Tailandia: Bangkok y Phuket

Las dos caras de Tailandia

explore Conoce el viaje

Tailandia: Bangkok y Phuket

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Gran Viaje
Lo mejor de la capital y del maravilloso sur del país
No podrás creer lo que verán tus ojos nada más poner un pie en Tailandia: todo en el ambiente rezuma exotismo, belleza y encanto. Desde los increíbles templos de Bangkok hasta las espectaculares islas Phi Phi, pasando por el Palacio Real y las animadas calles de Phuket, todo lo que vivas durante tu viaje se convertirá en una experiencia inolvidable.
Primero, Bangkok, y después al paraíso

Ante nosotros se despliega un asombroso abanico de experiencias de primer nivel: Tailandia, el país de las sonrisas, nos abre sus puertas y nos muestra todas las maravillas que atesora, y que lo han convertido en uno de los destinos turísticos más deseados del planeta. Adelante, no lo dudes, ve a explorarlo.

El bullicio de Bangkok y sus increíbles templos y palacios serán la antesala de una experiencia inolvidable en la bellísima Phuket

Compras, visitas memorables, paseos por los lugares que conforman el paisaje urbano de la ciudad y un sinfín de experiencias en la capital del país. Esto es un resumen, a grandes rasgos, de lo que nos espera durante las primeras jornadas de nuestro gran viaje a Tailandia. Después, un avión nos conducirá hasta Phuket, al sur de esta nación sin igual. Allí nos encontraremos con un escenario asombroso, impactante por su belleza y muy divertido por su gran ambiente. En Phuket tendremos la oportunidad de conocer algunas de las playas más espectaculares del mundo, de recorrer las calles de la ciudad, siempre llenas de gente y de actividad, y de realizar una inolvidable excursión a las Islas Phi Phi, sin duda uno de los lugares más bellos y singulares que se pueden visitar en este mágico rincón del planeta.

