Tailandia: Bangkok, Chiang Rai y Chiang Mai

Tailandia: un sueño hecho realidad

explore Conoce el viaje

Tailandia: Bangkok, Chiang Rai y Chiang Mai

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Gran Viaje
Explora el país de las sonrisas
No dejes que nadie te lo cuente, sé tú mismo quien viaje a ese maravilloso país llamado Tailandia y recorre los lugares más interesantes, bonitos y asombrosos de Bangkok, su capital, y de las provincias norteñas de Chiang Rai y Chiang Mai, en las que la naturaleza y el budismo configuran el paisaje.
Bienvenidos al destino perfecto

Tailandia es un gran país en todos los sentidos, y como tal ofrece al viajero un amplísimo abanico de experiencias inolvidables: las calles de Bangkok, sus templos y su Palacio Real, y el exótico y exuberante norte, con las ciudades de Chiang Rai y Chiang Mai como principales exponentes de su belleza natural y su misticismo.

Un recorrido imperdible que va desde Bangkok, al sur, hasta las mágicas tierras del norte

Bangkok será, como no podía ser de otra forma, la primera etapa de este viaje absolutamente inolvidable. Allí conoceremos sus templos, su palacio real y el incomparable ambiente que reina en sus calles, adentrándonos en las zonas más representativas y singulares de esta ciudad. A continuación, nos dirigiremos al norte, donde nos esperan las maravillosas provincias de Chiang Rai y Chiang Mai. A lo largo de las jornadas que pasemos en esta región de Tailandia, tendremos la oportunidad de disfrutar de la naturaleza del sudeste asiático en estado puro, y de visitar el poblado donde habitan las mujeres jirafa, el punto exacto donde confluyen las fronteras de Myanmar, Laos y Tailandia, y un insólito campamento de elefantes que nos ayudará a conocer, amar y respetar a estos cariñosos paquidermos.

