Tanzania: Ascensión al Kilimanjaro: Ruta Marangu

Ruta Marangu, tu primera vez en el Kilamanjaro

explore Conoce el viaje

Tanzania: Ascensión al Kilimanjaro: Ruta Marangu

Duración Duración
7 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Gran Viaje
La ruta Marangu, a través de selva, páramos y desierto, te llevará al Pico Uhuru: la cumbre del Kilimanjaro
Montañeros de todo el mundo se dan cita en el ascenso al Kilimangaro, en Tanzania, a través de la ruta Marangu. Durante esta aventura, que transcurre a lo largo de 7 días y 6 noches, se camina por bosques húmedos y secos desiertos. La ruta ofrece unas vistas únicas al Mawenzi. Sus caminos, ligeramente trazados, y las cabañas que protegen de la intemperie hacen de Marangu la opción más popular.
Marangu es la opción más popular hacia la cumbre del Kilimanjaro

El ascenso a la cumbre del Kilimanjaro desde la ciudad de Arusha te ofrece una aventura de 4 días. Te esperan largas caminatas a través de selvas tropicales, prados, cráteres y crestas nevadas. Pero también encuentras refugio en cabañas y recuperas fuerzas con comida y bebida caliente. La meta, el Pico Uhuru, se eleva 5895 metros sobre el nivel del mar. El descenso ocupa 3 días. De madrugada, se camina por encima de las nubes, mientras el sol es radiante y se divisa con nitidez la montaña, ya a tus espaldas.

“La Ruta Marangu te conducirá a la cima del Monte Kilimanjaro a través de selva, desierto y cumbres nevadas”

Cuando te recogen en el hotel, en Arusha, todavía no puedes imaginarte lo que vas a vivir. Todo son expectativas desde el “hotel base”, en Moshi/Marangu. La caminata empieza el día dos, con un ascenso de 900 metros en 4 horas. Al final del día, conoces el tipo de cabaña que vas a encontrar a lo largo del viaje. Te consideras un afortunado por tener un cobijo, aunque húmedo; agua corriente, aunque fría, y comida –aunque sencilla– preparada para ti. Los días 3 y 4 no son más que un buen entrenamiento para la subida final. Primero llegas al cráter de Kibo, uno de los 4 volcanes que conforman el Kilimanjaro. Después, a través de pedruscos, alcanzas lentamente el Pico Uhuru, donde –si tienes suerte– el sol ha templado las rocas. Desciendes cuando ya se ha elevado el sol. Es tu gran ocasión para contemplar la montaña y, a tus pies, la lava cristalizada.

