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Lo tenemos todo listo para que dé comienzo nuestro viaje. Ya hemos revisado varias veces que no nos olvidamos nada esencial. Tenemos los documentos a mano y las maletas bien cargadas con las pertenencias que nos acompañarán durante el esperado circuito por la India. Ponemos rumbo al aeropuerto y no dejamos de sonreír. Sabemos que el comienzo está cerca.

La primera noche fuera de casa la pasaremos en el avión. Nuestro vuelo saldrá por la noche, por eso tendremos todas las horas disponibles para ponernos cómodos y dejarnos llevar. A punto de aterrizar ya veremos por la ventanilla del avión la mega urbe de Delhi, que aguarda, allá abajo, ajena a nuestra llegada. Muy pronto pisaremos sus calles por primera vez y la India nos atrapará para siempre.

Día 2: Delhi. La gran metrópoli.

RÉGIMEN Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Templo Akshardham
ALOJAMIENTO Hotel

A veces cuesta superar el jet lag cuando llegamos a un nuevo país, pero, esta vez, las ganas que tenemos de empezar a recorrer cada centímetro de la India hacen que no podamos esperar más y que el cambio horario sea cosa de chiquillos. Al llegar al aeropuerto nos trasladaremos hacia el hotel, así que solamente tenemos que preocuparnos de relajarnos y dejarnos llevar. Una vez instalados tomaremos un buen almuerzo que será nuestra primera toma de contacto con la exquisita cocina local. Durante el recorrido tendremos varias ocasiones para probar buena parte de la comida tradicional de la India, pero, esta será la primera y seguro que la recordaremos con especial cariño.

Por la tarde nos sumergiremos de lleno en la cultura de los indios. Visitaremos unos de los complejos de más reciente creación, el Akshardham, en el año 2005 se inauguró y su construcción no duró más de 5 años. Este espectacular complejo se ha convertido en uno de los lugares indispensables de Delhi. El monumento principal se alzó siguiendo el antiguo testo védico Sthapatya Shastra, cosa que convierte esta gran obra arquitectónica en un lugar de máxima espiritualidad para los locales. La belleza de esta edificación se complementa con los jardines colindantes y las fuentes del lugar, donde cada día se celebra un espectáculo de agua y luz que dejará embobados a todos los asistentes.

Volvemos a nuestro hotel después de una jornada intensa. Las vibraciones son buenas, así que estamos preparados para descansar en nuestra primera noche en tierras indias.

Día 3: Delhi. La vieja y la nueva ciudad

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Nueva Delhi Viejo Delhi
ALOJAMIENTO Hotel

El desayuno del día nos llenará de energía para seguir admirando las bondades de esta tierra sin igual. Sabemos que no es posible ver la inmensidad de lugares de la geografía india, eso nos llevaría muchísimos años, pero sí que es viable descubrir los sitios más característicos que trasmiten al viajero la esencia de la cultura milenaria de los habitantes de este país lleno de contrastes.

Por eso no vamos a volver a casa sin conocer el lugar donde fue incinerado uno de los líderes pacifistas más aclamado en todo el mundo: Mahatma Ghandi. En la Vieja Dheli se conmemora su vida y su gran trabajo por la paz mundial en un monumento que lleva por nombre Raj Ghat. Una losa en medio de una amplia zona verde indica el punto donde el político dejó su esencia final. Son muchas las visitas que recibe a diario este lugar, nadie quiere dejar de rendir homenaje al gran Ghandi. El entorno hace que sea agradable dar un pequeño paseo entre los jardines para tomar aire antes de volver a meterse en el abarrotado entramado de calles.

La mezquita Jama Masjid será nuestro próximo destino. La majestuosidad del templo nos atraerá y nos deslumbrarán las bellas cúpulas que coronan el techo y los minaretes que lo elevan hasta el cielo. Es la mezquita más grande de todo el país, y eso nos quedará claro al mismo momento que veamos su preciosa entrada y los arcos de estilo hindú que nos parecerán de lo más exóticos. Seguiremos nuestro recorrido para conocer el exterior del Fuerte Rojo. Este lugar mantiene su gran esplendor exterior, aunque por dentro ya no queda mucho de lo que fue en su momento. Podremos sacar unas bonitas fotografías de esta gran fortaleza que se la conoce como Fuerte Rojo por el color que le da la piedra arenisca, característica de la zona, con la que está formada.