Emociones nuevas en tu viaje

El plan de viaje a tu alcance

Plan de ruta
1 España – Bangkok. El primer paso de una gran aventura
incluye
  • Sin comidas.
Ciudades visitadas
  • Bangkok
La cuenta atrás del gran día llega a su fin, con el equipaje hecho y toda la ilusión por disfrutar de una excelente experiencia. ¡Rumbo a Tailandia! Dejamos nuestra casa, a la que volveremos cargados de experiencias y sensaciones inolvidables, el fruto de un gratificante viaje. Un enorme avión nos espera en el aeropuerto para emprender un vuelo nocturno en el que podremos descansar para apurar al máximo los días que nos esperan… La facturación, el control de seguridad… todo pasará como trámites previos al comienzo de nuestra aventura al otro lado del mundo. A partir de ese momento, solo nos quedará en disfrutar a fondo de nuestro viaje a tierras asiáticas. A bordo del avión, y a solo unas horas de llegar a Tailandia, ya nos imaginamos como protagonistas en escenarios excepcionales, en una de las zonas del planeta más apreciadas por los viajeros. Mientras soñamos (dormidos o despiertos), la que fuese legendaria Siam nos espera, en lo que será un encuentro inolvidable. Ya queda menos…
2 Bangkok. Ahora sí, al fin estamos en Bangkok
incluye
  • Sin comidas.
Ciudades visitadas
  • Bangkok
Entre las numerosas experiencias que viviremos, la de ver amanecer a bordo de un avión, momentos antes de aterrizar en un destino muy deseado, es una de ellas. Ya queda muy poco para tener el primer contacto con este privilegiada tierra asiática, un enclave muy especial. ¡Hemos llegado a Tailandia! Estiramos brazos y piernas, recogemos nuestro equipaje de mano… en unos minutos ya estamos respirando las primeras bocanadas del aire de nuestro lugar de destino. Estamos en el ‘país de la sonrisas’, por la amabilidad y la simpatía de sus habitantes, todo un valor a tener en cuenta en todo viaje que se precie. Sonrisas que veremos y sentiremos desde el principio al final de estos días por tierras asiáticas: en nuestros guías, en los trabajadores de los hoteles, en los restaurantes, en los templos… Nuestro guía de habla hispana nos dará la bienvenida y nos acompañará al hotel en un transporte privado. Tendremos todo el día por delante para organizarnos, aclimatarnos, reparar los efectos del jetlag… Una buena toma de contacto para prepararnos ante todo lo mucho y bueno que nos espera en un país que reserva todo tipo de gratas sorpresas, que nos acogerá con calidez desde el primer minuto y nos despedirá tras habernos dejado una huella imborrable.
3 Bangkok. Aprovechando al máximo esta jornada libre
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Bangkok
En este primer día podremos diseñar un itinerario a nuestra medida, asesorado por el personal que nos acompañará durante el viaje. Todo está preparado para que cualquier decisión que tomemos sea buena, en una jornada en la que no hay nada marcado, ni horarios prefijados. Con salir a dar un paseo por los alrededores del hotel, ya empezaremos a sentir la vida en Tailandia, para continuar con ideas como salir de compras por la ciudad o visitar enclaves como el barrio chino, el parque Lumphini, las ‘casas de seda’ o la siempre animada calle Khao San Road. Muchas razones para empezar nuestro gran viaje con buen pie. En todo caso, habrá opciones de excursiones programadas, como la visita al popular mercado flotante de Damnoen Saduak. Merece, mucho, la pena, ya que cumple con una de las condiciones de los lugares inolvidables: ser algo original, poco visto en muchas partes del planeta. A 110 kilómetros de la ciudad, nos encontraremos con todo tipo de barcas, en diferentes tamaños, en la que los comerciantes venden diversos productos, sobre todo, frutas y verduras. Pero no quedará todo ahí, ya que podremos visitar la ‘estupa’ (edificio budista) o ‘chedi’ más alta del mundo (127 metros), en Nakhon Pathom: Phra Pathom Chedi. Y después tendremos uno de nuestros numerosos encuentros con la rica y sabrosa gastronomía ‘thai’, en un restaurante de la zona denominada Sampran Riverside, en la misma provincia de Nakhon Pathom. Y para completar esta inolvidable jornada, asistiremos a un espectáculo que nos permitirá ser privilegiados testigos de la cultura y el folklore del lugar: la famosa ‘danza de uñas’, peleas de espadas y de gallos, boxeo ‘thai’… ¡Empezamos a lo grande!
4 Bangkok. Admirando el Palacio Real y los templos de la capital
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Bangkok
Visitas
  • Visita ciudad, Templos y Palacio Real
