Tanzania: Ascensión al Kilimanjaro: Ruta Machame

Ruta Machame, tan difícil como hermosa

explore Conoce el viaje

Tanzania: Ascensión al Kilimanjaro: Ruta Machame

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Gran Viaje
Ruta Machame, tan difícil como hermosa
Si sabes apreciar la belleza, tienes experiencia de montaña y no tienes miedo a la falta de comodidades, Machame es tu ruta para ascender el Kilimanjaro
Ocho días y siete noches para ascender al corazón dormido de África: el Kilimanjaro

Machame Gate es la puerta del Parque Nacional del Kilimanjaro donde todos los miembros de la expedición nos registramos para poder entrar en él. Te espera una aventura apasionante y difícil, pero cuentas con la ayuda de tus guías, conocedores de todos los engaños y secretos de esta montaña. Dormirás en tiendas de campaña y prescindirás de comodidades a las que estas acostumbrado. Atravesarás selvas, páramos y valles; subirás paredes rocosas; contemplarás los escenarios más hermosos de la naturaleza, bañados por el sol africano y envueltos en la neblina de una cumbre helada.

“Lo que hace al Kilimanjaro tan distinto es que reúne en sí realidades que solo podrías experimentar viajando alrededor del Globo Terráqueo. ¿Quieres sentir el frío polar y escuchar el murmullo del bosque; quieres subir a un volcán “dormido” y atravesar praderas? Aquí tienes todo eso y más en un espacio limitado.”

Para llegar a Uhruru Peak por la Ruta Machame, se requiere experiencia de montaña y escalada. También es necesaria la paciencia de quien no busca el premio fácil, sino que es capaz de sacrificarse por algo que vale la pena. El ascenso es lento y muy progresivo, para facilitar la aclimatación y reducir las posibilidades del mal de altura. Prepárate para la belleza siempre sorprendente del Monte Kilimanjaro, en sus explanadas –Shira– y sus barrancos –Barranco Wall–, en la monotonía de sus valles –Karanga Valley– y en la rareza de sus picos –Lava Tower–.