La Nueva Delhi nos ofrecerá la preciosa visita a su Qutab Minar, uno de los más altos ladrillados minaretes del país. Podremos gozar de una privilegiada panorámica de la Puerta India, un monumento que recuerda a los arcos de triunfo europeos, y de la residencia oficial del presidente de la India, el bonito edificio de Rastrapati Bhawan. Nuestra última parada consistirá en una visita a un auténtico templo Sikh: el Gurdwara Bangla Sahib. Es el principal templo dedicado a esta religión de la entera metrópolis de Delhi, y se reconoce a primera vista por el elemento que más nos llamará la atención: su magnífica cúpula dorada principal. Más que un templo parece un palacio de película, será una delicia final para cerrar nuestro día.

Día 4: Delhi – Shekhawati. Entre las auténticas casas havelis

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Shekhawati
ALOJAMIENTO Hotel

En Shekhawati podremos apreciar los detalles de la India más interior. Aunque el número de visitantes que llega hasta aquí cada vez es mayor, todavía es una de las partes de la India menos saturada por el turismo. Esta zona semiárida tiene unas míticas casas, muchas de las cuales están abandonadas, que se las conoce como havelis. Se puede decir que es casi un museo al aire libre, ya que las exquisitas ornamentaciones de sus paredes exteriores hacen del lugar una ciudad para inmortalizar.

Los comerciantes de la época las levantaron y decoraron como señal de prosperidad, los frescos de sus muros y las grandes entradas que las caracterizan son el máximo atractivo del lugar. Las ilustraciones tienen todo tipo de temáticas, no debe sorprendernos encontrar elementos religiosos al lado de objetos eróticos. Es difícil visitar estos hogares por dentro, debido a su abandono o a que muchos de los propietarios las mantienen cerradas y viven en las grandes ciudades. Pero encontraremos en el lugar una belleza intrigante, y el desierto del Thar que rodea la zona ejercerá su mágica presión sobre nosotros.

Antes de acabar el día tendremos tiempo aún de vivir otra experiencia. Los coloridos bazares de la ciudad nos esperan para transmitirnos toda la fuerza comercial que lleva siglos acumulándose en este lugar. Si queremos adquirir algunos recuerdos únicos este puede ser un buen lugar, sin duda uno de los sitios más auténticos que visitaremos.

Con la mochila bien cargada, sobre todo de experiencias, volvemos a nuestro alojamiento para una buena cena y el descanso que nos brindará la noche. Mañana nos esperan más descubrimientos y emociones.

Día 5: Shekhawati - Bikaner. La ciudad del desierto

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Fuerte Junagarh Campamento Raisar
ALOJAMIENTO Hotel

Si siempre hemos querido pisar las dunas del desierto este será nuestro día más esperado. Por la mañana, después de cargar las pilas con un buen desayuno, ponemos rumbo a la ciudad de Bikaner. En nuestro recorrido por carretera vamos a ver como cada vez estamos más lejos de la civilización y nos adentramos en una zona más aislada. La experiencia desértica será uno de los platos fuertes de nuestro viaje. Los elementos más destacables de nuestra ciudad de destino son sus artesanías y sus famosos artículos de piel que nos enamoraran. En Bikaner, podemos visitar también la granja de camellos más grande de Asia.

Después de una parada al hotel para almorzar, ya estaremos listos para adentrarnos al Fuerte de Junagarh. La ciudad se fue desarrollando alrededor de esta fortaleza, que se construyó a las afueras del antiguo fuerte primitivo. Es uno de los mayores fuertes del Rajasthan que no está situado en lo alto de una colina. La austeridad exterior contrasta con su belleza interior, exquisitamente decorado con pinturas murales hindús y con brillantes piedras preciosas incrustadas. Los mosaicos de sus suelos también captarán nuestra atención con las bellas formas que desprenden los pequeños trozos de baldosa perfectamente ordenados. La opulencia del lugar nos da información clara sobre las pretensiones de los maharajás de la época que pretendían demostrar al mundo su gran potencia.

Cuando caiga la noche nos espera una cena para recordar en el Campamento de Raisar, situado a las afueras de la ciudad. Tendremos la oportunidad de sentirnos como auténticos habitantes del desierto. Cenar con los pies descalzos sobre la arena y calentándonos con el calor de una hoguera es una bucólica escena de la cual podremos ser los protagonistas por una noche.

Día 6: Bikaner - Jodhpur. Una ciudad de casas azules

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Paseo en TucTuc Panorámica de Jodhpur
ALOJAMIENTO Hotel

Dedicaremos la mañana a desplazarnos hacia Jodhpur. El misterioso paisaje que nos acompañará nos mantendrá pegados a la ventanilla para no perdernos nada del árido terreno que recorreremos. Nuestro siguiente destino del Rajasthan será la conocida Ciudad Azul. Al llegar al hotel nos podremos instalar y tomar un sabroso almuerzo rehabilitador para poder iniciar nuestras visitas del día.