Después de nuestro primer contacto con Bangkok, las sorpresas continúan en una de las ciudades más importantes de toda Asia: más de ocho millones de habitantes, mucha vida y muchas propuestas para disfrutar del viaje. Como hoy, cuando esta ciudad, nunca colonizada por un país europeo, nos mostrará sus ‘joyas de la corona’, hitos de un lugar en el mundo, sin duda, único. Empezaremos, nada más y nada menos, por el templo Wat Traimit, uno de los más famosos de todo el país, al albergar el Buda de oro más grande del mundo, de oro macizo. Tres metros y cinco toneladas y media que podremos ver ante nosotros, como testigos de la tradición de una religión milenaria. Continuaremos hacia el Templo del Buda Reclinado o Wat Pho, otro testimonio superlativo de la importancia de lo trascendental en estas tierras: un santuario con más de 200 años de antigüedad que se convertirá en uno de los, muchos, momentos inolvidables en tierras tailandesas. Más de 1.000 imágenes de Buda entre las que destaca un gigantesco Buda tumbado de 46 metros de largo y 15 de alto. Bañado en oro, es el más grande de todo el país, y será una de las visiones que contaremos a familia y amigos a la vuelta del viaje. Pero aún queda más, ya que nos quedará tiempo para visitar el Palacio Real, construido en 1782 por el rey Rama I (durante 150 años fue la residencia de los monarcas de Tailandia). En la actualidad acoge eventos oficiales especiales y recepciones de mandatarios extranjeros y, siempre, el paso de miles y miles de visitantes. Está dividido en las zonas, Phra Maha Prasat, Phra Maha Chakri y Phra Maha Monthien (donde se corona a los nuevos reyes del país). Además, el Palacio Real incluye en su complejo el templo budista más importante de Tailandia: el Wat Phra Kaew, también conocido como Templo del Buda Esmeralda, donde podremos ver una escultura sagrada de Buda, en posición de meditación, tallada en un solo bloque de jade. Un lugar muy especial. Un cierre de lujo para la mañana, un despliegue de paz y tranquilidad. Dispondremos de toda la tarde para organizarnos como queramos. Después de estas horas, volveremos al hotel para cenar y dormir. Tailandia nos sigue esperando para quedarse con nosotros para siempre.
5 Bangkok – Chiang Rai. Cambiamos el bullicio de la capital por el apacible norte del país
incluye
  • Desayuno. Cena
Ciudades visitadas
  • Chiang Rai
Los días en Bangkok han sido increíbles, pero aún quedan días por delante para disfrutar de Tailandia. Como sucederá en Chiang Rai, al norte del país, todo un cambio de latitud, ya que está separada de la capital por 700 kilómetros. Un nuevo destino también caracterizado por la simpatía y amabilidad de sus habitantes. Nos encontraremos en Chiang Rai con una calurosa bienvenida antes de conducirnos a nuestro nuevo hotel, donde nos podremos registrar e instalar en nuestras nuevas habitaciones. Y organizarnos la tarde como queramos para, al terminar el día, disfrutar de la cena en el hotel antes de coger nuevas energías con un sueño reparador en esta zona fronteriza con Laos y Myanmar.
6 Chiang Rai – Triángulo de Oro – Chiang Mai. Una jornada que recordarás para siempre
incluye
  • Desayuno. Comida.Cena
Ciudades visitadas
  • Chiang Mai
Visitas
  • Triángulo del Oro y Casa del Opio
  • Wat Doi Suthep
  • Wat Rong Khun conocido como Templo Blanco
Debemos aprovechar a fondo la hora del desayuno para prepararnos ante un día repleto de actividades y sensaciones. Empezaremos con una visita al Wat Rong Khun, el santuario conocido como el Templo Blanco, ya que miles de pequeños cristales recubren su superficie y forman espectaculares efectos cuando el sol contacta con ellos. Curiosamente, este templo se empezó a construir en 1997 y aún no está terminado del todo, pero recibe la visita de un millón de viajeros al año. Una experiencia, sin duda, original, en un lugar repleto de elementos pintorescos que sorprenden a los visitantes, tanto en el interior como en el exterior. Después, iremos a conocer el antiguo centro de trabajos de plata de Mae Chan, convertido en una especie de centro de transacciones comerciales, que convoca a cientos de miembros de las minorías étnicas Yao y Akha para comerciar, charlar y dedicarse a sus negocios. Otro de los destinos de esta jornada, y la que será una de las experiencias más intensas del viaje, será la visita al legendario y exótico ‘Triángulo de Oro’, donde se juntan las fronteras de Tailandia, Laos y Myanmar. Una elevación del terreno hace que podamos tener unas magníficas vistas de los tres países asiáticos, del espectacular río Mekong y de su afluente Ruak, la frontera natural entre Laos y Tailandia. Y como legado de una época desgraciada, podremos conocer la ‘Casa del Opio’, un museo