El plan de viaje a tu alcance

Plan de ruta
1 España - Arusha - Moshi - Marangu. Preparados, listos, ¡ya!
incluye
  • Cena.
Ciudades visitadas
  • Moshi
Empieza la aventura. Nada más cambiar de región (de Arusha a Kilimanjaro), te encuentras con una población muy animada: Boma La Ngome. Luego, bastante desértico. Hasta que, conforme nos acercamos a las faldas del monte, se empiezan a ver tierras de cultivo y zonas verdes. La carretera apenas tiene curvas y, tras casi dos horas en coche, llegamos a Park View Inn. Es el nombre del hotel, que tiene wi-fi, piscina y aparatos de aire acondicionado. Como se encuentra casi a los pies del Kilimanjaro, es un sitio ideal para pasar la última noche antes de la subida. Es tu oportunidad para repasar la mochila y dejar en el hotel las cosas que no vas a necesitar.
2 Moshi/Marangu - Mandara (De 1.800 a 2.700 m.). El libro de la selva
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Mandara
En nuestro segundo día de viaje, comenzamos la ascensión. Remontamos el río por la orilla izquierda (también puede irse por la derecha). El camino empieza siendo ancho y poco escarpado. Impresionan los árboles gigantes en medio de una especie de neblina, hasta que se va levantando y sale el sol. La temperatura es agradable. Después pasamos un tramo de selva tropical, escarpado y lleno de raíces de árboles en medio de charcos. Es un momento complicado de la subida, por la humedad y la atención que requiere ver dónde pones los pies. Conforme avanzamos, se nota la diferencia de presión. Se acaba el bosque, y pronto llegamos a un claro, donde está la cabaña de Mandara, a una altura de 2.700 m. Comemos en la habitación más grande (sándwiches, huevos cocidos y fruta). También hay varias estancias pequeñas con colchones. Muy tentador, después de haber caminado 9 h. Pero muchos nos acercamos al Cráter Maundi, a un 1.5 km de la cabaña: hay flores curiosas, aves y monos. Los bordes del cráter te ofrecen una vista infinita de Kenia, y no escucharás nada más que el silbido del viento, jugando con las ramas de los árboles. Pura tranquilidad. Volvemos a la cabaña y cenamos como reyes: sopa, pescado con verdura, fruta y café o té. Atardece muy pronto, a las 5,30 pm, y hay mucha humedad. La luz es escasa, porque la electricidad se genera con paneles solares. Pasamos la primera noche. Qué necesitas. Botas de montaña, pantalones cortos, pantalones largos, camiseta y suéter o chaqueta (por si está nublado). Crema con protección solar. Agua potable. Esterilla impermeable.
3 Mandara - Horombo (De 2.700 a 3.820 m). Una tierra sagrada
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Horombo Huts
¿Te ha gustado dormir en medio de la selva? Por ahora, despídete de ella, porque la ruta desde Mandara a Horombo -que dura entre 5 y 7 horas- empieza en una pradera. Pero pronto te encuentras de nuevo en otro camino selvático, para el que necesitarás toda la pericia adquirida el día anterior, atravesando humedales y “raíces-trampa”. En ese tramo es importante seguir cada paso del guía, pues el camino no está bien delineado y es fácil desviarse. ¡Verás qué impresión al llegar al prado y mirar de nuevo el horizonte! Probablemente nunca has tomado un “picnic” en un lugar como este. Hoy es tu día: huevos cocidos, un sándwich y una fruta. Para llegar a Horombo, también hay que ascender barrancos y pasar junto a precipicios. Pero seguramente la vista más interesante es la de un cráter volcánico de 200 metros de altura, llamado Kifinika. Es una tierra sagrada para los lugareños. Entenderás por qué, sobre todo si el día es claro y puedes divisar los fantásticos lagos que beben del deshielo del Kilimanjaro. En la cabaña de Horombo, te esperan con una bebida (té o café) para reponer fuerzas. Por su situación –junto a un arroyo, en una ladera de la colina–, facilita cortos paseos por el valle, antes de la cena. Qué necesitas. Botas de montaña, pantalones cortos (únicamente si hace sol), pantalones de alpinista, suéter extra y/o chaqueta (si está nublado). Crema protectora y agua para beber.
4 Horombo - Kibo (De 3.820 a 4.850 m). Entre dos colinas rojas
incluye
  • Desayuno.Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Kibo
Tras el desayuno, coges la mochila de nuevo, listo para unas 6 horas de camino. Hay un elemento muy especial en este día: la cantimplora. No te imagines atravesando el desierto como un personaje de película. Por suerte, las nubes te acompañarán probablemente a lo largo del ascenso. Vas a cruzar dos o tres arroyos. El último de ellos es también el último punto de agua. Verás a alpinistas, guías y porteadores llenando sus botellas de agua. El camino, seco y polvoriento, está flanqueado por flores permanentes, arbustos y pequeños grupos de senecios. ¿Has divisado un pájaro? Puedes estar seguro de que es la “Alpine Chat”, la única que se atreve con esta zona. Más adelante, en la llanura, sobrevuelan cuervos de cuello blanco. La ruta pasa entre dos colinas rojas que tienen un particular interés geológico. Enseguida comprendes por qué le dieron ese nombre a Kibo (“manchado”), pues una roca oscura sobresale entre las nieves perpetuas. Desde este punto empiezas a ver la cabaña de Kibo. Llegamos. Una buena sopita, y a dormir temprano, muy temprano. Ya solo quedan 300 m de subida hasta la cima más alta del continente africano. Qué necesitas. Ropa de lluvia. Pantalones largos, con suéter de abrigo o chaquetas durante el camino y ropa de alta montaña durante la noche. La temperatura ronda los 9 grados centígrados y puede bajar hasta 0 grados durante la noche. A la llegada a la cabaña, se recomienda permanecer en ella (en los sacos de dormir) hasta la hora del café/te pues hace mucho frió fuera.
