Israel: Israel imprescindible

Israel: mucho más de lo que imaginas

explore Conoce el viaje

Israel: Israel imprescindible

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Circuito
Israel: mucho más de lo que imaginas
¿Qué nos ofrece Israel como destino turístico? ¿Cuáles son sus argumentos para convencernos de que es el lugar ideal para vivir unas vacaciones inolvidables? Por ejemplo, su interminable lista de enclaves sagrados, tanto para judíos como para cristianos; sus fortalezas medievales, que un día estuvieron ocupadas por los templarios; sus espacios naturales; sus templos cargados de historia y espiritualidad…
Un viaje de ensueño

Este maravilloso e inolvidable viaje a la Tierra Prometida arrancará, como era de esperar, en Jerusalén. La más poblada de las ciudades israelíes es, además, la capital del país, y el lugar donde se encuentran buena parte de sus atractivos. A lo largo de nuestra estancia en Jerusalén, tendremos la oportunidad de visitar la Iglesia de la Natividad de San Juan Bautista, el Museo y Memorial del Holocausto o el Museo de Israel, donde se hallan expuestos los famosos Manuscritos del Mar Muerto. También habrá tiempo para conocer los puntos clave de la ciudad antigua, en la que destacan el Muro de las Lamentaciones, la Vía Dolorosa, el Santo Sepulcro o el Monte de los Olivos. Asimismo, realizaremos una memorable excursión a Belén, al otro lado de la frontera palestina. Allí nos esperan lugares tan importantes como la Gruta del Pesebre, la Iglesia de la Natividad y la Estrella de 14 puntas, que marca el sitio donde nació Jesucristo.

A lo largo de este viaje disfrutaremos de bellos paisajes, de animadas ciudades y de los lugares donde se desarrollaron los episodios narrados en la Biblia

Tras varias jornadas disfrutando a lo grande de todo lo que nos ofrece Jerusalén, pondremos rumbo a Galilea. Para llegar hasta allí, atravesaremos el desierto de Judea y pasaremos por el Valle del Río Jordán, en el que fue bautizado Jesús de Nazaret. Antes de llegar a Galilea, nos detendremos a conocer tres lugares esenciales para los cristianos: el Monte de las Bienaventuranzas, la Casa de San Pedro, situada en Cafarnaúm, y Tabgha, que es donde Jesucristo obró el milagro de los panes y los peces. Otro de los platos fuertes de este gran viaje será la excursión que haremos a Nazaret, que nos dará la oportunidad de contemplar con nuestros propios ojos enclaves como la Iglesia de la Anunciación, la Carpintería de San José y la Fuente de la Virgen. La recta final de esta maravillosa aventura por Israel estará igualmente repleta de visitas inolvidables: de camino a Tel Aviv, nuestro destino final, conoceremos San Juan de Acre, la que fuera capital de los cruzados; Haifa, donde subiremos al Monte Carmelo, y Cesárea Marítima, una antigua ciudad romana llena de importantes restos arqueológicos.