que recuerda una luctuosa época de la historia tailandesa: los tiempos en los que esta zona estaba recubierta de plantaciones de opio, con las que los narcotraficantes de la zona elaboraban heroína para exportarla a Europa y Estados Unidos. Todo un desastre que las autoridades tailandesas lograron arreglar, con lo que las mafias desaparecieron y Tailandia limpió su honorabilidad y prestigio. ¡Hora de comer! De nuevo, probaremos en un restaurante local diversas delicias locales, en una tierra que le presta atención especial a la gastronomía. Al acabar, nos despediremos de Chiang Rai para dirigirnos a Chiang Mai, la capital del norte de Tailandia. Nada más llegar, iremos el encuentro del templo Wat Doi Suthep, un espléndido santuario que, al levantarse sobre una colina de más de 1.000 metros, permite disfrutar de unas excelentes vistas de la zona. Después de 300 metros o de subir en funicular, tendremos un nuevo encuentro con el culto a la trascendencia en los países asiáticos. Toda una vivencia que estará fresca en nuestra cabeza de vuelta al hotel, donde descansaremos ante una nueva y apasionante jornada.
7 Chiang Mai – Mae Tang – Mujeres jirafa – Chiang Mai. El día en que los elefantes se convirtieron en protagonistas
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena
Ciudades visitadas
  • Chiang Mai
Visitas
  • Mujeres Jirafa
  • Cena Kantoke
  • Fábricas de artesanía
  • Campamento de Elefantes
Un espectacular amanecer y un suculento desayuno nos prepararán para un nuevo día de sorpresas y emociones. Nuestra primera visita será al campamento de elefantes de Mae Tang, donde estos enormes animales, cuidados con esmeradas atenciones, han sido adiestrados para realizar tareas pesadas, muy útiles en la industria de la madera y de la construcción, y también para sorprender y divertir a los viajeros, en un exuberante entorno natural de selva y río, en el que los elefantes se suelen refrescar, provocando la sonrisa de los visitantes. La experiencia incluye, si se desea, un paseo a lomos de un elefante por el bosque que rodea al campo de entrenamiento. Un contacto, en primera persona, con la rica biodiversidad tailandesa. Después, nos dirigiremos a un lugar del que, seguro, habremos visto imágenes o leído sobre ello. Y allí estaremos, en el poblado donde viven las célebres ‘mujeres jirafa’, pertenecientes a la tribu Padaung, una rama de la etnia Karen que huyó en masa de Myanmar (Birmania) en los años 80 y 90 por la violenta represión de las autoridades militares. La razón del nombre se debe a que las mujeres lucen en sus cuellos muchos aros metálicos que se van poniendo desde niñas y que nunca se quitan: una dura tradición que hace que el peso y la presión de los aros deforme sus clavículas, su columna vertebral y los músculos de sus hombros, dando la impresión de que sus cuellos son tan largos como los de una jirafa de verdad. Desde allí, nos dirigiremos a la granja de orquídeas Sai Nam Phung, un excepcional despliegue de naturaleza que se completa con el cercano mariposario. Y después de comer, llega el turno de comprar, si lo deseamos, algún artículo local, ya que visitaremos algunas de las numerosas fábricas de artesanía en los alrededores de Chiang Mai. Podremos ver cómo se hacen a mano todo tipo de tejidos de seda, lacados y los tradicionales paraguas de papel (muy típicos en este rincón del planeta). Un día excepcional, de encuentro con la naturaleza y tradiciones tailandesas, que continuará hasta la noche, ya que, después de volver al hotel para recobrar energías y refrescarnos, nos prepararemos para otro contacto con la cultura local. Una inolvidable cena Kantoke nos permitirá probar algunos de los deliciosos platos típicos del norte de Tailandia y disfrutar de un espectáculo de danzas tradicionales de la región.
8 Chiang Mai – España. Ya no hay tiempo para más
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Chiang Mai
Ya ha pasado nuestra semana de experiencias y sensaciones inolvidables en Tailandia, un país situado a miles de kilómetros de España que vuelve con nosotros a nuestro hogar, ya que parte de un gran viaje son sus recuerdos. Dispondremos de unas horas de tiempo libre después del desayuno antes de que nos desplacen al Aeropuerto Internacional de Chiang Mai para comenzar el viaje de vuelta a casa. Desde nuestro aterrizaje en Bangkok al despegue desde Chiang Mai, hemos disfrutado de un excelente paréntesis en nuestra vida cotidiana para pasear, sorprendernos y saborear las bondades de uno de los destinos más apreciados por viajeros de todo el planeta. No está nada mal… ¡Ya queda menos para el próximo viaje!