Emociones nuevas en tu viaje

El plan de viaje a tu alcance

Plan de ruta
1 España – Bangkok. El primer paso de una gran aventura
incluye
  • Sin comidas.
Ciudades visitadas
  • Bangkok
Hemos pasado la noche inquietos, mirando el despertador cada poco rato por miedo a quedarnos dormidos. Después de soñar con Tailandia y preparar todos los detalles durante tanto tiempo, nos parece mentira que haya llegado el momento. Comprobamos que tenemos todo listo, que no se nos olvida nada y, emocionados como niños, salimos hacia el aeropuerto. Sabemos que aún quedan muchas horas antes de poder pisar el suelo de Bangkok porque, incluso antes de subirnos al avión, tendremos que hacer cola para facturar y pasar el control de policía, esperar a que empiece el embarque… Pero todo merecerá la pena. Con cada minuto que pasa, Tailandia está más y más cerca. Por fin estamos sentados en nuestros asientos. Todos los pasajeros ya están a bordo y el avión empieza a moverse, primero lentamente, luego cada vez más deprisa y, antes de que nos demos cuenta, estamos volando hacia nuestro destino. Hoy dormiremos en el avión y seguro que, más de una vez, se nos vendrán a la cabeza las imágenes que hemos visto en innumerables ocasiones y que, cuando despertemos, estarán al alcance de nuestra mano.
2 Bangkok. Ahora sí, al fin estamos en Bangkok
incluye
  • Sin comidas.
Ciudades visitadas
  • Bangkok
Nos despertamos un poco sobresaltados. Por un momento, no sabemos dónde estamos. Pero, rápidamente tomamos conciencia de que hemos pasado la noche en el avión y que estamos muy cerca de Tailandia. Nos sentimos eufóricos. El comandante del avión nos dice que estamos empezando a descender hacia el aeropuerto de Bangkok. Miramos por la ventanilla y, efectivamente, ya se ve, muy por debajo de nosotros, Tailandia. Algunas veces nos habremos preguntado, leyendo información sobre este país, la razón de que, viajeros que han venido antes que nosotros, llamen a Tailandia “el país de las sonrisas”. En cuanto pisemos tierra tailandesa, lo entenderemos sin necesidad de que nadie nos lo explique. Ya en el camino desde el avión hasta la recogida de equipajes, seremos testigos de lo amables y simpáticas que son todas las personas con las que nos cruzamos y que nos obsequian con la mejor de sus sonrisas. Rápidamente dejaremos de sentirnos extranjeros para tener la sensación de estar en casa. Una vez con nuestras maletas en la mano y, después de los trámites policiales, nos encontraremos con un guía que, en perfecto español, nos saludará amablemente con una gran sonrisa y nos llevará a nuestro hotel. Hasta que nos retiremos a dormir, tendremos tiempo para hacer lo que queramos: Desde deshacer las maletas y descansar para acostumbrarnos a las cinco horas de diferencia horaria con España, hasta irnos a la calle para empezar a empaparnos del ambiente de la capital tailandesa. De cualquier forma, podremos empezar a creernos que, de verdad, estamos en Tailandia y disponernos en cuerpo y alma para disfrutar todo lo que nos espera a lo largo de los próximos días.
3 Bangkok. Admirando el Palacio Real y los templos de la capital
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Bangkok
Visitas
  • Visita ciudad, Templos y Palacio Real
En cuanto terminemos de desayunar, nos dispondremos a visitar una de las urbes más representativas del continente asiático. Bangkok cuenta con más de ocho millones de habitantes y, como veremos, está lleno de lugares dignos de ser visitados y de cosas para hacer. Como es imposible verlo todo en unas horas, nos dedicaremos a visitar los sitios fundamentales, aquellos que, todo el que visita Tailandia, tiene, necesariamente, que conocer. Primero, iremos a Wat Traimit, uno de los santuarios más conocidos de Tailandia. En él admiraremos un Buda de oro macizo, que es el mayor del mundo. Tiene un peso de cinco mil quinientos kilos y una altura de tres metros. ¡Verdaderamente impresionante! A continuación, visitaremos un templo de más de dos siglos y que no podremos olvidar fácilmente. Se trata del Wat Pho, o Templo del Buda Reclinado, que contiene más de mil efigies de Buda, aunque la que más nos llamará la atención, como no podría ser de otra manera, es una colosal estatua de Buda tumbado, que mide, nada más y nada menos, quince metros de altura y cuarenta y seis de longitud. Aunque, por fuera tiene un baño de oro, por dentro es de barro y ladrillos. Es la mayor de Tailandia. Otro de los lugares que no nos podemos perder por nada del mundo, es el Palacio Real de Bangkok. Lo mandó edificar, en 1782, el monarca Rama I. En él vivieron, a lo largo de ciento cincuenta años, los reyes del país. En la actualidad ha quedado como lugar para dar la bienvenida oficial a jefes de estado y de gobierno que visitan Tailandia y para actos oficiales. Dentro del palacio se distinguen varias partes: la más significativa, por celebrarse en ella las ceremonias de coronación de los nuevos monarcas tailandeses, es Phra Maha Monthien, mientras que las otras son las llamadas Phra Maha Chakri y Phra Maha Prasat. Así mismo, en el área del palacio está el santuario budista Wat Phra Kaew, o Templo del Buda Esmeralda por tener dentro una venerada escultura de Buda, esculpida en un único bloque de jade. Este santuario es apreciado como el más relevante de Tailandia. Después de haber visto todas estas maravillas, tendremos el resto del día para emplearlo como prefiramos.