El plan de viaje a tu alcance

Plan de ruta
1 España - Arusha - Moshi - Marangu. Muchos caminos empiezan en Arusha
incluye
  • Cena.
Ciudades visitadas
  • Arusha
Ya desde el aeropuerto de Kilimanjaro, empezamos a encontrarnos a esas personas sonrientes y serviciales, que nos acompañarán a lo largo de la expedición. Nos llevan al hotel, en Arusha. A las 2 pm nos recogen para llevarnos al área Moshi/Marangu, el verdadero punto de partida de nuestra aventura. Cenamos y pasamos la noche en un hotel llamado Park View Inn. Este es el momento y el lugar para hacer la última revisión a tu mochila. Comprueba que no llevas nada innecesario y que no te falta nada imprescindible. En caso de duda, pregunta a tus guías. Te aseguro que, aunque pueda no parecerlo por su juventud, son algo así como unos “magos” de la montaña, conocedores de todos sus engaños y secretos.
2 De Machame Gate (1.634 m) a Machame Camp (2.834 m). Atravesar un bosque tropical
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Mandara
Dejamos el hotel Park View Inn después de un buen desayuno. Vamos aún “motorizados” durante más de una hora, contemplando el paisaje y haciéndonos a las tonalidades de esta tierra. Llegamos a Machame Gate, donde todos los miembros de la expedición nos registramos para poder entrar en el Parque Nacional del Kilimanjaro. Primero atravesamos tierras de cultivo, hasta que llegamos al cinturón forestal. El bosque es muy tupido y húmedo, plagado de asombrosos líquenes y helechos gigantes. Suele acompañarte durante todo el camino una lluvia fina. Hacemos una parada en pleno bosque, para comer, lo que nos permite escuchar los sonidos de la selva, libres del ruido de nuestros pasos. Un rato más de camino, y se abre ante tus ojos el Machame Camp, un espacio de acampada donde se instalan las tiendas de campaña que han traído los porteadores. Una de ellas cumple la función de comedor. En cuanto a las letrinas, los más optimistas las describen como “minimalistas”. En fin… Nada que pueda asustar a alguien acostumbrado al rigor de la montaña.
3 De Machame Camp (2.834 m) a Shira Camp (3.749 m). Bienvenido al páramo alpino
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Kibo
No te preocupes si empiezas la jornada con sensación de “El día de la marmota”, aquella película en la que el protagonista se despertaba siempre en el mismo día del año. En efecto, nada más retomar la marcha nos toca una hora más de bosque tropical. Disfrútala al máximo. Después, conforme vas progresando en altitud, empieza a desaparecer la vegetación. Bienvenido al famoso páramo alpino. Tienes más de dos horas para aprender a poner nombre a lobelias, senecios y brezos. ¿Te preguntabas cuándo pisarías roca? Aquí la tienes: estamos ascendiendo una cresta de roca que nos conducirá a una llanura. Se trata de Shira Plateau, una extensión de meseta que separa los kráteres de Kibo y Shira. Es el lugar perfecto para tomar algo y descansar. Prepara tu cámara –y sobre todo tus pupilas– para unas vistas maravillosas: la Gran Brecha Oeste del Kilimanjaro, con sus resplandecientes glaciares. La ruta se desvía ligeramente al oeste para llegar a Shira Camp, donde cenamos y –haciendo caso omiso al frío, que puede llegar a 0°–`, dormimos.
4 De Shira Camp (3.749 m) a Barranco Camp (3.901 m). ¿Quieres ver una torre de lava?
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Barranco Wall
Continuamos ascendiendo rumbo norte. El trecho que conduce a Lava Tower ofrece una gran variedad, desde el pedregal hasta un paisaje semi-desértico. El objetivo de alcanzar Lava Tower (4.630 m) es doble: admirar un paisaje creado como consecuencia de movimientos geológicos que tuvieron lugar hace más de 200 años y –no menos importante– aclimatarse a la progresiva falta de oxígeno. Empecemos por el primero: sí, lo has adivinado. La Lava Tower está formada de… lava. Su origen se remonta a los días en que el Kilimanjaro era un volcán activo. Imagínate que agitas una botella champán y congelas su contenido en el momento en que descorchas la botella. Algo así, salvando las distancias, es lo que pasó a esta torre de lava. ¿Y la aclimatación? Camina despacio, respira con un ritmo normal, come algo aunque no tengas hambre y bebe aunque no tengas sed. Y, sobre todo, sigue los consejos de los guías para minimizar las posibilidades de “mal de altura”. Mientras tú estás ocupado en esa tarea, los porteadores –que ya no tienen ninguna necesidad de aclimatación–, han tomado un desvío para descender directamente a Barranco Camp y tener todo preparado para cuando llegues. Ahora tienes dos horas de descenso para contemplar los acantilados. Llegas al campamento. Puedes estar orgulloso. Acabas de vivir una jornada crucial en la Ruta Machame; todo lo de hoy –incluido el dolor de cabeza, si te toca– es un paso que te capacita para llegar a la cumbre. Mañana, rodearemos la montaña en dirección Karanga.