¿Quieres saber más de Tailandia?

Indispensables para tu viaje
DOCUMENTACIÓN NECESARIA

Para viajar a Tailandia, los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan ningún visado ni permiso especial, siempre y cuando su estancia en el país vaya a tener una duración inferior a 30 días. El único requisito para entrar en el país es tener el pasaporte en regla y con una validez mínima de seis meses a partir de la fecha de entrada. Si piensas pasar en Tailandia más de 30 días, o si el motivo de tu viaje no es turístico, puedes informarte de las condiciones en la embajada del país en España.

Tasas
No es necesario abonar tasa alguna para entrar ni para salir del país, siempre que la estancia no supere los 30 días.
Aduana
No hay limitaciones para entrar en Tailandia con moneda extranjera, pero existen otras restricciones bastante severas que hay que tener en cuenta. Está prohibido acceder al país con más de 200 cigarrillos o 500 gramos de tabaco por persona, y el máximo permitido si se trata de bebidas alcohólicas es de un litro. También está tajantemente prohíba la exportación de imágenes o representaciones de Buda.
MONEDA
La moneda oficial de Tailandia es el baht, que se divide en 100 satangs. Hay monedas de 25 y 50 satangs, y de 1, 2, 5 y 10 baht. Los billetes son de 20, 50, 100, 500 y 1.000 bahts.
Tarjetas de crédito

Prácticamente en todos los comercios, hoteles y restaurantes de Tailandia se acepta el pago con las tarjetas de crédito más habituales, como Visa, MasterCard o American Express. Al menos, en las zonas habituadas a recibir turistas. No obstante, es aconsejable disponer de dinero en efectivo para las pequeñas compras en los mercadillos, en los puestos de comida callejera o en las tiendas de recuerdos de las aldeas rurales. Podrás sacarlo de los cajeros automáticos de los bancos con tu tarjeta de crédito, o en las ventanillas interiores presentando también tu pasaporte original o una fotocopia.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

SALUD
No es obligatoria ninguna vacuna para viajar a Tailandia, pero dependiendo de las zonas que vayas a visitar puede ser aconsejable tomar un tratamiento profiláctico contra la malaria. Se han detectado casos únicamente en áreas rurales, nunca en las ciudades ni en las zonas turísticas del sur del país. Los hospitales tailandeses son de bastante buena calidad, pero caros, por lo que es recomendable viajar con un seguro médico de amplia cobertura. Por lo demás, puedes estar tranquilo, siempre y cuando evites beber agua que no sea embotellada, y tomar alimentos crudos que puedan no estar bien lavados y desinfectados.
INFORMACIÓN GENERAL
Idioma
El idioma oficial del país es el tailandés, que además cuenta con su propio alfabeto. No obstante, en las principales ciudades y centros turísticos se habla también inglés.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica en Tailandia es de 220 voltios a 50 Hz y, dependiendo de la zona y del hotel, se pueden encontrar enchufes de tipo A, B y C. Solo los de tipo C son compatibles con las clavijas que usamos en España, por lo que lo más recomendable es viajar con un adaptador universal.
WiFi
Tailandia es un país que, de un tiempo a esta parte, ha ascendido vertiginosamente en el ranking de destinos más populares del mundo, hasta situarse en los primeros puestos. Por ello, sus hoteles e infraestructuras turísticas cuentan con todos los servicios, incluido el de la conexión inalámbrica a Internet. Tendrás WiFi en todos los hoteles, y en ciudades como Bangkok, Chiang Mai o Phuket, incluso en muchos restaurantes.
Hora local
El horario oficial de Tailandia es UTC + 7, y no se hacen cambios de hora en verano ni en invierno como aquí. Por tanto, la diferencia respecto a España es de 5 horas más en verano y 6 horas más en invierno.
Clima
En Tailandia, el clima es tropical en todo el territorio, aunque la zona norte suele registrar temperaturas más suaves. El calor y la humedad son los rasgos más característicos del clima tailandés. El año está compuesto por tres estaciones: la cálida, que va de marzo a mayo, la lluviosa, de junio a noviembre, y la templada, de diciembre a febrero. Lo normal es que las temperaturas nunca bajen de 19-20º ni que superen los 40º, aunque es habitual que la humedad llegue al 90º. Los meses más lluviosos son septiembre y octubre.
right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.