4 Bangkok. Aprovechando al máximo esta jornada libre
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Bangkok
Posiblemente, cualquier artista, ya sea pintor, escultor, o escritor, sentirá, cuando se enfrente a un lienzo, un bloque de piedra o una hoja en blanco, lo mismo que sentiremos nosotros al saber que tenemos por delante todo un día a nuestra entera disposición para vivirlo, como queramos, en una ciudad tan fascinante como Bangkok. Tendremos horas suficientes para empezar a descubrir una parte de lo que nos brinda esta ciudad, por ejemplo, el parque Lumphini; la calle Khao San Road, siempre llena de gente; el barrio chino o las casas de seda. Pero también podremos pasar el día descubriendo las muchas comodidades del hotel. Los amantes de las tiendas se encontrarán en Bangkok como si estuvieran en un auténtico paraíso. Pero estas no son las únicas opciones. Para todos aquellos que no les agraden las ideas anteriores o que les llame más la atención ir con una persona conocedora de la ciudad, hay otra posibilidad: una visita a Damnoen Saduak. Se trata de un mercadillo, a ciento diez kilómetros de la capital, que se lleva a cabo sobre barcazas desde las que se venden todo lo que necesitan los habitantes de la zona, incluso comida preparada, pero, principalmente, hortalizas y frutas. Además, en esta visita, también podremos conocer, en Nakhon Pathom, una estupa o chedi de ciento veintisiete metros de alto. Se llama Phra Pathom Chedi y es la más alta del mundo. Comeremos en una comarca llamada Sampran Riverside, en la misma región de Nakhon Pathom. También tendremos la oportunidad de disfrutar de un espectáculo que nos ayudará a entender algo más las raíces culturales y el folclore de Tailandia. En este espectáculo admiraremos, entre otras manifestaciones culturales, boxeo thai, luchas de espadas y gallos, o la conocida danza de uñas… Después, volveremos al hotel.
5 Bangkok - Phuket. Llegamos a la isla de nuestros sueños
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Phuket (Ciudad)
Ha llegado la hora de abandonar Bangkok para volar a Phuket. Desayunaremos en el hotel y luego nos llevarán al aeropuerto para tomar un avión hacia el sur. En cuanto lleguemos a esta maravillosa isla, tendremos la oportunidad de disfrutar de su olor y su encanto. Nos estará esperando un chofer que nos llevará al establecimiento hotelero elegido. En cuanto tomemos posesión de nuestras habitaciones, podremos pasear, descansar para mitigar las consecuencias del cambio horario o dedicarnos a colocar nuestras cosas. Las posibilidades son varias, pero lo verdaderamente importante es hacernos a la idea de que hemos llegado a Phuket y de que el sur de Tailandia nos tiene reservadas muchas maravillas.
6 Phuket. Días libres para conocer la isla a tu manera
incluye
  • Desayuno
Ciudades visitadas
  • Phuket (Ciudad)
Estos últimos días, los emplearemos en hacer lo que más nos apetezca en Phuket. No habrá que levantarse temprano ni estar pendiente de horarios. Por lo tanto, nos levantaremos sin prisas, desayunaremos tranquilamente y cuando terminemos, tendremos el resto del día para nosotros. Una buena posibilidad es salir de tiendas, o acercarnos a conocer el Tiger Kingdom de Phuket. Si preferimos pasar un día tranquilo en la playa, tenemos varias posibilidades: Kata Beach, Kamala Beach, Patong, Karon Beach o Bang Tao. También podremos, si lo deseamos, contratar alguna otra visita.
8 Phuket – España. Toca decirle adiós al paraíso tailandés
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Phuket (Ciudad)
Si de algo estamos seguros, es de que nunca olvidaremos estos días que hemos pasado en Tailandia. El tiempo se ha acabado y nos quedan solo unas horas que aprovecharemos a nuestra conveniencia hasta que nos recojan en el hotel para llevarnos al aeropuerto de Phuket. Tenemos un cierto sentimiento de nostalgia a la hora de decir adiós, o tal vez, hasta la vuelta, a todas las cosas que hemos disfrutado durante estos días: las siempre entretenidas calles de Phuket, sus maravillosas playas y los imborrables recuerdos de las islas Phi Phi.