5 De Barranco Camp (3.901 m) a Barafu Camp (4.673 m). Una ladera que enamora
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Barafu Camp
¡Buenos días! Tú querías escalar, ¿verdad? Pues este, día quinto de tu viaje, es tu día. Vas a escalar The Barranco Wall, una pared de 257 metros de roca, que se formó como resultado de una erupción hace miles de años. Dejamos el campamento temprano y, tras un ligero descenso, cruzamos un arrollo glacial, que va a ser nuestro último punto de agua en las próximas 36 horas. Llegas a la base de la pared, con el gusanillo en el estómago… Si has leído testimonios de esta jornada en Internet, te habrás encontrado con más de un lamento. Todo depende del cristal con que se mire. En cualquier caso, este es uno de los momentos más emocionantes para los amantes de la escalada. Por supuesto, prepárate para usar manos (y guantes, pues puede que la roca esté muy fría). El primer techo sería casi pan comido, si no fuera porque está cubierto de rocas sueltas. Algunos tramos son escarpados. Algunos, estrechos. Por eso conviene que estés atento a los guías y porteadores, y que pises donde ellos van pisando. Hacia mitad de la pared, aproximadamente, verás amanecer. Una luz anaranjada baña el valle. Ante esta belleza, no cabe acostumbrarse. Verás que también los expertos porteadores contemplan extasiados. Sigue la escalada, y te darás cuenta de que estás a punto de llegar porque oyes los gritos de alegría de otro grupo, que ya lo ha conseguido. Delante de ti, se extiende el Valle de Karanga. Tu meta de hoy es Barafu Camp, "donde toda incomodidad tiene su asiento", diría Cervantes. Pero, ¿qué más te da? Aquí lo único importante es conciliar el sueño lo antes posible. Pues mañana es… el gran día.
6 Barafu Camp (4.673 m) - Uhuru Peak (5.895 m) - Mweka Camp (3.068 m). Cuando las miradas hablan y dicen: “ha valido la pena”
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Mweka Camp
Stella Point. Bonito nombre para esta primera meta en nuestro camino a la meta final. En nuestro sexto día de expedición, nos hemos levantado a las 00.30 y, en plena noche, abrimos brecha hacia el cráter Kibo. Subimos por un cono de derrumbe, que está entre dos glaciares: Ratzel y Rebmann. La pendiente es pronunciada. Llegamos a Stella Point, en el borde del cráter y a 5.735 m de altitud. Tras un merecido descanso, y otro amanecer indescriptible, nos ponemos en marcha de nuevo. Solo dos horas nos separan de la cima de África: Uhuru Peak. Avanzaremos por el borde del cráter Kibo, mientras disfrutamos de la vista de los glaciares de la cima. Ya puedes empezar a disfrutar de la victoria, porque estás a pocos pasos del pico Uhruru. Además, no tendrás mucho tiempo para saborear tu triunfo, pues si te quedaras ahí acabarías congelado, o quizás te costaría demasiado retomar la marcha ¡Has llegado! Tras unos minutos, empieza el descenso. Los rostros de los compañeros parecen estar diciendo una cosa: ¡sí, ha valido la pena! Descendemos vía Barafu Campsite. Es un camino a través del bosque, de cantos rodados y roca. Mweka Campsite, donde pasaremos la noche, está en la parte alta de la selva tropical.
7 Mweka – Moshi. De regreso a la civilización
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Moshi
El día 7 descendemos durante 3 ó 4 horas por el bosque, que ya es un entorno familiar para nosotros. Llegamos a Mweka Wildlife College, una de las puertas del parque. Allí, las autoridades del Parque Nacional del Kilimanjaro toman nota de que ya hemos salido y nos otorgan un certificado de la ascensión. El certificado puede ser de dos tipos: hay una para los que han llegado hasta Stella Point y otra para los que han coronado la cumbre del Kilimanjaro en Uhuru Peak. Cuando ya está el grupo completo, nos llevan a Park View Inn para la cena y el alojamiento. No hace falta decir que todo se ve con ojos distintos, después de la aventura vivida.
8 Moshi o Marangu - Arusha - España. Hasta siempre, Tanzania
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Arusha
Hoy es tu último día en Tanzania. Apenas has tenido tiempo de pensar en todas las experiencias que has vivido, la gente estupenda que has encontrado, ¡los paisajes que has visto! Ahora sabes que cualquier descripción se queda corta. Mientras desayunas en Park View Inn, dando vueltas con la cuchara a la taza de café humeante, todo te parece un lujo. Quizás tienes la sensación de haber vivido en otro mundo, como en otra dimensión, durante la última semana... Pero tienes evidencias de tu hazaña: las fotos, el certificado, quizás algún pequeño rasguño de tu escalada… De ahí, traslado al hotel de Arusha o al aeropuerto para coger vuelo internacional o local.