5 Kibo – Pico Uhuru (5.895 m) – Kibo – Horombo. La ansiada subida final
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Horombo Huts
Etapa 1. Subida al punto Gilman's (5.680 m) Los guías nos despiertan hacia la medianoche. En medio de esa sensación de “irrealidad”, recogemos los sacos, tomamos un café y nos ponemos la ropa de abrigo. Empezamos la marcha. Delante de nosotros, a lo lejos, una hilera de luces serpentea, ascendiendo lentamente la montaña. Son las linternas de otro grupo de alpinistas; si ellos pueden, ¡tú también! Pero con calma. Hay una frase que jamás oirás en el Kilimanjaro: “demasiado despacio”. A esas alturas, la falta de oxígeno juega en contra, de modo que a nadie se le ocurre ir con prisas. El punto Gilman está a 5.680 m sobre el nivel del mar. Su cara este es como una losa de roca; alrededor de ella, descansan unos impresionantes acantilados. Quizás nunca habías estado a tantos grados bajo cero (puede llegar a -30°C). Quizás nunca en tu vida habías mirado y admirado tanto la luna. Etapa 2. Subida al punto Uhuru (5.895 m) Ya solo quedan unos 200 m para la ansiada cima, con la que has soñado, tanto de noche como despierto. Para llegar a él, tenemos que bordear un cráter pedregoso, templado por los primeros rayos de sol. Ahora vas a entender por qué se tardan dos horas en recorrer dos kilómetros: te pesan las piernas, hay poco oxígeno y hace mucho frío. Además –mete en la mochila un poco de buen humor para esos momentos–, el suelo está cubierto de una especie de gravilla muy fina que a veces te lleva a deslizarte. La experiencia se parece a intentar subir una escalera mecánica en dirección contraria. Pero concéntrate en las vistas tan increíbles: un paisaje “lunar”, glaciares imponentes y, en un horizonte sin límites, la planicie africana… ¡Has llegado! ¡Lo has conseguido! Tienes que hacer cola para la foto, pero vale la pena. A menos que tengas ese testimonio, no te creerás que realmente, verdaderamente, subiste al punto más alto de toda África. Etapa 3: Descenso a la cabaña Kibo En tres horas vas a descender casi 1.000 m, entre llamativas formaciones rocosas de lava volcánica cristalizada. Nada más llegar a la cabaña Kibo, nos dan una comida ligera y, después de descansar un poco, seguimos el descenso hacia la cabaña Horombo. Son, aproximadamente, las 10.30 am. Etapa 4: Descenso a la cabaña Horombo ¡En marcha otra vez! Pero antes de salir, un consejo: rellena tu botella de agua de repuesto, porque te va a hacer falta. También un sombrero, porque el sol puede ser muy intenso y no te deja ver. Lo primero que pisamos es una llanura, de la que parte el camino principal hacia la cabaña Horombo. No te olvides de mirar a la montaña, que ahora dejas a tus espaldas. Todo lo que no viste durante la subida puedes contemplarlo ahora. El almuerzo te espera en la cabaña de Horombo, donde pasaremos la noche.
6 Descenso al hotel base. Regreso a la civilización
incluye
  • Desayuno. Comida. Cena.
Ciudades visitadas
  • Moshi
Hoy recorremos 18 km hasta Marangu Gate, en un descenso de 1.890 m. ¡Qué sensación, caminar sobre las nubes! A los 3.000 m, el clima se vuelve húmedo. Esquivar las raíces de los árboles es una aventura, pero ya tienes la experiencia de la subida. Comemos en la cabaña de Mandara y después seguimos atravesando la selva tropical. Conforme se desciende, el camino es más seco y más fácil. Llegaremos a Marangu sobre las 14.00 hrs. Con el certificado en mano y llenos de satisfacción, nos trasladamos en autobús al hotel base. Además, tenemos toda la tarde libre, para descansar e intercambiar experiencias con otros aventureros. Cena y alojamiento en Park View Inn, ¡que te va a parecer un lujo después de lo que has vivido! Qué necesitas. Ropa de abrigo por la mañana (la temperatura puede estar a cerca de los 7 grados centígrados) y ropa ligera para el final. Recomendamos que lleves un pantalón corto bajo los pantalones. Los porteadores esta listos para recoger las bolsas de la cabaña Mandara y la ropa que te vayas quitando.
7 Moshi o Marangu - Arusha - España. Hasta siempre, Kilimanjaro.
incluye
  • Desayuno.
Ciudades visitadas
  • Arusha
El viaje ha llegado a su fin. Desayunamos en el hotel y nos preparamos para salir hacia Arusha donde se ubica el aeropuerto internacional y tomamos el vuelo de regreso a nuestra ciudad de origen. Hasta siempre, Kilimanjaro.