Emociones nuevas en tu viaje

El plan de viaje a tu alcance

Plan de ruta
1 España - Jerusalén. Rumbo a Israel
incluye
  • Sin comidas.
Ciudades visitadas
  • Tel Aviv
  • Jerusalén
Israel es un país que despierta mil sensaciones. Lleno de historia, cultura y espiritualidad, la tierra santa para varias religiones es una visita fascinante para todo viajero inquieto. Nosotros hoy comenzamos una aventura que nos llevará por ciudades milenarias y paisajes sagrados. Saldremos desde España en un vuelo regular que nos llevará a Tel Aviv. Debemos recordar que, por lo menos, debemos llegar al aeropuerto con dos horas de antelación a la salida del avión. En cuanto aterricemos en el aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv nos darán la bienvenida y nos ayudarán con los trámites de entrada al país. Después, nos llevarán directamente a Jerusalén, la ciudad que nos acogerá durante los próximos días. La capital israelí es uno de los lugares más fascinantes del mundo. Llena de historia, espiritualidad y energía, despertará en nosotros emociones sobrecogedoras y experiencias inigualables. Cuando lleguemos a Jerusalén, podremos instalarnos en el hotel y relajarnos después del viaje.
2 Jerusalén. Flotando en el Mar Muerto
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Jerusalén
Amanece en Jerusalén. El sol cae sobre la ciudad legendaria y nosotros tenemos por delante una jornada llena de emociones. Después del desayuno se nos presentan dos opciones: pasar el día libre en la capital israelí, recorriéndola a nuestro ritmo; o realizar una excursión opcional a Masada y el Mar Muerto. Quien decida apuntarse a esta actividad podrá descubrir un lugar histórico: el último bastión judío en su revuelta contra el Imperio Romano. Masada es una meseta en el desierto de Judea, cercana a la costa del Mar Muerto. En su cumbre se hallan restos de una muralla en cuyo interior hay palacios, torres, viviendas, termas, almacenes… En resumen, los vestigios de una ciudad. Durante las primeras guerras judeo-romanas, en el siglo I, los soldados del Imperio Romano asediaron a los habitantes de Masada que, viendo que perdían la guerra, realizaron un suicidio colectivo antes de caer en las manos de los romanos. Nosotros ascenderemos hasta la cumbre en un teleférico y, una vez allí, podremos observar las excavaciones del palacio de Herodes –era la residencia del emperador cuando estaba en Masada y está formado por diferentes edificios, como termas, oficinas administrativas, aposentos reales, terrazas...– y las ruinas de los zelotes, los gerrilleros judíos que se enfrentaron a los romanos y que habitaban en la fortaleza. Masada es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 2001. Después de esta impresionante visita, pasaremos de la cumbre de Masada al lugar situado a menor altura del mundo: el Mar Muerto. Este enorme lago salado de 80 kilómetros de largo por 16 de ancho está situado 435 metros por debajo del nivel del mar. Su concentración en minerales es tan elevada que sus aguas son más densas de lo habitual, lo que permite que cualquier persona flote sin ninguna dificultad. Nosotros podremos comprobarlo porque tendremos tiempo libre suficiente como para bañarnos en sus aguas. Una experiencia inolvidable. Después de flotar en el Mar Muerto regresaremos a Jerusalén para pasar la noche.
3 Jerusalén - Belén (Palestina) - Jerusalén. Camino de Belén
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Belen
  • Jerusalén
Visitas
  • Museo de Israel
  • Belén
Después del desayuno, y durante la primera parte del día de hoy, nos dedicaremos a visitar algunos de los lugares más interesantes fuera de la ciudad vieja de Jerusalén. Nuestros pasos se encaminarán primero al Santuario del Libro, una de las alas del Museo de Israel célebre por guardar en su interior los Rollos del Mar Muerto. Se trata de una colección de 972 manuscritos hallados en varias cuevas de Qumran, en los alrededores del Mar Muerto. Los documentos están escritos en hebreo, arameo y griego y suponen el testimonio escrito más antiguo de textos bíblicos hebreos, aunque también hay otros textos no sagrados. Fueron descubiertos a mediados del siglo XX. En el Santuario del Libro también podremos