El primer punto de la tarde será el Fuerte Mehrangarh. Subiremos hasta este emplazamiento también conocido como la Ciudadela del Sol, que se encuentra situada en una elevación ideal para observar toda la ciudad e incluso dirigir nuestra mirada mucho más allá, hasta vislumbrar el horizonte. La bella fortaleza tiene unos robustos muros que protegen su interior, e incluso se conservan algunos cañones con los que se defendían de los posibles ataques.
Además de la visita a la espléndida ciudadela, tenemos que callejear para descubrir el encanto de esta urbe del Rajasthan. Entre las vías que conforman el mercado se importante se alza la icónica torre del reloj, que ha devenido un símbolo de esta interesante ciudad.

El último plan de la jornada es subirnos a un mítico tuk tuk y conocer más de cerca la ciudad. Entremezclándonos con sus bellas casas pintadas de azul podremos entender como es, y como ha sido, la vida en este recóndito lugar del mundo. En un principio solamente se pintaron de azul las casas de los sacerdotes brahmanes, pero el espíritu azulado empezó a propagarse porqué las otras castas creían que este colora ahuyentaba a los mosquitos y dejaba fuera el calor. Hoy en día siguen manteniendo el azul por pura belleza y como atracción turística.

Día 7: Jodhpur - Pushkar. Un día dedicado al hinduismo

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Pushkar
ALOJAMIENTO Hotel

Pushkar es una de las más sagradas ciudades del hinduismo, tanto es así que es uno de los cinco lugares de peregrinación para los creyentes. Por eso es común encontrar los fervientes seguidores de esta religión que se desplazan hasta aquí para reafirmar su fe. Pero la ciudad también es importante a nivel de ganadería, por eso aquí se celebra una importante feria del ganado que recoge comerciantes de toda la zona.

Almorzaremos en el hotel nada más llegar a esta ciudad que espera ser descubierta. Poco después ya estaremos paseando, y seguro que fotografiando, los ghats que descienden hacia el lago sagrado de esta ciudad. La bonita luz del ambiente del lugar hace que el reflejo de sus aguas adquiera una tonalidad única, casi mágica. Las casitas colindantes se ven proyectan en el lago como si de un espejo se tratara. Será, sin duda, una postal única de una misticidad inigualable.

El templo de Brahma también merece toda nuestra atención, por esto será nuestro próximo punto de la ruta. En general, los templos de esta ciudad no son demasiado antiguos, ya que la mayoría de ellos fueron destruidos en diferentes momentos de la conquista del lugar. Pero la estructura de este templo dedicado a Brahma ha sobrevivido erguida desde el siglo XIV, aunque varias partes y elementos fundamentales también han sido reconstruidos. Sus vivos colores y la representación de las cuatro cabezas de Brahma nos dejaran sin palabras.

Antes de retirarnos al hotel para una magnífica cena, aún tendremos tiempo para pasear por las calles y bazares de la ciudad, que entrañan un colorido magnífico que le da un aire alegre al lugar. Sin duda esta es una ciudad que calará en los más hondo de nuestros corazones.

Día 8: Pushkar – Jaipur. Descubriendo la capital del Rajasthan

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Paseo en Rickshaw Ceremonia Aarti
ALOJAMIENTO Hotel

La ciudad a la que llegaremos hoy, justo antes de almorzar, fue alzada en 1728, y es una urbe estructurada, a diferencia de las más caóticas metrópolis del país. Se puede decir que es una ciudad pre-moderna. Nada más llegar nos instalaremos en el hotel y comeremos para reponer fuerzas. Será por la tarde cuando salgamos a recorrer palmo a palmo este enclave sin par.

Los sumergiremos en el caos circulatorio que reina en las calles del lugar, y lo haremos subidos en los rickshaws locales. Conoceremos los bazares locales donde se crea una amalgama de aromas, ruidos y estímulos tan característicos que una vez en casa de nuevo resonarán en nuestra memoria como el eco del viaje de nuestros sueños. El fantástico bazar de Jaipur contiene de todo lo que te puedas imaginar. Así que será el sitio ideal para adquirir nuestros recuerdos o regalos para familiares que cargaremos en nuestras maletas preparadas para la vuelta.

Para completar la visita nos espera una ceremonia Aarti representada en el templo hindú de Birla. Este bello edificio religioso está construido en mármol blanco. La belleza del lugar cuando cae la noche y se encienden toda las luces hace que sea casi mágico estar en este emplazamiento al esconderse el sol. La autenticidad del ritual Aarti del que seremos espectadores nos transportará a otra época, y nos dejará entrar de lleno en la cultura de la sociedad india que vive anclada en el pasado más ancestral.