Guía de la ascensión

Tanzania: Ascensión al Kilimanjaro: Ruta Marangu

Duración Duración
7 días
Tipo de circuito Tipo de circuito
Gran Viaje
Aventura en la cima de África
Viajar al monte Kilimanjaro y coronar el pico más alto de África es una experiencia irrepetible: para apasionados de la montaña, aventureros y adictos al deporte, pero también, simplemente, para deportistas ajenos al alpinismo que presumen de buena condición física.
Conoce las claves para coronar con éxito la cima del Kilimanjaro

Un cinco mil con ansias de seis mil, al que tener respeto, pero no miedo. Llegar a la cumbre es razonablemente accesible siguiendo unas pautas de entrenamiento previo y aclimatación, por lo que se ha convertido en un imán que atrae hasta Tanzania a excursionistas y montañeros de todo el mundo. Este accidente geográfico, mitad montaña mitad volcán, cuenta con dos imponentes picos, Kibo y Mawenzi, cubiertos por nieve; un manto blanco perenne que paulatinamente pierde presencia, aseguran los locales.

Para enfrentarse al ascenso, hay que valorar la condición física de los aventureros, porque determinará la elección de la ruta final Así, los picos Uhuru y Gillman son dos buenas opciones para la mayoría de los deportistas. Mawenzi, sin embargo, está reservado por los alpinistas más pro.

Actitud positiva, preparación previa y ganas de conectar con la naturaleza son los ingredientes básicos para completar con éxito esta misión. Pero, si necesitas más información, sigue leyendo:

Consejos prácticos para ascender al Kilimanjaro

Emociones nuevas en tu viaje

Indispensables para tu viaje
DOCUMENTACIÓN NECESARIA
Para entrar a Tanzania necesitas tener un pasaporte válido por al menos los siguientes 6 meses y un visado de turista. Si eres de un país europeo, excepto de Malta o Chipre, deberás sacarte un visado de turista.
Moneda
La moneda oficial en Tanzania es el Chelín Tanzano (TSH). Debido a los niveles de pobreza en estos países, el turismo es un gran generador de riqueza para el país, pero atención, si vas a comprar en tiendas locales es normal que se requiera regatear para conseguir un precio que se aproxime al precio justo. Las propinas varían por servicios. En los restaurantes no es obligatoria la propina, pero sí está bien vista. Puede llegar a ser que en los restaurantes de lujo te incluyan la propina dentro de la cuenta. En los safaris y los treking guiados es común dar propina a los guías, portadores y equipo. En cuanto a los taxistas, no es común dar propina, a no ser que sea un taxi de largo recorrido.
Tarjetas de crédito
La mejor forma de acceder a tu dinero es a través de los cajeros automáticos utilizando una tarjeta Visa o MasterCard. Intenta siempre tener algo de efectivo para pagar alojamientos y servicios, ya que no siempre disponen de medios para cobrar con tarjeta de crédito o débito.
Divisas
Tanto los dólares americanos como los euros son las mejores monedas para viajar. Lleva siempre contigo unos pocos euros en la reserva en una mezcla de billetes pequeños y grandes, ya que los grandes son por los que mejor cambio te darán.
Salud
Tanto que tengas actualizadas todas las vacunas que te corresponden y tomes las medidas de precaución adecuadas, no deberías tener mayor problema viajando a Tanzania (por favor, consulta la página de asuntos exteriores para ver la lista de vacunas que corresponden). A pesar de que en Tanzania existen amplia variedad de enfermedades tropicales, las más comunes son la diarrea y catarros ocasionados por el cambio de clima y los hábitos alimenticios. La única excepción a la que tendrás que prestar especial atención es el caso de la Malaria debido a su riesgo potencial a lo largo y ancho de todo el país. Otro riesgo común al que tendrás que prestar atención es a los accidentes de tráfico, por lo que te recomendamos no viajar al anochecer y utilizar siempre autobuses o transporte privado para minimizar los riesgos. Recomendamos a todos los viajeros llevar un pequeño botiquín de primeros auxilios para evitar contratiempos en caso de necesitarlos.
Información general
Idioma
El swahili es la lengua oficial de Tanzania, sin embargo, debido a la influencia británica en el territorio de África Oriental, el inglés es una lengua de uso común, por lo que no tendrás mucho problema a la hora de comunicarte con la población local.
Corriente eléctrica
En Tanzania el voltaje utilizado es 230V con una frecuencia de 50hz. Allí utilizan clavijas del tipo G y D, por lo que necesitarás un adaptador válido en Reino Unido, aunque, afortunadamente no necesitarás un conversor debido a un voltaje similar entre España y Tanzania.
WIFI
En las grandes ciudades es muy común que encuentres WIFI para conectar con familiares y amigos, sin embargo, una vez adentrado dentro de un safari, la aventura comienza. Pon el teléfono en modo avión y disfruta de las mejores fotos que ofrecen los espectaculares atardeceres en Tanzania, ya que el acceso a internet es muy limitado, casi inexistente.
Hora local
Tanzania se encuentra en el huso horario GMT +3, lo que significa que, a la hora de comunicarte con tu familia y amigos desde Tanzania tendrás que contar que en España será una hora menos que en Tanzania.
Clima