apreciar una maqueta de Jerusalén en tiempos de Jesús. Después del Santuario del Libro nos acercaremos hasta el barrio de Ain Karem, un antiguo pueblo en el sudoeste de la ciudad que hoy forma parte de los límites urbanos. Allí visitaremos la Iglesia de la Natividad de San Juan Bautista. Como su propio nombre indica, este templo franciscano fue edificado en el lugar donde se cree que nació San Juan Bautista. De hecho, dentro de la iglesia hay una gruta que señala el lugar exacto del nacimiento. En nuestro recorrido por Jerusalén también tendremos la oportunidad de visitar el Yad Vashem: el Museo y Memorial del Holocausto, situado en el Bosque de Jerusalén. Se trata de un enorme complejo que sirve como memorial, museo y lugar de estudio del holocausto perpetrado por los nazis contra el pueblo judío. Está formado por varios edificios –el último fue inaugurado en 2005- y monumentos, tan emotivos como la Sala del Recuerdo; la Sala de los Nombres, donde se encuentra la biografía de cada una de las víctimas del holocausto; o el Yad LaYeled, dedicado a los niños que perecieron bajo el horror. No es una visita nada fácil, pero es muy importante para comprender en profundidad lo que ocurrió. Ya por la tarde nos acercaremos a Belén, uno de los lugares más importantes para los cristianos de todo el mundo por ser la ciudad donde nació Jesús de Nazaret. En la Basílica de la Natividad se encuentra el lugar exacto donde, según la tradición, Cristo llegó al mundo. Se entra al templo a través de una pequeña puerta que obliga al visitante a entrar reclinado, de ahí que se la denomine la Puerta de la Humildad. Dentro encontramos varias grutas y capillas, aunque la más importante es la de la Natividad, a la que se baja por unas sinuosas escaleras: una estrella de 14 puntas que señala el lugar exacto en el que nació Jesús de Nazaret. Además, encontramos la Basílica de Santa Catalina, un templo originario del siglo XIV adyacente al templo de la Natividad; y otras grutas como la de San José y San Jerónimo. Esta última sirvió de cobijo a este santo. Al final del día, regresaremos a nuestro alojamiento de Jerusalén para poder descansar.
4 Jerusalén - Ciudad antigua - Jerusalén. Un paseo por las calles de Jerusalén
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Jerusalén
Visitas
  • Muro de las Lamentaciones
Nuestra jornada de hoy estará dedicada a recorrer la ciudad vieja de Jerusalén, el lugar más sagrado para cristianos, judíos y musulmanes. Muchos de los sitios que veremos están ya mencionados en la Biblia, así que es un viaje lleno de historia y espiritualidad. La ciudad vieja de Jerusalén es un verdadero laberinto de calles dentro de una muralla y está dividido en cuatro barrios: judío, cristiano, armenio y musulmán. En primer lugar, visitaremos el Muro de las Lamentaciones, el lugar más sagrado para los judíos de todo el mundo. Se trata del único vestigio que sigue en pie del Segundo Templo de Jerusalén, que fue destruido por los romanos en el siglo I. De cara al gran muro oran los fieles judíos llegados de cualquier lugar del mundo y entre sus piedras dejan papeles con mensajes a Dios. Después recorreremos la Vía Dolorosa, una calle que atraviesa una parte de la ciudad vieja siguiendo las estaciones del Viacrucis, el itinerario que siguió Cristo en su camino hacia la crucifixión. En la Vía Dolorsa hay 9 de las 15 estaciones; el resto se encuentran dentro de la Basílica del Santo Sepulcro, que será nuestra siguiente visita. Este templo es el más sagrado para los cristianos, ya que dentro se encuentra el Gólgota -la roca sobre la que fue crucificado Cristo–, la piedra de la unción –donde se preparó su cuerpo para ser enterrado– y el sepulcro de piedra donde resucitó. Es una gigantesca basílica dividida en diversas partes y capillas y está siempre llena de innumerables peregrinos llegados de todas partes del mundo. Recorrerla y descubrir sus rincones es fascinante. Cuando terminemos en el Santo Sepulcro nos acercaremos hasta el Monte Sion, una de las colinas de Jerusalén, ya fuera de las murallas de la ciudad vieja. En este lugar hay un complejo religioso donde encontramos la Abadía de la Dormición –el lugar exacto donde, según la tradición, la Virgen