¿Quieres saber más de Tailandia?

Indispensables para tu viaje
DOCUMENTACIÓN NECESARIA

Para viajar a Tailandia, los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan ningún visado ni permiso especial, siempre y cuando su estancia en el país vaya a tener una duración inferior a 30 días. El único requisito para entrar en el país es tener el pasaporte en regla y con una validez mínima de seis meses a partir de la fecha de entrada. Si piensas pasar en Tailandia más de 30 días, o si el motivo de tu viaje no es turístico, puedes informarte de las condiciones en la embajada del país en España.

Tasas
No es necesario abonar tasa alguna para entrar ni para salir del país, siempre que la estancia no supere los 30 días.
Aduana
No hay limitaciones para entrar en Tailandia con moneda extranjera, pero existen otras restricciones bastante severas que hay que tener en cuenta. Está prohibido acceder al país con más de 200 cigarrillos o 500 gramos de tabaco por persona, y el máximo permitido si se trata de bebidas alcohólicas es de un litro. También está tajantemente prohíba la exportación de imágenes o representaciones de Buda.
MONEDA
La moneda oficial de Tailandia es el baht, que se divide en 100 satangs. Hay monedas de 25 y 50 satangs, y de 1, 2, 5 y 10 baht. Los billetes son de 20, 50, 100, 500 y 1.000 bahts.
Tarjetas de crédito

Prácticamente en todos los comercios, hoteles y restaurantes de Tailandia se acepta el pago con las tarjetas de crédito más habituales, como Visa, MasterCard o American Express. Al menos, en las zonas habituadas a recibir turistas. No obstante, es aconsejable disponer de dinero en efectivo para las pequeñas compras en los mercadillos, en los puestos de comida callejera o en las tiendas de recuerdos de las aldeas rurales. Podrás sacarlo de los cajeros automáticos de los bancos con tu tarjeta de crédito, o en las ventanillas interiores presentando también tu pasaporte original o una fotocopia.

Para evitar problemas desagradables, lo mejor es apuntar en un papel o en el móvil los teléfonos de las entidades emisoras de tus tarjetas de crédito. Así, si se da el caso de que pierdas o te roben alguna, podrás llamar inmediatamente a tu banco y pedir que la bloqueen.

SALUD
No es obligatoria ninguna vacuna para viajar a Tailandia, pero dependiendo de las zonas que vayas a visitar puede ser aconsejable tomar un tratamiento profiláctico contra la malaria. Se han detectado casos únicamente en áreas rurales, nunca en las ciudades ni en las zonas turísticas del sur del país. Los hospitales tailandeses son de bastante buena calidad, pero caros, por lo que es recomendable viajar con un seguro médico de amplia cobertura. Por lo demás, puedes estar tranquilo, siempre y cuando evites beber agua que no sea embotellada, y tomar alimentos crudos que puedan no estar bien lavados y desinfectados.
INFORMACIÓN GENERAL
Idioma
El idioma oficial del país es el tailandés, que además cuenta con su propio alfabeto. No obstante, en las principales ciudades y centros turísticos se habla también inglés.
Corriente eléctrica
La corriente eléctrica en Tailandia es de 220 voltios a 50 Hz y, dependiendo de la zona y del hotel, se pueden encontrar enchufes de tipo A, B y C. Solo los de tipo C son compatibles con las clavijas que usamos en España, por lo que lo más recomendable es viajar con un adaptador universal.
WiFi
Tailandia es un país que, de un tiempo a esta parte, ha ascendido vertiginosamente en el ranking de destinos más populares del mundo, hasta situarse en los primeros puestos. Por ello, sus hoteles e infraestructuras turísticas cuentan con todos los servicios, incluido el de la conexión inalámbrica a Internet. Tendrás WiFi en todos los hoteles, y en ciudades como Bangkok, Chiang Mai o Phuket, incluso en muchos restaurantes.
Hora local
El horario oficial de Tailandia es UTC + 7, y no se hacen cambios de hora en verano ni en invierno como aquí. Por tanto, la diferencia respecto a España es de 5 horas más en verano y 6 horas más en invierno.
Clima
En Tailandia, el clima es tropical en todo el territorio, aunque la zona norte suele registrar temperaturas más suaves. El calor y la humedad son los rasgos más característicos del clima tailandés. El año está compuesto por tres estaciones: la cálida, que va de marzo a mayo, la lluviosa, de junio a noviembre, y la templada, de diciembre a febrero. Lo normal es que las temperaturas nunca bajen de 19-20º ni que superen los 40º, aunque es habitual que la humedad llegue al 90º. Los meses más lluviosos son septiembre y octubre.
right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.