Día 9: Jaipur – Amber – Jaipur. Incursión a la fortaleza de Amber

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Jaipur Fuerte Amber
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestro día empezará al desplazarnos hacia el Fuerte de Amber, a unos 11 kilómetros de Jaipur. Para visitar el complejo es posible realizar la visita a lomos de un elefante, emblema de la cultura hindú. Aunque no siempre hay disponibilidad, así que otra opción será adentrarnos en el lugar sentados en confortables jeeps. La verdad es que lo importante de la visita será lo que podremos observar, así que descubrir la historia del fuerte es lo que de verdad calará en nosotros. La característica piedra arenisca de la zona y el mármol blanco usados para su construcción le dan un aire de robusto y misteriosos a la vez.

Volveremos a la ciudad con la espléndida fortaleza grabada en nuestra retina. Antes de almorzar en un típico restaurante local pararemos para admirar la intrigante belleza del Palacio de los Vientos o Hawa Mahal. Este edificio conserva su imponente fachada de características únicas y sin otro lugar comparable a ella en todo el país. Su forma piramidal se debe a que los pisos superiores son más estrechos para simbolizar la representativa cola de un pavo real, animal icónico de la cultura hindú. El edificio está dotado de 953 pequeñas ventanas pensadas para que las mujeres del harén pudieran entretenerse observando la vida tras las paredes de palacio sin ser vistas por los transeúntes. El aire que pasa a través de estos pequeños ventanales mantenía el interior fresco incluso en los calurosos días veraniegos.

Continuaremos para conocer el Palacio de la Ciudad, que mezcla las culturas rajasthani y mogol. Este lugar esta formado por dos palacios, el Mubarak Mahal y el Chandra Mahal, que aún es una residencia real. La belleza de estos palacios en el centro de la ciudad de Jaipur se ve multiplicada por los patios y jardines que también forman parte del lugar.

Otra visita obligada de esta ciudad es el observatorio astronómico Jai Signh. Lo hizo levantar el maharaha Sawai Jai Singh, el mismo fundador de la capital del Rajasthan. Era un gran aficionado a la ciencia astronómica, por eso mandó traer las mejores piezas europeas para crear su propio observatorio, convirtiéndolo así, en uno de los más modernos del momento.

Día 10: Jaipur – Fatehpur Sikri – Agra. Los fantasmas del pasado

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Fatehpur Sikri
ALOJAMIENTO Hotel

Recorremos por carretera los kilómetros que nos separan de Agra. Es un placentero viaje porque sabemos que el camino está lleno de sorpresas. Pero hoy solamente pararemos una vez antes de llegar a nuestro destino. Pero será un alto muy especial en nuestra ruta, ya que podremos conocer siglos de historia y tradición mogola e hindú en el recorrido por la ciudad de Fatehpur Sikri.

El emperador Akbar hizo levantar esta ciudad próxima a Agra para que fuera la capital del Imperio Mogol, pero tan solo 17 años después de su construcción la ciudad tuvo que ser abandonada. Todo indica que no se habían previsto las largas épocas de sequía que azotaban el lugar, por eso las reservas hidráulicas se desvanecieron y no tenían forma de llevar más agua hasta el lugar.

Su despoblación trajo consigo una gran cantidad de saqueos y la ciudad fue completamente expoliada, quedando solamente la estructura del enorme lugar. Hoy en día es un atractivo inmenso para los viajeros, que pueden pasear entre auténticos edificios de la cultura mogol e hindú que amagan los secretos de una tradición que sigue todavía viva. De los edificios despoblados la embrujada urbe podremos visitar la mezquita Dargah, la única del lugar construida en mármol blanco contrastando con el rojo característico del resto del emplazamiento. También pasearemos por el patio Diwan-i-Khas, usado como pabellón para las audiencias o reuniones del emperador. Será difícil no pensar en como debía ser el bullicio de este lugar en su época de máximo apogeo. ¡Todo un misterio!

Almorzaremos en el camino antes de nuestra llegada a Agra. Una vez alcancemos esta ciudad nos alojaremos en el hotel donde también podremos degustar una exquisita cena. Será una noche de ciertos nervios, ya que sabemos que mañana nos espera una visita de mucha categoría.