María hizo el tránsito en cuerpo y alma a la vida eterna–; la Tumba del Rey David y el Cenáculo, es decir, el lugar donde se celebró la Última Cena. Después continuaremos hasta el Monte de los Olivos, desde donde hay unas magníficas vistas de la ciudad vieja. Además, este lugar concentra un buen número de sitios sagrados, como el cementerio judío o diversos templos cristianos. Nosotros visitaremos el Jardín de Getsemaní, el lugar en el que, según la tradición, Jesús oró la noche anterior a su crucifixión; y la Basílica de las Naciones o de la Agonía, situada justo al lado del jardín, en cuyo interior se guarda un pedazo de roca sobre el que, supuestamente, Jesús oró aquella noche. El día ha sido intenso, así que, después de esta visita a la Basílica de las Naciones, regresaremos a nuestro hotel para poder relajarnos antes de dormir.
5 Jerusalén - Río Jordán - Monte Bienaventuranzas - Tabgha - Galilea. Tras los pasos de Jesús por el valle del Jordán
incluye
  • Desayuno. Cena.
Ciudades visitadas
  • Nazareth
Visitas
  • Monte de las Bienaventuranzas
Hoy dejaremos atrás la fascinante Jerusalén, la ciudad que nos ha acogido los últimos días, y seguiremos nuestro camino por Tierra Santa visitando algunos escenarios de los textos sagrados. Un viaje lleno de espiritualidad imprescindible para los amantes de la historia y la cultura. Saldremos de Jerusalén y nos dirigiremos hacia el norte, en dirección al valle del río Jordán. En nuestro camino pasaremos por la legendaria Jericó, una ciudad mencionada varias veces en los textos bíblicos que tiene más de 10.000 años de antigüedad y que supone un verdadero oasis en medio del paisaje árido. Después podremos contemplar una panorámica del Monte de la Tentación, el lugar en el que, según la tradición, Jesús fue tentado por el demonio. Está situado a las afueras de Jericó y tiene en su cima el Monasterio de la Tentación. Después llegaremos, por fin, a orillas del río Jordán, muy cerca del lugar en el que Juan el Bautista bautizó a Jesús de Nazaret. Continuaremos por el valle del Jordán hasta llegar a las cercanías del mar de Galilea. En la orilla norte se encuentra el Monte de las Bienaventuranzas, el lugar donde Jesús dio el famoso “Sermón de la Montaña”, y la Iglesia de Tabgha, en cuyo interior se guarda la piedra donde, al parecer, Cristo hizo el milagro de los panes y los peces. Además, nos acercaremos a Cafarnaúm, también a orillas del mar de Galilea. Se trata de un antiguo poblado pesquero que salió a la la luz en excavaciones realizadas en los años 60 del siglo XX. Entre los restos se encontró la casa de San Pedro y la antigua sinagoga. Al final del día, antes de instalarnos en el hotel, haremos una travesía por el mar de Galilea. En realidad, se trata de un lago de agua dulce y su importancia es mucha para los cristianos, ya que algunos de los pasajes de la vida de Jesucristo tienen lugar en sus inmediaciones. Después, ya sí, podremos alojarnos en el hotel de Galilea, cenar y retirarnos a dormir.
6 Galilea - Nazaret - Galilea. En tierras de Jesús
incluye
  • Desayuno. Cena.
Ciudades visitadas
  • Nazareth
Visitas
  • Nazaret
Un nuevo día amanece en nuestro viaje por Israel. El sol llega hasta las orillas del mar de Galilea, el lugar donde nos encontramos, y continuaremos descubriendo nuevos lugares con un significado legendario y sagrado. Después del desayuno nos dirigiremos a Nazaret, el lugar donde, según la tradición, Jesús pasó sus años de infancia y juventud, lo que se llaman años de vida privada. De ahí que sea un lugar especialmente simbólico para los cristianos. Es, también, la ciudad más poblada del distrito norte de Israel. En Nazaret hay múltiples lugares con un significado muy espiritual. Visitaremos algunos de ellos. Por ejemplo, conoceremos la Iglesia de la Anunciación, un templo imponente, construido en el siglo XX sobre el lugar en el que, según la tradición católica, se produjo la Anunciación a la Virgen María. Cerca de este templo se alza la Iglesia de la Carpintería de San José, donde, también según la tradición, vivía la Sagrada Familia y tenía su taller San José. Además, pasaremos por la Fuente de la Virgen o Pozo de María. Este lugar es, al parecer, donde el Ángel