Guía de la ascensión

Tanzania: Ascensión al Kilimanjaro: Ruta Machame

Duración Duración
8 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Gran Viaje
Aventura en la cima de África
Viajar al monte Kilimanjaro y coronar el pico más alto de África es una experiencia irrepetible: para apasionados de la montaña, aventureros y adictos al deporte, pero también, simplemente, para deportistas ajenos al alpinismo que presumen de buena condición física.
Conoce las claves para coronar con éxito la cima del Kilimanjaro

Un cinco mil con ansias de seis mil, al que tener respeto, pero no miedo. Llegar a la cumbre es razonablemente accesible siguiendo unas pautas de entrenamiento previo y aclimatación, por lo que se ha convertido en un imán que atrae hasta Tanzania a excursionistas y montañeros de todo el mundo. Este accidente geográfico, mitad montaña mitad volcán, cuenta con dos imponentes picos, Kibo y Mawenzi, cubiertos por nieve; un manto blanco perenne que paulatinamente pierde presencia, aseguran los locales.

Para enfrentarse al ascenso, hay que valorar la condición física de los aventureros, porque determinará la elección de la ruta final Así, los picos Uhuru y Gillman son dos buenas opciones para la mayoría de los deportistas. Mawenzi, sin embargo, está reservado por los alpinistas más pro.

Actitud positiva, preparación previa y ganas de conectar con la naturaleza son los ingredientes básicos para completar con éxito esta misión. Pero, si necesitas más información, sigue leyendo:

Consejos prácticos para ascender al Kilimanjaro

Emociones nuevas en tu viaje

Indispensables para tu viaje
DOCUMENTACIÓN NECESARIA
Para entrar a Tanzania necesitas tener un pasaporte válido por al menos los siguientes 6 meses y un visado de turista. Si eres de un país europeo, excepto de Malta o Chipre, deberás sacarte un visado de turista.
Moneda
La moneda oficial en Tanzania es el Chelín Tanzano (TSH). Debido a los niveles de pobreza en estos países, el turismo es un gran generador de riqueza para el país, pero atención, si vas a comprar en tiendas locales es normal que se requiera regatear para conseguir un precio que se aproxime al precio justo. Las propinas varían por servicios. En los restaurantes no es obligatoria la propina, pero sí está bien vista. Puede llegar a ser que en los restaurantes de lujo te incluyan la propina dentro de la cuenta. En los safaris y los treking guiados es común dar propina a los guías, portadores y equipo. En cuanto a los taxistas, no es común dar propina, a no ser que sea un taxi de largo recorrido.
Tarjetas de crédito
La mejor forma de acceder a tu dinero es a través de los cajeros automáticos utilizando una tarjeta Visa o MasterCard. Intenta siempre tener algo de efectivo para pagar alojamientos y servicios, ya que no siempre disponen de medios para cobrar con tarjeta de crédito o débito.
Divisas
Tanto los dólares americanos como los euros son las mejores monedas para viajar. Lleva siempre contigo unos pocos euros en la reserva en una mezcla de billetes pequeños y grandes, ya que los grandes son por los que mejor cambio te darán.
Salud
Tanto que tengas actualizadas todas las vacunas que te corresponden y tomes las medidas de precaución adecuadas, no deberías tener mayor problema viajando a Tanzania (por favor, consulta la página de asuntos exteriores para ver la lista de vacunas que corresponden). A pesar de que en Tanzania existen amplia variedad de enfermedades tropicales, las más comunes son la diarrea y catarros ocasionados por el cambio de clima y los hábitos alimenticios. La única excepción a la que tendrás que prestar especial atención es el caso de la Malaria debido a su riesgo potencial a lo largo y ancho de todo el país. Otro riesgo común al que tendrás que prestar atención es a los accidentes de tráfico, por lo que te recomendamos no viajar al anochecer y utilizar siempre autobuses o transporte privado para minimizar los riesgos. Recomendamos a todos los viajeros llevar un pequeño botiquín de primeros auxilios para evitar contratiempos en caso de necesitarlos.
Información general
Idioma
El swahili es la lengua oficial de Tanzania, sin embargo, debido a la influencia británica en el territorio de África Oriental, el inglés es una lengua de uso común, por lo que no tendrás mucho problema a la hora de comunicarte con la población local.
Corriente eléctrica
En Tanzania el voltaje utilizado es 230V con una frecuencia de 50hz. Allí utilizan clavijas del tipo G y D, por lo que necesitarás un adaptador válido en Reino Unido, aunque, afortunadamente no necesitarás un conversor debido a un voltaje similar entre España y Tanzania.
WIFI
En las grandes ciudades es muy común que encuentres WIFI para conectar con familiares y amigos, sin embargo, una vez adentrado dentro de un safari, la aventura comienza. Pon el teléfono en modo avión y disfruta de las mejores fotos que ofrecen los espectaculares atardeceres en Tanzania, ya que el acceso a internet es muy limitado, casi inexistente.
Hora local
Tanzania se encuentra en el huso horario GMT +3, lo que significa que, a la hora de comunicarte con tu familia y amigos desde Tanzania tendrás que contar que en España será una hora menos que en Tanzania.
Clima