Día 11: Agra. La verdadera historia que se esconde en el Taj Mahal

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Taj Mahal Fuerte de Agra
ALOJAMIENTO Hotel

La historia que se esconde detrás de este maravilloso lugar tocara nuestro corazón. Se levantó como monumento funerario en honor de la esposa del emperador mogol Sha Jahan. Mumatz Mahal destacaba por encima de todas las mujeres el harén del líder, era la más querida. Cuando murió al dar a luz su decimocuarta hija el emperador hizo levantar este mausoleo que tiene grandes semejanzas con los palacios de la época. En el Taj Mahal yacen los restos de los dos amantes que han quedado unidos por toda la eternidad.

La historia de amor es contundente, pero también va a impactarnos la exquisita belleza del gran monumento. Su estructura toda de color blanco con las grandes cúpulas y los minaretes perfectamente encuadrados. También su delicada ornamentación que contiene desde motivos florales hasta canciones persas perfectamente integradas como parte de la decoración. Pero el complejo es mucho mayor que la parte que siempre vemos en las imágenes, los imponentes jardines son una parte esencial del complejo que lo hace todavía más único y que completará nuestra visita.

Para cerrar nuestra jornada visitaremos el Fuerte Rojo, es la más grande fortaleza de todo el país y su interior es de exquisita belleza. Cada rincón esconde anécdotas y tradiciones del Imperio Mogol que nos descubrirán un poco más de esta sociedad que precedió los actuales habitantes de la India. La visita del fuerte será una agradable sorpresa que no quedará eclipsada por el famoso Taj Mahal, aunque desde este punto, cercano al río Yamuna, tendremos unas excelentes vistas del mausoleo blanco.

Día 12: Agra – Mathura – Delhi. Exprimiendo el último día

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Paseo en Rickshaw Templo de Krishna y mercado de Mathura
ALOJAMIENTO Hotel

Es nuestro último día en la India, pero aún nos queda tiempo para una última parada en una ciudad sagrada de gran importancia: Mathura. En este lugar nació una de las deidades más representativas del hinduismo, la que ejerce de eje central en su fe, Krishna, considerado la encarnación del dios Vishnu, el más venerado. El templo que actúa como canalizador de todas las creencias es el Krishna Janmabhoomi, el edificio original fue destruido y alzado en diferentes épocas, y el que vemos hoy es la última construcción del siglo XX. Muchos de los fieles del país se acercan hasta este lugar para demostrar su veneración a la deidad.

La ciudad también es digna de visitar, y puede hacerse más ameno el recorrido si subimos a los trepidantes ricksaws, la experiencia única que viviremos al pasear entre su colorido mercado será una de las últimas del viaje. Si tenemos alguna compra de última hora que nos haya quedado pendiente este será nuestro momento, aunque si preferimos admirar la estampa cuotidiana de los locales que tanto nos ha cautivado durante estos últimos días también será una buena opción. Así que, sea como sea, vamos a aprovechar bien cada segundo para captar la esencia tan bucólica y mística que nos regala el país en cada vivencia.

Día 13: Delhi – España. ¡Hasta pronto India!

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van

Solamente nos queda tiempo para cerrar nuestras maletas por última vez y degustar un último desayuno local. Preparamos nuestro equipaje para cargarlo al vehículo que nos trasladará al aeropuerto y dedicamos una última mirada a la ciudad que nos envuelve. Han sido unos días de grandes descubrimientos, asombrosas visitas y sobre todo de una gran conexión con el país. La India más auténtica, más mística y más imperturbable nos ha abrazado para transmitirnos todo su saber acumulado durante siglos.

Llegamos al aeropuerto y seguimos pensando en todo lo vivido mientras sacamos nuestros billetes de vuelta a casa. La pena se apodera de nosotros por un instante, pero no conseguirá desplazar la dicha que convivido con nosotros durante nuestro viaje. En el avión nos relajamos y nos dejamos llevar hacia nuestro hogar, donde podremos compartir con amigos y familiares la experiencia más mágica con la que siempre habíamos soñado.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es turista y turista superior.

Park Plaza Jodhpur
Jodhpur, India

Park Plaza Jodhpur

Glitz Westen Inn
New Delhi, India

Glitz Westen Inn

JüSTa Greater Kailash
New Delhi, India

JüSTa Greater Kailash

Tavisha Hotel, Delhi
New Delhi, India

Tavisha Hotel, Delhi

Fairfield by Marriott Jodhpur
Jodhpur, India

Fairfield by Marriott Jodhpur

Mansingh Palace, Agra
Agra, India

Mansingh Palace, Agra

The Exotica Grand Delhi
New Delhi, India

The Exotica Grand Delhi

The Grand Haveli & Resort
Nawalgarh, India

The Grand Haveli & Resort

Crystal Sarovar Premiere, Agra
Agra, India

Crystal Sarovar Premiere, Agra