Gabriel le anunció a María que daría a luz al hijo de Dios. Después subiremos hasta el denominado Monte del Precipicio, a las afueras de la ciudad, el lugar en el que, según los Evangelios, el pueblo de Nazaret rechazó a Jesús como el Mesías. Desde allá arriba podremos tener una fantástica vista de la ciudad y su entorno. A continuación seguiremos nuestra jornada visitando el Monte Tabor, también llamado Monte de la Transfiguración. Se trata de una colina de más de 500 metros que se alza solitaria en medio de una planicie. La tradición sitúa aquí la Transfiguración de Jesús, un episodio narrado en las Escrituras en el que Cristo, acompañado de varios apóstoles, empieza a brillar con una luz celestial y, a su lado, aparecen los profetas Moisés y Elías. Por este hecho, en lo alto del monte está la Basílica de la Transfiguración. El día lo terminaremos en Caná de Galilea, una pequeña aldea cuyo nombre nos recuerda el primer milagro de Jesús, cuando en una boda convirtió el agua en vino. De hecho, en la ciudad existe una iglesia que recuerda ese hecho. Después regresaremos a Galilea para cenar y pasar la noche.
7 Galilea - San Juan de Acre - Haifa - Cesarea - Tel Aviv. De los cruzados a los romanos
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Tel Aviv
Visitas
  • Cesárea Marítima
  • Fortalezas medievales de San Juan de Acre
La jornada de hoy nos llevará hasta Tel Aviv, la moderna ciudad mediterránea de Israel, pero por el camino haremos algunas paradas muy interesantes. Nos pondremos en camino después de desayunar. Nuestra primera visita del día es a Acre. Esta ciudad del norte de Israel, a orillas del Mediterráneo, fue uno de los principales puertos del territorio. En el siglo XII fue conquistada por los templarios y pasó a denominarse San Juan de Acre. Nosotros visitaremos las fortalezas medievales construidas por estos caballeros, llenas de túneles con una atmósfera de lo más interesante. Nuestro viaje continuará por Haifa, la tercera ciudad más grande de Israel, con más de 270.000 habitantes. Esta urbe portuaria y moderna guarda muchos lugares de interés histórico. Nosotros visitaremos algunos de ellos. Por ejemplo, el Monte Carmelo, por cuya ladera sube parcialmente la ciudad. Fue en una cueva de este lugar donde, al parecer, se refugió el profeta Elías. Nosotros visitaremos la cueva. También podremos contemplar el maravilloso Templo Bahai, situado en lo alto de la ciudad. Es el lugar más importante del bahaísmo y cuenta con una escalinata y unos jardines espectaculares desde los que se puede contemplar parte de la ciudad y el mar. A continuación, seguiremos nuestro recorrido de hoy por la costa hacia la antigua ciudad romana de Cesárea Marítima, cuyos restos se pueden ver junto a la orilla del mar. Fue fundada por Herodes el Grande en el siglo I a.C. Entre los restos que siguen en pie encontramos el teatro, la Muralla de la Fortaleza de los Cruzados y el Acueducto. Las piedras del conjunto refulgen con la luz del Mediterráneo, creando un paisaje realmente poderoso. Tras esta visita continuaremos hacia Tel Aviv, visitando, en primer lugar, Jaffo, la parte antigua de la ciudad. Está considerado uno de los puertos más antiguos del mundo: ya estaba en funcionamiento, al parecer, hace más de 6.000 años. Hoy es un barrio con mucho encanto, lleno de tiendas, mercadillos y talleres de artistas. Nosotros, además, visitaremos la Iglesia de San Pedro, situada sobre la ciudadela. Aunque sus orígenes son del siglo XVII, el actual edificio es del siglo XIX. Tras esta última visita nos llevarán a nuestro alojamiento para pasar la noche en Tel Aviv.
8 Tel Aviv- España. De vuelta a casa
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Tel Aviv
Han sido unos días llenos de espiritualidad, historia, cultura y arte. Las experiencias han sido muchas en Tierra Santa. Hemos seguido los pasos de Jesús y hemos contemplado los lugares más sagrados para los cristianos, judíos y musulmanes. Ahora toda decirle adiós a Israel. En cuanto llegue la hora señalada, vendrán a por nosotros y nos llevarán al aeropuerto de Tel Aviv para tomar un vuelo con destino a España. En la maleta, además de nuestras cosas, llevamos un montón de recuerdos. ¡Buen viaje!