Tanzania es de clima tropical por lo que hay que tener en cuenta las épocas de lluvias a la hora de planificar tu viaje al África Oriental. Existen ligeras diferencias entre Tanzania septentrional y meridional, pero por lo general todo se considera clima Tropical. Salvando las diferencias entre interior y costa.

La temporada lluviosa o comúnmente llamada en swahili “masika”, lluvias largas, suele comenzar en marzo y acabar a principios de junio. Durante esta temporada los caminos suelen estar embarrados y es más difícil divisar fauna salvaje al aire libre por lo que hay mayor disponibilidad en alojamientos y safaris. Además, existe otra temporada lluviosa, llamada “vuli”, o lluvias cortas, que corresponde a los meses de octubre a diciembre. Esta época coincide con temporada media y puede ser un buen momento para ir a la zona Norte de Tanzania.

La temporada alta suele coincidir con la estación seca que dura desde junio a septiembre cuando el clima es un poco más templado y seco, en la que los hoteles están llenos y los precios son algo elevados. Además, debido al clima, es más sencillo avistar animales salvajes junto a los laguillos que se forman en la sabana. La otra temporada seca es de diciembre a febrero y es cuando el clima es más caluroso, soleado y seco. ¡El mejor momento para una aventura de safari que nunca se te olvidará!

Seguros

En cuanto a los seguros de viaje, te recomendamos mirar si tu seguro pagará directamente a los servicios médicos o si tendrás que pagar tú y luego te reembolsarán el dinero. Esta información es importante ya que deberás disponer de efectivo suficiente, ya que la mayoría de profesionales de la salud en Tanzania esperan que el pago se realice en efectivo en el momento de la intervención.

Asegúrate también de que tu seguro cubrirá cualquier transporte de emergencia que se necesite, tanto hasta la capital más cercana posible o, preferiblemente, un transporte de vuelta a tu país con tratamientos médicos incluidos.

Información sobre el mal de altura
Sin intención de proporcionar una explicación médica exhaustiva, a continuación, te contamos algunos de los síntomas más habituales relacionados con el mal de altura, producido por la disminución de la presión atmosférica y el oxígeno.

Habitualmente, pasadas 48 horas estos síntomas desaparecen, pero hay que prestar atención y comunicarlo, inmediatamente, al responsable del grupo para evaluar cada situación.

Los síntomas más comunes son dolores de cabeza, mareos, náuseas, pérdida de apetito, temblores y suave hinchazón en la cara, tobillos o dedos. En casos graves, puede llegar a producirse un edema cerebral, vinculado con dolores de cabeza severos e, incluso, coma; o edema pulmonar, caracterizado por la tos. Estos últimos casos graves requieren el descenso inmediato.

Las claves para la aclimatación y coronar la cima con éxito.

1. Grandes dosis de hidratación. Recomendamos beber 4 o 5 litros diarios para mejorar la circulación y las funciones corporales; sobre todo agua, pero también es bueno beber otros líquidos, como los caldos, sopas y tés, que están disponibles en los menús en ruta. ¡Bebe todo lo que puedas durante el día!

2. Despacito. Mientras el cuerpo se adapta a la nueva cantidad de oxígeno, es muy importante dar poca tensión al cuerpo. Salvo que sea totalmente imposible por el nivel de la pendiente, intenta que tu respiración sea la misma que paseando por tu ciudad.

3. ¡Entrena tu cuerpo! Si tienes la oportunidad, aprovecha para realizar excursiones que impliquen ascensos significativos y descender para dormir a menor altura. Así podrás entrenar tu cuerpo y conocer tus límites. Normalmente, las personas que viven en el nivel del mar pueden empezar a experimentar ligeros síntomas a partir de los 2500 metros de altura.
right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.