Tanzania es de clima tropical por lo que hay que tener en cuenta las épocas de lluvias a la hora de planificar tu viaje al África Oriental. Existen ligeras diferencias entre Tanzania septentrional y meridional, pero por lo general todo se considera clima Tropical. Salvando las diferencias entre interior y costa.

La temporada lluviosa o comúnmente llamada en swahili “masika”, lluvias largas, suele comenzar en marzo y acabar a principios de junio. Durante esta temporada los caminos suelen estar embarrados y es más difícil divisar fauna salvaje al aire libre por lo que hay mayor disponibilidad en alojamientos y safaris. Además, existe otra temporada lluviosa, llamada “vuli”, o lluvias cortas, que corresponde a los meses de octubre a diciembre. Esta época coincide con temporada media y puede ser un buen momento para ir a la zona Norte de Tanzania.

La temporada alta suele coincidir con la estación seca que dura desde junio a septiembre cuando el clima es un poco más templado y seco, en la que los hoteles están llenos y los precios son algo elevados. Además, debido al clima, es más sencillo avistar animales salvajes junto a los laguillos que se forman en la sabana. La otra temporada seca es de diciembre a febrero y es cuando el clima es más caluroso, soleado y seco. ¡El mejor momento para una aventura de safari que nunca se te olvidará!

Seguros

En cuanto a los seguros de viaje, te recomendamos mirar si tu seguro pagará directamente a los servicios médicos o si tendrás que pagar tú y luego te reembolsarán el dinero. Esta información es importante ya que deberás disponer de efectivo suficiente, ya que la mayoría de profesionales de la salud en Tanzania esperan que el pago se realice en efectivo en el momento de la intervención.

Asegúrate también de que tu seguro cubrirá cualquier transporte de emergencia que se necesite, tanto hasta la capital más cercana posible o, preferiblemente, un transporte de vuelta a tu país con tratamientos médicos incluidos.

Información sobre el mal de altura
Sin intención de proporcionar una explicación médica exhaustiva, a continuación, te contamos algunos de los síntomas más habituales relacionados con el mal de altura, producido por la disminución de la presión atmosférica y el oxígeno.

Habitualmente, pasadas 48 horas estos síntomas desaparecen, pero hay que prestar atención y comunicarlo, inmediatamente, al responsable del grupo para evaluar cada situación.

Los síntomas más comunes son dolores de cabeza, mareos, náuseas, pérdida de apetito, temblores y suave hinchazón en la cara, tobillos o dedos. En casos graves, puede llegar a producirse un edema cerebral, vinculado con dolores de cabeza severos e, incluso, coma; o edema pulmonar, caracterizado por la tos. Estos últimos casos graves requieren el descenso inmediato.

Las claves para la aclimatación y coronar la cima con éxito.

1. Grandes dosis de hidratación. Recomendamos beber 4 o 5 litros diarios para mejorar la circulación y las funciones corporales; sobre todo agua, pero también es bueno beber otros líquidos, como los caldos, sopas y tés, que están disponibles en los menús en ruta. ¡Bebe todo lo que puedas durante el día!

2. Despacito. Mientras el cuerpo se adapta a la nueva cantidad de oxígeno, es muy importante dar poca tensión al cuerpo. Salvo que sea totalmente imposible por el nivel de la pendiente, intenta que tu respiración sea la misma que paseando por tu ciudad.

3. ¡Entrena tu cuerpo! Si tienes la oportunidad, aprovecha para realizar excursiones que impliquen ascensos significativos y descender para dormir a menor altura. Así podrás entrenar tu cuerpo y conocer tus límites. Normalmente, las personas que viven en el nivel del mar pueden empezar a experimentar ligeros síntomas a partir de los 2500 metros de altura.
right2
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Pulsando Acepto consideramos que aceptas su uso.