¿Quieres saber más de Israel?

Indispensables para tu viaje
Documentación necesaria
Para viajar a Israel, los ciudadanos españoles necesitan contar con un pasaporte en regla, y que este tenga una validez de, al menos, seis meses a contar desde la fecha de salida del país. Si se viaja con fines turísticos, y la duración de la estancia no va a ser superior a 90 días, no es necesario obtener un visado.
Moneda
En Israel, la moneda oficial es el nuevo shéquel. Su abreviatura es NIS, y se divide en 100 agorots. Hay monedas de 10 y de 50 agorots, y de 1, 2, 5 y 10 shéquels. En cuanto a los billetes, los hay de 20, 50, 100 y 200 shéquels. Actualmente, el cambio es de aproximadamente 1 euro por cada 4,20 shéquels
Tarjetas de crédito
Siempre que nos movamos por las grandes ciudades del país, así como por las zonas más turísticas, podremos pagar con nuestra tarjeta de crédito. También será sencillo encontrar cajeros automáticos en estos lugares donde sacar dinero si fuera necesario. Aunque esto no es aplicable en zonas rurales y apartadas de los focos turísticos, ni tampoco en los puestos ambulantes ni en los bazares a pie de calle. Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.
Divisas
Tanto a la entrada como a la salida del país, es obligatorio declarar las divisas si la cantidad total supera los 100.000 shéquels.
Salud
No es necesario ponerse ninguna vacuna para viajar a Israel y, una vez allí, su sistema sanitario funciona perfectamente, con personal e instalaciones al nivel europeo. Dado que no existe ningún convenio entre la Seguridad Social española y la israelí, y que los costes de los servicios médicos son bastante elevados, es aconsejable contratar un seguro de viajes con amplia cobertura médica antes de viajar.
Información general
Idioma
En Israel, tanto el hebreo como el árabe son lenguas oficiales, pero la mayoría de sus habitantes, si no todos, tienen un buen nivel de inglés.
Corriente eléctrica
En Israel, la corriente eléctrica es de 230 V a 50 Hz, siendo los enchufes del tipo H, es decir, con tres clavijas. Por lo tanto, es recomendable viajar con un adaptador.
WiFi
A efectos de tecnología y telecomunicaciones, Israel está al mismo nivel que los principales destinos europeos. Por tanto, existe una red WiFi muy amplia que cubre sobradamente los núcleos urbanos.
Hora local
El huso horario en Israel es UTC+2, y hacen el mismo cambio de hora en verano que nosotros. De modo que la diferencia respecto a la España peninsular es de una hora más durante todo el año.
Clima
En Israel, el clima es Mediterráneo puro en las zonas próximas a la costa, pero a medida que se avanza hacia el interior se va volviendo árido, hasta llegar a ser desértico en la región del Neguev. Cerca del mar, los inviernos son suaves y lluviosos, mientras que los veranos son secos y bastante cálidos. En lo que respecta al interior del país, principalmente en el sur, las temperaturas son muy elevadas y las precipitaciones muy escasas.
right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.